1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº21 >
  4. Eiko Ishioka, diseñadora multidisciplinaria

Eiko Ishioka, diseñadora multidisciplinaria

Martínez, Paula

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº21

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº21

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la imagen. Edición IV. Trabajos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación

Año V, Vol. 21, Mayo 2009, Buenos Aires, Argentina | 157 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

“Cuando comienzo el proceso de diseño, mi primera tarea es enfrentarme a una hoja de papel en blanco y dejar que mi mente vague por lo que quiero expresar”

Tan sin restricciones es el espíritu creador de Eiko Ishioka que logra un estado profundo y personal al que solo deja entrar esa idea iniciadora, a partir de ahí, su intuición la guía, las justificaciones son accesorias.

El material investigado, leído, escuchado, analizado, todo lo previamente desmenuzado era solo una pequeña señal del camino a seguir.

En el mundo actual sufrimos cambios masivos inmediatos, que influidos por la invasión de información no dan tiempo a reacción. Esta situación, permite sentirnos en duda en muchos aspectos de las posibilidades humanas de creación, incertidumbres sobre posibles nuevos rumbos o vertientes de las artes.

El trabajo de esta diseñadora es la prueba concreta de que no existen los límites en el diseño, su obra es única y cautivadora cada vez que es esbozada. Eiko Ishioka es una clara muestra de cómo puede un artista desarrollar las ideas valiéndose de cualquier elemento, en cuanto a construcción e inspiración.

Convocada en 1985 por el director estadounidense Paul Schrader1, quien le propone una experimentación visual para Mishima: A Life in Four Chapters, claramente se le planten dos grandes desafíos: por un lado su falta de experiencia en el ámbito cinematográfico, y por otro, el hecho de que una producción occidental eligiera a una mujer, nueva en el medio, esto exacerbaría el machismo del mundo del cine japonés.

Ambos desafíos los resuelve con coraje, tomando gran responsabilidad dentro de la realización de la película, teniendo que enfrentarse diariamente al acoso y resentimiento de algunos compatriotas lo que hizo su tarea ardua. Esta actitud habla de una artista reflexiva de su entorno.

Eiko se compromete desde el comienzo del proyecto, y tiene la posibilidad de mostrarse como diseñadora de producción, haciéndose cargo de escenografía y vestuario.

Crea tres etapas de un decorado dentro de otro decorado, al estilo del teatro, para tres de las novelas del autor a través de las cuales se lee su vida. En una de ellas, Kyoko´s House, la versión japonesa kitsch de la cultura estadounidense de la década de 1950, se le pide un decorado claramente de mal gusto, aquí vemos de nuevo su talento y desafío, ya su obra es observada como refinada y ecuánime.

Produce así un quiebre en la composición visual, la morfología, la iluminación y paleta de color. Y logra como resultado un innovador y comentado diseño.

En otro de los fragmentos de la película se basa en la imaginería japonesa tradicional para diseñar el kendo dojo (salón de lucha de espadas), aquí no duda en ser oscura, simétrica y minimalista dejando en claro el peso de ancestrales siglos de historia, manifestando el drama que vive su protagonista, con pocos elementos cuidados y poco convencionales. Por su trabajo en Mishima se le otorga el Premio Especial del Festival de Cannes, lo que permite analizar que su labor en la película fue esencial, tanto, que resalta ante el mundo oriental y occidental su carácter de combinar disciplinas creativamente para una producción y estética especificas desde una mirada sin límites terrenales o tal vez con fe creadora en ese carácter tan especial y tan actual.

Para Eiko Ishioka es peligroso ser categorizada como diseñadora de vestuario, manifiesta su talento en cada proyecto que se le presenta, si bien se cultiva de los fundamentos y teoría del diseño en la universidad, su capacidad de percepción es lo que la hace tener una visión de perspicacia sobre lo que la rodea. Es audaz, y también es cuidada, puede inspirarse en tanto en un hecho urbano corriente como en un sentimiento sutil que brinde la naturaleza. Así también con los materiales que elige utilizar, se vale de lo que le pide el terreno. Su conocimiento sobre materiales y objetos le dan esa autonomía de movimiento sin barreras, Eiko tuvo la oportunidad de trabajar con personas de distintos medios, lo cual con los años conforma experiencia en su carrera. Si nos preguntamos que es la experiencia, generalmente, pensamos en un conocimiento proporcionado por la práctica de una actividad, para la artista también es un conocimiento pero de un aspecto particular de la vida comprendido gracias al proyecto y el trabajo en equipo, su energía independiente la lleva a preguntarse porque debería realizar o vivir esa experiencia, se indomable espíritu creador es como un puzzle, las piezas tienen un orden propio con justificación única y clara que reside en su ser. Eiko Ishioka demuestra en su llamativa obra, su teoría de la autodisciplina como lo más importante en un creador “Los artesanos y yo trabajamos juntos para encontrar nuevas vías y nuevos métodos, y a menudo descubrimos nuevas técnicas en el proceso, lo que es siempre muy emocionante. Un creador que no desarrolle la autodisciplina no realizará una obra interesante e innovadora durante mucho tiempo” esta afirmación habla de alguien para quien los métodos tradicionales son solo un recurso a transformar, una herramienta a combinar con otros elementos, su intensa idea de lo individualizado que debe ser cada compromiso, cada trabajo o momento de diseñar refleja justamente esa autodisciplina, que se hace cada vez mas fuerte en un creador que la alimente. Y esa conducta natural que manifiesta nos comprueba realmente como es inagotable la fuerza creadora e inspiradora de un artista. Eiko nos habla desde su estilo, el cual requiere una gran exigencia que la hace más valiente, ya que la convocan, en general, para que su participación sea la que da una imagen atrevida, poco convencional y muy expuesta.

Es alguien que necesita compartir sus universos e ideas, en 1983, dos años antes de su primer labor en cine, decide publicar Eiko by Eiko (Chronicle Books, reeditado en 1990). Licenciada en Bellas Artes y Música por la Universidad de Tokio, su ciudad natal y, como mencione anteriormente, habiendo explorado distintas áreas de trabajo, reúne material y lo plasma en este interesante libro, con gran prestigio internacional y adentrándose al mundo a través de este medio, podemos disfrutar de sus combinables facetas como diseñadora gráfica, directora de arte, decoradora y así como también de directora de anuncios de TV. Lo que muestra su espíritu inquieto, curioso, observador, trabajador y su gran apertura mental, ya que no la inquieta el hecho de moverse en campos que podrían definirse habitualmente como opuestos, como podrían ser la publicidad masiva y la escenografía o vestuario teatrales, sino que es lo que la hace reinventar sus pensamientos. En sus comienzos, su libertad de expresión la puede plasmar siendo directora de campañas corporativas y diseñando carteles publicitarios logrando las más amplias metas que se propone.

El sentimiento de Eiko Ishioka de incentivar y compartir las ideas que surgen para concluir en otras nuevas y mejores lo va forjando a través de su vida. Su manera de trabajo es dignamente el hecho de que todo esta al alcance de la mano, algo así como una libertad de estímulo artístico que pide estar al descubierto para poder realizarse, esta pasión esta comprobada por la relación que lleva durante años con algunos de sus colegas y con los cuales comparte un sentido de la intuición. Con su amigo el diseñador de moda japonés Issey Miyake siempre se han influido creativamente, lo cual fue un gran aporte mutuo. Ambos a lo largo de sus carreras introducen nuevas técnicas. La conocida como "escultura del cuerpo" de Miyake de ligeros tejidos o el concepto "A-POC" ("A piece of Cloth") con el que incentiva al cliente a decidir el diseño final de la prenda en cuanto a forma de cuellos o largos de mangas mediante tijeras. Estas características se relacionan análogamente con las de Eiko, los dos se manejan para diseñar desde el objetivo final especifico, los medios es su diversión a crear, su arte. El entusiasmo de Miyake creando morfologías y diseños textiles propios o invitando a las mujeres de cierta cultura a incursionar en prendas de otras muy distintas son los puntos que encuentran en común estos dos seres. La idea de que lo establecido no es lo único con lo que cuenta un artista. Sus trabajos se influencian y son considerados de más prestigiosos del mundo, cuanto más comparten lo aprendido y experimentado con los pares más son las posibilidades de objetivos logrados. Eiko ishioka ha producido, dirigido y diseñado, en Tokio, dos grandes exposiciones de la controversial artista alemana Leni Riefenstahl, quien se inicia como bailarina, recorre disciplinas y triunfa como actriz y directora de cine en los años 20s y 30s, y finalmente conquistando la fotografía y a quien frecuenta hace más de 25 años. Los hechos que trata en su filmografía ciertamente influencian a Eiko, son el punto de vista distinto que conoce en su momento, alguien como Leni quien deslumbrada por obras cinematográficas como El Acorazado Potemkin tiene impulsos creativos y decide continuar produciendo, en un momento de la historia de cine, en el cual las mujeres que se dedicaban a el eran pocas, naturalmente también conmociona el espíritu de Eiko, se ve reflejada. Lo que ambas tienen en común es ese pasional sentido de la creación por sobre todo comprometido, el hecho que Leni eligiera escenarios de rodaje peligrosos como montañas nevadas o zonas subacuáticas u otras características como hacerse cargo manualmente del montaje de sus filmes, son lo que anteriormente Eiko Ishioka define como autodisciplina, ya que en si misma encuentra a cada momento que camino seguir, es como si la obra las llevara hacia allí. Eiko nacida en 1939, se nutre de la filmografía de la época en su juventud, al ser testigo de todo que se estaba gestando se siente atraída por todo lo que pudiera expresarse.

De alguna manera queda impactada por como la 2da guerra mundial destruye la cinematografía, así como por los nuevos movimientos que surgen como el neorrealismo italiano por 1945 o la Nouvelle Vague, tendencias que rompen con lo establecido y le demuestran que para afrontar un proyecto sea lo que sea que intente comunicar o compartir no hay nada determinado para lograrlo. También queda estremecida por la fotografía de Irving Penn, su amistad y su personalidad son inspiradoras para ella, este fotógrafo de estudio, quien a partir de la 2da guerra mundial se dedica a portadas de Vogue en New York la inspira, por la simpleza de su práctica, glamour y expresión, combinados excelentemente por Penn. Eiko es alguien que aprecia una obra y al observarla la investiga, la siente y de allí deviene esa inspiración o sentimiento nuevo que puede brindarle, se cultiva de lo que admira, conocer al artista la hace comprender más la obra.

Con sus primeros trabajos, llama la atención de vanguardistas directores de teatro y coreógrafos japoneses y comienza su incursión en el vestuario con la producción para un espectáculo basado en La Historia del Soldado, de Stravinsky, ya en sus comienzos los grandes compromisos no la asustan, más adelante realiza la escenografía y vestuario de Hamlet de Shakespeare.

Ishioka siente esta relación con el vestuario, como un pilar más de su ritmo de trabajo, con el tiempo esta área llegarían a ser de sus principales intereses profesionales. Este dato da cuenta de su capacidad para irrumpir en lo actual, sus maneras de adaptación natas y su facilidad de vivir el presente sin caer en el atropello del flamantemente naciente artista, ella solo aplica todas sus aptitudes, instrumentos, inspiraciones y visiones, lo que la hace adquirir más conocimientos con la práctica.

En 1986 sorprende con la gráfica de álbum Tutu del trompetista norteamericano Miles Davis, actitud de desenvolvimiento mágico en la mirada de Miles enamorado del camino musical que debe seguir, la siguiente nota que se impulsa desde ese punto infinito de donde viene su mirada hasta su presión segura en el instrumento. El jazz de este músico expresa su momento, no conoce los límites musicales porque se entera de la experiencia al vivirla, la diseñadora toma este sentido y se lo muestra frente a sus propios ojos. A Eiko Ishioka le otorgan un Grammy por este diseño. Cada expresión en la cara y mano del músico dan cuenta de una historia de persona de conocimiento natural y supremo, resume, en dos fotografías, la huella del músico de jazz mas influyente del siglo XX.

Deja en claro su capacidad de profundizar en barreras culturales, orientaciones sexuales, es hasta revolucionaria al año siguiente con la escenografía y vestuario de la obra dramática Madame Butterfly. Por este trabajo es candidata al Premio Tony, impacta con la visión del drama de la joven geisha japonesa, situándose en los acontecimientos, con estilo de ópera y de gran ímpetu oriental, refleja el impulso de sus acciones, las de una paciente amante sin elecciones en un mundo de hombres.

Sin dudas, esta actual creadora es un señal artística de este siglo, una demostración de que no existen las barreras ni la desilusión en el diseño, que realmente todo es posible de lograr, de diseñar. Esta idea la entiende por primera vez y recíprocamente el espectador con el vestuario de Bram Stoker´s Dracula2 de Francis Ford Coppola3, en 1992. El director le propone algo que la atrae, que se va de los límites de un diseñador que se ataja a la idea del director, la convoca ya que el vestuario seria esencial en la película, Coppola necesitaba volúmenes de tejidos de diversas texturas acordes a la era victoriana, le concede una gran libertad, exponiéndole que la escenografía y luces serían en el filme un transmisor de emociones del mundo de Drácula, el vestuario cobra protagonismo.

Un personaje, en este caso, con sus características mas fieles, la oscuridad y la pasión pero también ciertamente muy romántico y la artista que se ve inmersa en el dolor de Drácula elige cubrir su ancestral cuerpo con una delicada bata, un estilo muy oriental, voluminoso, la particularidad más emblemática son sus luminosos motivos dorados, inspirados en las pinturas eróticas del artista austríaco Gustav Klimt, comprende el sentimiento de Drácula en escena con la naturaleza sexual de este pintor, si bien su obra es modernista, contiene una carga simbólica que la plasma en una prenda, Klimt es simbolista, la continua presencia de lo femenino, representando lo enigmático, inspirado en los mosaicos bizantinos y decoración de gran brillantez de color. Eiko Ishioka toma elementos claves como la sensualidad y el erotismo artístico para representar el ánimo y situación del protagonista. Es posible percibir que la atrae este pintor concretamente porque, en su época modernista, era un incomprendido, acercaba de manera controversial a los ojos de aquel mundo, su forma de representar las ideas. Sus conocidos trabajos La alegoría de la Medicina o El encargo de la Filosofía, un triunfo de la luz del intelecto humano sobre las tinieblas, a lo que Klimt responde con la "victoria de las tinieblas sobre todo lo demás". Inclinando por su incógnita de la existencia humana en relación al comportamiento del hombre moderno. No deja espacios vacíos en sus cuadros, este recurso lo transforma Eiko en la “escenografía” con su diseño de vestuario, su estilo barroco refleja la época, transformando el simbolismo de Klimt, quien en la suya, el arte europeo de fines del siglo XIX y principios del XX, con su movimiento, proyecta regeneración del significado al arte luego del impresionismo. En un momento en el que neo-impresionistas se inclinan por otras ramas, el simbolismo se inclina por lo íntimo, la fantasía, la subjetividad remplazan la obstinada objetividad de impresionistas y neo-impresionistas. Luego da paso a un movimiento urbano y documentador del tiempo, el Art Nouveau.

El espectador queda realmente situado en la película con el diseño de armadura de Vlad el empalador, que ella misma compone con la idea de contener toda atracción visual, adornando la escena desde decorados y vestidos con imagen imponente y colores saturados, la idea del conservar el dorado en los hilos del bordado del emblema son símbolo de nobleza, pliegues y drapeados reflejan la tenue luz en contraste con un rojo sangre sobre la piel antigua y blanca del personaje. El hecho de realizar un especial diseño de aristocracia demuestra que toma el táctica más solemne y se asegura de algo único para el, una vez más, no se restringe al fantasear, una característica necesaria para alguien que se propone lo que sea.

Para Lucy vampira realiza un vestido de inspiración isabelina con el que concibe la idea del personaje que hasta se arrastra y finalmente hace alusión a un reptil depredador desplegando sorpresivamente su cuello de estructuras inquebrantables y tejidos antiguos rodeando su rostro conmocionado pero imponiéndose con la defensa de un animal, esa posesión del ser la vemos en toda la extensión de la pantalla. La mirada de amor y reencarnación que el director le da la historia, la líquida sangre deseada por el vampiro, elementos que con mucha libertad se toma Ishioka, la cual esta intrínsecamente entendida por ambos en el drama de Drácula. Por esta labor gana el Premio Oscar como mejor Diseño de Vestuario.

Se orienta comenzando el siglo XXI con una de sus obras más reformadoras, acorde al momento que vivía, siendo newyorker por más de quince años y transitando relaciones culturales de arte y creación con su personalidad ecléctica por naturaleza, The Cell4 del director hindú Tarsem Singh5 (La Celda, 2000), nuevamente es convocada en una tarea poco convencional, que requiere un submundo tenebroso y en el que Eiko Ishioka muestra al asesino serial inmerso en lo mas profundo de su mente enferma, con un omnipotente traje de rey, con recursos de drapeados dorados y su gran cuello, capa y corona con texturas y volumen de detalles de grabados e incrustaciones de brillantes. Eiko debe buscar las pautas en el sueño del criminal, de manera fantástica y casi indescifrable, manifestando la diferencia de acción que este pueda tener, tal vez un rey cortés y respetando el espacio puede transformarse en la persona más cruel, sin piedad, invadiendo todo lo que lo rodea con un majestuoso diseño desde la cadera bajando con pliegues y tablas en rojo y negro, guantes y metros de tela que despliega a sus espaldas se haciéndose cargo con su arte de casi todo el área de la pantalla “El vestuario debe servir para reforzar y animar el vocabulario visual de la película” afirma Eiko Ishioka, estimula y aviva la imaginación a partir de un guión que arroja interrogantes a cada minuto que pasa, sin tiempo para plantear racionalizaciones sino de hacer lo que se debe. A estos enigmas Eiko responde resaltándolos, haciendo hincapié en su postura posmoderna de la propuesta en su máxima expresión. Una psiquiatra que es una guerrera reina nos muestra los elementos claves, monumentalmente y de las emociones más opuestas en una realidad virtual, desde un vestido infundido por el alma de un ave con plumas blancas y cuello alto, hasta la definición de la textura sintética muscular del cuerpo humano desollado, de morfologías seguras y limpias entrando en un sueño mental.

Su labor en pantalla es una narración subconsciente. Al diseñar una joya dorada simétrica y redondeada de hilos dorados como armadura, lidia entre lo racional e irracional de manera libre, incluye un collarín sólido en rojo para la batalla. Luego de este trabajo publica Eiko on Stage (Callaway Editions, 2000) con reflexiva de sus últimas obras y cualidad expositora de sus interesantes métodos.

Ishioka toma actitudes posmodernas sin planteárselo, lo que proyecta son interrogantes, una misteriosa realidad cifrada, a ser experienciada antes que racionalizada y no operada sino que descubierta. Se vale también de la tecnología para bajar sus ideas. En Cocoon, el video musical que dirige para la cantante islandesa Björk en el 2001, crea una atmósfera en blanco y negro, un gran vacío humano, de manera lúdica, hilos de seda de animación digital en rojo brillante comienzan a relacionarse con una faceta de Björk de las más personales, de a poco, le crea su paraíso, su capullo sobre el armónico cuerpo desnudo de piel plateada por la textura digital de brillo y contraste.

Mientras los sonidos de sintetizador minimalistas acompañan una lírica sexual y dulce, en este trabajo Eiko Ishioka no deja lugar a dudas que, actualmente, un artista puede manifestarse como desee y el lugar de la interpretación concreta queda desplazado por esa conjunción de elementos entre reales, digitales, ambiente, miradas y un juego íntimo, en el que fuera de toda era de tiempo y tierra, un ser lo imagina como propio.

Tiene derecho a valerse de todas las técnicas de los tiempos y la tierra para realizar esta ilusión real de Björk distinta al mundo, fábrica de ídolos absolutos inexistentes. En la actualidad, con las más claras características del posmodernismo, no se resiste a agotar la realidad con la razón, no genera absolutismos, no hay exceso de saber de la realidad, lo que otorga es la representación visual-sensitiva del track.

Como artista y diseñadora multidisciplinaria también realiza trabajos como la obra épica Der Ring Des Nibelungen de Richard Wagner, la concepción de Pierre Audi y Eiko Ishioka no es visualmente una expresión de modas actuales, sino fundamentalmente intemporal, Eiko encara una estética participativa, gloriosa y épica capaz de dar perspectiva trascendental inexistente, algo que no es usual en un teatro colmado de gente, lo interactivo, toma el protagonismo, con solo tres funciones en Ámsterdam. Recursos como pasarelas circulares que avanzan de una punta del escenario discontinuándose entre el público y la orquesta. Los cantantes, el teatro y el vestuario están a una buscada inmediatez con el espectador, el público presencia momentos dinámicos como el maravilloso final del Ocaso en el que Brunhilda se inmola asomando su cabeza por un inmenso manto púrpura que se extiende hasta cubrir toda la escena. Eiko Ishioka con características de responsabilidad y contención con las que genera ambientes en escena la obtiene de la seguridad en si misma, así cuando encara un proyecto como la vida. Los juegos Olímpicos del 2002 le dividen más campos de diseño y crea uniformes de carreras y una línea deportiva. Su trabajo de multidisciplina se desarrolla en cadena, se relaciona uno con otro aunque sus temáticas y herramientas sean diferentes. Cuando hace su debut el mundo del circo, con el que enlaza nuevos horizontes de ideas con un hechizo a mantener en la obra Varekai de Cirque du Soleil, con copartícipes capaces construye un compartido sueño. Logra realizar vestuarios que acentúan y refuerzan el impacto visual del riesgo tomado por los artistas mientras asevera su completa seguridad. Una vez más es invitada por su aporte extraordinario a lo usual, en un universo caleidoscópico, con criaturas extrañas, haciendo tributo a un alma nómade, un espíritu circense encantado, la infinita pasión en estructuras y colores que plasma Eiko es una aventura meritoriamente mágica.

La carrera de Eiko Ishioka comienza en su juventud inclinándose por lo gráfico, influenciada por su padre, lo cual no la hizo dudar de su decisión, ella es la prueba viviente de que un diseñador de este siglo puede ser especifico en su campo, pero al estar mucho mas provisto de recursos a medida que pasa el tiempo, estos se relacionan, tanto como las vertientes del diseño y esto es lo que lo hace fuerte para accionar. La fotografía, pintura, video, escultura, teatro, el diseño industrial, gráfico y de indumentaria, todo lo que brinde un espacio sensorial y hasta la moda son instrumentos. La subjetividad que encierran muchos parámetros son posibles de usar, las asociaciones combinables de acuerdo a ciertas reglas formadas que pueden aceptarse o no. En cuanto a la moda, su idea social llega a ser mucho más efímera cuanto más avanzados sean los medios para difundirla. El criterio exterior de la moda es el de pertenecer a la sociedad y querer continuar perteneciendo a un mundo que se vanagloria de su vida cotidiana con falso contenido ideológico, de manera tirana imponiendo reacciones automáticas, el supuesto éxito, en muchos casos representado en el cine. Diferenciándose por completo la indumentaria del vestuario, en el que el artista comprende a cada uno de los personajes, si bien el lingüista suizo Saussure observa que el lenguaje humano puede estudiarse bajo dos aspectos, el aspecto de lengua y el aspecto de habla, uno social y el otro individual análogamente distinguimos a la indumentaria como realidad institucional e independiente del individuo y por otro lado el vestuario como realidad individual, un suceso personal6. Si me tomo la libertad de observar esta analogía es porque es la que me da la seguridad de una hipótesis clara. Si diseñar es comunicar, escuchar, analizar al individuo o objeto, responder, y de hecho mutuamente, entonces creando y manifestándonos artísticamente las fuentes son inagotables mientras estemos vivos, ya que el individuo se comunica desde que se levanta por la mañana hasta que hasta haciendo dos cosas a la vez, la realidad del individuo alienado por los medios confirma más aun esto ya que las nuevas ramas de las artes se distinguen como los enlaces entre las mismas, esto es justamente lo interminable y lo que artistas como Eiko Ishioka viven demostrándolo. El no plantearse algo imposible es la prueba. Ishioka no se priva de que sea único, transitorio y personalizado cada trabajo, se influye por el dadaísmo y surrealismo en sus diseños, juega con morfologías, diamantes o variaciones de grises, influida por obras como Mujer en Esclavitud (1928), Manos Pintadas (1935) y El Violín de Ingres (1924) del artista norteamericano Man Ray, también con obras como Cara de Mae West pudiendo ser utilizada como apartamento (1934-1935) y Día y noche del cuerpo (1936) de Dalí dan cuenta de lo influenciada que está por estos movimientos, su capacidad de trasladarse de sentido.

Eiko Ishioka es parte del género en que se va a contar una historia, desempeña parte integral de proyectos, hechos creativos de equipo, realiza un arte de representación aunque tenga un director recibe gran autonomía creativa y estimulo artístico. Es claro que la artista toma todo lo investigado y crea su propia composición con los elementos necesarios, siempre en principio teniendo claro hacia donde quiere ir. Defino a cada una de sus obras como una experiencia artística única e irremplazable, ya que con su estilo de trabajo Eiko Ishioka es la señal vanguardista de que las posibilidades del arte y del diseño son eternos, siempre hay algo nuevo por crear, por investigar, para implementar. “El diseño es una frontera sin límites y me considero muy afortunada por seguir siendo capaz de explorar su magia infinita”. (E.I)

Notas

1 Paul Schrader (1946, EEUU) director de cine: The Yakuza (1974) Taxi Driver (1976) Obsession (1976) Rolling Thunder (1977) Blue Collar (1978) Hardcore (1979) Old Boyfriends (1979) American Gigolo (1980) Raging Bull (1980) Cat People (1982) Mishima: A Life in Four Chapters (1985) The Mosquito Coast (1986) Light of Day (1987) The Last Temptation of Christ (1988) Light Sleeper (1992) City Hall (1996) Touch (1997) Affliction (1997) Forever Mine (1999) Bringing Out the Dead (1999) The Walker (2007) 2 Bram´s Stoker Dracula: En esta versión del año 1992 el director se basa en la clásica novela. El joven abogado Jonathan Harker es asignado a un sombrío pueblo de Europa de Este. Es capturado y prisionero por Drácula, el vampiro en vida quien inspirado por la foto de su prometida viaja a Londres a buscar a Mina, donde seduce con terror, comenzando haciendo su víctima a la mejor amiga de esta.

3 Francis Ford Coppola (EEUU, 1939) director de cine: Nebo zovyot (1960) The Bellboy and the Playgirls (1962) Tonight for Sure (1962) The Terror (1963) Dementia 13 (1963) You're a Big Boy Now (1966) Finian's Rainbow (1968) The Rain People (1969) The Godfather (1972) The Conversation (1974) The Godfather: Part II (1974) "The Godfather: A Novel for Television" (1977) Apocalypse Now (1979) One from the Heart (1982) The Outsiders (1983) Rumble Fish (1983) The Cotton Club (1984) Captain EO (1986) Peggy Sue Got Married (1986) Rip Van Winkle (1987) Gardens of Stone (1987) Tucker: The Man and His Dream (1988) New York Stories (1989) The Godfather: Part III (1990) Dracula (1992) Jack (1996) The Rainmaker (1997) Supernova (2000/I) Youth Without Youth (2007) 4 The Cell: La protagonista es una psicoterapeuta que es parte de un revolucionario tratamiento que permite literalmente penetrar en las mentes de los pacientes. Su gran experiencia en esto se ve confundida cuando el FBI le ingresar en la mente de un asesino serial en coma.

5 Tarsem Singh (India, 1961) R.E.M.: This Film Is On (1991) The Cell (2000) The Best of R.E.M.: In View (1988-2003) (video "Losing My Religion") The Fall (2006) 6 “Indumentaria y vestuario forman un todo genérico, al que en adelante proponemos que se reserve el nombre de vestido (es el lenguaje de Saussure)” Roland Barthes, El sistema de la moda. Ed Piados, 2005

Bibliografía

Nadolman Landis Deborah (2003). Diseñadores de Vestuario. Ed. Océano. Singapur.

Díaz Esther (1999). Posmodernidad. Ed. Biblos. Buenos Aires.

Croci Paula, Vitale Alejandra, (2000) comp. Los cuerpos dóciles. La Marca Editora, Buenos Aires, Barthes Roland (2005). El sistema de la moda y otros escritos. Ed. Piadós.

Recursos electrónicos

http://en.wikipedia.org/wiki/Eiko_Ishioka http://www.leni-riefenstahl.de/eng/bio.html http://www.isseymiyake.co.jp/ http://www.vogue.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle_quien/idnoticia.70/relcategoria.1006/chk.8375df010273dafa78baedeba7bb9655.html http://findarticles.com/p/articles/mi_qa3992/is_200011/ai_n8916895/pg_2?tag=artBody;col1 http://www.arteespana.com/gustavklimt.htm http://unit.bjork.com/specials/cocoon/ http://query.nytimes.com/gst/fullpage.html?res=940DEFDE143EF932A15750C0A96E948260&sec=&spon=&pagewanted=2 http://www.artehistoria.jcyl.es/genios/escuelas/70.htm http://www.mundoclasico.com/critica/vercritica.aspx?id=64165edd-671f-4bab-ac01-542cbe717be6 http://www.freewebs.com/lordsteinman/booh.htm http://www.cirquedusoleil.com/CirqueDuSoleil/en/showstickets/varekai/about/ishioka.htm http://www.imdb.com/title/tt0089603/


Eiko Ishioka, diseñadora multidisciplinaria fue publicado de la página 87 a página91 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº21

ver detalle e índice del libro