1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº39 >
  4. Expresionismo alemán en las películas de Walt Disney

Expresionismo alemán en las películas de Walt Disney

Di Ciocchis, Luis Alejandro

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº39

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº39

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición VIII Trabajos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación

Año VII, Vol. 39, Junio 2011, Buenos Aires, Argentina | 130 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Desarrollo

El expresionismo alemán es un movimiento que surge a principios del siglo XX de la mano de directores como Wegener, Wiene y Lang.

Esta vanguardia alcanzó a tocar a casi todas las artes tales como la plástica, la literatura, la música, el teatro y el cine.

Este último será el analizado en este trabajo.

Algunas de las principales temáticas del expresionismo alemán fueron lo sobrenatural, lo fantástico, lo desconocido y, sobre todo, lo siniestro. Con respecto a los orígenes del cine alemán y las temáticas del expresionismo, Gutiérrez Espada sostiene:

El movimiento que dio verdadera originalidad y naturaleza propia al cine alemán fue el Expresionismo (…) trata de profundizar en la verdadera esencia de las cosas, ver lo que hay tras su apariencia externa (…) distorsión y deformación de la realidad exterior (…) motivaciones internas.

El expresionismo intenta, pues, expresar un universo interior, desconocido, profundo e inquietante, según las formas, también inquietantes, que se incorporan al mundo real y asumen una función simbólica.

(…) con los problemas del «yo» y del inconsciente humano, y en la utilización plástica de los decorados, que con sus líneas que se cruzan en equilibrio inestable, los fuertes contrastes de luces y sombras y la estilización de sus formas se convierten en la traducción simbólica del estado mental de los personajes. (Gutiérrez Espada, 1989, pág. 254)

Con respecto a las características estéticas, las más resaltadas son el uso de la luz (fuertes contrastes de luz y sombra, con figuras desproporcionadas e iluminación repentina de objetos, entre otros), los decorados (falsas perspectivas, deformaciones, asimetría), rechazo a la filmación en exteriores, ambientaciones en tiempos pasados, encuadre casi teatral, y por último actuaciones extremas y poco realistas.

En cuanto a esto, Lotte H. Eisner rescata las palabras de Kasimir Edschmid:

(…) el expresionismo refleja «los equívocos tornasolados de la naturaleza. Se persigue la expresión oculta tras el objeto». El efecto expresionista es asimismo el resultado de la iluminación: choques violentos de luz y sombra, cascadas luminosas que invaden la pantalla. Ya que, como dice uno de los decoradores, el cine expresionista tiene que ser grafismo viviente. (Eisner, 1989, pág. 108-109)

Mucho tiempo después de la aparición del expresionismo alemán, a fines de los 40, Walt Disney estrena su film Fantasía (fines de los ’40). Son claras las huellas expresionistas en las películas de Disney. Los antagonistas de dichos films siempre se presentan de un modo expresionista (contrastes luz - sombra, grandes perspectivas, etc.).

No sería correcto hablar de Fantasía como un film expresionista, pero de lo que no caben dudas es que presenta gran cantidad de recursos que marcan la relación con la vanguardia alemana. Lotte H. Eisner escribe al respecto de los films expresionistas: “para los expresionistas todos los elementos y los objetos adquirían vida de una forma antropomórfica, la luz se convierte en una especia de estridente alarido de angustia desgarrado por las sombras, como ávidas bocas” (Eisner, 1989, pág. 108-109).

El mejor ejemplo para explicar el significado de este párrafo y la relación de la vanguardia con las películas de Disney es la secuencia de Fantasía donde Mickey pelea contra escobas y baldes que “adquieren vida”, tal como escribe Eisner.

Admiremos además las sombras en la escalera que suben sin mostrar un final, sin develar al espectador hacia dónde llegan y el contraste que realiza esa sombra con los protagonistas.

Así también se puede observar los gestos exagerados de los personajes (típico del expresionismo alemán).

Tomemos por ejemplo un plano de El gólem (1920, Carl Boese y Paul Wegener) donde se muestra el personaje en un primer plano con los juegos de luces y sombras. (Ver Imagen 1) Al igual que en Fantasía, los gestos del personaje son exagerados.

Se puede ver un claro contraste entre luz y sombra y además se notan las imperfecciones del decorado detrás del protagonista. (Ver Imagen 2) Continuando con los ejemplos, tomamos un fotograma de Blancanieves (1937) y vemos al personaje malo del film preparando una pócima (obviamente negra, como parte de su atuendo) y detrás de ella podemos observar luces artificiales que apenas iluminan el lugar La deformación de los decorados era otra de las principales características del expresionismo alemán y es otra huella que encontramos en las películas de Disney. En este fotograma se puede observar, delante y detrás del personaje, decorados amorfos que reflejan el interior y los pensamientos de la misma.

A continuación tomaremos tres fotogramas de otro film expresionista por excelencia: El gabinete del Dr. Caligari (1920 por Robert Wiene).

En el fotograma N°1 (Ver Imagen 3) podemos notar las expresiones exageradas de las que se hablaba previamente, así como también un juego de luz que enfoca únicamente la cara del personaje, dejando de lado todo lo demás. Además, otra típica marca del expresionismo es la entrada y salida de plano con el cierre y la apertura del iris. En este fotograma también se aprecia eso, una característica que no iba a dejar pasar Disney a la hora de realizar sus largometrajes animados.

En el fotograma N°2 (Ver Imagen 4) se observa la importancia de las sombras (casi siempre más grandes que los personajes) como una personalidad aparte que quiere escapar de ese cuerpo para realizar todas las maldades ocultas dentro del inconsciente del personaje. Siegfried Kracauer señalaba: “las películas deben ser dibujos a los que se da la vida, ésta era la fórmila de Hermann Warm en la época en que él y sus dos compañeros diseñadores construían el mundo del Dr. Caligari”.

(Kracauer, 1998, pág. 69) El tercer fotograma (Ver Imagen 5) es una clara muestra de la importancia de los decorados como deformación del inconsciente. Deformaciones y exageración son dos de las características más relevantes de la escenografía expresionista como así también de las películas de Walt Disney. La ventana, la puerta y las paredes son los rastros que vemos en este fotograma.

Tomaremos a continuación tres fotogramas de películas del realizador de animaciones para demostrar el paralelismo y las huellas que se encontraron en sus films.

El fotograma 1 (Ver Imagen 6) corresponde a una escena de La sirenita (1989). Al igual que el primer fotograma de El gabinete del Dr. Caligari (1920, Robert Wiene), la exageración de los gestos está presente. El segundo fotograma (Ver Imagen 7) es de la película Fantasía (fines de los ’40). Otra vez la huella expresionista a la hora de hablar de luces y sombras.

Las figuras reflejadas en la pared tienen igual o más presencia que los personajes a los que representan.

Por último, el tercer cuadro (Ver Imagen 8) corresponde a un fotograma de la película 101 dálmatas (1961). En este caso, Disney aparece como productor y ya no como director del film. Sin embargo, se pueden notar las deformaciones de la escenografía detrás de los personajes. Las paredes curvas, en fuga hacia el fondo de la escena.

Otra de las principales características del expresionismo alemán y que es notoria en las películas de Disney, como Fantasía, es la mayor relevancia de los decorados por sobre los personajes.

La magnitud y la inmensidad de paredes, puertas y castillos dejaban de lado al diminuto personaje. Obviamente, estas gigantescas figuras representaban al inconsciente de este personaje por lo que no es que perdía totalmente su importancia, sino que se la mostraba también desde la escenografía.

Obviamente no es lo mismo hablar de la puesta en escena de los decorados reales del expresionismo alemán y los dibujos de Disney. Sin embargo, el director de películas animadas supo aprovechar la ventaja que presentaba el tener un infinito de posibilidades abierto en la punta de su lápiz y así tomó las características que los gigantescos y deformes decorados sumaban al expresionismo en los años ‘20.

Conclusión

Luego de ver las películas enmarcadas dentro del expresionismo alemán y los films animados del realizador Walt Disney, se pudo arribar a una conclusión que deja en claro las similitudes entre ambos. Sin lugar a dudas, el realizador se inspiró en el expresionismo alemán y supo aprovechar lo mejor de sus recursos a la hora de mostrar a sus villanos o al momento de realizar una obra como fue Fantasía.

Hoy en día, las películas de la marca Disney (obviamente ya no dirigidas por Walt Disney) siguen utilizando las características que en su momento distinguieron al expresionismo alemán y a los films realizados por el director.

Bibliografía

Gutiérrez Espada, L. (1989). El cine alemán: del expresionismo a la nuevo objetividad, en Op.cit. Buenos Aires: Atuel.

Eisner, L (1989). “Contribución a una definición del cine expresionista” en: Romaguerra I Ramó (eds). Textos y manifiestos del cine, Madrid: Cóleda.

Kracauer, S. (1998). De Caligari a Hitler, Buenos Aires: Paidós.


Expresionismo alemán en las películas de Walt Disney fue publicado de la página 119 a página120 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº39

ver detalle e índice del libro