Catálogo Digital de Publicaciones DC
  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº40 >
  4. Ley de servicios de comunicación audiovisual: las posturas de los medios

Ley de servicios de comunicación audiovisual: las posturas de los medios

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº40

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº40 [ISSN: 1668-5229]

Ensayos Contemporáneos. Edición VII Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2011

Año VIII, Vol. 40, Septiembre 2011, Buenos Aires, Argentina | 94 páginas

[descargar en PDF ]

[ver índice ]

[Ver todos los libros de la publicación]

[+] compartir


Cicciaro, Ignacio Agustín

Introducción
Los medios gráficos más importantes del país: Clarín, La
Nación y Página/12, se han posicionado respecto a la ley de
servicios de comunicación audiovisual, sancionada por el poder
legislativo durante el gobierno de Cristina Fernández de
Kirchner, cuestión que determinó las portadas al momento
de la aprobación de la ley y durante los debates posteriores.
Se vislumbrará aquí la cobertura que estas empresas periodísticas
realizaron, ubicándose claramente Clarín y La Nación
en oposición al proyecto, mientras que Página/12 privilegió
una cobertura favorable.
A partir de esto se hará un proceso de observaciones en base
a la nueva ley y al proyecto. Se examinarán los títulos utilizados
por cada medio y se enfatizará en las palabras usadas. A
su vez, se mirarán las publicaciones anteriores y posteriores a
la promulgación para verificar la importancia que cada diario le
da al tema y la persistencia de una misma postura.
El punto más importante del trabajo es recopilar información
acerca de los artículos, para relacionarlos con las tapas de los
medios.


Desarrollo
El 10 de octubre de 2009, con 44 votos a favor y 24 votos
en contra, se aprobó esta ley bajo un manto de opiniones
encontradas.
La ley 26.522 reemplazó a la 22.285, promulgada en 1980
bajo la dictadura militar, en la que relucía en uno de sus artículos
una limitación al derecho a la libertad de expresión al
anteponer las necesidades de la seguridad nacional.
La antigua ley establecía que sólo podían ser titulares de licencias
personas individuales o sociedades comerciales,
con excepción de empresas vinculadas al periodismo. No se
permitía que las organizaciones sin fines de lucro (religiosas,
sindicales, culturales, cooperativas) pudieran ser titulares de
radios o canales de televisión, tampoco a las universidades,
con excepción de las que ya las tuvieran instaladas, las que a
su vez tenían severas restricciones en materia de publicidad.
Con respecto a las provincias y municipios, sólo se les permitía
tener un servicio de radio y sin publicidad.
Dadas estas circunstancias y luego de distintos actos fallidos
por impulsar una renovada ley de radiodifusión por parte de
los presidentes Raúl Alfonsín y Fernando De la Rúa, fue Cristina
Fernández de Kirchner quien lanzó su campaña electoral
en el 2007 con este tema.
El proyecto fue criticado por los sectores de la UCR, PRO, PJ
disidente y Coalición Cívica, que responden a la oposición.
Pero, por encima de todos ellos se ubicó el grupo Clarín, dueño
mayoritario del espectro radioeléctrico y de papel prensa.
En cuanto a los sectores que apoyaban al gobierno, se encontraban
Nuevo Encuentro, Proyecto Sur, Partido Socialista, organizaciones
de derechos humanos, todas las universidades
nacionales, sindicatos, la ONU y organizaciones nacionales e
internacionales de periodistas, trabajadores de prensa y radios
comunitarias.
En el transcurso del intenso debate social que se vivió, se
denominó la cuestión de distintas formas: “Ley de medios
K”; “Ley K de medios”; “Ley para controlar a los medios”;
“Ley mordaza”; “Ley de control de medios”; y hasta “Ley
contra los medios”.
El proyecto se envió a la cámara de diputados el día 27 de
agosto de 2009. Después de 24 foros y 80 charlas de discusión
en todo el país, que generaron infinidad de opiniones,
comentarios, recomendaciones, modificaciones y sugerencias,
la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (Diario La
Nación, 27/08/2009) dijo:
Este proyecto no es de este gobierno, no es de un partido
político, es de la sociedad, es también en nombre de los
periodistas detenidos, desaparecidos durante la dictadura,
que con su vida dieron testimonio de los que es el
verdadero ejercicio de la libertad de expresión.
Luego de aprobarse en diputados el 16 de septiembre de
2009, tuvo su posterior aprobación y sanción en el senado el
día 9 de octubre del mismo año, y así el proyecto se convirtió
en ley. Algunos de los cambios más sobresalientes fueron
los siguientes: democratización y universalización; servicios
de interés público; creación de la defensoría del público de
servicios de comunicación audiovisual; desmonopolización;
producción de contenidos nacionales; igualdad de oportunidades;
acceso universal para la transmisión de eventos deportivos;
restricción en la publicidad; radio y televisión estatal con
mayor participación en el espectro; medios municipales y provinciales;
temáticas infantiles; transmisión de cine nacional.

La ley y su contenido
A continuación, se hará un breve repaso de cada punto de la
nueva ley.
En los capítulos 1 y 2 del título I, los artículos confeccionan
los rasgos que la definen: regulación, definición de consideraciones,
objetivos, carácter y alcance. Cada uno de ellos, se
apoya en la idea de democratizar y aprovechar, las nuevas
tecnologías de la comunicación, con el fin de informar.
De allí en adelante, se establecen organismos que sustituyen
las funciones del Comité Federal de Radiodifusión
(COMFER), que hasta ese momento, tenía como principales
funciones: controlar los servicios de radiodifusión, ya sean artísticos,
culturales, legales, administrativos y/o comerciales;
supervisar la programación y el contenido de cada una de las
emisiones y considerar todas las estaciones de radiodifusión.
Entre las secciones más destacadas que se crean, se encuentran:
la autoridad federal de servicios de comunicación
audiovisual (AFSCA); el consejo federal de servicios de comunicación
audiovisual (CFSCA); la comisión bicameral de
promoción y seguimiento de la comunicación audiovisual; el
consejo asesor de la comunicación audiovisual y la infancia;
defensor nacional del público; radio y televisión argentina
S.E.; y el consejo consultivo honorario de los medios públicos.
Todo esto se crea para diversificar el contenido nacional
y poder ampliar las acciones y las funciones que contemplaba
el COMFER.
El título III aborda los tipos de prestadores; las licencias y las
autorizaciones; los registros; la fomentación de la diversidad y
de contenidos regionales; los contenidos de la programación
y la publicidad.
El título que le sigue tiene su fundamentación en la habilitación
y regularidad de los servicios, se suma el aspecto técnico
y las nuevas tecnologías. Esto se considera muy importante,
ya que la presidenta, al encarar el proyecto subrayaba los nuevos
aspectos tecnológicos, para los que se debe aprobar el
plan nacional de servicios de comunicación audiovisual digital.
El quinto apartado hace hincapié en los impuestos que se
deben afrontar de forma proporcional a la facturación bruta
correspondiente por cada medio. Se detallan las categorías y
los porcentajes determinados. Luego, describen el régimen
de sanciones.
Los últimos títulos de la ley se centran en las universidades
y en los centros educativos, en el servicio de comunicación
audiovisual sobre los pueblos originarios, en la determinación
de políticas públicas y en las disposiciones finales.
Ahora bien, se puede afirmar que la idea principal del texto
legal es llegar a una comunicación democrática garantizando
una mayor libertad de expresión, más señales de cable y/o
radios, diarios y, por sobre todas las cosas, más puntos de
vista. Cada uno de los 166 artículos es una pieza fundamental
en la búsqueda de la consolidación del estado en democracia
basándose en el ejercicio del derecho a la información de
modo universal y no centralizada en una empresa o en un
mismo grupo perteneciente a la minoría.
La nueva ley busca garantizar el pluralismo informativo y cultural.
Es insostenible la exclusión de importantes sectores de
la televisión, de los diarios, de las radios y de otros medios de
comunicación. El derecho a la comunicación es un derecho
fundamental que tiene el ser humano.


Las postura de los medios
Previo al análisis de las portadas, se debe aclarar el posicionamiento
de cada medio y comenzaremos con una breve reseña
previa a la sanción.
La postura de cada empresa en relación al gobierno de Cristina
Fernández de Kirchner, quedó marcada por el conflicto entre
el gobierno y el campo, sucedido entre marzo y junio del
2008. La gestión nacional acusó explícitamente a los medios
en general, pero en particular al grupo Clarín. Más allá de que
no hubo un enfrentamiento directo con La Nación, este diario
también mostró una cobertura negativa de las acciones del
gobierno de allí en adelante.
Por otro lado, Página/12, que respaldó la decisión del aumento
de las retenciones, otorgó una cobertura favorable al gobierno
de Néstor Kirchner y su esposa desde sus comienzos.
La postura adoptada por cada medio en relación a la sanción
de la ley representó una continuidad respecto de los posicionamientos
que tenían del gobierno durante el año anterior.
Cabe destacar que mientras Clarín había privilegiado una cobertura
favorable de la gestión de Néstor Kirchner, así como
de los primeros meses de Cristina Kirchner, el momento del
conflicto con el sector agropecuario se presentó como un
quiebre y una reversión notable de su postura. Clarín pasó a
constituirse como el grupo multimedia claramente opositor.
El diario La Nación tomó un camino parecido. Identificado
como un diario más allegado a sectores de ideología conservadora
y tradicionalista y a la defensa de los intereses
empresarios, hacia mediados del primer gobierno de Néstor
Kirchner empezaba a posicionarse como relativamente opositor.
Con la reelección de Kirchner esta cobertura persistió y
se profundizó durante el conflicto con el sector agropecuario.
Mientras que Página/12, transitando un camino más estable
en relación con el gobierno, ha privilegiado durante prácticamente
toda la gestión de los Kirchner una cobertura positiva
de las principales decisiones llevadas a cabo por los gobiernos.
Durante el conflicto con el campo, su posición se profundizó.
Podemos decir que la cobertura de la sanción de la ley de servicios
audiovisuales evidencia es una continuidad de las posturas
asumidas por los tres medios respecto a la gestión nacional.
Ahora bien, detrás de esta continuidad en la cobertura hay
que entender que no todos se vieron afectados de la misma
forma por la sanción. Cuestión que nos lleva a comprender
que, aparte de la postura que cada medio venía manteniendo,
la cobertura mediática de la ley estuvo relacionada con el impacto
que los nuevos lineamientos produjeron en cada uno.


Las portadas
A continuación, se observarán los títulos de portadas de los
diarios el día anterior, el día de la sanción y el día posterior.
• Clarín:
“Kirchner ya tiene la ley de control de medios”. (10/10/2009)
“Ya rige la ley de medios y prevén una ola de juicios”.
(11/10/2009)
“La oposición ya busca cómo revisar la ley de medios”.
(12/10/2009)
• La Nación:
“El kirchnerismo logró aprobar en general la nueva ley de medios”.
(10/10/2009)
“Tras la sanción, la disputa por la ley de medios seguirá en
tribunales”. (11/10/2009)
“Medios: apuran los Kirchner la conformación del órgano de
control”. (12/10/2009)
• Página/12:
“Más voces, más votos”. (10/10/2009)
“Qué cambia la nueva ley”. (11/10/2009)
“La puja llega a los tribunales”. (12/10/2009)
Si se analizan los títulos que propuso Clarín se desprende una
postura victimizada y duramente crítica hacia el gobierno, al
sentirse perjudicado ante la nueva ley que obligaría a desarmar
su monopolio.
Otro dato que no puede pasar desapercibido es la denominación
a la ley. En la portada del día en que se iba a sancionar, el
diario tituló: “ley de control de medios”. Mientras que al día
siguiente de haber sucedido el pronunciamiento, el diario ya
invitaba a aquellos que se sintieran perjudicados por la sanción
de la misma, inicien acciones legales contra ella.
En cuanto a La Nación, se destaca la postura a favor de la libertad
de expresión, más considera que la nueva ley no tiene
los mismos principios.
Por su parte, Página/12 comprendió la visión de la ley y la
calificó como democrática y pluralista. El título “Más voces,
más votos” es una clara referencia a su postura a favor de la
sanción y, por ende, a la presidenta Cristina Fernández.


Conclusión
Para concluir, es necesario establecer un punto de vista crítico
y objetivo sobre los medios de comunicación.
Siguiendo la afirmación que hace Watslawick: “no se puede
no comunicar”: todo lo que se dice y lo que no son elementos
de comunicación. En una portada cada palabra, espacio y
punto, tiene su significado. Pero a su vez, hay que ver la forma
en la que un hecho real es mostrado por un medio. Esta
denominación, que lleva el nombre de “desvío de la realidad”
es clave a la hora de realizar un análisis puntual.
En muchos casos, los individuos se dejan llevar por la primera
impresión sobre un hecho o un acontecimiento en particular
y las portadas de los diarios son el fiel reflejo de ello. Más allá
del interés que cada uno proponga sobre una noticia, hay que
cambiar la forma de analizarla para generar un punto de vista
objetivo, pero por sobre todas las cosas, una mirada abierta.


Bibliografía
Mc Quail, Denis (1985). Introducción a la teoría de la comunicación de
masas. Barcelona, Paidós.
Watzlawick, Paul (1962). Teoría de la comunicación humana. Barcelona,
Herder.
www.clarin.com.ar
www.lanacionline.com.ar
www.pagina12.com.ar
www.infoleg.com.ar



Enviar a un amigo la publicación

Tu nombre:    Tu e-mail:


Info de tu amigo

Apellido:    Nombre: *

E Mail: *       Sexo: * Femenino | Masculino

Comentarios:

  • Ley de servicios de comunicación audiovisual: las posturas de los medios fue publicado de la página 63 a página65 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº40
  • [ver detalle e índice del libro]

VERSITIOSDC

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones