1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº42 >
  4. Liz Álvarez: miradas bajo el sol

Liz Álvarez: miradas bajo el sol

Peñaranda, Sofía Albert

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº42

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº42

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición IX Trabajos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación

Año VIII, Vol. 42, Noviembre 2011, Buenos Aires, Argentina | 121 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Introducción

Liz Álvarez es una pintora argentina dedicada a plasmar lo bello de la vida. Su obra se basa en el uso de la espátula y el gran dominio de la perspectiva, dada por sus previos estudios en arquitectura. Ha ganado incontables menciones de honor y premios en varios concursos del país y del exterior. Su obra nos recuerda todo lo que tenemos que agradecer en esta vida.

Desarrollo

“La obra de arte se completa con la actitud de quien la recibe”. L. A.

Liz Álvarez es una pintora argentina nacida el 5 de febrero de 1950 en la ciudad de Buenos Aires. Creció rodeada de paisajes urbanos, y fue de éstos de los cuales obtuvo su inspiración para convertirse en arquitecta y posteriormente en artista visual.

Habiendo tenido siempre una vocación por la pintura, no es hasta el 2002 que ella comienza su trayectoria como artista reconocida propiamente. Al ganar un concurso de pintura al aire libre decide comenzar a compartir su pasatiempo y darle más seriedad.

Su obra se basa principalmente en el uso de la espátula, siendo ésta su técnica favorita para plasmar casi como fotografías los paisajes que se reproducen en sus lienzos. Para Liz, la espátula refleja emoción pura, el instante en todo su esplendor, pues es una técnica que no permite retoques o correcciones de ningún tipo. Esta técnica, con distintas formas y tamaños de espátulas, tiene la característica de lograr reminiscencias impresionistas con mucha cantidad de pintura y trazos imperfectos.

El óleo y el acrílico, sus materiales favoritos, se mezclan a veces con otros elementos que juegan entre sí exageran el claroscuro, dando como resultado una obra de estilo único.

En todas sus piezas la artista intenta mostrar lo bello de la vida y de la creación.

La pasión por los viajes además suma a sus pinceles esencias de otros lugares, otras sensaciones. La presencia de las montañas y los colores que se encuentran en el norte de Argentina lo convierten en el destino que más impactó e inspiró a la artista para crear. Su influencia arquitectónica logra un gran dominio de la perspectiva y mucho detalle en las obras de paisaje urbano.

Algunos artistas que Liz admira son Dalí y Miguel Ángel, pero es solamente el pintor George Nicciulaevi, un referente en la técnica de la espátula, quien realmente logra un impacto e influencia su obra.

Las temáticas entre las que se desarrollan sus pinturas incluyen más que nada paisajes tanto urbanos como agrestes, animales, almas de pueblos remotos, la experimentación con lo abstracto y una serie de murales reminiscentes a las pinturas Pompeyanas que pretenden engañar al ojo con ilusiones ópticas, puertas que no se abren ni se cierran y seres que se asoman en ventanas que no existen. Algunas veces los períodos creativos dividen las obras en series de la misma temática, el mismo objeto de inspiración o la misma paleta de color, como la serie de tigres, la serie flamenca, los colores encendidos, etc.

Su trabajo profesional incluye también una serie de restauraciones de obras históricas, tanto en lienzo como en madera.

Participó de muchas muestras artísticas en museos, galerías y centros culturales, entre los cuales están: el Museo Histórico del Cabildo, Museo Nacional de Arte Decorativo, Museo Histórico Antigua Casa de la Moneda, Fragata Sarmiento, Museo Irureta (Jujuy); galería Forma, La Mision, A cielo abierto, Casa de la Provincia de Buenos Aires, Academia Porteña del Lunfardo, Palais de Glacé, Fragata Libertad, Bolsa de Comercio, Feria del Libro, etc.

La artista lleva además varios premios y concursos en su haber, ganando incontables menciones de honor y primeros lugares en los concursos Avenida Alvear, Pintando Goya, Cittá di New York, Federación 2010, etc.

La obra de Liz Álvarez refleja de manera poética su amor por lo cotidiano: Una noche cualquiera en la capital porteña, la labor del día de un campesino, un animal calmando su sed, un pueblo perdido entre las montañas. Tanto en sus ciclos realistas como soñadores, sin preocuparse por la perfección técnica, ella captura con sus pinceles el alma de los momentos.

Conclusiones

La obra de Liz Álvarez cumple la misión de recordarnos lo bello del mundo en el que vivimos, aportándole una nota mágica a las experiencias y lugares cotidianos. Sus obras me parecen cargadas de amor hacia lo que ve, como si se enamorara de lo que pasa ante sus ojos antes de pintarlo.

La temática y la manera de capturarla tienen siempre un enfoque positivo, es decir, poseen un aire alegre, aunque a la vez reflexivo, planteándonos tomar un momento para admirar la obra y sumergirnos en el instante en el que fue plasmada y lo que este significa.

En casi todas sus pinturas se pueden encontrar ejes de simetría y equilibrio, tanto morfológico como de color. Esto, combinado con la reminiscencia impresionista efecto de la espátula, da como resultado una obra única y bella.

Bibliografía

Sitio Web oficial de Liz Álvarez (2010) (www.lizalvarez.com.ar)

Blog de Liz Álvarez (2011) (www.lizalvarez.blogspot.com)


Enviar a un amigo la publicación

Info de tu amigo

Femenino | Masculino


Liz Álvarez: miradas bajo el sol fue publicado de la página 15 a página16 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº42

ver detalle e índice del libro