1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº42 >
  4. La nueva era del arte en los nuevos medios

La nueva era del arte en los nuevos medios

Cherutti, Antonella

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº42

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº42

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición IX Trabajos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación

Año VIII, Vol. 42, Noviembre 2011, Buenos Aires, Argentina | 121 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

Según los estudios de la evolución del arte, éste fue sufriendo transformaciones que se clasificaron en diferentes etapas a lo largo de la historia. Para llegar a lo que es el arte contemporáneo actual, el arte debió experimentar diferentes etapas, desde lo antiguo, clásico, medieval y moderno.

Actualmente el arte se encuentra en una transición de post producción, donde la obra de arte y el artista, según Bourriaud, dejan de preguntarse qué es lo nuevo y qué se puede hacer, para repreguntarse “qué se puede hacer con”. A partir de este cuestionamiento el artista comienza a navegar por los mares de los nuevos medios, permitiéndole experimentar nuevas herramientas y formas de mirar a la hora de crear una obra de arte.

Es posible replantear el concepto de post-cine abordado por Eduardo A. Russo trasladándolo al concepto post-arte. El arte se hibridó con los nuevos medios y hasta el día de hoy sigue sufriendo diferentes transformaciones de la mano de artistas contemporáneos como Marco Brambilla, donde tanto la obra como el artista ya no ocupan un lugar de creación, de seguir un programa artístico y un modo tradicional, como sería el caso del cine clásico. Hay un post cine, como así también un arte post producido, donde según Bourriaud, una obra no es terminal sino un momento en la cadena de contribuciones.

Un ciclo continuo que nunca termina de post producirse.

La nueva era del arte en los nuevos medios

En este ensayo se analizarán las relaciones entre el arte tradicional y el arte postproducido de los nuevos medios. Para ello se estudiará a Marco Brambilla, artista y cineasta, que se destaca por sus recientes obras Civilization (2008) y el videoclip Power (2010), las cuales emplean y explotan recursos de los nuevos medios tales como el remix, la modulación, la utilización de la pantalla, la postproducción, el software, entre otros. Tratando de arribar a un nuevo concepto de artista, el cual busca un modo diferente de manipular el arte y experimentar con el espectador.

A continuación para comenzar con el análisis se explicará a través de una breve biografía los orígenes y estudios del artista a analizar.

Marco Brambilla, nacido en Milán en 1964 y criado en Canadá, donde estudió cine en la Universidad de Toronto. Pronto se hizo un lugar en el mundo audiovisual gracias a sus trabajos en publicidad y sobre todo por su primer trabajo como director de la película Demolition Man. Pero no fue hasta 1999 cuando comenzó a introducirse en el mundo del arte y comenzó a producir su propia obra artística a través de diferentes instalaciones de video que han llegado a formar parte de importantes colecciones como la del Guggenheim de Nueva York o el Museo de Arte Moderno de San Francisco.

Dentro de sus obras de artes audiovisuales se estudiarán Civilization (2008), con una extensión de tres minutos y el videoclip Power (2010) con una extensión de un minuto y quince segundos. Ambas trabajan por un lado con el movimiento de cámara ralentizado y por otra parte con el segundo principio de los nuevos medios, según el estudio del lenguaje de los nuevos medios por Lev Manovich, la modularidad (figura plana o espacial, compuesta de infinitos elementos, que tiene la propiedad de que su aspecto y distribución estadística no cambian cualquiera que sea la escala con que se observe). Es decir, la herramienta que el software nos dispone y permite trabajar en capas simultáneas. En el caso de la primer obra antes mencionada, Civilization, está formada a partir de trescientas capas de imágenes en loop para componer un paisaje que, a través del desplazamiento vertical, recorre la iconografía desde las profundidades del infierno a las puertas del cielo, es decir desde el castigo eterno a la recompensa celestial.

Esta metáfora del desplazamiento vertical de las imágenes adquiría todo su sentido en el contexto original para el que se creó la pieza: los ascensores Hotel Standard de Nueva York. En el caso de la segunda obra, antes mencionada es un videoclip del rapero estadounidense Kanye West, en el cual Brambilla realiza una pintura en movimiento, esta vez en veintidós capas, utilizando la obra de arte Juicio Final de Miguel Ángel y la leyenda de la espada de Damocles. Representando un momento histórico falso, con un imperio de exceso, decadencia y corrupción, regido por Kanye West.

Otro de los temas a analizar son las pantallas. Derrick Kerkhove, afirma que hay que tener en cuenta que el nuevo espacio cognitivo integrado está completamente mediatizado por la pantalla. En el caso de la obra Civilization, se utilizó para los ascensores del Hotel Standard de Nueva York. Puestos en una especie de pantalla que no se diferencia con la pared del ascensor. De forma rectangular con los bordes redondeados.

Es la principal interfaz cognitiva, es decir la principal conexión con la información. Luego el espectador se enfrenta con lo que está observando. Por otra parte el videoclip Power, visto desde la pantalla del televisor, la primera pantalla según Kerkhove. Pero también puede ser visto desde una segunda pantalla, el ordenador (a través de la web), y una tercera, la pantalla del teléfono móvil inteligente. Es decir, que hoy en día se excede el número de experiencias que podemos tener con aparatos multifuncionales como el celular, la televisión y el ordenador. Según Kerkhove, se multiplica por el número de ocasiones y situaciones a que nos enfrentamos a lo largo del día normal. Lo que para Levis es un emisor permanente de informaciones de todo tipo por medio del uso de dispositivos electrónicos provistos de pantalla y de presencia ubicua.

En cuanto al análisis de la hibridación entre el arte y los nuevos medios debemos apelar a dos autores para adquirir una mayor comprensión de por un lado Dubois con su texto máquinas de imágenes y por otra parte Arlindo Machado en el texto Artemedia. En primer lugar Dubois analiza la pintura y el cine en sus respectivos espacios. Por un lado la pintura como un realismo subjetivo e interpretativo, por el hecho de lo que está en la tela es una inscripción proveniente de la mano del artista. La imagen producida por el pintor es tributaria de una interpretación. En cambio el realismo cinematográfico agrega el realismo de la reproducción del movimiento, que constituye un realismo temporal. La imagen movimiento es una suerte de ficción que solo existe para nuestros ojos y nuestro cerebro.

No se puede tocar la imagen. A diferencia de la pintura la cual es directamente sensible: la tela, su grano, las marcas de los pinceles, las chorreaduras y hasta el olor de las diferentes substancias. Marco Brambrilla en Power juega con la dicotomía entre la visión organizada del pintor en una imagen fija y la imagen en movimiento captada por el cinematógrafo.

Es una pintura en movimiento. Las hibrida transformándolo en una nueva técnica para los nuevos medios, a través de la postproducción y la utilización del software. Pero no deja de lado la perfección en la pintura, en el espacio representado, las columnas, el fondo del cielo, el brillo, las sombras, la iluminación, propio de Miguel Ángel y el arte renacentista en la cual se inspira el autor y lo reutiliza transformándolo en una nueva obra, creación.

En segundo lugar Machado analiza la relación que mantienen entre sí los términos medios y arte. De ahí que Machado se cuestiona si artemedia significa sugerir que los productos de los media pueden ser encarados como las formas de arte de nuestro tiempo o, al contrario, que el arte de nuestro tiempo busca de alguna forma interferir en el circuito masivo de los medios.

Brambrilla en sus trabajos y proyectos como artista juega con el límite entre la pintura y el cine. En sus obras en general las duraciones no exceden los tres minutos y juegan con recursos cinematográficos tales como la cámara lenta, paneos, tild up y tild down, como es en el caso de Civilization, con el movimiento ascendente en cámara lenta. Por otra parte a través de la manipulación del software en la postproducción utiliza la multiplicidad de imágenes, o el clonaje de personajes de un extremo al otro de la pantalla, como en el caso de Power las mujeres semidesnudas con cuernos en sus cabezas y con un velo que vuela por los aires.

En este caso Brambrilla es un artesano de la cultura del uso, la reutilización y reinterpretación de los relatos. Lo que para Bourriaud es el arte de la postproducción que se diferencia del arte tradicional. Brambrilla por un lado en Civilization trabaja con piezas cinematográficas de más de cien películas diferentes. Por otra parte en el video clip Power recrea un cuadro de Michelangelo, utilizando diferentas piezas arquitectónicas del mismo, acompañado por el estilo de Keanye West y la infaltante sexualidad de las mujeres rodeándolo, mencionadas anteriormente.

Pero para realizar este tipo de piezas Brambilla debe manipular los diferentes software de edición que lo ayudan a componer sus trabajos. Es decir, según Bourriaud Marco Brambilla, ya no es un creador que compone formas, siguiendo un programa artístico, sino que es un programador. El artista contemporáneo inventa itinerarios a través de la cultura, realiza obras y estructuras formales ya existentes. Es la cultura del uso, la reutilización y la reinterpretación de los relatos.

Por consiguiente, Machado afirma que el arte siempre fue producido con los medios de su tiempo. Y se cuestiona entonces porque el artista de nuestro tiempo rechazaría el video, la computadora, Internet, los programas de diseño, procesamiento y edición de imagen. Concluyendo a que todo arte está hecho con los medios de su tiempo, las artes electrónicas representan la expresión más avanzada de la creación artística actual y aquella que mejor expresa sensibilidades y saberes del hombre en el cambio al tercer milenio. Brambrilla, como artista contemporáneo en un arte post producido, alejado del tradicional, utiliza las herramientas y medios que su tiempo le condicionan. Así varían sus trabajos y proyectos audiovisuales unos de otros, o se asemejan en determinadas técnicas.

En otras palabras, podría considerarse a las obras antes mencionadas por Marco Brambilla parte de lo que Lev Manovich llama “remix profundo”. El cual menciona que lo que se remixa hoy no es sólo el contenido de los diferentes medios, sino fundamentalmente sus técnicas, sus métodos de trabajo y las formas de representación y de expresión. Unidos por el entorno común del software, el cine, la animación por computadora, lo efectos especiales, el diseño gráfico y las tipografías han llegado a formar un nuevo meta-medio.

En resumen, podría considerarse a Marco Brambilla como un artista contemporáneo, que desarrolla sus proyectos y trabajos dentro de un arte de post producción donde habitan múltiples ofertas culturales y ocurre una expansión del mundo del arte a formas antes ignoradas o despreciadas. Donde según Bourriaud se trabaja con objetos que ya están en circulación como lo es en el caso de Civilization con la utilización de films y en Power con la corriente renacentista y la obra de Miguel Ángel. Obras y estructuras ya existentes que son manipuladas en formas antes ignoradas. Marco Brambilla es un artista que se acopla a los nuevos medios, y los nuevos modos de producción que ello implica. Utilizando el portal (Internet) como un modo galería de arte, de exhibir sus trabajos y generar actividad en el espectador como operador del ordenador.

Se borran las fronteras entre consumo y la producción.

Un espectador inteligente y participativo. Un nuevo modo de admiración por el arte. Por otra parte, las herramientas, la utilización de la sucesión de imágenes y el collage del arte tradicional, en el arte post producido por Brambilla lo suplantan el montaje y el recorte de las imágenes. Se comienza a instaurar una cultura del uso, un relato que continúa y reinterpreta los relatos anteriores.

En conclusión, artistas como Marco Brambilla que se adaptan a los tiempos, a las herramientas y soportes que ello implica, es una innovación o una forma de inspirar a nuevos artistas y de atraer a un público que perdió la admiración por el arte o el cine de autor. Reconocer proyectos audiovisuales como los realizados por Marco Brambilla, es reconocer el arte de autor.

Bibliografía

Bourriaud, Nicolás (2007). Postproducción. Buenos Aires: Hidalgo Editora.

Kerckhove, Derrick (2005). Los sesgos de la electricidad. FUOC. Levis, D. Pantallas Tecnómades.

Manovich, Lev (2008). Comprender los medios híbridos.

Manovich, Lev. (2006) El lenguaje de los nuevos medios de comunicación: La imagen en la era digital. Buenos Aires: Paidos.

Russo, Eduardo (2009). Lo viejo y lo nuevo ¿Qué es el cine en la era del Post-Cine?

Video Power. http://www.youtube.com/watch?v=L53gjP-TtGE

Video Civilización. http://www.youtube.com/watch?v=IT1ZkFfZNWs

http://marcobrambilla.com/home.html

http://www.ladiferencia.org/aec/index.php?option=com_content&view=article&id=1071&Itemid=247


La nueva era del arte en los nuevos medios fue publicado de la página 97 a página99 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº42

ver detalle e índice del libro