1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII >
  4. Las modalidades y las estrategias docentes como influenciadoras del perfil del asistente académico

Las modalidades y las estrategias docentes como influenciadoras del perfil del asistente académico

Chapouille, María Virginia [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII

ISSN: 1668-1673

XX Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo

Año XIII, Vol. 18, Febrero 2012, Buenos Aires, Argentina | 208 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Los profesores perciben la necesidad de desarrollar individuos que comprendan la forma de vida de otras personas y se relacionen bien con ellas, que puedan pensar con sentido crítico y aplicar los valores humanos en sus interacciones con los demás. Los profesores conscientes y previsores se preguntan si lo que enseñan ahora y la manera en que lo enseñan contribuirá en la mejor forma posible a la vida personal y profesional como al aprendizaje. 

Palabras clave: desarrollar – valores – profesional – aprendizaje. 

Todos pensamos o nos planteamos esto cuando nos encontramos frente a una clase. Todos soñamos con alcanzar un perfil ideal de docente. Pero lo importante es saber que un docente ideal nunca será lo mejor y nunca podrá conformar a todo el alumnado por igual. La teoría, la práctica y la experiencia personal de cada uno como asistente son hitos que influyen y al mismo tiempo ayudan a ir formando un modelo propio de docente. Vemos de suma importancia analizar las modalidades que inciden en la organización de las estrategias docentes y como éstas influyen en la creación de un perfil ideal para el asistente académico. Todo el tiempo hacemos uso de ellas cuando nos comunicamos con otras personas sin ser necesariamente en el ámbito profesional. Por eso, nos parece conveniente la correcta utilización de las mismas para lograr construir y establecer un vínculo profesor – alumno aún más estrecho. Muchas veces la falta de utilización de las modalidades y estrategias lleva a que una clase “fracase”. 

La docencia es algo mágico. No sólo requiere de grandes conocimientos sino también de la utilización de ciertas estrategias para llevar a cabo una clase adecuadamente. Muchas cosas se aprenden ejerciendo: el amor, la higiene básica, la ecología, la igualdad y la vida sana entre otras cosas. Pero para aprender es importante dar. Cuando hablamos de dar nos referimos a tener preparado el contenido a exponer en clase, el material auxiliar a utilizar, etc. Esto requiere tiempo y plena dedicación. El material debe ser expuesto de manera creativa y adecuada, ya que así lograremos un interés extra en cada discípulo. El docente debe creer en el alumno, debe darle confianza para así poder desarrollar los contenidos: las diferentes maneras de afrontarlos, los mecanismos, etc. Es importante destacar este feedback entre docente y alumno porque muchas veces es una forma de auto evaluación. 

El docente no sólo posee un papel de educador sino también de guía y modelo. Por eso el docente debe conocer al grupo, ser honesto desde el primer encuentro. Debe ser depositario de confianza, porque cuando se deposita confianza en el alumnado, éstos frecuentemente superan las esperanzas sustentadas por los maestros. El docente es el encargado de transmitir y brindar sus conocimientos no sólo con pasión sino con responsabilidad. Responsabilidad en la educación y en la formación de personas íntegras. El profesor debe estar abierto al diálogo ser receptivo a las críticas y sugerencias de sus alumnos. Poseer una visión optimista de los problemas ayudará a mejorar las relaciones humanas y con ellas una estrecha relación educador – educando. 

La voz es un elemento fundamental para que el proceso de comunicación pueda ser llevado a cabo. Por ende, si el emisor: docente, no varía las tonalidades de su voz y la versatilidad de la misma estaría cayendo en una monotonía la cual produciría ruido en el mensaje a transmitir, logrando que el alumno pierda el interés y comience a dialogar con sus pares. La clase debe ser dinámica y la voz debe hacer hincapié en las frases más importantes. También la versatilidad en el volumen puede ser un recurso para pedir silencio en vez de recurrir a los gritos desaforados y a los timbres grotescos. La oratoria es el arte de hablar con elocuencia. Llamamos elocuencia a la facultad de expresarse con elegancia no sólo con palabras sino con gestos, ademanes, etc. El lenguaje aporta coherencia y cohesión a las oraciones por lo tanto le facilita al alumno la comprensión del texto o material explicado. El docente debe articular todas sus palabras y estas deben estar acompañadas de un ritmo adecuado tanto al pensamiento como a la comprensión de los oyentes. Hay que saber darle tiempo al alumno para que procese la información y pueda libremente transcribirla a sus apuntes. Muchas veces la correcta utilización de las pausas funciona como herramientas aclaratorias de lo expuestos anteriormente. El lenguaje debe ser rico en recursos lingüísticos. 

La comunicación visual es indispensable a la hora de expresarse. La mirada por ejemplo es sinónimo de seriedad, control de situación, etc. La postura y el lugar que ocupa el docente en el aula transmiten una imagen de lo que es el docente. Éste debe ser expresivo siempre y cuando logre crear un equilibrio entre los movimientos y las gesticulaciones. Emplear gestos, al igual que el uso de las pausas, es de suma utilidad a la hora de subrayar lo más importante. Todos estos ítems mencionados hacen que la relación crezca cada vez más. 

Las clases deben estar siempre previamente planificadas. La utilización de los recursos auxiliares deben ser una herramienta para lograr que el aprendizaje se de una manera motivadora. Muchas veces estos elementos debemos usarlos como ejemplos claros de lo que se dio teóricamente. Los mismos deben estar realizados o buscados de manera oportuna al tema a tratar. No hay que caer en la desprolijidad, muchas veces es preferible no mostrar nada que algo que esté a medio realizar. 

Hay que saber darle tiempo al alumno para que procese la información y pueda libremente transcribirla a sus apuntes por eso es necesario mostrar las cosas y dejarlas un tiempo prudente para que el alumno madure la impresión. 

Toda persona que se quiera dedicar al hermoso arte de la docencia debe tener en cuenta las modalidades expuestas previamente. Los sentimientos de las personas van con ellas a la facultad, al trabajo, etc. En una forma o en otra, sus temores y sus alegrías, los sentimientos acerca de sí mismos, de sus compañeros y familiares acompañan a los estudiantes a dondequiera que vayan. Quizás estos sentimientos no sean expresados verbalmente, pero el viejo proverbio dice: “las acciones son más elocuentes que las palabras” proporciona una clave para comprender tanto lo que el profesor quiere transmitir como lo que el discípulo quiere. Por eso la importancia de conocer lo positivo y lo negativo de las diferentes modalidades al comunicarnos. 

Es probable que quien tenga un determinado tipo de habilidad o inteligencia carezca de otras. De allí el valor de trabajar en equipo para la resolución de problemas así como también participar del proceso de aprendizaje. Es necesario que el docente se forme bajo un estilo de liderazgo democrático: 

• Favorece las discusiones del grupo y orienta las decisiones: abierto al diálogo y a la recepción de las críticas. 

• No asigna subtareas ni subgrupos 

• Trata de obtener un consenso grupal: posee una visión optimista de los problemas. 

• Se compromete con el grupo: honestidad intelectual y responsabilidad de ofrecer lo mejor de su acervo científico. 

• No sólo participa en las actividades sino que crea una atmósfera positiva: utiliza una articulación clara, una adecuada variedad de tonalidades que invitan a participar.

 • Provee al grupo de material propicio e innovador: comparte con el alumnado todo aquel recurso innovador el cual cree conveniente para atrapar la atención e interés de sus discípulos. 

El perfil de profesor que yo busco es aquel que es imaginativo, creador, posee inventiva y flexibilidad en su pensamiento. Analítico, lógico, racional y observador. Tiene imaginación con los pies en la tierra. Es práctico, emprendedor y orientado a la acción. Es perseverante, constante y tenaz. Tiene iniciativa por la acción con perseverancia. 

El profesor debe darle tiempo a los alumnos para que se adapten, se acomoden. El docente debe brindar herramientas, motivarlos, para que el proceso de aprendizaje sea un éxito para el alumnado como para él mismo. 

Estas son las características fundamentales que forman mi perfil docente. Para mí, la docencia es algo mágico. Creo que el tiempo conjuntamente con las ganas de enseñar y los conocimientos adquiridos lograrán que llegue a mi perfil deseado.

Referencias bibliográficas 

- Fernández, Stella Maris. Técnicas de trabajo intelectual (capítulo 1 y 7). Facultad de Filosofía y Letras. 

- Savater, Fernando. El valor de Educar. Buenos Aires: Ariel.

Abstract: The teachers perceive the need to help to develop people who understand the form of life of other persons and are related well to them, who could think with critical sense and apply the human values in his interactions with the others. The conscious and for-sighted teachers wonder if what they teach now and the way in which they teach it will contribute in the best possible form to the personal and professional life as to the learning. 

Key words: develop – values – professional – learning.

Resumo: Os professores percebem a necessidade de desenvolver indivíduos que compreendam a forma de vida de outras pessoas e se relacionem bem com elas, que possam pensar com sentido crítico e aplicar os valores humanos em suas interações com os demais. Os professores conscientes e previsores perguntam-se se o que ensinam agora e a maneira em que o ensinam ajudará na melhor forma possível à vida pessoal e profissional como à aprendizagem.

Palavras chave: desenvolver – valores – profissional – aprendizagem.

(*) María Chapouille. Licenciada en Relaciones Públicas (Universidad de Palermo). Docente de la Universidad de Palermo en el Departamento de Comunicación Corporativa - Empresa de la Facultad de Diseño y Comunicación.

Vocabulario relacionado al artículo:

educación . participación del docente . pedagogía .

Las modalidades y las estrategias docentes como influenciadoras del perfil del asistente académico fue publicado de la página 101 a página102 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII

ver detalle e índice del libro