1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIX >
  4. Revolución en los medios de comunicación

Revolución en los medios de comunicación

Acevedo, Juan Ignacio

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIX

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIX

ISSN: 1668-1673

XX Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo

Año XIII, Vol. 19, Agosto 2012, Buenos Aires, Argentina | 215 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

El trabajo apunta a analizar la historia artística en los medios masivos de comunicación, centrado en la producción del reconocido artista Oscar Masotta. Un introductor de nuevas ideas en el campo artístico, de la semiología, del estudio del lenguaje y junto a Eliseo Verón, uno de los primeros en analizar socialmente el fenómeno de los medios masivos de comunicación en relación al público y la audiencia “el medio es el mensaje”. Un recorte centrado en su recorrido en el año ´66, año histórico en la vanguardia artística en la Argentina y a nivel mundial.

Palabras clave: Oscar Masotta – arte en los medios – happening – medios masivos de comunicación – vanguardia artística en los 60.

Investigar el pasado para entender el presente 

Me interesa plantear y marcar un recorte preciso sobre lo que fue la intervención de Oscar Masotta dentro de los escenarios artísticos tanto en la escena nacional como internacional en el año 1966. Un año de intensos procesos en el entorno del país, en el campo artístico internacional y de una fuerte transición dentro de su propia obra. Año en el cual Masotta comenzó siendo un espectador partícipe de los happenings de Nueva York, llevados adelante por Allan Kaprow, Michael Kirby, La Monte Young, y terminó a mediados de diciembre defendiéndose de la críticas hacia los Happenings efectuada por Klimovsky en el diario La Razón. Klimovsky sostenía que había que abstenerse de realizarlos y juntar las energías para combatir el “hambre”, sin entender que desde el arte conceptual también se critica y se moviliza a la sociedad. En un momento en que tanto él, como su grupo, estaban planteando su disconformidad con el happening. (Yo cometí un Happening) 

Por otro lado es importante recuperar la figura de Masotta, porque es una figura de avanzada en el campo cultural. Un introductor de nuevas ideas en el campo artístico, de la semiología, del estudio del lenguaje y junto a Eliseo Verón, uno de los primeros en analizar socialmente el fenómeno de los medios masivos de comunicación en relación al público y la audiencia (“el medio es el mensaje”). Se podría decir que como sus referentes, Lissitsky y Marshall Mcluhan, los pensamientos, escritos y análisis efectuados por él cuarenta años atrás, pueden servir para explicar y entender la situación actual presente en esta sociedad, que se encuentra absorbida y aturdida por los medios de comunicación. Luego de su paso por Nueva York y de vuelta en el país en abril del `66 promovió una reunión para planear un festival de happenings, en donde el punto de partida inicial fue dudar acerca de la validez del mismo. Con la idea de encontrar marcos oficiales, busca la presencia de galerías y la del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, con la intención de introducir un nuevo género estético. En el momento que se iba a llevar a cabo dicho festival, se produce el golpe de estado del General Juan Carlos Onganía, “Revolución Argentina”. Un mes después el 28 de Julio, aconteció la trágica noche de los bastones largos, donde la policía recibió la orden de reprimir a las autoridades universitarias, a los profesores, estudiantes y graduados. Fueron detenidas 400 personas, destruidos laboratorios y bibliotecas universitarias. Como resultado de esta política represiva, cientos de científicos e investigadores se exiliaron, lo que constituyó una significativa “fuga de cerebros”. 

Entre Junio y Julio se llevó a cabo lo que sería el comienzo de una nueva etapa de reflexión sobre los medios masivos de comunicación, fue cuando Jacoby y Costa informaron a los diarios y revistas de la existencia de un happening que nunca había existido, con el fin de desencadenar la información y producir una “obra”, que no era otra cosa que ese mismo desencadenamiento. Fue quizás el momento de quiebre en donde llevaron a la práctica lo que venían pensando acerca del corrimiento del happening, en un primer momento lo denominaron un arte Anti-happening el cuál posteriormente se transformó en “Arte de los medios de información de masas”. Las obras pasaron de tener un carácter más sensible de percepción a convertirse en obras inmateriales con un enfoque “sociológico”, se transformaron de una experiencia individual, a un evento de carácter masivo y social. Si el Happening apuntaba a lo inmediato, el arte de los medios apuntó a las mediaciones. 

Marta Minujín fue una de las primeras en anunciar la muerte del happening y también fue uno de los primeros referentes dentro de nuestro país. Figura emblemática en torno a lo que tenía que ver con el arte de vanguardia y con lo que sucedió alrededor del Instituto Di Tella. Se negó a llamar Happening a su instalación realizada con sesenta televisores la cual llamó “Señal de ambientación”. Fue con estos antecedentes que se marca un quiebre a mitad del año 66 en relación a la forma de construcción de obra. Masotta en esa fecha no se va a quedar atrás y encuentra en esta nueva estrategia la herramienta para comunicar sus pensamientos y reflexiones sobre la sociedad. Interesado en las formas de comunicación y sin desprenderse del concepto “el medio es el mensaje” lleva adelante a mediados del mes de julio dos experiencias con la intención de diferenciar dos géneros de obras. Las diferencias entre el happening y el arte de los medios de comunicación. “El Helicóptero” fue una experiencia que desarrolló en dos escenarios diferentes de la ciudad, unidos en un mismo horario dos escenarios y situaciones diferentes. El tiempo fue el eje central y de rigor para la construcción de dicha obra. Todos los espectadores partícipes de la misma completaron el total de la obra a través de un hecho de comunicación verbal junto a los otros espectadores. Esto se debió a que todos los espectadores sólo pudieron observar, en forma intencional, solamente una parte de la obra. En el caso de “El mensaje fantasma”, por su parte, la intención consistió en intervenir propiamente los medios de comunicación, vinculando un afiche que el espectador podía ver y leer al caminar por el centro de la ciudad (Córdoba y Maipú), en el cuál se podía leer un mensaje que informaba que el mismo sería transmitido por un canal en una fecha determinada, y a su vez , por el canal y en el día que se anunciaba ese afiche salió transmitido el contenido del cartel que se pudo ver en la calle. Llevando al extremo la vinculación del contenido del mensaje con la presencia de un medio en el otro. 

“Sobre happenings” se llamó la experiencia que llevaron a cabo Masotta junto a Jacoby, Costa, Maler y otros artistas. En la cual se valieron de happenings realizados con anterioridad por diferentes artistas, para construir una nueva obra. Siguieron con la idea de focalizar en los medios y no en las cosas, en la información sobre los acontecimientos y no en los acontecimientos propiamente dichos. Despertaron la curiosidad de mucho público que se presentó en la función y contaron con la presencia de Sucesos Argentinos y gran cantidad de fotógrafos que terminaron siendo partícipe de la misma obra debido a que en diferentes oportunidades llamaba la atención del público el lugar donde se encontraba la luz y la cámara. Octubre y noviembre fueron meses en donde Masotta se dividió entre el planteamiento teórico, realizó seminarios y conferencias planteando el fin del Happening y su vuelco hacia el anti-happening (arte de los medios) y por otra parte su producción artística, donde puso en la práctica sus pensamientos y dichos teóricos. “Para inducir el espíritu de imagen” se llevó a cabo el 26 de octubre del 66, en donde trabajó finalmente con personas contratadas caracterizadas con un aspecto “lumpen”. Planteó conceptual y en forma verbal, antes de empezar la experiencia, la confrontación de la mirada entre la gente que se le pagó para que la observen y la gente que pagó por observar. Dejó en claro cuáles fueron los precios que se pagaron en dicha experiencia. Esta obra la definió como “un acto de sadismo social explícito” y a mi parecer es la síntesis que vincula todo su recorrido a lo largo del año 66. Año en el que empezó siendo un espectador de las happenings de Nueva York, pasó por la crítica y el entendimiento de que era necesario una etapa superadora en el arte de vanguardia, que apunte a analizar el propio medio dentro del mensaje y año en que terminó utilizando esta obra como elemento de respuesta a las críticas que no llegaron a entender la obra conceptual como un hecho completamente vinculado a la situación social. “Se acabó la contemplación estética, porque la estética se disuelve en la vida social”. En conclusión el año 66 fue un año clave en el arte de vanguardia argentino y Oscar Masotta fue sin duda una figura clave en la transición hacia el arte de los medios de comunicación de masas. Muchos autores plantean este momento de Masotta como otra etapa de su desarrollo, en donde se corrió de sus trabajos sobre Lacan o Sartre, para acercarse a lo que sucedió por los alrededores del Instituto Di Tella.

Referencias bibliográficas 

- Masotta Oscar (2004) Revolución en el arte. Buenos Aires: Edhasa. 

- Primera Plana, Año VI, Nº 260, 19 de diciembre de 1967 

- Revista Ramona, Nº 45, Buenos Aires. Septiembre de 2004

Abstract: This text points to analyze the artistic history in the massive mass media, centered on the production of the recognized artist Oscar Masotta. The introducer of new ideas in the artistic field, of the semeiology, of the study of the language and together with Eliseo Verón, one of the first ones in analyzing socially the phenomenon of the massive mass media in relation to the public and the hearing “the medium is the message “, a cut centered in its tour on the year ‘66, the historical year in the artistic forefront in Argentina and worldwide.

Key words: Oscar Masotta – art in mass media – happening – mass media – artistic forefront in ‘60s.

Resumo: O trabalho aponta a analisar a história artística nos meios em massa de comunicação, centrado na produção do reconhecido artista Oscar Masotta. Um introductor de novas ideias no campo artístico, da semiología, do estudo da linguagem e junto a Eliseo Verón, um dos primeiros em analisar socialmente o fenómeno dos meios em massa de comunicação em relação ao público e a audiência “o médio é a mensagem”. Um recorte centrado em seu percurso no ano ´66, ano histórico na vanguardia artística na Argentina e a nível mundial.

Palavras chave: Oscar Masotta – arte nos meios – happening – médios em massa de comunicação – vanguardia artística nos 60.

(*) Juan Ignacio Acevedo. Diseñador de Imagen y Sonido (UBA). Maestría en Diseño Comunicacional (UBA). Maestría en Comunicación Audiovisual (UCA, en curso)

Vocabulario relacionado al artículo:

arte . historia . medio de comunicación .

Revolución en los medios de comunicación fue publicado de la página 203 a página205 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIX

ver detalle e índice del libro