Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº76 >
  4. El tejido como relato social.

El tejido como relato social.

Annabella Ponce

Escritos en la Facultad Nº76

Escritos en la Facultad Nº76

ISSN: 1669-2306

Presentación de Proyectos de Tesis Foro de Investigación. Maestría en Diseño

Año VIII, Vol. 76, Mayo 2012, Buenos Aires, Argentina | 42 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El tejido ha acompañado al ser humano desde el inicio de sus
tiempos, solucionando necesidades básicas como aquellas de
tipo social, se ha utilizado tanto para la creación de vestimenta
y ha sido llevado a los hogares como objeto de adorno.
El tejido, así como la pintura, la escultura, ha sido también una
manifestación cultural a través de la cual se han ido relatando
los diferentes acontecimientos sociales; si bien este relato
no ha sido de fácil interpretación, a través del resultado del
entrecruzado de tramas y urdimbres, un acto sencillo que se
convierte en una cadena de pasos y decisiones técnicas cargadas
de intenciones culturales y sociales específicas, ha ido
aportando en los diferentes periodos para el desarrollo social.
En este sencillo acto de entrelazar fibras se pueden descifrar
diferentes actos sociales en la vida del sujeto, los objetos
primarios producto del entrecruzado de las fibras en un inicio
buscaba solucionar problemas básicos; también es llevado
como parte del adorno de un hogar, enalteciendo el resultado
estético en búsqueda de la belleza, confort y el placer, determinando
así una diferenciación social y marcando esquemas
sobre los diversos usos del tejido.
En todas las sociedades, desde la antigüedad, se tiene referencia
de los tejidos, artesanos y comunidades dedicadas a
desarrollar esta labor, el tejido ha acompañado al ser humano desde el inicio de la historia, en su proceso de evolución y
de conflicto; esto ha influenciado para que paulatinamente se
vaya tecnificando; será el relato continuo de las connotaciones
sociales de una estructura social compleja que vincula a todos
los estamentos de una comunidad, país o de una región.
La adaptabilidad que tiene el tejido en un cuerpo o en una estructura
es el equivalente del hombre dentro de la sociedad, su
versatilidad para estar inmerso en las manifestaciones sociales,
culturales y en los continuos hechos políticos.
El tejido en América Latina tiene una larga historia y trascendencia
en la identidad de los pueblos, desde las culturas
prehispánicas se desarrollaron técnicas de tejidos como parte
de la manifestación cultural, relatando a través de símbolos
su ideología ancestral, mística y religiosa. En el área septentrional
andina los pueblos alcanzaron un alto nivel estético
y técnico, que les permitió constituirse como elemento de
identidad cultural.
A partir de la llegada de los españoles a América se inició un
proceso de conquista, ocupación territorial que no respondía
a un propósito educativo definido, se buscaba la traspolación,
es decir el surgimiento de la sociedad española en otro espacio
físico, esto dio inicio a un proceso de aculturización1, que
sentaba sus bases en la desestructuración de la cultura y anulación
de la memoria, con esto se pretendía controlar, alterar
y destruir las expresiones socio culturales locales.
A partir de esta etapa de la historia, en el tejido se evidenciará
el proceso de desestructuración y aculturización1, pero
también será testigo de una actitud de resistencia indirecta y
clandestina. Los colonizadores insertaron nuevos elementos
que permitiesen elaborar tejidos en menor tiempo, mediante
el uso de nuevas técnicas y controles administrativos a través
de las mitas, obrajes y batanes2.
El fin de la construcción de éstas técnicas de control, les
permitía evitar la deserción de la mano de obra, cobrar los
impuestos y generar técnicas de elaboración pre industriales
(Kennedy, 1985, pp 148), de esta manera se obtenía un proceso
más ágil, rentable; sin en embargo, también se inició un
proceso de fusión de las dos culturas, el tejido describirá el
relato social de la nueva estructura de las Américas.
La situación de la Real Audiencia de Quito, actualmente
Ecuador, no fue diferente, los nativos fueron sometidos a
similares técnicas de control y organización social.
El tejido, desde la época pre hispánica en los países andinos
fue un referente del desarrollo textil de varias zonas de la
región; a través de la constitución de los obrajes se maximizó
la producción en la región sierra, de esta manera se constituyó
en el centro de desarrollo, acrecentando la tradición y se convirtió
además, en el mayor productor de textiles tanto para las
colonias, como para la exportación hacia España.
A lo largo de los años comunidades indígenas que en un inicio
pertenecieron a los obrajes se agruparon para crear centros de
tejidos rurales marginales, las mismas han sido reconocidas
por los tejidos y bordados que realizan, donde la mujer es el
eje principal de esa labor. Sin embargo, el desarrollo textil
que algunos cantones pudieron alcanzar, no se refleja en el
desarrollo social del artesano, ni se evidencia la inclusión
integral de éste dentro de la sociedad, será que la estructura
de los obrajes continúa después de cien años desde que se
formó el estado republicano.
El objetivo general de la investigación busca determinar el
nivel de influencia de la estructura social y política en el desarrollo
de los tejidos artesanales de las comunidades indígenas
tejedoras del Ecuador, a partir de la etapa de colonización
hasta el período republicano; mediante el análisis estadístico,
que permita establecer la identidad étnica, nivel de inserción
integral, desarrollo local, rol de la mujer dentro del ámbito
artesanal y el aporte para la consecución de objetivos políticos
y sociales estatales.
La hipótesis se plantea de la siguiente manera: Las condiciones
sociales y laborales en las que se desarrollan los tejedores
artesanales continúan bajo los mismos esquemas marcados
en la etapa de la colonia, el nivel de inserción social respecto
al acceso a educación, seguridad social y desarrollo local
de sus comunidades es reducido, pese a que contribuyen en
la consecución de objetivos nacionales y político estatales.
Notas:
1. Romero, J. L. (1997), "Cap. 1: Latinoamérica en la expansión
europea" y "Cap 2: El ciclo de las fundaciones", en:
Latinoamérica. Las ciudad y las ideas, Siglo XXI, Bs. As.,
pp. 21-44 y pp. 45-68.
2. Troya, A. (1985), “Obrajes en la Real audiencia de Quito.
Un caso de estudio Tilipulo, pp143 -156)


El tejido como relato social. fue publicado de la página 33 a página34 en Escritos en la Facultad Nº76

ver detalle e índice del libro