1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº47 >
  4. Benedit Bis y el Arts&Crafts

Benedit Bis y el Arts&Crafts

Gargan, Paula

Eje 3. Diseño, arte y creación

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº47

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº47

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición X Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2011 Eje 1. El artista y su obra. Sofía Albert | Eugenia Bailo Donnet | Sol Gardiazabal | María Camila Rivera Castro | María Agustina Teruggi. Eje 2. Cine, lo que es

Año VIII, Vol. 47, Junio 2012, Buenos Aires, Argentina | 99 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

En el presente ensayo se desarrollarán la historia del movimiento artístico Arts&Crafts, y la marca Benedit Bis, estableciendo una posible relación impulsada por la hipótesis detallada a continuación.

El Arts&Crafts puede ser considerado como la versión inglesa del modernismo. El mismo fue desarrollado principalmente por William Morris, impulsado por las ideas de John Ruskin, el revival gótico y el repudio a la producción industrial en masa. Las obras realizadas en este período muestran una fuerte influencia medieval y natural: flores, hojas y animales son representados mediante ilustraciones y colores fuertes.

Por su parte, la firma argentina Benedit Bis, ofrece cada temporada distintas colecciones de prendas femeninas con un alto desarrollo textil. Estas son siempre estampadas, y entre los motivos abundan las flores, y las líneas curvas y estilizadas.

El Arts&Crafts

En el marco de un gran desarrollo industrial y social, el movimiento modernista vio surgir en Inglaterra una de sus más relevantes ramificaciones. El Arts&Crafts fue un movimiento social y artístico que pretendía rescatar la importancia de lo artesanal frente a la creciente mecanización y la producción en serie. El mismo deploraba la estética de la industrialización y reivindicaba nostálgicamente los modelos de artesonado de los gremios medievales.

Las bases de este movimiento radican en las ideas de John Ruskin (1819-1900), uno de los críticos de arte más influyente de su época, romántico en su concepción de artista y fiel seguidor del renacimiento del gótico. Sus ideas se popularizaron a través de sus numerosos libros e influyeron a este movimiento modernista naciente, que empezaba a caracterizarse por un retorno a la naturaleza, formas graciosas, onduladas, delicadas, donde frecuentemente se ven reflejadas las formas de la naturaleza en flores, insectos, aves, peces e incluso en animales mitológicos como los dragones.

En el capítulo La naturaleza del gótico, el número dos en su libro Las piedras de Venecia, Ruskin describe lo que posteriormente se transformará en los principios del Arts&Crafts:

De la criatura humana debe hacerse o bien una herramienta, o bien una persona. No se puede hacer ambas.

Los hombres no están destinados a trabajar con la eficacia de una herramienta, o ser precisos y perfectos en sus acciones. Si se desea obtener esa precisión en ellos, y usar sus dedos para medir grados, como un termómetro, y sus brazos trazar curvas, como un compás, deben ser deshumanizados.

(…) Por otro lado, si se hace una persona de una criatura humana, no se puede hacer una herramienta. Sólo déjelo que empiece a imaginar, pensar, hacer todo lo que vale la pena hacer: y la precisión de máquina industrial se pierde de inmediato. Expuesta queda toda su crudeza, su brutalidad, su incapacidad; vergüenza tras vergüenza, fracaso tras fracaso; pausa tras pausa: pero expuesta queda también toda su majestuosidad; y podemos saber su tamaño al ver las nubes establecerse sobre él. Y sean las nubes claras u oscuras, habrá transfiguración detrás y entre ellas.

El surgimiento

Tras pasar un verano recorriendo las catedrales del norte de Francia, y sentirse particularmente atraído por la belleza de la Catedral de Reims, William Morris retornó a Inglaterra, su país de origen, para estudiar arquitectura. Tomó una pasantía en las oficinas de arquitectura de George Edmund Street, especialistas en el revival gótico. Pasado un año, por el consejo de Dante Gabriel Rosetti, abandona esta disciplina para dedicarse a la pintura. Fue durante este tiempo cuando conoció a quien sería su esposa: Jane Burden.

Para su primera residencia matrimonial, Morris encargó a su amigo Philip Webb la creación de la Casa Roja, distintivamente medieval en su apariencia. Ante la insatisfacción de sus dueños sobre el tipo y calidad de muebles fabricados en masa, Morris resolvió amueblar su hogar él mismo. Su trabajo se volvió tan detallado, que incluyó pintar a mano los azulejos del porche.

El amueblamiento y decoración de la Casa Roja se tornó una actividad de fin de semana para Morris, Burden y sus amigos, entre ellos Webb. El grupo no tardó en formar un negocio construido sobre el rechazo a las decoraciones producidas en masa, y a favor de las artesanías. Aunque primeramente se enfocó en la vidriería, la firma (Morris, Marshall, Faulkner y Co.) fabricó telas, tapices, papeles pintados y muebles.

Las características de los productos son las reminiscencias medievales, con formas y colores fuertes; la inspiración en lo natural, en la fauna de Gran Bretaña, sus plantas y animales; y el respeto por los materiales utilizados y el trabajo artesanal, por lo que en muchos casos puede apreciarse visualmente la técnica utilizada en cada pieza. Creían en la idea de Pugin, un exponente del revival gótico, sobre ser fieles al material, la estructura y la función. El mismo Morris comenta en su libro La belleza de la vida: “no tengan nada en su casa que no sea bello o útil”, frase que resume el ideal del movimiento, que apoyaba la creación de todas sus cosas sobre cuatro máximas: simplicidad, esplendor, naturaleza y color-textura.

Origen sensible

El Arts&Crafts es, en realidad, una filosofía del diseño más que un conjunto de características artísticas. En el centro de este movimiento se encuentra una visión reaccionaria en contra del materialismo. Su espíritu radica en ese momento en el que lo espiritual se encarna en el mundo material de la arquitectura, el mobiliario y las artes decorativas. Se trata de mantener la sensibilidad, la “crudeza y brutalidad” característicos del hombre, para demostrar en creaciones materiales, toda su majestuosidad que sobrepasa y transfigura cualquier límite.

Benedit Bis. Las creadoras

Rosa y Juana Benedit crecieron rodeadas por el arte y el diseño.

Entre su familia se encuentran el arquitecto Alberto Presbich, el pintor Julián Presbich, y el pintor y arquitecto Luis Fernando Benedit, padre de las jóvenes. Siendo muy joven, Rosa partió para París donde trabajó 10 años en vestuario para ballet y teatro y para Yves Saint-Laurent en el diseño de accesorios. Por su parte, Juana se dedicó a estudiar Bellas Artes en la academia Prilidiano Pueyrredón para luego continuar con estudios de diseño textil en el College of Textiles de la North Carolina State University, en Raleigh, Carolina del Norte. (beneditbis.com.ar) En el año 1999, las hermanas decidieron juntarse en Buenos Aires, para poner en funcionamiento un proyecto que venía gestándose durante las visitas que se hacían mutuamente en el exterior. Según lo que cuenta Rosa Benedit en una entrevista para la página web Mirabaires, “fue un comienzo muy lento”. El primer paso fue instalarse de nuevo en su país natal, después de más de una década viviendo afuera. Posteriormente, desarrollar la idea que poco a poco habían ido elaborando a la distancia. A esto le siguió el hacer algunas prendas para amigas y familiares, y, finalmente, animarse a sacar a Benedit Bis a la luz.

Los comienzos y su desarrollo

En un principio, la marca se dedicó a la realización de piezas únicas. Estas consistían en un trabajo completamente artesanal para lograr el teñido de géneros como el terciopelo o la seda natural, con la técnica japonesa llamada Shibori. La gran originalidad y novedad de la propuesta causó un notable impacto al ser expuesta en una muestra de la Fundación Proa en septiembre de 2000. Este reconocimiento llevó a las hermanas Benedit a continuar con dos exposiciones en la galería de arte Dabbah-Torrejón, durante el año 2001, lo que terminó de consagrar a la marca como una clara fusión entre arte y diseño. (beneditbis.com.ar) Luego del éxito de estas dos últimas exposiciones, Rosa y Juana decidieron expandir Benedit Bis, creando una línea más amplia, con más productos, e incorporando su propio Jacquard, algo muy poco común entre las marcas locales.

Al trabajar en una primera etapa con prendas a medida y por encargo, la necesidad de un local abierto al público se hizo presente un largo tiempo después de comenzado el proyecto: en el año 2006. Hoy, ese mismo local sigue funcionando en la galería Promenade del Alvear Palace Hotel, y las prendas se venden en más de 10 locales multimarca.

El funcionamiento

A pesar de que ambas hermanas se dedican a la parte creativa de la empresa, Juana es quien se encarga del diseño y Rosa de la supervisión de la producción. El desarrollo de la empresa es un constante trabajo en conjunto. Son ellas las que crearon la ambientación del local, y las que cada temporada imaginan y llevan a cabo las producciones de sus catálogos y lookbooks. Para estos buscan y crean locaciones que respondan a la colección que presentan, y utilizan a mujeres reales (amigas y familia) como modelos.

Las características

En cuanto a las características fundamentales de la marca, se pude nombrar como el sello indiscutible el uso del Jacquard, diseñado y fabricado por Benedit Bis. Con este se confeccionan todo tipo de prendas, principalmente vestidos, que son los que reinan en todas las colecciones. Otro factor importante es la dedicación que Juana y Rosa introducen. Se encargan de controlar cada etapa de la producción: desde el corte hasta las últimas terminaciones. Cada prenda particular es examinada y considerada a la hora de crear la colección. Siempre trabajan mucho los colores, los estampados, la moldería y los recortes.

En el libro de Carmen Acevedo Díaz Moda, nuevo diseño argentino (Editorial Olmo, 2011), las Benedit describen su estilo como ecléctico, colorida y alegre. Resultan insistentes sobre la comodidad que ofrecen sus creaciones. Sus clientas las distinguen por la atención especial que tienen las diseñadoras a la hora de realizar los moldes. Esto es lo que le da a las prendas una comodidad importantísima, que se combina con el atractivo visual y logra un producto muy demandado por mujeres de todas las edades.

Influencias

Estéticamente, todas las colecciones de la marca se muestran coloridas y muy dinámicas en sus estampados. Suelen predominar los rojos, amarillos, marrones, colores cálidos fusionados con tonos violetas y azules. Las flores y plantas son motivos recurrentes, al igual que figuras de líneas curvas o en zigzag. Las influencias artísticas son evidentes y, a pesar de la predominancia del modernismo y el arts and crafts, también se hacen presentes las reminiscencias expresionistas y de los tapices de la Bauhaus. En el libro de Acevedo Díaz, las hermanas afirman que tanto las artes plásticas como decorativas son siempre su fuente de inspiración.

En cuanto a la opinión del público, la marca no deja que esta la condicione según las tendencias y la moda. Sí escuchan a sus clientas en las cuestiones de practicidad y comodidad. Como se dijo anteriormente en este ensayo, Juana y Rosa prestan especial atención a la moldería. Sostienen que la ropa que ellas crean “es para usar, no para que quede colgada en el ropero”. Sus prendas están hechas para mujeres que quieren vestirse de una manera única e irrepetible. Mujeres sensibles e independientes que eligen el camino de la originalidad.

Proyectos a futuro

Los orígenes de la marca fueron muy integrales. Sus creadoras no sólo pensaron en indumentaria, si no en la decoración, la ambientación, y cómo sería el mundo alrededor de una prenda Benedit Bis. Dentro de los planes a futuro, Juana y Rosa planean incorporar una línea de decoración, que comenzaría con la venta de textiles fabricados localmente.

En adhesión, también les gustaría sumar una línea para niñas pequeñas de entre dos y diez años. Finalmente, están explorando la posibilidad de realizar la fabricación de los tejidos en el norte del país. La idea no es utilizar los motivos autóctonos, sino incorporar las técnicas artesanales tradicionales.

Conclusiones

Al comenzar con la investigación para realizar el presente ensayo, la primera idea que concluyó en el planteamiento de la hipótesis fue la influencia exclusivamente estética del Arts&Crafts en la marca Benedit Bis. Sin embargo, finalizada la recolección y el análisis de la información, se demostró que la misma es en parte cierta y en parte incorrecta o, más precisamente, incompleta.

Como puede comprobarse mediante la lectura de la Parte II: investigación, existen más de un punto en común entre la firma de las hermanas Benedit y el movimiento Arts&Crafts. En primer lugar, el más evidente, hay una predominancia natural en las estampas que las dos mujeres diseñan cada temporada.

Las flores abundan las colecciones, así como las hojas, y los diseños con líneas curvas y formas orgánicas. Ahora bien, el lector podría con mucha razón relacionar esta característica con el movimiento modernista en general. O bien con el Art Nouveau, u otra de sus versiones. De todos modos, lo que verdaderamente une estéticamente a estas dos partes tan distantes en disciplina y tiempo, es el uso de colores y formas fuertes, de una línea más dura que romántica. En otras palabras, la reminiscencia medieval.

Es cierto que, siendo una marca de indumentaria, cada temporada las colecciones de Benedit Bis cambian y varían sus características obteniendo una sub-identidad particular. En ellas se suelen encontrar tejidos que inmediatamente recuerdan a los maravillosos telares realizados en la Bauhaus, o a cuadros expresionistas o fauvistas como los de Matisse. Pero siempre predomina esa naturaleza medieval que distingue a la firma y hace pensar en las creaciones de Morris y sus amigos.

Otro de los puntos de inflexión es el detallismo extremo que tanto Morris como Juana y Rosa Benedit aplican en sus disciplinas.

Así como el primero se encargó de observar detenidamente cada punto a decorar en su Casa Rosa (y luego tuvo en cuenta para la fabricación de productos para la venta), las hermanas se dedican profundamente a controlar cada etapa de la producción de sus prendas. También se encargan ellas mismas de elegir locaciones, modelos reales y temas para la producción de fotos de los catálogos, y están interesadas en crear una línea de decoración. Esto vuelve a Benedit Bis una empresa con ideas integrales. No sólo están atentas a la prenda, si no a todo lo que la rodea. Quieren crear un mundo Benedit Bis, de la misma manera que Morris creó su mundo en el Arts&Crafts.

Puede resaltarse, también, la similitud de conceptos entre las hermanas y William Morris, quien sentencia que si algo no es bello o útil, no hay que tenerlo. Para las diseñadoras, es muy importante la funcionalidad y comodidad de las prendas, y sostienen que la suya es ropa para ser usada, y no guardada.

A esto le añaden el atractivo estético. Esto se relaciona directamente, además, con la idea del revival gótico del respeto por el material, la función y la estructura.

Como si esto fuera poco, también coinciden en la idea de lo artesanal como el valor que nunca se debe perder. En este punto es necesario recordar los inicios de esta firma local, que, en una época de fabricación masiva e importaciones, empezó creando prendas teñidas artesanalmente con la antigua técnica Shibori. Posteriormente, continuó utilizando telas fabricadas en el país, y hoy se encuentra investigando la posibilidad de hacerlas fabricar en el norte del país para conseguir una hechura completamente tradicional y artesanal.

Como puede notarse, la relación entre Benedit Bis y el Arts&Crafts es muy estrecha. Tal vez no intencional, teniendo en cuenta que las diseñadoras nunca describen explícitamente que este movimiento artístico haya influenciado su trabajo, aunque probablemente sí lo hayan adoptado como una fuente inspiracional de carácter estético.

Esto comprueba que, a pesar de la gran cantidad de años que los separan, y del dinamismo que el mundo va cobrando cada vez con más intensidad, las ideas artísticas de siglos pasados siguen vigentes y se presentan en todos los ámbitos de la vida. Y aún con la tecnología avanzando a pasos todavía más agigantados que los de la sociedad, los valores de lo artesanal y lo hecho por el hombre nunca se pierden.

Bibliografía

Acevedo Díaz, C. (2011). Moda, nuevo diseño argentino. Argentina: Editorial Olmo.

Benedit Bis (s / f). Benedit Bis. Disponible en: www.beneditbis.com.ar Benedit, J. (s / f). Benedit Bis. Disponible en: http://www.bidnetwork.org/page/136303/en#personal Contenporany. (s / f). El movimiento Arts and Crafts. Disponible en: http://contenporany.galeon.com/aficiones1339433.html Mirabaires. (Septiembre, 2011). Benedit, sinónimo de arte y estilo.

Disponible en: http://mirabaires.com/estilo-mb/moda-y-belleza/benedit-sinonimo-de-arte-y-estilo.html Wikipedia. (2011). Arts&Crafts movement. Disponible en: http://en.wikipedia.org/wiki/Arts_and_Crafts_Movement William Morris Tile. (s / f). What is Arts and Crafts. Disponible en: http://www.williammorristile.com/what_is_arts_and_crafts.html


Benedit Bis y el Arts&Crafts fue publicado de la página 43 a página45 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº47

ver detalle e índice del libro