1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº48 >
  4. Diana Ordóñez, artista colombiana

Diana Ordóñez, artista colombiana

Giraldo Usuga, Sebastián

Eje 6. El arte expandido

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº48

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº48

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XI Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2012 Eje 1. Recursos creativos: Cecilia Castillo | Sabrina Ariadna Cueva | Rocío de la Paz Ierache | María Agustina Rossito. Eje 2. Tendencias y experimentaciones cin

Año VIII, Vol. 48, Agosto 2012, Buenos Aires, Argentina | 117 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

El arte en la actualidad ha tomado diferentes direcciones y se han creado nuevas y diferentes técnicas, con la ayuda de la tecnología y movidos por el cambio en la sociedad. Para muchos conocedores e ilustrados pertenecientes al campo artístico, muestras como graffitis y dibujos no son considerados una forma de arte, debido a que les faltan elementos formales y compositivos; y, muchas veces, son vistos como simples expresiones de adolescentes caprichosos.

Sin embargo, el arte siempre ha pasado por procesos similares y los movimientos que se consideran influyentes en el presente, eran una burla y un horror para la historia artística en su respectivo tiempo. El trabajo del artista es algo complicado, su evolución se basa en tratar de solucionar problemas de tipo técnico, para que el mensaje se transmita de la manera en que el autor quiere. Es exactamente lo que muchos artistas emergentes buscan con sus trabajos alrededor del mundo, si bien no pretenden cambiar el arte, quieren expresarse y dar a conocer su trabajo, explicarlo y que se haga entendible para el público. Es aquí donde nacen miles de nuevas técnicas que ayudan a la expresión y la transmisión de mensajes, en un mundo más abierto y libre, la experimentación con el arte alcanza niveles infinitos.

Diana Ordóñez, más conocida como Ledania, es una artista colombiana, proveniente de la ciudad de Bogotá que tiene una idea fresca y diferente del arte. Su trabajo no abarca sólo las expresiones plásticas, sino que también interactúa con la fotografía y el diseño gráfico. Sus creaciones más conocidas se encuentran en diferentes muros de la ciudad colombiana, a modo de graffiti, aunque ha ampliado sus enfoques y ahora también los objetos de decoración y las prendas de vestir pasaron a ser parte de sus formatos de trabajo. Como la mayoría de las personas que se dedican a esta técnica urbana, Ledania es considerada otra de las jóvenes rebeldes que plasman sus pensamientos en las calles de la ciudad a modo de protesta. No se puede estar más lejos de la verdad, ya que su arte tiene bases en la educación, tanto práctica como teórica y sus expresiones tienden a representar temas más profundos y complejos que los mensajes de protesta o declaraciones amorosas que se ven normalmente en las calles y se consideran graffitis.

El expresionismo, el cubismo y el surrealismo se unen para dar como resultado obras que cada vez se hacen más comunes y conocidas en Colombia. Los dibujos y los graffitis de Ledania mezclan elementos de estos tres movimientos artísticos, en la parte formal y también relacionando su manera de pensar con la de los autores de las diferentes corrientes. Para hacer una descripción muy general de sus obras, las cuales contienen una personalidad única y diferente cada una, puede decirse que no son naturalistas, pero sí figurativas. Algunas más cercanas al realismo y otras más relacionadas con el expresionismo y la exageración y distorsión de algunos rasgos característicos de sus elementos con intensiones específicas.

Utiliza formas geométricas para la composición de sus figuras y en ocasiones crea collages de diferentes imágenes para lograr una nueva y con distinto significado, lo cual la ubica muy cerca de los cubistas. Pero les da profundidad y crea tanto obras visuales como de análisis, utilizando simbologías y reemplazando algunos elementos por otros para representar lo que siente y transmitir el mensaje, muy al estilo surrealista.

No es el fin de los artistas como Ledania pintar para la prosperidad, aunque el hecho de que sus graffitis sean tapados o borrados le molesta y la hacen sentir incompleta. Pero es algo que sabe que va a pasar desde antes de abrir la primera lata de aerosol. Es por esto que Ledania prefiere pintar y expresarse en el momento, dejando fluir su imaginación y creatividad sabiendo que el placer que le genera crear arte será momentáneo. Expresar los sentimientos y pensamientos creativamente no es un problema para los artistas actuales, es completamente aceptado que el uso de los colores, los tamaños y combinaciones de las formas tiendan a ser poco realistas, en tanto debido a la educación recibida y al hecho de formar parte de la historia del arte en un momento en el que ya ha superado todos estos problemas, que la personalidad del artista y su forma de ver el mundo afecta fuertemente en el resultado de sus obras. Esto se aplica en el caso de la artista colombiana, y se le suma a su personalidad el hecho de que su tipo de arte tiene algunos limitantes, lo cual aumenta su capacidad expresiva movida por el sentimiento que estos límites provocan en ella. Incluso cuando el resultado no es tan abstracto como los cuadros de Kandins-ky, las creaciones de Ledania reflejan, en diferente forma, esa profundidad y entrega al arte y transmiten al público una pequeña idea de qué circula por la mente de esta joven. Los expresionistas fueron quienes rompieron con las tradiciones e introdujeron esta manera de expresión, la cual es utilizada por millones de personas alrededor del mundo y en mayor grado por artistas que deben adaptarse a las condiciones y desafíos que el arte urbano presenta. Si bien los expresionistas no fueron un grupo de revolucionarios en todo el sentido de la palabra, el cambio provocado en el ambiente artístico les da un toque rebelde, el mismo toque que algunos artistas, la mayoría inconformes con alguna cuestión social, reflejan en las creaciones y en la elección de sus técnicas.

Aunque prefiere trabajar con la técnica a blanco y negro, Ledania también utiliza los colores para resaltar sus obras y darle a los elementos que las componen diferentes significados. El uso de estos no se evidencia tanto en sus dibujos, donde predomina el blanco del papel y el negro de la tinta. Sin embargo, presenta a veces algunas manchas de color muy espontáneas que le dan un toque distinto y llamativo y genera la sensación de que lo que está pintado sale del papel y trasciende.

Estas manchas pocas veces corresponden a los colores naturales de los elementos que aparecen en sus composiciones, predominan los colores pasteles, en tonos rosas, azules y verdes. Pero sus graffitis son otra cosa muy diferente, estos nunca se quedan sin color, al contrario. Al igual que las manchas de sus dibujos, los colores de sus graffitis tampoco concuerdan con los colores naturales de lo representado, en este caso predomina el tema de las aves. Ledania modifica los colores y distorsiona la realidad en sus obras con fines decorativos y visuales, haciéndolas más llamativas y mostrando en mayor grado los sentimientos y emociones que estaban presenten a la hora de desenvolverse artísticamente. Pero, aunque son una ayuda para la expresión, también tienen significados y metáforas, tanto para la artista como para los espectadores, que inconscientemente se llevan un mensaje y una sensación específica después de apreciar los colores, vivos y saturados, y las combinaciones entre éstos. Quizá la primera imagen que se llevan es la de una versión distinta del mundo real, una percepción diferente, lo cual es el propósito de la artista cuando se arriesga a pintar pájaros de todos los colores, mezclando texturas y formas que no se encuentran en la realidad física de estos animales. Esta distorsión de la realidad por medio de los colores y los diferentes usos de las técnicas van muy acordes a lo que menciona Stangos (1981) sobre lo sucedido con el arte durante el expresionismo: “se tomó notables libertades con las apariencias normales con objeto de explotar las posibilidades, tanto expresivas como decorativas, de la línea, el color y la forma”. Ledania no teme experimentar con estos recursos, y aunque ya son mucho más aceptados estos cambios efectuados a la realidad, se arriesga a utilizar colores que despierten sensaciones en la gente, que la hagan pensar y que les recuerden otras cosas, utiliza los colores como un medio de comunicación de sus sentimientos y del mensaje que quiere transmitir, llegando a las personas de diferentes maneras y logrando mantener en sus composiciones el toque figurativo.

Pero los colores no es lo único que distorsiona Ledania a la hora de crear; las formas también se ven afectadas en esta búsqueda de un arte diferente y más moderno. De igual forma que con los colores, hay una diferencia entre sus dibujos y sus murales. En los primeros mantiene una versión de lo que dibuja más cercana a la realidad, incorporando sombras y jugando con las luces en ocasiones. Se controla más a la hora de dibujar que a la hora de usar los aerosoles, puede deberse a las ventajas y comodidades que presenta el dibujo por encima del arte urbano o a los diferentes contextos en los que se dan estas dos técnicas. Es en los muros de las ciudades de Colombia donde Ledania saca su lado expresionista y cambia las estilizadas figuras de las aves por figuras geométricas, teniendo como resultado búhos con círculos como cuerpo o loros y pájaros con cuerpos compuestos por triángulos y cuadrados.

Sin embargo, aunque contiene características expresionistas, Ledania cambia de inspiración artística al utilizar figuras más del cubismo para completar sus graffitis. No sólo la representación del cuerpo de sus aves, sino también las formas que los componen. Círculos dentro de círculos para los ojos, triángulos para los picos y para la decoración del plumaje, incorporando espontánea pero armónicamente cuadrados y cubos que le dan más personalidad a sus trabajos. Los óvalos son elementos que están muy presentes ya que hacen las veces de ojos, los cuales son uno de los temas más utilizados por Ledania a la hora de componer porque representan visión, la cual todos interpretan diferente basados en sus propias experiencias.

Las líneas rectas y uniformes también dicen presente en el trabajo de esta artista, quien las usa para decorar y crear diferentes texturas en sus murales.

En un mural realizado por Ledania y Cerok, otro artista urbano de Colombia, se muestran dos personas que representan las estaciones del año: la de la izquierda, pintada por Cerok, el invierno y lo relacionado al frío; la de la derecha, hecha por Ledania, el verano, el otoño y lo concerniente al calor. No solo se diferencian por el uso de colores fríos y cálidos, sino también por la tendencia cubista que presenta la figura de Ledania en comparación a la del otro artista, especialmente en los rasgos del rostro. En ella se evidencia también el uso de las líneas para componer la textura de las ropas que viste la figura las cuales crean triángulos y rombos muy característicos de la artista y de los artistas cubistas.

Con respecto a sus dibujos y la relación con el cubismo se tienen que analizar nuevamente las manchas de color que los caracteriza. No son simples manchas puestas al azar, son triángulos, círculos, cuadrados, figuras geométricas que colorean la figura de una manera diferente, dinámica y un poco más moderna. Esta técnica también pasó a sus trabajos en las paredes, donde pinta una figura, simple y sin muchos detalles, en color negro y agrega diferentes formas y figuras para darle color y completar su obra. Aunque recuerdan mucho el trabajo de Kandinsky, sus trabajos siguen siendo figurativos y la distorsión de estos, más que expresionista, está dirigida en mayor medida hacia el surrealismo, ya que toma elementos simbólicos.

Sin embargo estas obras, a primera vista, recuerdan a las obras de artistas como Picasso y su Paloma de la Paz. Pero ésta no es la única relación que mantiene Ledania con el pintor español, puede evidenciarse en varios trabajos de la artista la influencia y la tendencia a utilizar elementos del arte africano. Puede observarse como Ledania le da personalidad a las mujeres de este muro utilizando formas y colores muy característicos de la región africana. La cara de la derecha, la cual puede compararse fácilmente con las máscaras que Picasso solía coleccionar, mezcla colores cálidos que nos recuerdan el sol en la sabana africana, los triángulos y los rombos que representan las facciones del rostro prueban nuevamente que el arte negroide fue de gran influencia para las obras cubistas, y en la actualidad sigue influyendo en artistas emergentes como Ledania.

Para Ledania es imposible definir su obra por completo, es algo que va naciendo y que no tiene límites ni bocetos premeditados.

Deja que su imaginación entre en acción y dirija su mano mientras pinta. Aunque no pierde del todo el control para plasmar lo que refleja su inconsciente y, por ende, no practica el automatismo de la misma manera que lo hacían los surrealistas en los años `20, si se libera del control de la planeación y deja que la obra vaya cobrando vida bajo sus manos, independiente de la forma que vaya adquiriendo.

En una entrevista que se le realizó en la ciudad de Calí en Colombia en el año 2011, la artista explica que no piensa del todo cuando crea, presta más atención a lo que está sintiendo, ya que le parece de más importancia. Si bien la técnica que utiliza involucra a los sentimientos y podría catalogarse dentro de las técnicas expresionistas, los resultados –especialmente sus dibujos– son excelentes ejemplos de las imágenes surrealistas. Podría llevarse a debate el hecho de que mantiene un control consciente mientras dibuja y no deja que el inconsciente obre completamente, pero había diferentes formas de utilizar las riquezas del mundo surrealista y algunas no carecían completamente de control. Lo explica Stangos (1981), utilizando las palabras de algunos de los artistas más representantes de la época: “Empiezo a pintar –dijo Miró– y conforme pinto el cuadro comienza a afirmarse, o a sugerirse, bajo mi pincel… La primera fase es libre, inconsciente; la segunda fase la calculo cuidadosamente”. Es verdad que Ledania empieza sus dibujos dejándose llevar por los sentimientos y sin ejercer ningún tipo de control, pero una vez que la obra ha tomado forma la artista une los elementos que la componen de una manera armónica y con intenciones comunicativas, para que el mensaje pueda transmitirse lo más claro posible dentro de este tono surrealista.

El tema de los dibujos de Ledania es difícil de definir. Algunas veces aparecen en ellos animales como la tortuga, pero se alejan de la realidad ya que dota a estos seres de características antinaturales e imaginarias como el barco que hace las veces de caparazón en la figura mencionada previamente. La mayoría de sus dibujos se mueven dentro de estas características, la unión de imágenes completamente opuestas para crear una nueva, con un sentido completamente diferente.

Era normal que después de seguir un procedimiento que trataba de acceder al inconsciente, tuviera resultados de este tipo también, la combinación de elementos en sus trabajos, muestran nuevamente el lado surrealista de Ledania. Las pinturas surrealistas presentaban características freudianas relacionadas a los sueños como la existencia conjunta de elementos completamente opuestos, la condensación de dos o más objetos e imágenes y el uso de elementos a los que se les otorga un valor simbólico (Stangos, 1981). Los dibujos de Ledania siempre presentan más de un elemento, más de un tema, son todos collages de imágenes que no tienen una relación establecida en el mundo real, pero que en el mundo imaginario, el simbólico, pueden ser leídas y entendidas. La artista no ha dado una descripción detallada de cada una de sus obras, prefiere que la gente tome de ellas lo que cree necesario y les de un sentido personal, una interpretación basada en las experiencias de cada persona y un valor subjetivo.

Los artistas surrealistas pretendían transmitir lo mismo, era necesario que el espectador saliera del mundo real y dejara actuar a su inconsciente para entender la obra. Era de esperarse que en este proceso de despojarse de los controles de la mente consciente, el público se identificara con algunos de los elementos que componían las imágenes.

Las formas de arte modernas son subestimadas por muchos, utilizando argumentos como la falta de educación, la escasez de técnica y la ausencia de sensibilidad artísticas. Ledania no le da importancia a lo que piensen de ella y su obra, pinta para ella y lo comparte con el que le guste y se sienta identificado con su trabajo. Sin embargo, dentro de la inocencia de pintar un pájaro dentro de un círculo o de combinar una tortuga con un barco, existen miles de influencias y relaciones con la historia del arte. Ledania es consciente de esto, ya que ha tenido acercamientos con la historia del mismo, pero millones de artistas contemporáneos que utilizan la pintura, la escultura, el dibujo, cualquier medio de expresión para transmitir sus sentimientos y sus mensajes están también aplicando en sus trabajos las influencias que ha traído la evolución artística en la historia de la humanidad. No se trata sólo de mantener o no las técnicas realistas de la época clásica, la perspectiva del renacimiento o los colores y sombras fuertes de la Alemania expresionista, se trata de aprovechar las diferentes direcciones en las que se ha expandido el arte y acercarse más a él desde diferentes acercamientos, para utilizar y encontrar, a la manera de cada cual, algo que es inherente al ser humano y necesita tan desesperadamente.

Ledania y los nuevos artistas no están manchando el lienzo de la historia del arte, están haciendo un pequeño aporte como lo han hecho miles de nombres a lo largo de los años.

Sería preciso relacionar a esta nueva ola de artistas y técnicas modernas con cualquiera de los artistas expresionistas, cubistas o surrealistas, quienes en su tiempo se consideraban una vergüenza para el arte pero sin los cuales éste no hubiera y no se conocería y se recibiría como se hace hoy día.

Bibliografía

Stangos, N. comp. (1981). Conceptos de arte moderno. Madrid: Alianza. (709.04 CON).

Gombrich, Ernst. (1992). Historia del Arte. Madrid: Alianza. (709 GOM)

Ordoñez, Diana (2012). Ledania. (Disponible en: http://www.ledania.blogspot.com).

Ordoñez, Diana (2012). Ledania Art (Disponible en: www.facebook.com/ledania.art).

No para Innita (2012). No para Innita entrevista a Diana Ordóñez (Ledania). (Disponible en: http://www.flickr.com/photos/noparainnita/7295983778).

Publimetro (2012). Ledania: Expresión en Aerosol. (Disponible en: http://www.publimetro.co/vida-con-estilo/ledania-expresion-en-aerosol/lmkldB!KOVfmKYp8igl).


Diana Ordóñez, artista colombiana fue publicado de la página 79 a página81 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº48

ver detalle e índice del libro