1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº14 >
  4. Pedagogía del cambio. Estrategias didácticas en la formación del diseñador

Pedagogía del cambio. Estrategias didácticas en la formación del diseñador

Barrios, Patricia Claudia

Comunicaciones enviadas para el Segundo Congreso

Actas de Diseño Nº14

Actas de Diseño Nº14

ISSN: 1850-2032

VII Encuentro Latinoamericano de Diseño “Diseño en Palermo”. Tercer Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño Julio 2012, Buenos Aires, Argentina

Año VII, Vol. 13, Marzo 2013, Buenos Aires, Argentina | 254 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El educador es el artífice del posible cambio, es el que decide los contenidos, las estrategias, las actividades y el modo de evaluación a llevarse a cabo en nuestro ámbito.

Siempre en la búsqueda del sentido real y de excelencia de la formación profesional y pedagógica del alumno. No olvidemos que los estudiantes, futuros diseñadores, más allá de las formas y contenidos, y la clara misión de comunicación; poseen una enorme responsabilidad ética, la de ser aporte a la mejora de calidad de vida de las personas.

Escuchar a los alumnos, movilizarlos e intentar el compromiso con el mundo contemporáneo depende también, en primeros términos de nosotros: los formadores, líderes con el compromiso de abrir caminos a otros y colaborar en el triunfo de los mismos. Ayudar es construir un puente, para que el otro alcance su sueño.

Incentivar lo anímico es parte fundamental en esta etapa de sosiego e interrogantes continuos, donde los contenidos vacíos y superficiales los seducen continuamente desde los medios. Hay mucho más... más allá de la juventud gran hermano.

Nosotros, los docentes diseñadores debemos tener el compromiso y permitirnos la rica posibilidad de esta verdad. Abramos el juego y la pasión comprometida en ser puentes y andamiajes presentes en la etapa formadora de los estudiantes y constructores de los mismos, pues a partir de ellos, la gente se conecta, se une.

Esta ponencia es resultado de una extensa escucha a los alumnos, a sus necesidades y anhelos, en tiempos donde la reflexión nos invita a la articulación de instrumentos educativos más precisos y diferentes. Es decir a una pedagogía del cambio, donde el aprendizaje se asiente sobre lo que él trae, sobre su huella. Esta oportunidad no es sobre la teoría de la pedagogía, es una reflexión sobre la práctica en el aula. Una invitación a un cambio de pensamiento o por lo menos, un viraje de rumbo.

La mayoría de la generación de docentes de diseño actuales han sido formados por educandos que no han transitado los claustros, sino que todo el aprendizaje o casi todo ha surgido necesariamente del “empirismo del asfalto” como delata Ronald Shakespear en su libro Señal de Diseño. Esta situación nos lleva a un quiebre, ya que nosotros, los educadores del presente, sí, tuvimos una formación disciplinar diferente, con un gran aporte de contenidos y donde la práctica profesional es muy diferente en cada uno debido a los diversos caminos de especialización que hemos optado. Esta situación nos hace doblemente ricos porque mamamos ambas culturas: “la de la calle” que tenían nuestros docentes y la de los organismos educativos o claustros de conocimiento.

La posibilidad de articular los elementos propios de la disciplina y los de una didáctica específica para desarrollar el conocimiento que se requiere para la formación de grado, la historia de la carrera y el seguimiento de resultados actuales y pasados, permiten sacar conclusiones para repensar los sustentos conceptuales, procedimentales y actitudinales contemporáneos.

Una reflexión comprometida sobre la realidad circundante, nuestra capacidad creativa, la pasión por la investigación; y la práctica proyectual y docente, son sólo algunos pilares de cuestionamiento permanente e incansable en la búsqueda constante de mejora y crecimiento, con una mirada integradora y abierta a la escucha en diferentes ámbitos. Una búsqueda por encontrar diversas formas de generar entusiasmo y amor por la tarea. El “¡Tener ganas!” comprometiendo jóvenes con su realidad social y comunitaria.

Conformar una carrera o espacio de cátedra donde la docencia-investigación sea la figura rectora del proceso de enseñanza-aprendizaje como “nueva propuesta pedagógica”. Así, donde la interdisciplina con otras asignaturas comience a crear ejes horizontales de trabajo y comunicación, generando así una serie de puentes y andamiajes con el alumno y con otros docentes, por ejemplo: compartiendo bibliografías e intercambiando diferentes materiales de base, y anexos de investigación auxiliares, podrían conformar “nuevos textos de lectura” comunes a varias materias o asignaturas.

La formación y actualización docente deben ser una tarea permanente y posibilitadora por parte de la institución que cobija los saberes. La metodología del análisis y las nuevas formas de transferencia de contenidos áulicos son anhelos de esta propuesta de “pedagogía del cambio”, considerando como eje directriz “la pedagogía del intercambio”, o sea una transferencia y transposición didáctica amena, creíble y abundante, rica en saberes pero también en experiencias, en vida… El docente debe de haber vivido y vivir diversas experiencias para estar frente al aula y poder generar ámbitos de interrogantes constantes, fundamentados, comprometidos por parte del alumno. La búsqueda de una generación de la pregunta más que de la respuesta.

Esta propuesta pretende generar un espacio de reflexión, donde el primer punto de partida es de introspección individual y colectiva. Luego de varios años del nacimiento de la carrera y de carreras afines al diseño en la Argentina, están instaladas una serie de prácticas educativas, tanto en lo que hace a contenidos, como a la relación docente - alumno - saber, que cada vez hacen más interferencia, más ruido y dificultan el intercambio, la comunicación y la posterior evaluación curricular. Se dificulta el vínculo, por ahora no es que lo anula, pero la sumatoria de programas, prácticas docentes y desinterés del estudiante generan un proceso de enseñanza-aprendizaje con niveles no satisfactorios o de muy poco compromiso.

Es necesario a la brevedad, generar pequeños ajustes o cambios que se adapten a las nuevas realidades. Para modificar las prácticas educativas hay que afrontar todos los problemas que se presentan, por ello la pedagogía del intercambio, del contacto con lo real, invariablemente todo esto está relacionado con las historias, contextos y con la proyección social del alumno, del docente, directivos y de la carrera misma.

Es necesaria la búsqueda de articulación, continuidad, interdisciplina y profundización en el accionar como primera respuesta a un método pragmático y repetitivo, con resultados formales que se vienen dando hasta ahora, donde sólo “el cumplir” sigue siendo el fantasma presente.

Estos problemas se expresan en una práctica donde la realidad, por lo menos en instituciones provinciales del interior del país se manifiestan a través de distintos síntomas: el alumno está habituado a llegar a la institución pública en búsqueda de consignas concretas para un trabajo práctico, que deberán ser cumplimentados en fechas preestablecidas. Las correcciones, fundamentalmente son técnicas o de carácter estilísticos, se realizan sobre cuestiones puntuales que conducen cada paso del alumno para su entrega, éste depende sólo de estos señalamientos para aprender y modificar; sin preguntarse el por el qué, de los cambios dispuestos por el docente. Esta práctica ha formado generaciones de estudiantes que no ven la globalidad de los asuntos y no logran conceptualizar situaciones problemáticas. El docente termina de este modo siendo el total responsable del trabajo realizado por el estudiante. Es decir, que el conocimiento no se construye, no se cuestiona, sólo se cumplen los requisitos catedráticos de promoción y de acreditación.

El resultado es: creatividad cero, nivel de crecimiento bajo y lenta maduración del estudiante.

No es posible enseñar si no se investiga y actualizan contenidos de aprendizajes. Los temas de creatividad, conceptualización, procesos y técnicas de proyectos y trabajos de diseño, son los ejes para poder evaluar, que varían según los contenidos y temáticas de la comunicación visual.

El acomodarse a espacios y lugares de escucha y vivencia estudiantil, posibilitan una realidad distinta a la actual, con más de 40 años es imposible meternos en la piel de la juventud del fragmento de 18 a 35 años, pero una posibilidad es mediante el contacto. Esto significa no sólo una escucha abierta sino una escucha profunda, de sus anhelos, necesidades y pensamientos. El intercambio e interdisciplina posible debe realizarse con alumnos, pares docentes y directivos donde una de las premisas principales es el diálogo fluido y abarcativo. Una mayor participación en diferentes áreas abre el juego a respuestas más acordes y felices a la realidad circundante.

Las teóricas de los docentes, el saber académico de los mismos es una de las cuatro patas de la mesa donde el alumno busca las respuestas al dilema de la carrera elegida.

Las otras son: contención, inspiración y la experiencia en la profesión. Si queremos formar profesionales de verdad, necesitamos desarrollar en nuestras escuelas y universidades, programas que involucren la educación emocional de los alumnos; que fomenten la cooperación, la conciencia social, el compromiso y la perseverancia.

El proceso educativo de análisis, reflexión, acción y nuevamente reflexión es lo que se entiende como construcción del conocimiento como una labor constante y permanente de enseñanza-aprendizaje. Un compromiso de lealtad al saber y a la construcción de andamiajes y puentes a la vida.

Propuesta de principios fundamentales de la pedagogía del cambio y del… intercambio

1.

Enseñanza concreta (Ir de lo concreto a lo abstracto, Observación, Enseñar teoría en ocasión de la práctica).

2.

Enseñanza activa (Hacer practicar para aprender, favorecer la experiencia personal, autodescubrimiento, suscitar la discusión).

3.

Enseñanza progresiva (descomponer las dificultades, enseñar una sola cosa a la vez, Ir de lo simple a lo complejo, ir de lo fácil a lo difícil, de lo conocido a lo desconocido).

4. Enseñanza repetitiva (repetir los ejercicios varias veces, revisar antes de pasar al trabajo siguiente, repetir la operación mostrada).

5.

Enseñanza variada (ejercicios elementales variados, proporcionar descansos entre dos períodos de atención sostenida, dejar que el tiempo haga su clasificación, no tener en cuenta el tiempo al principio, buscar primero la calidad).

6.

Enseñanza estimulante (despertar el interés de los participantes, obtener esfuerzos sostenidos, llamar a las motivaciones personales, crear ocasiones de éxito).

7.

Enseñanza individualizada (Conocer individualmente a los alumnos, tener en cuenta la personalidad de cada uno, realizar una enseñanza a la medida).

8.

Enseñanza cooperativa (fomentar el espíritu de solidaridad y ayuda mutua, favorecer el trabajo en grupo, crear y mantener el espíritu de equipo).

9. Enseñanza dirigida (Evitar los errores y movimientos incorrectos, corregir oportunamente los errores, no dejar arraigar hábitos defectuosos).

10.

Enseñanza auto-educativa (favorecer la autoestimulación, acostumbrar al autocontrol, dar a los aprendices la oportunidad de conocer sus propios progresos).

La misión del docente no es la de componer autómatas hábiles, sino más bien la de formar a través del aprendizaje, trabajadores aptos para ejercer el oficio de hombre y la de formar ciudadanos capaces de contribuir activamente a la prosperidad de un país.

Abstract:

The educator is the maker of the possible change, is the one that decides the contents, strategies, possible activities, always in the search of the royal sense and of excellence of the vocational and pedagogic training of the pupil. We the educational designers must have the commitment and allow us the possibility of this truth.

Let’s open the game and the passion compromised in being bridges and present scaffoldings in the forming stage of the students. This presentation is a result of a reflection that invites us to the joint of the most precise educational and different instruments. It is to say to pedagogy of the change.

Key words:

Pedagogy - Strategy - Didactic - Design - Job training - Educator.

Resumo:

O educador é o artífice da possível mudança. É ele quem decide os conteúdos, estratégias, atividades possíveis, sempre na busca do sentido real e de excelência da formação profissional e pedagógica do aluno. Nós, os professores designers, devemos ter o compromisso e permitir-nos a possibilidade dessa verdade. Vamos abrir o jogo e a paixão, comprometidos em sermos pontes e arcabouços presentes na etapa formadora dos estudantes. Essa palestra é o resultado de uma reflexão que nos convida à articulação de instrumentos educativos mais precisos e diferentes. Isto é, uma pedagogia da mudança.

Palavras Chave:

Pedagogia - Estratégia - Didática - Design - Formação profissional - Educador.

(*) Patricia Claudia Barrios. Diseñadora Gráfica. UBA (Universidad de Buenos Aires) / Docencia e Investigación Capacitación Pedagógica - Instituto Superior Parque España. Ha dictado de Cursos Varios.

(**) El presente escrito fue presentado como conferencia dentro del Segundo Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño (2011). Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo, Buenos Aires, Argentina.


Pedagogía del cambio. Estrategias didácticas en la formación del diseñador fue publicado de la página 169 a página171 en Actas de Diseño Nº14

ver detalle e índice del libro