1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº56 >
  4. Nuevas formas de arte. La Ilustración

Nuevas formas de arte. La Ilustración

Claus Finlayson, Andrea Nicole

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº56

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº56

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XIII Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2013

Año X, Vol. 56, Octubre 2013, Buenos Aires, Argentina | 128 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

Ernesto Caivano es un ilustrador de origen español que reside en New York. En las siguientes páginas se presenta un análisis de la obra, influencias –y puesta en práctica de las mismas– de este artista.

El corpus de obras seleccionadas son casi en su totalidad ilustraciones sobre papel con tinta negra, en donde se aprecia cómo el artista toma las influencias y las plasma armoniosamente en el papel.

Mas allá de la estética, limpia pero a la vez recargada de elementos que sugieren una fuerte influencia oriental, resulta sumamente estudiar la trayectoria del artista y realizar que el orientalismo no solamente lo aplica de manera superficial, sino que también en esencia y significado.

Con la finalidad de comprobar la relación entre la obra de Caivano y la cultura oriental que toma como base para la composición de sus trabajos, se abarcarán y asociarán los conceptos de vacío y plenitud, la influencia del Japonismo, así como la idea de relación en el todo y la fe japonesa Shinto.

Nuevas formas de arte. La ilustración

Se trata de Ernesto Caivano, un ilustrador cuyas obras son el balance –casi perfecto– de un mundo fantástico, y un libro de finísimas ilustraciones naturalistas. Nacido en Madrid en 1972, vive hasta los 14 años en Argentina y más tarde se traslada a los Estados Unidos. La violencia y la pobreza fueron factores presentes en la juventud de este artista, quien a sus 20 años vivía de manera nómada hasta lograr incursionar en el mundo del arte.

Casos extremos, dificultades, piedras en los zapatos suelen ser armas de doble filo. En el caso del artista sus dificultades fueron los que lo llevaron a crear sketches o dibujos detallados en un cuaderno y da ahí la ilustración.

Poco a poco lo que empezó en un cuaderno se torna en papeles a gran escala; tinta, carbón, lápiz y una que otra vez acuarelas, dan como resultado sus obras de dibujos lineales llenos de expresividad y significado.

Ilustraciones que remiten a las de un libro naturalista –pájaros, frutas y flores–, escenarios de caballeros y damiselas medievales, elementos de geometría… ¿Qué busca expresar a través de toda esta variedad de elementos? No es difícil concluir la importancia que Caivano le da a la naturaleza, que es reflejada en cada una de sus obras de distinta manera. Siempre mantiene un balance entre la simplicidad y esa esencia fantástica y de cuento de hadas que se esconde detrás de la flora y fauna.

El mismo artista ha mencionado el gran interés que le despierta la evolución y sinergia entre la naturaleza y tecnología y la similitud de ésta con una historia de amor entre un hombre y una mujer. En vez de celebrar lo “nuevo” busca crear o idealizar algo totalmente diferente al universo actual, enfocándose en la relación del hombre y la naturaleza sugiriendo maneras de regenerar esta relación.

Doodle art, bosquejos o quizás profundas reflexiones artísticas en papel

Ante los ojos de muchos, el trabajo de este artista puede ser confundido con los doodles de un cuaderno escolar. Y sí, a simple vista eso es lo que pueden llegar a parecer, bosquejos altamente detallados, pero aquí no acaba todo. Los detallados dibujos a tinta de Caivano logran una dicotomía casi perfecta de elementos que van más allá de ser sólo arte decorativo.

Es fácil quedarse estancado en la apreciación de lo estético y pasar por alto que detrás de ello encontramos inyecciones de distintos movimientos del pasado. Un claro ejemplo de esto podría ser la influencia de la cultura oriental en su obra que va desde lo superficial y estético hasta lo más profundo y significativo de la composición.

Al observar y estudiar profundamente los trabajos del artista salen a relucir influencias que por más distantes que parezcan, logran ser unificadas y dar exquisitos resultados. Se observa que la naturaleza, a pesar de ser el tema más poderoso en los trabajos del artista, no es el único tema al que aluden las obras. Entre las influencias de pueden destacar movimientos artísticos como el Japonismo, el Art Nouveau y el Renacimiento y a su vez, influencias científicas como la física, geometría, tecnología y botánica. Se puede sentir la presencia de partículas mitológicas, folklóricas, filosóficas, fantásticas, de literatura medieval y renacentista, alquimia y sin duda alguna amor, deseo, unión y separación de cuerpos terrestres.

“La fantasía, aislada de la razón, sólo produce monstruos imposibles. Unida a ella, en cambio, es la madre del arte y fuente de sus deseos” (Francisco Goya).

Todo se relaciona

En una entrevista reciente, Caivano comenta sobre la importancia de relacionar su narrativa con otras de la historia, ciencias y cuentos folklóricos.

Es como un collage… no podemos mirar mitología folklórica, pero al mirar las imágenes podemos decir que las culturas contemporáneas se encuentran conectadas, y al final, al realmente observar, encontraras esa mitología presente en esencia y como al final todo se encuentra relacionado. (Watanabe, 2009)

La relación, o interrelación existente en todos los elementos del mundo es una idea muchas veces difícil de creer por no poder ser una teoría totalmente justificada, pero a su vez es un pensamiento que lleva siglos rondando en nuestro mundo y que muchos toman como pilar en su estilo de vida. ¿Cuántas veces hemos escuchado “no es casualidad, todo esta relacionado”? El principio de relación que se busca destacar carece de límites.

Para decir hasta dónde llega esta relación sería necesario probablemente ver un proyecto ya concretado y finalizado. La relación es algo constante, es algo interno y externo a la vez.

Esta constancia se mantiene presente en la relación social y en la social natural. Néstor García Canclini, autor de Culturas Híbridas, Poderes Oblicuos, discute en su libro acerca el fenómeno de la hibridez cultural y como ésta afecta a la sociedad de manera negativa y positiva. Este mestizaje cultural que forma parte de nuestra existencia cotidiana, suele estar presente en el transcurso de las épocas de resistencia durante las cuales confrontaciones traen de la mano tensiones y diferencias problemáticas.

El autor destaca cuatro proyectos relacionados con la hibridación en la modernidad; el proyecto emancipador –que promueve el individualismo y competencia creciente–, el proyecto expansivo –que busca extender conocimiento y posesión motivado por el aumento de lucro– el proyecto renovador- que tiene como enfoque el mejoramiento e innovación en una sociedad y naturaleza liberada. Antes de continuar con el cuarto proyecto, es preciso detenerse en este tercero un momento ¿A qué se refiere el autor o qué representa para nosotros, esta sociedad “liberada” en la que vivimos y, en que estamos usando esta libertad? Se desecha la idea de que la naturaleza es sagrada y se consideran sagrados los frutos de su explotación.

Al perder la noción de que todo se relaciona surge la des-relación, pues el sentimiento de relación y preocupación se ve superado por los que florecen en los proyectos previamente mencionados. Se trata, como dijo Néstor García Canclini de “reformular una y otra vez los signos de distinción que el consume masificado desgasta”. (García Canclini, 2001). El cuarto y último proyecto, de democratización se preocupa, a diferencia del resto, por culturizar a la sociedad a partir de los medios educativos.

No se puede culpar a la actualidad por no vivir bajo un concepto de relación y reconocimiento de igualdades –dejando a un lado las diferencias–. Desde que se perdió la ignorancia y nos damos cuenta que hay mejores estilos de vida que una llevada de manera nómada, nace una competencia humana aún mayor. Esta competencia humana, que va más allá de nuestra superación personal, nos nubla la moral y olvidamos la relación circular total.

“Hemos de vaciar cuantos prejuicios hayamos acumulado a lo largo de la vida: ideas, conceptos, valoraciones personales..., y hemos de recuperar la naturalidad y espontaneidad de quien ve por primera vez” (Rodríguez Ventura, 2008) Todo se relaciona, no basta con vincular eventos y personas, ya que nosotros mismos somos un mundo y relacionar todo lo que nos sucede es lo que nos hace ser, lo que nos crea una identidad propia. La búsqueda y el hallazgo de esta identidad que en la cultura japonesa se conoce como iluminación o satori. Se trata del hallazgo de la conexión con todos los seres que conforman la realidad –tomando en cuenta la máxima “Todo en uno y uno en todo”. Williem de Kooning dijo que “el estilo es la pereza de confrontar y dominar nuestra propia neurosis” (Watanabe, 2009), se refiere a la creación de un balance entre el yo consiente y subconsciente, de la relación –de manera saludable– para exteriorizar y absorber nuevamente.

La cultura, a la hora de relacionar elementos y objetos, juega un papel muy importante. Resulta muy interesante analizar la relación que establecen con un mismo objeto dos culturas diferentes. Los objetos crean cuentos que son compartidos y a través del boca en boca (o de la intertextualidad actual) se convierten en algo real, en nuestra cultura pero: ¿Qué tan real es esto? O desde un punto de vista filosófico, ¿se podría hablar de abstracción? El lograr relacionar todo, es un principio tan complejo e imperceptible como la ley de atracción. Si bien suena sencillo, es muy difícil de implementar ya que existen principios que los superan por tener una voz más fuerte.

Después de abordar este tema y apreciar la obra de Caivano, podemos entender la relación entre sus trabajos y la idea de que todo se relaciona; el proceso de creación lo podemos asociar con el del artista chino que dice:

El sujeto creador se adentra en el objeto contemplado y siente su naturaleza interna, a continuación se diluye en un estado original del que ambos forman parte y en el que cualquier identidad es anulada u olvidada, incluso la del propio creador… Al artista zen se le requiere entrar en íntima relación con el objeto antes de ser representado, es decir, ha de sentirse en unidad con él. (Rodríguez Ventura, 2008).

Shinto y la pérdida del valor real

El maestro zen Hongzhi de la dinastía Song (960-1279) una vez dijo: “Debes sacudir el polvo y la suciedad de tus pensamientos subjetivos. Si el practicante lo logra, alcanzará un zen carente de esfuerzo en el que solamente hay una conciencia espontánea y panorámica”.

En relación con el punto previo, en el cual se habla de la relación de los elementos, también se destaca el valor de la esencia, esta esencia se refiere al significado encontrado en lo abstracto y más específicamente el de la naturaleza.

El papel que ha jugado la naturaleza a lo largo de la historia varía de acuerdo a las coordenadas de nuestro planeta. Culturas la han venerado y respetado desde siempre, mientras otras han sacado y explotado los frutos que la misma nos provee.

La fe japonesa conocida como Shinto tiene una trayectoria tan extensa como el mismo Japón, y hasta hoy en día se mantiene como la religión que rige el país. Se trata de una creencia politeísta en donde los espíritus sagrados toman forma de objetos y conceptos importantes en la vida cotidiana como el viento, la lluvia, las montañas, la fertilidad, y el sol (diosa Amaterasu).

El mundo ha pasado por fases, que representan la resignificación de distintos temas en relación a la naturaleza. Estas etapas, con errores y aciertos, han cambiado la mentalidad de la humanidad.

En un inicio fue una creencia mitológica de superioridad de la naturaleza, en otro momento tomó preponderancia la Revolución Industrial, y hoy en día son las tres R las que están en auge: reduce, reusa y recicla.

¿Qué tan verídico es el movimiento de las tres R? No podemos saberlo con certeza, la idea sin embargo, se acerca un poco mas al pensamiento Shinto y a la apreciación de la naturaleza que por mucho tiempo ha sido perdida.

La presencia de pureza y paz, más allá de ser un mensaje es parte del estilo de vida del autor, y es a partir de ese modus vivendi que Caivano logra plasmar y compartir sus ideales con el público. Sus obras están vinculadas a una preocupación por la naturaleza en relación con el ser humano y del mismo con la tecnología, y de ésta con la naturaleza nuevamente.

Así podemos recalcar, una vez más, el tema central de sus obras, la relación.

La influencia de la cultura oriental es uno de los mas prominentes rasgos en sus obras. Si bien empieza por lo superficial y puramente decorativo, la trayectoria no termina allí. Sus trabajos pueden ser asociados a los dibujos de un niño; es probable que ésta sea –hasta cierto punto– su intención. En la cultura Japonesa, a la cual el artista hace una reiterada alusión, se busca retomar la inocencia típica de la niñez. Baste citar el ejemplo del monje budista japonés Ryokawan (1758- 1831) quien hace lo menciona de la siguiente manera:

Ser natural significa, por consiguiente, ser como un niño, aunque no necesariamente con la simplicidad intelectual de un niño o su crudeza emocional. En cierto sentido, un niño es un conglomerado de impulsos egoístas, pero en su afirmación de éstos es completamente natural, no tiene escrúpulos ni hace cálculos en cuanto a consideraciones prácticas y méritos o desméritos mundanos... Ignora todas las artimañas y engaños sociales que practican todos los adultos decentes, convencionales y respetuosos con las leyes. No vive bajo constricciones artificiales, inventadas por los humanos. (Suzuki, 1996).

“Tú tienes que encontrarlo…Hoy en día hemos perdido la sensibilidad por la naturaleza y todo gira en torno al dinero y la posesión”. (Peck, 2010).

Conclusiones

Luego de realizar una investigación sobre el artista y la cultura e ideas orientales, se logra confirmar la relación existente entre ambos. Al observar las obras, cada uno de los elementos se encuentran presentes juntos o por separados. Lo interesante es observar cómo el artista toma los distintos puntos –el vacío, la relación, Shinto– y los adecua a su obra. Es necesario destacar que la obra de Caivano no es una mimesis –como tampoco algo puramente cubista o abstracto– sino producto de la imaginación del artista. Sin embargo, es más interesante aún analizar la influencia oriental presente traída a la actualidad. Se podría sostener que sus obras –las que poseen mayor influencia de la cultura japonesa– son las ilustraciones de reflexiones orientales de hoy, ya que de manera sintética, pero muy detallada, muestran una realidad y evocan un mensaje profundo.

Un ejemplo es su obra Becoming Apart en donde aparece una mujer parada en un terreno vacío sosteniendo dos ramas de árboles. Aquí se muestra cómo la naturaleza y el ser humano, están totalmente relacionados y cómo el uno se convierte en el otro.

Elements in play, puede apreciarse nuevamente esta relación, en la representación de objetos y partículas del mundo actual (los objetos varían entre naturales y tecnológicos y la fusión generada a partir de ambos). Así, el artista, nos recuerda una vez más que todo se relaciona.

La valorización de la naturaleza a la cual Caivano le atribuye la mayor parte de su trabajo se mantiene siempre presente en su obra; especialmente en In the stomp of the polygon y en A small tower of remembered power.

In the stomp of the polygon la naturaleza es el personaje principal y la figura geométrica probablemente representa lo creado por el hombre, en un intento de demostrar como la naturaleza sobrepasa lo tecnológico. Lo mismo puede decirse para man-made, pues de ella sale todo.

Por otro lado en A small tower of remember power el artista plantea un trío de bloques (probablemente de cemento o algún material parecido). De manera muy inocente pero potente a su vez, aparece una porción del tronco de un árbol sosteniendo la construcción. Estaría de más profundizar la explicación de la obra, pues la correlación entre ambos elementos sugiere una dependencia de lo no natural hacia lo natural.

Si se considera que el arte oriental es anterior a los movimientos artísticos europeos y que es a partir de oriente que occidente absorbe y encuentra lo oriental como fuente de inspiración, no resulta inesperado encontrar en la obra de Caivano similitudes también con otras corrientes artísticas gestadas en occidente. De esta manera, se buscan remarcar las influencias de los movimientos de Art Noveau y Arts & Crafts en la obra de Caivano, reflejadas en los fuertes nexos con lo medieval, el diálogo con la naturaleza y lo oriental.

Pero sería incorrecto poner por delante la influencia de estos movimientos a la de la cultura oriental, que no solo es anterior y de mayor envergadura, sino que también traspasó la obra de Caivano para condicionar su estilo de vida.

Casualmente su apartamento de New York se encuentra emplazado en el barrio Chino. Esta observación fue realizada en una entrevista realizada al artista por el escritor Derek Peck:

En lo que entraba al edificio, en la calle se sentía esa actividad frenética típica del barrio chino: vendedores ambulantes, niños corriendo y jugando en cada tiendita, las antigüedades del barrio jugando mahjong en medio de los callejones –pero 6 pisos arriba, en lo que Caivano abre la puerta de su studio me inunda una ola de paz y tranquilidad. El mismo Caivano es un tipo relajado…había imaginado un hombre hiperkinetico, incluso intranquilo e hiperactivo. Pero me lleve de sorpresa lo que encontré al entrar al estudio, Caivano es alguien que cultiva energía al mantener una pureza y paz casi de monasterio en su ambiente cotidiano. Habían plantas bordeando sus ventanales… y separa su cuarto del resto del studio con una pared liviana pared corrediza.

Bibliografía

Cheng,F. (1993). Vacio y plenitud. Madrid: Siruela.

Garcia Canclini, N. (2001). Culturas Hibridas. Estrategias para salir y entrar en la modernidad. Buenos Aires: Paidós.

Watanabe, I. (2009). Interview on Ernesto Caivano by by Tomio Koyama Gallery.

Mattos, D. y Lira,C. (2009). Naturaleza, Simbolismo y Art Nouveau. Disponible en: http://discursovisual.cenart.gob.mx/anteriores/dvweb09/art04/art04.html

Peck, D. (2010). New York Minute. Ernesto Caivano. Disponible en: www.juxtapoz.com/illustration/ernesto-caivano

Rodriguez Ventura, M. (2008). Lectura y Signo. Contenidos Orientales en la poesia de Jose Corredor Matheo. Disponible en: dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2735869

Suzuki, D. (1996). El zen y la cultura japonesa.


Nuevas formas de arte. La Ilustración fue publicado de la página 17 a página20 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº56

ver detalle e índice del libro