1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº56 >
  4. Comunicación del arte mediante medios digitales

Comunicación del arte mediante medios digitales

Ramos Pasten, Rocío Belén

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº56

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº56

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XIII Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2013

Año X, Vol. 56, Octubre 2013, Buenos Aires, Argentina | 128 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

El avance y el poder de alcance que tiene la tecnología en la actualidad, crean nuevas formas de expresión y herramientas novedosas que ayudan al desarrollo del arte. Los medios de expresión se han masificado, planteando un escenario lleno de oportunidades.

Hoy en día el arte abarca diversas áreas culturales, como el arte digital, que forman parte del arte contemporáneo. Ser artista es sinónimo de crear, innovar y expresar, más allá de la técnica utilizada, más allá del medio. Se focaliza en aquello que se transmite, y en este caso el arte moderno tiene gran variedad de aristas, ya que la globalización ha creado un campo infinito de posibilidades.

Gracias al desarrollo de estas nuevas herramientas digitales, se han formado artistas como Carlos Andrés Pires, un diseñador gráfico e ilustrador de Brasil que llegó a Buenos Aires para realizar sus estudios universitarios. Gracias a su talento no le tomó mucho tiempo encontrar trabajo en grandes y reconocidas empresas, comenzó a trabajar con marcas que apostaban a crear un concepto más artístico, que deseaban entregar una imagen diferente que se adaptase a las necesidades de las nuevas generaciones.

Carlos Pires es fiel creyente de que el arte se encuentra en todas partes, que ha cruzado las barreras de las distintas áreas, y que ya no se relaciona el arte con una imagen retrograda y anticuada. El arte se adapta y evoluciona con los cambios económicos, culturales y sociales que suceden en el mundo.

El arte y los medios digitales

Desde hace varios años hemos sido espectadores de un nuevo movimiento artístico, que se respalda en la gama de posibilidades que entrega el mundo globalizado que estamos viviendo. Llama particularmente la atención el crecimiento del arte digital, que se ha visto potenciado por la creación de software y programas especializados de producción artística digital. El escritor y docente argentino Diego Levis opina que:

Aunque no cabe duda que el desarrollo tecnológico ha impulsado (e impulsa) la aparición de nuevas formas de expresión, las herramientas por sí mismas no representan un estímulo para la creatividad personal, pues la capacidad artística depende de factores más profundos que la mera disposición de medios tecnológicos. (2001, p. 27).

Es decir, estas nuevas herramientas abren puertas y crean conexiones entre la sociedad y el arte, pero no son más que un medio, al igual que muchos otros que se presentan en el mundo artístico. Los factores determinantes para crear arte estarán definido por el artista y no por el medio en el cual se rige.

De este modo, surgen nuevos movimientos y formas de comunicar arte, como es el ejemplo del arte digital, que incorpora la posibilidad de introducir arte en el mundo de la publicidad, generando nuevos canales que proyectan las ideas tradicionales de manera novedosa, satisfaciendo así, las necesidades visuales que la sociedad actual demanda. El arte ya no se encuentra en los museos, sino también en la calle constantemente. La gente demanda arte y crea arte, y debido a ello la publicidad debe crear formas disuasivas que capten la atención del publico, y de este modo crear interés en ellos.

La publicidad, las revistas, los medios gráficos, la televisión y el cine introducen día a día el arte como forma de llegar al público. Estos medios se fueron instalando cotidianamente al punto de desplazar en el imaginario social la clásica referencia a la ilustración y el dibujo por el diseño digital, una nueva manera de comunicar y transmitir el arte.

La ilustración es un campo en donde puede desarrollarse un arte figurativo de alta calidad y que posee un amplio espectro de modalidades. Cada artista puede ejercerlo a su modo, desde el concepto de la ilustración como interpretación visual, generalmente de un escrito, a la libre creación de un universo propio de un terreno tal vez más cercano a la pintura.

Los nuevos artistas no tienen la obligación de elegir a qué área en particular desean dedicarse, o qué estilo debe tener su trabajo. El desarrollo del arte actualmente promueve la libertad, creatividad y originalidad; ya no se busca seguir una corriente artística en específica, sino que se desea transformar lo establecido y entregar algo nuevo a partir de la inspiración del artista.

Para Kandinsky el arte que se reduce a mímesis no tiene proyección futura. Revivir las formas artísticas del pasado es olvidar y no poseer horizontes ni visos de futuro. Sin embargo, del pasado se pretende rescatar algo de suma importancia para el futuro: su parte espiritual, pues justamente esto es lo único que es capaz de superar el tiempo.

La fuente de inspiración que utilizan estos nuevos artistas proviene de muchos lugares, cambia constantemente y esto hace que el arte contemporáneo varíe continuamente y se nutra de todo lo que sucede a su alrededor.

La escena latinoamericana del arte digital

Carlos Andrés Pires nació en Porto Alegre, Brasil. Actualmente vive en Buenos Aires y se desempeña como diseñador gráfico e ilustrador en la agencia publicitaria Jujuba Land. Llegó a Buenos Aires para terminar sus estudios como diseñador gráfico con la idea de expandir sus horizontes, de conocer una nueva cultura y poder nutrirse de ella. Trabajó como director de arte en Brasil, por lo que ha tenido la oportunidad de explorar varias áreas del diseño gráfico. Sus trabajos son muy variados, muchos de ellos responden a un área más comercial o publicitaria. Sin embargo, Carlos Pires ha logrado desarrollar proyectos personales, que reflejan su personalidad como artista y que escapan del mundo publicitario.

Es una persona muy meticulosa, se encarga de cada detalle y si bien trabajó constantemente con plataformas digitales de diseño, él disfruta de crear libremente con la simpleza de un lápiz y su libreta. Es allí donde guarda un sinfín de bosquejos y pequeñas obras que muchas veces toman vida, pero que otras simplemente forman parte de su archivo personal.

Pires representa y forma parte de una nueva camada de creadores juveniles que están día a día cambiando el escenario artístico latinoamericano, que promueven la liberación de creatividad y expresión en su trabajo.

El diseño gráfico forma una pequeña parte de la vida de Carlos, ya que él es un artista y a su vez es parte de una generación catalizadora de grandes cambios, generadora de una pluralidad en la representación visual, que da lugar a todas las formas y representaciones de expresión artística.

El arte de Carlos Andrés se condice con su forma de ver el mundo, una manera ambiciosa y llena de cuestionamientos que lo hacen indagar en distintos espacios artísticos, y buscar inspiración en los ámbitos más recónditos del arte, sin obviar ninguno, ya que todo puede ser utilizado como referente para sus ilustraciones.

La inspiración es sin dudas para todo artista algo necesario y primordial. Carlos no es la excepción, aunque en su trabajo la inspiración no es algo tan fácil de conseguir. En el caso de Carlos, es él quien debe ir detrás de la inspiración, quien debe buscarla incansablemente explorar distintas temáticas, visitar nuevos lugares, rodearse de personas creativas, viajar, conocer, aprender y jamás quedarse estancado. El trabajo como diseñador gráfico o ilustrador para un artista es un trabajo de mucha presión, sus creaciones poseen un tiempo estimado que debe cumplirse, no poseen total libertad, y es por ello que deben nutrirse día a día para no perder la creatividad.

Ser artista comercial implica vivir de las opiniones, se genera una obligación en crear material artístico en pos del público –o en el caso de Carlos, de un jefe o ente superior. Esto implica la necesidad y el compromiso de realizar un trabajo que esté conectado a la sociedad y sus demandas culturales. Esto se replica en Carlos en la obligación de estar relacionado con la vida urbana y las nuevas tendencias que se generan día a día, debe estar actualizado para ser parte de la evolución del arte.

Para generar algo de interés, es necesario ser parte del medio, no solo crearlo. No es posible crear arte sin conocer lo que sucede, lo que se gesta alrededor del artista. El artista debe ser capaz de gestionar obras que se relacionen con el momento en que vive, no puede estar ajeno a las nuevas plataformas de creación y de comunicación. El modo de ver el mundo de estos nuevos artistas es como una búsqueda constante de innovación, intentando generar ideas novedosas, expresando los movimientos culturales que esta generación global promueve.

La búsqueda de identidad de un artista nunca termina, y más aún en esta nueva era, que ésta llena de múltiples modos de expresión. Para un artista como Carlos, ya no existe un ideal del arte, ya que el arte se crea en todas partes. Actualmente, todo el mundo puede hacer arte, todo individuo tiene la posibilidad de expresarse y mostrar su trabajo al mundo, sólo es necesario tomar ventajas de este nuevo escenario artístico.

Un artista no debe medirse por la cantidad de obras que cree, o cuantas exposiciones llegue a tener en su vida, ser artista va mucho más allá de eso. El artista se mueve bajo el alero de la inspiración, la cual logra de distintas formas, pero es su entorno el que dictará los parámetros bajo los que esta inspiración llegue. Si este entorno se vuelve monótono y retrógrada, pronto sus obras se volverán aburridas y no serán más que una copia de la anterior, sin nada nuevo que ofrecer.

Muchas veces las ilustraciones de Carlos carecen de personalidad, forman parte de lo que su trabajo requiere o necesita de él, y de esta forma dejan de ser creaciones artísticas. No obstante, no cabe duda de que es un artista. Su verdadero arte se encuentra en los bosquejos de sus ilustraciones, en el proceso de su trabajo, en los primeros intentos, en los cimientos de sus diseños. Es aquí en donde se puede ver y apreciar al artista, donde se puede llegar a descubrir a Carlos, su personalidad y estilo propio en su forma de comunicar y expresarse mediante el arte digital.

Los medios digitales no sólo son parte de las nuevas herramientas de creación en el medio artístico, sino que además significan para muchos artistas un medio de difusión, mediante el cual logran traspasar las barreras idiomáticas y de alcance, para poder compartir sus obras y su trabajo con el mundo.

Carlos Andrés Pires es fiel representante de la nueva generación de artistas, en contacto con el mundo y con lo que ocurre, las nuevas tendencias que se generan. Para crear se necesita conocer, saber qué sucede a su alrededor es primordial para un artista, quien debe realizar sus obras con los ojos abiertos al mundo.

Conclusiones

El arte digital forma parte del mundo artístico, y está en constante desarrollo, originando así nuevas plataformas y herramientas para su creación. La ilustración digital y los medios electrónicos suponen una nueva forma de comunicar arte, cambiando el concepto sistemático que se otorgaba anteriormente al arte.

El arte es libertad expresiva, y como tal implica que cada individuo es libre de crear desde sus propios recursos, de la forma en que lo crea posible. No existen parámetros únicos bajo los cuales se rija.

Carlos Andrés Pires es parte de esta nueva concepción, en donde los artistas crean a partir de sus experiencias de vida, de formar parte del mundo que los rodea. Para un artista es necesario expandirse, para abarcar las diversas aristas del arte y de este modo explorar los distintos lenguajes visuales que existen. Carlos es un diseñador gráfico que ha comenzado a descubrir su mundo interno de manera más expresiva.

A su vez, él esta constantemente en contacto con los movimientos culturales que se están generando día a día.

Bibliografía

Delgado, C. (2010) Inspiración y entusiasmo en la poetología platónica: expresiones relativas al estado epistémico del poeta en Revista Circe de clásicos y modernos, 65.

Devalle, V. (2008). El diseño gráfico en la Argentina. En Revista Alpha, 27.

Levis, D. (2001). Arte y computadoras. Del pigmento al bit. Buenos Aires: Norma.

Sánchez, A. (2010). La vuelta a casa del artista. En Revista Universum, 25.


Comunicación del arte mediante medios digitales fue publicado de la página 45 a página47 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº56

ver detalle e índice del libro