1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº57 >
  4. Docente: Laura Banfi

Docente: Laura Banfi

Banfi, Laura [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº57

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº57

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita Primer Cuatrimestre 2013 Proyectos Ganadores Comunicación Oral y Escrita Primer Cuatrimestre 2013

Año X, Vol. 57, Noviembre 2013, Buenos Aires, Argentina | 134 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Abstract del docente

Los proyectos jóvenes denominados Una historia de mi familia reúnen una serie de desafíos que aluden a las competencias comunicacionales imprescindibles en la vida de los estudiantes y, a futuro, los profesionales del diseño y la comunicación.

Existen una serie de acciones pedagógicas que despliegan las habilidades referidas a la comunicación oral y a la escrita. Desde la perspectiva de lo oral, la codificación en términos de lo no verbal permite una creación de conciencia de la necesaria armonía entre lo que es contenido y acción comunicativa. Para comenzar sus trabajos personales, los estudiantes deben hacer una indagación oral a través de una entrevista a un personaje que les sea eje de su proyecto. Allí, mediante un guión de preguntas y atendiendo a la inteligencia de la re pregunta, los estudiantes deberán dar cuenta de las impresiones, datos y acción comunicativa de su entrevistado.

Ponen en juego sus capacidades de escucha, de lectura de cuerpo, y de anticipación en las preguntas que permite crear un diálogo fructífero para sus trabajos de proyecto.

Luego, en las siguientes entregas, dentro de la secuencia de aprendizajes que representan los trabajos prácticos, deberán enmarcar la investigación en una búsqueda de contextualización histórica. Para complementar, necesitan crear una línea de tiempo gestada a modo de infografía que visualiza los aspectos claves en la historia a narrar. Esto implica un recorrido bibliográfico para extraer información útil de lo que les da fondo a la historia que necesitan plasmar. Empiezan de este modo a ser constructores de un relato rico y revelador que utiliza distintas herramientas de la oralidad y la escritura.

Dentro de este proceso, el trabajo se completa con la elaboración del texto desde lo narrativo de una historia que necesita ser contada en términos y claves de interés para un lector posible. Así es que las normas y convenciones gráficas, tales como la sintaxis y la ortografía, se hacen presente en la secuencia de competencias de la comunicación para dar vida a un texto integrador de lo oral y lo escrito. Por último, dan forma dentro del protocolo del género académico a una investigación mixta donde dan lugar a la creación de un sello personal a través de la historia narrada.

Producción de los estudiantes

Contra viento y marea

Ana Belén Alberti

Mi relato tratará sobre un hecho puntual en la vida de mi abuela paterna, Norma, una de las personas que más admiro por cómo consiguió llevar a cabo sus metas a pesar del contexto social del momento y de la opinión de su familia.

Comenzaré por realizar una entrevista en la cual podré indagar sobre los detalles importantes de su historia para luego describir y desarrollar lo que ella vivió y sintió en su juventud a la hora de tener que tomar decisiones que afectarían el resto de su vida.

Elegí este trabajo porque me gustaría demostrarle al lector, y quizás a mí misma, cuán válida es la frase “persevera y triunfarás” desde una experiencia ajena. Considero que todos en algún momento de nuestra vida pasamos por alguna situación que nos frustra y estanca, y que deberíamos rodearnos de cosas que nos ayuden a retomar el buen rumbo.

Mi abuelo el médico

Juan Ignacio Pollavini

La historia trata acerca de Marcos Tulio Checa, mi abuelo materno, médico cirujano del Instituto del Quemado, entre otros lugares y también su ejercicio profesional como médico clínico. Marcos fue un hombre serio, responsable y de gran trayectoria en su labor, siendo uno de los mejores realizando su profesión. En esta historia se van a destacar y mencionar algunos de sus grandes trabajos realizados, teniendo en cuenta su gran habilidad y las diferentes situaciones que se le fueron presentando. También hay que tener en cuenta en qué contexto realizaba su trabajo, una época de Argentina en la que hubo una dictadura militar haciendo más difícil tanto su trabajo como la vida cotidiana.

Carlos, Papá, Tata

Nicolás Belluscio Campelo

Una sonrisa nace de entre los tangos que escucho para hablar de mi Tata. Habiendo visto imágenes de un Uruguay que nunca conocí. Un Uruguay que vio nacer y crecer desde 1929 a Carlos Campelo. “Tata” para los nietos. Hombre que a pesar de los golpes de la vida, supo seguir mirando al frente. Humilde, cariñoso y protector cargó en su espalda, desde botija chico, el sueño de armar una familia unida. Acompañado y apoyado por su esposa, Filomena Outerelo. “Lala”, para los nietos, quien ayudó al joven Carlos en seguir este sueño. Por eso estoy acá hoy, para escribir esta biografía en monumento a este caudillo del asfalto y su fiel china. Cuento con la ayuda de mi familia para llevar adelante esta obra. Que salgan a luz las historias que guardan en sus corazones. Para honrar esa fuerza en busca de un sueño, para que sepamos apreciar lo que nos ha sido concedido y especialmente para darle las gracias por todo lo que han hecho por la familia y por mí: gracias Tata, gracias Lala. Gracias por juntarnos, gracias por cuidarnos, gracias por los asados, las fiestas, los almuerzos del domingo; los consejos, las oportunidades y el cariño.

Mi vida, es mi amor

Agostina Gabilán

En el trabajo final de la materia Comunicación Oral y Escrita, voy a contar una historia trascendente en nuestra familia.

Quise contar la vida de mis abuelos, desde sus comienzos, como se conocieron, sus familias, como vivieron, como recorrieron su largo camino. El título que va a marcar mi narración va a ser “Mi vida, es mi amor”. Se realizó como primera acción una entrevista a mi abuela, que fue en la que me basé para contar esta historia. Mi abuela Fortuna Menalled, nacida en Damasco, ciudad de Turquía, vivió una vida feliz, aunque pasó algunas necesidades. Hace 60 años atrás, había muchas carencias, otras crianzas, otra cultura, y formas de vivir. Fue amante de la cocina, profesión que aprendió de la mano de su madre, diez hermanos, de los cuales cinco eran mujeres y cinco eran hombres. Muy compañeros y trabajadores desde pequeños todos, ya que su padre se enfermó en temprana edad debido a un cáncer de pulmón. Estas y otras circunstancias la convirtieron en una mujer maravillosa que será el eje de mi trabajo.

Del 57 a hoy

Rocío Mitidieri

El proyecto que voy a presentar es sobre cómo se conocieron mis abuelos, y como su relación perduró 51 años, hasta hoy.

Nilda y Miguel son los padres de mi papá. Ellos se conocieron cuando eran niños dado que sus familias se visitaban periódicamente, pero después de un tiempo dejaron de verse.

Luego mi abuela comenzó a visitar a la prima de mi abuelo y después de cruzarse varias veces, empezaron a salir.

Mi abuelo, a pesar de las situaciones que le tocaron vivir, viajaba desde San Fernando a Valentín Alsina, para visitar a mi abuela. Eran dos horas de ida, y dos horas de vuelta. Paseaban por las calles del barrio, junto a su prima, o al hermano de mi abuela. Al ser más pequeño, siempre quería salir con ellos, porque le parecía divertido.

Pasaron cosas buenas como malas, metas que se cumplieron, como las que no. Viajes, mudanzas, robos, todo en una historia de dos jóvenes que no esperaban reencontrarse de adultos. Lo que me llama la atención es cómo su relación creció y evolucionó a través del tiempo, cómo sus valores son transmitidos a sus hijos y luego a sus nietos; sus aprendizajes los transforman desde las experiencias de vida y así pueden abrir la mente de sus familiares, enseñarles cosas que les han pasado y qué hacer para aprender de ellas.

Voy a presentar fotografías de la época y ubicarlo espaciotemporalmente.

Según lo que me contó mi abuela, ella tenía 15 años cuando fue la revolución contra Perón. Ese día, ella estaba en el colegio y debieron salir, porque los manifestantes en contra y a favor de Perón, estaban enloquecidos y era todo un caos. Otra situación en la que también puedo enmarcar esta historia es con la dictadura militar.

Mi libro de historia

Elena Lee

Mi libro de historia cuenta una historia extraordinaria de una mujer valiente y con mucha fuerza interior. Actualmente vive en Argentina y continúa con sus 84 años de vida que comparte junto a su familia.

Amor, valentía y fuerza interior son los atributos que la ayudaron a superar todos los obstáculos que se les presentaron durante su vida.

En esta obra, podrá descubrir lo que realmente vivió en aquella época y en aquel país tan pequeño, que no ocupa mayor espacio que el territorio de la provincia de Buenos Aires.

La experiencia contada por esta mujer quien formó parte de esa historia, es única, no aparece en ningún otro medio. Por lo tanto, difundo y propago, de esta manera, esas palabras, las cuales son historia y sabiduría para mí.

Su historia continua día a día, la cual es escrita por su nieta, a quien crió con mucho amor. Sin embargo ahora, comienzo a comprender que cada etapa de su vida, la llevó a ser lo que hoy en día es.

Es para mí, un ejemplo a seguir.

Una gran luchadora

Julieta Castaño Pailos

La historia comienza en el año 2000 cuando mi abuela materna Nelida Rosa Barachi a los 64 años enferma su hígado, un órgano vital. La fragilidad emocional de mi madre y su sensibilidad al dolor tras ver a su mamá en una situación crítica, la impulsó a decidir ser su donante ya que en el INCUCAI permanecía en lista de espera y la única opción de vida era realizar un trasplante hepático entre vivos, con urgencia. En el año 2001 se concreta la operación con éxito y a partir de ese hecho comienza una lucha entre la vida y la muerte. Los primeros 3 años luego de ser trasplantada, además de la adaptación al órgano, tuvo que atravesar todos los virus hospitalarios que aparecían. Esto la obligó a permanecer casi de forma continua internada en el Hospital Italiano, cuyo equipo médico estuvo a cargo del trasplante.

Después de casi 12 años del hecho, hoy puedo decir que mi abuela se encuentra recuperada y esta experiencia paso a ser una gran historia de vida en mi familia.

Mi bisabuelo italiano tras la Primera Guerra Mundial

Lucas Cesa Narreondo Bernardo

Todo comenzó allí en el viejo continente más precisamente en la península Apenina (Italia), en donde gracias a mucha información recopilada por mí cuenta, para la reconstrucción de mis antepasados en el reconocimiento de la ciudadanía italiana, pude alejarme más de las anécdotas cotidianas familiares en las que siempre suelo escuchar cuando estoy en alguna mesa familiar o una reunión de parientes que no veo todos los días.

Mi bisabuelo italiano llamado Vittorio Cesare Podda es de parte paterna, (padre de mi abuela), nació en Cerdeña o dicho en italiano Sardegna, provincia de Nuoro aunque en los documentos originales su acta de bautismo dice que nació en Ulassai que es un pueblo dentro de la provincia de Nutro; en fin, su fecha de nacimiento fue el 25 de mayo de 1896 últimos años de reinado de Humberto L de Italia.

Durante el periodo de la primera guerra mundial del año 1914 decidió emigrar hacia la Argentina como la gran masa de europeos lo hicieron hacia América, donde los destinos eran Argentina o Brasil, ya que se prometía una gran estabilidad económica y trabajo pero no todo fue como se decía en la Italia de aquella época. Contare como vivió aquí en la Argentina todos esos años.

Macchia d’ oro

Agustina Fernández Poblet

Mi trabajo de investigación de una historia de mi familia tratará sobre una mujer italiana, conocida como Bruno Sperani, nacida en 1839. Ella era la abuela de mi bisabuela y una escritora famosa. Bruno tuvo varios hijos, entre ellos Giuseppina y Clotilde. Lo interesante de esta historia, para mí, es que Bruno le pide a la segunda, madre de mi bisabuela, que le deje a su hermana una de sus hijas, dado que ella tenía muchas y Giuseppina, quien estaba casada con un noble, ninguna. La que se queda viviendo en Italia con sus tíos es Beatriz, mi bisabuela, que luego de que la dejaran en Italia, no volvió a ver a sus padres.

Años más tarde, cuando el marido de Giuseppina fallece, ella y Beatriz vienen a vivir a la Argentina. Es en este país donde mi bisabuela se casa con Juan Santambrogio, y tienen cuatro hijos, entre ellos mi abuelo. No tuve el gusto de conocer a Juan, pero sí a su mujer y ella misma me contó, antes de enfermar, parte de esta historia y es gracias a mi abuela que hoy puedo completarla.

Mis abuelos

Guillermina Mut

El texto definitivo tendrá como personajes centrales a mis abuelos maternos, Sergio Santiago Mario Lanza e Irene Elsa Carpe. Tratará a fondo sobre su infancia, su crianza, sus hermanos, sus costumbres y su educación; también ahondaré en las épocas en que se conocieron, cómo fueron formando su familia, bajo qué estándares, en qué lugar físico, qué relación tenían con sus hijos y cómo decidieron educarlos. Cómo vivieron la experiencia de convertirse en abuelos y ver como la familia, que había comenzado tan sólo con ellos dos, ya era de doce personas; cuál fue su relación con su yerno y su nuera, con sus nietos, que somos seis y todos tan distintos.

Además, me gustaría agregar ese punto de vista propio y añadir mis experiencias, mis recuerdos, las anécdotas.

Las fuentes de consulta que utilizaré son mi madre y mi abuela, la cual no recuerda todo, pero con ayuda logra recordar algo. En mis cortos 22 años, tengo extensos recuerdos de ellos y mi memoria no falla al momento de recordar y recrear sus anécdotas. Tengo muy presente su historia y sus vivencias, ya que la vida que crearon juntos, parece de un cuento.

Es extraordinaria y por eso elegí contarla.

(Ver trabajo completo en p. 67)

La Porota

Alejo Palacios

En el año 1965 un joven niño llamado Mario “Tolín” Palacios se dirige como todos los veranos al campo de la familia, ubicado a las afueras de Gobernador Costa (Prov. de Chubut).

Como todos los fines de semana, la familia se reunía en la casa del pueblo para cenar. Una de aquellas noches la reunión se había extendido hasta largas horas de la madrugada, Chichin debía volver a la estancia “La Paquita” para así levantarse muy temprano para trabajar. El tío, paquita y tolín suben a la camioneta llamada cariñosamente “la Porota”, al ser un largo y lento viaje iban hablando de las anécdotas de la cena.

A mitad de camino sin razón alguna la camioneta se apaga.

Chichin, quien conducía, baja para revisar este desperfecto.

Como no encontró solución alguna, decidió regresar hacia el pueblo en busca de ayuda. Tolín y Paquita se encontraban dentro de la camioneta hablando para pasar el tiempo hasta que inesperadamente avistan una luz en el cielo, era algo único e inigualable que los dejará sin aliento.

India se robó a mi hermana

Marina Herbst

Voy a contar la historia de mi hermana y lo que se suponía que era un viaje, terminó convirtiéndose en un proyecto de estadía. Titulada “India se robó a mi hermana”, escribiré sobre cómo fueron los meses anteriores a su partida para ese lado del mundo, cómo fue desde el lado de los que nos quedamos y desde el suyo todo el momento en el que estuvo ahí trabajando y ,sobre todo, el shock, la emoción y el revuelo que generó cuando contó que se quedaría aún más meses viviendo y trabajando allá.

Se presentarán distintos tiempos y espacios que irán armando la historia. Se contará cómo las decisiones de ella afectaron e influyeron a todo el resto de la familia, tanto los que vivimos con ella como tíos y demás.

Involucrando a distintos personajes, lazos familiares y afectivos como académicos, “India se robó a mi hermana” recorrerá la historia de una mujer que salió de su casa por un tiempo y un objetivo definido y toda su realidad e ideas se le dieron vuelta una vez que piso destino.

Persevera y triunfarás

Guillermina Dana

Mi abuelo fue una persona absolutamente pura. Fue un ser que se llenó de responsabilidad con llevar el peso de sacar a su familia adelante a la tierna edad de ocho años. Luego de un accidente en donde su padre y hermano mayor fallecieron, el salió a trabajar para que ni a sus hermanas ni a su madre les faltase nada. Esta historia habla sobre un aterrizaje forzoso hacia la vida, donde no hubo discriminación alguna hacia dejar que un niño viviese su infancia viviendo cada momento a su tiempo, sin quemar etapas. Me pareció interesante contar todo sobre él, sentí que era un estilo de thriller humano. Romance, comedia, suspenso, miedos, tiene un poco de cada uno. Sus pasadas para conquistar a su mujer, su posesividad y frustraciones hacia ella, y como es que a pesar de las cosas buenas y malas que nos regala la vida, nunca se separaron.

Dicen que existen personas que dejan una huella, impregnan algo de su esencia en los que los rodea. Mi abuelo, lo hizo.

No solamente conllevaba una actitud avasallante, donde el mundo era suyo y lo formaba a su parecer, sino que, también, tuvo una personalidad muy cariñosa con sus nietos y se llenaba de paciencia a la hora de explicarnos algo que no entendiésemos.

Choli, mi tía abuela

Sebastián Alloggia

El relato va a tratar sobre mi tía abuela (María “Choli” Orlando) y su relación con su padre (Santiago). Se van a destacar algunos aspectos llamativos de esta historia tales como el hecho de que cuando fallece su antigua esposa (madre de 4 hijos), él realiza un viaje a Italia en busca de una nueva mujer que criara a sus hijos y se haga cargo de los deberes de la casa. Ésta señorita resultaría ser, más tarde, la madre de “Choli” y Emma (mi abuela).

La historia va a estar contada desde mi visión y perspectiva a través de la entrevista realizada a mi tía abuela. Obviamente al tratarse de una persona mayor es común que se “vaya por las ramas”, pero toda información resulta buena e interesante viniendo de ella, una persona con muchísimo carisma y humor. También va a existir una continua comparación entre cosas normales de esa época y la actualidad.

Trataré de mostrar lo que siento y significa tener una tía abuela como es Choli, una mujer que siempre le puso la mejor cara a todo, que siempre te roba una sonrisa, que fue muy importante en mi crianza y que hoy en día, a pesar de la distancia, buscó hacerme un lugar para poder compartir un momento o una conversación con ella.

Boda como las de antes

Carolina Safarian

Liliana y Michelle dos extraños que no se conocían. Ella nacida y criada en la Argentina y él en Líbano. La familia de ambos de descendencia Armenia, conocían a varios que habían viajado escapando del genocidio de 1915 a la Argentina.

La historia transcurre en la década de los 80. Se cruzan por primera vez gracias a la habilidad de unas vecinas y amigas de la madre de Liliana, que querían que ellos se encuentren porque tenían la teoría de que eran uno para el otro. Después de insistir varias veces en que ambos se encontraran, organizan una reunión, con el único objetivo de juntarlos. Una presentación como las de antes, con los padres de los protagonistas, los tíos, las amigas de la madre. En las que los ojos estaban puestos sobre Liliana y Michelle. En la velada, se conocen por primera vez y no paran de hablar hasta la madrugada. Ese fue el día en que comenzó una relación que tan sólo duró algunos meses. Su amor fue tan fuerte que deciden al poco tiempo convertirse en marido y mujer. Luego de la boda, el destino hace que ambos viajen a Suecia para radicarse allí.

Revolviendo el arcón de mi abuela

Agustín Miguez

Elsa fue una persona que dio todo por sus seres queridos, hasta el día de su muerte hizo de su vida un culto al bienestar del otro. Siempre que venia a mi casa, aún cuando yo ya era grande, traía regalos. Hasta en los momentos más duros de su vida traía algún que otro juguetito o cosita rara que hubiera encontrado en algún comercio y que ella pensó que me iba a gustar a mí o a mi hermana. Fue la abuela perfecta, y hurgando entre historias familiares y anécdotas pasadas encontré las historias menos pensadas sobre mi abuela y su familia. Ella nació en 1913, el día de la primavera y su vida fue determinada por ese día, todos los días eran el día de la primavera para mi abuela.

Así fue como me enteré que cuando ella era chica, a su casa iba a tomar el té, el entonces presidente, Hipólito Yrigoyen, o que uno de sus padrinos fue un pirata (con parche y pañuelo) que se la quería llevar a altamar, y que hasta el conde de Mora y Aragón pidió su mano, una vez que mi abuelo falleció.

Mi abuela fue grande, muy grande, más grande de lo que yo había imaginado y la intención de este trabajo es dar a conocer su grandeza.

Un casamiento inimaginable

Dolores Peralta Zabaleta

Esta es la historia de Graciela Elena Lacoste, la cual contrajo matrimonio con Federico Zabaleta en el año 1960. Con el deseo de que su boda fuera inolvidable realizó en el transcurso de un año todos los preparativos cuidando minuciosamente cada detalle para que todo saliese perfecto como ella lo soñaba.

Nada parecía anticipar lo que resultaría finalmente… Llegado el día nupcial los hechos que fueron ocurriendo hicieron que todo lo soñado se derrumbe en tan solo un día.

Bedros

Sofía Safarian

Mientras la segunda guerra mundial se desataba, Hittler dijo “¿Quién se va a acordar de los armenios?”. El pueblo armenio era perseguido por el Estado turco y miles de familias eran desterradas y sometidas a un genocidio que hasta hoy no consigue justicia.

Bedros Chatalbadjian con tan sólo 12 años vivía en el pueblo de Lerzinga con su familia, donde su abuelo era el intendente.

Allí los habitantes llevaban en un libro las anotaciones con la historia del pueblo y de los habitantes.

El pueblo fue devastado, las mujeres y los niños fueron separados de los hombres. La familia de Bedros fue separada, él logró escapar antes de ser llevado como prisionero al desierto, sus pequeñas hermanas Sofía y Araksi pudieron sobrevivir el desierto y fueron llevadas a un Orfanato Francés en Siria.

Sus padres y sus abuelos fueron masacrados por los turcos, Bedros presenció ese momento y en su memoria quedó la cara de uno de los asesinos, aquel que llevaba un parche en su ojo y juró que lo volvería a encontrar.

Cuando Bedros comenzó a luchar para los ejércitos armenios, el destino los volvió a encontrar. El soldado turco con el parche en el ojo se encontraba prisionero y allí Bedros hizo justicia por su familia.

Como es un día en la vida de un cadete en el colegio de Aviación Militar

Ornella Bernasconi

Esta historia se basa en la vida de Juan Bernasconi, un joven oriundo de la Provincia de Buenos Aires, hijo de Juan Bernasconi y de María Ávila. El menor de dos hermanos, chico estudioso pero rebelde. Su familia era de clase media baja, sus padres trabajaban todo el día para mantenerlos y hacerlos estudiar. El mayor de los hijos al ingresar a la Universidad de Medicina y tras abandonar los estudios, motivo la decisión de los padres de que ambos hijos debían trabajar y olvidarse de la posibilidad de estudiar. Pero Juan al terminar la secundaria decide, luego de analizar las posibilidades de estudios que estaban a su alcance ingresar a las Fuerzas Armadas para, luego de 4 años de estudios y de estar internado en el Colegio Militar de Córdoba, obtener el titulo de Ingeniero Aeronáutico. En este trabajo luego de escuchar a mi padre, me voy a centrar y contar cómo es un día en la vida de un cadete de la Escuela de Aviación Militar.


Docente: Laura Banfi fue publicado de la página 11 a página15 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº57

ver detalle e índice del libro