1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIII >
  4. Enseñar a pensar. El desarrollo de una buena clase en base a los distintos modelos de enseñanza y la importancia de la capacitación docente.

Enseñar a pensar. El desarrollo de una buena clase en base a los distintos modelos de enseñanza y la importancia de la capacitación docente.

Mon, María Candela

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIII

ISSN: 1668-1673

XXII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XV, Vol. 23, Agosto 2014, Buenos Aires, Argentina | 219 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

El presente ensayo académico nos invita a reflexionar sobre la importancia de la correcta aplicación de los distintos modelos de enseñanza a la planificación académica, y su posterior desarrollo de la clase. Nos relata cómo podemos obtener a través de estos enfoques distintas herramientas que nos permitan transmitirle al alumno todos los conocimientos que comprenden la materia de manera exitosa. Se toma como ejemplo principal la asignatura Diseño de Indumentaria, en todos sus niveles, siendo parte del plan de estudios de la carrera Diseño Textil y de Indumentaria y materia troncal de la misma, y algunas actividades académicas de la Facultad de Diseño y Comunicación como ejemplos adicionales de los logros que se pueden obtener con los alumnos al incentivarlos en la ejercitación práctica y profesional. Pone en evidencia la importancia de la formación y capacitación del docente en torno a las herramientas didácticas, más allá del desarrollo de su profesión.

Palabras clave: modelo de enseñanza - capacitación docente - Diseño Textil y de Indumentaria.

El siguiente ensayo académico propone ahondar en losdiferentes modelos y enfoques de enseñanza analizando sus posibles contribuciones o interferencias en una clase tipo de aula-taller. Se tomará como ejemplo práctico Diseño de Indumentaria, siendo ésta, en todos sus niveles, la asignatura troncal de la carrera de grado Diseño Textil y de Indumentaria.

Citando a la Profesora de Filosofía y Pedagogía Alicia Camilloni, se puede definir una clase “como un lapso establecido en el marco de un currículo y horario escolar en el que se presenta una secuencia de actividades del docente destinadas a orientar actividades de los alumnos que los conduzcan a lograr buenos aprendizajes” (2007), pero para que esta secuencia sea exitosa y se cumpla todo su recorrido hasta el objetivo con el alumno, debe estar enmarcada en el modelo o enfoque de enseñanza que el docente crea pertinente, facilitando el camino a la comprensión, el pensamiento y el desarrollo de la materia.

Centrándonos en el aula-taller de Diseño de Indumentaria, podemos pensar que los modelos no siempre están presentes en el desarrollo de la clase, encontrándonos un a-didactismo en clases encabezadas por profesionales del área sin formación docente. Es por eso que describiremos los diferentes enfoques con sus ventajas y desventajas para el desarrollo de una clase exitosa, como por ejemplo el modelo Ejecutivo. Los autores Jonas Soltis y Gary Fenstermacher, lo describen como la centralización de la enseñanza en la relación directa y académica entre el docente y el alumno, mediante acciones basadas en un plan previamente dispuesto con sistemas de evaluación y control de las clases, a diferencia del enfoque Terapéutico, que centra la relación docente-alumno desde un lugar más cercano, más humano. En este modelo, el alumno puede seleccionar los contenidos que necesita para concretar la actividad propuesta por el docente, dejando de ser sólo un receptor de información. Si comparamos estos enfoques con el desarrollo de una clase de la materia Diseño de Indumentaria -en cualquiera de sus niveles- en la Universidad de Palermo, podemos decir seguramente que el Terapéutico sería más exitoso que el Ejecutivo, logrando mejores y mayores resultados en el alumnado al incorporar conocimientos teóricos y aplicarlos en los diferentes ejercicios prácticos, ya que la búsqueda de material, tanto en la bibliografía como en la cotidianeidad incluyendo los materiales posibles, las texturas, las fotografías y los colores, entre otros, desarrollarían un ejercicio mental constante en el alumno, integrando todos los conocimientos propuestos por el docente y los adicionales que le daría la experiencia.

Posicionándonos puntualmente en la materia Diseño de Indumentaria, los ejercicios de desarrollo de prototipos conceptuales denominados rectores, son un claro ejemplo de la puesta en práctica del modelo Terapéutico. El alumno desarrolla en base al cuerpo humano, a su volumen, su forma y recorrido, un indumento capaz de transmitir los conceptos planteados por el docente y luego perfeccionados y personalizados por él mismo. En este desarrollo es donde comienza la búsqueda individual del alumno más allá de los textos propuestos desde la programación de la materia, obligándolo a salir al mundo con el propósito de crear un diseño innovador, sobresaliente y personal que lo haga destacar en el desfile de finalización del cuatrimestre, enmarcado en las Semanas de la Moda en Palermo. Es en esta búsqueda donde incursiona en diferentes disciplinas como la fotografía por ejemplo, capturando escenas y momentos que le sirvan de disparador para su diseño y conceptualización. El desarrollo de las texturas y la selección de los textiles son también un excelente recurso para que amplíe el espectro de aprendizaje mientras completa el ejercicio propuesto por el docente. De esta manera podemos relacionar también el modelo Terapéutico con el Constructivista, donde Piaget es su autor referente y Astolfi también ha escrito.

El modelo Constructivista considera entre otros ítems que el error tiene un rol constructivo, tomándolo como un posible buen disparador para la enseñanza y el aprendizaje. Llevado a Diseño de Indumentaria, el alumno construye su conocimiento a través de la prueba de diferentes cortes, aplicaciones, colores y formas, equivocándose y re diseñando el prototipo entendiendo que recursos son los más indicados para la transmisión de su concepto rector. En este modelo, el proceso de aprendizaje interesa e importa, dándole un lugar preferencial a los saberes previos, que constituirán el conocimiento y el saber total, integrándose con los nuevos y los que vendrán en las siguientes materias.
Pero el Ejecutivo, el Terapéutico y el Constructivista no son los únicos modelos, dado que los mismos autores de los dos primeros proponen un tercero denominado Liberador, que consta en preparar al alumno para la vida en una manera más amplia y general. Este enfoque es planteado también por Michael Apple, quien lo relaciona con el capitalismo y el desarrollo de la sociedad y su expansión. Llevado al campo del diseño, y puntualmente de la indumentaria, el docente puede a través de la aplicación de este modelo desarrollar una clase en la que no sólo se realicen actividades teórico-prácticas ficticias sino posibles ensayos sobre el futuro laboral y comercial de la disciplina, preparándolo para la vida real en torno al comercio y el desarrollo económico. Es así como encontramos clases, que tal vez sin saberlo, se enmarcan en este enfoque más amplio, guiadas por docentes que ejercen la profesión y que vinculan la actividad profesional con la didáctica en el aula.

Materias como Comercialización, colaboran con Diseño de Indumentaria haciéndole entender al alumno cómo será el desarrollo de su proyecto personal dentro del mercado laboral y dándole herramientas para su ejecución exitosa. Es entonces importante que los docentes, vinculen los conceptos en un todo para que el alumno pueda relacionar, comprender y aprender de manera precisa la interacción de ambas asignaturas.

Centrándonos en la práctica profesional de la carrera y en la preparación del alumno para su futuro laboral, es donde encontramos un ejemplo de la ejecución de este modelo en una actividad dentro de la Facultad de Diseño y Comunicación: los TRCR, Trabajos Reales para Clientes Reales que no sólo se da dentro de la carrera Diseño de Indumentaria. Estos ejercicios se desarrollan conjuntamente con la Facultad, el docente de la asignatura y una empresa de la disciplina y consta de la propuesta de un proyecto por parte de la empresa en donde el alumno pone en marcha sus conocimientos adquiridos tanto en la materia que se encuentra cursando como en las previamente cursadas, poniéndolos en práctica para concretar el trabajo de manera exitosa y con la mayor originalidad posible, intentando destacarse de sus competidores que en este caso serían sus compañeros de curso. Este tipo de actividades estimulan al alumno a superarse dentro de una simulación muy cercana a la realidad en la que se puede ver resolviendo un posible trabajo pedido por un potencial cliente, intentando satisfacer las necesidades de este siguiendo los parámetros previamente impuestos como objetivos a cumplirse. La definición del TRCR se concreta con la jura de todos los trabajos y la selección de los destacados que cumplieron con las expectativas planteadas por la empresa. Generalmente, los ganadores pueden ver los resultados en un premio en efectivo y en la producción de su proyecto por parte de la empresa que participa, siendo este también un estímulo para continuar con cada trabajo impuesto a través de las materias de la carrera, ya habiendo vivenciado una situación de empleo futuro.
Si bien los modelos descriptos hasta ahora son los que más se adaptan a la realización de una buena clase de aula-taller en torno al diseño, existen otros dos enfoques propuestos por Jean Pierre Astolfi que cabe mencionarlos como posibles herramientas de complementación: el Transmisivo y el de Condicionamiento.

El modelo Transmisivo se centra en la pedagogía de la impronta, donde los sentidos permiten al alumno copiar la realidad planteada por el docente. El aprendizaje en este enfoque es visual, táctil y auditivo principalmente, y la mente actúa como contenedora de información que es explicada por el docente muchas veces a través de imágenes ilustrativas. El alumno aprende desde la copia y no desde el entendimiento y análisis de los conceptos, por lo que para un nivel universitario es un modelo muy poco productivo, ya que lo que se busca en un aula-taller de diseño es el aprendizaje mediante la experimentación, la prueba, el error y las conclusiones individuales y grupales. Podría ser utilizado como complementación en pequeñas actividades de ilustración de casos o presentaciones audiovisuales.

En cambio, el modelo de Condicionamiento considera al aprendizaje como resultado de la relación estímulo - respuesta. Se prioriza la pedagogía del éxito, dejando de importar lo que transcurra por la mente y orientándose a una enseñanza dividida en pequeñas tareas con objetivos cortos y parciales. El docente es en este modelo un administrador de tareas fragmentadas con la finalidad de que el estudiante alcance sólo los objetivos impuestos y previamente pactados, es por esto que en un nivel avanzado como es el universitario, no alcanzaría para que el alumno pueda desarrollar sus propias ideas y formar un pensamiento propio de su disciplina, entendiendo y relacionando los conceptos. Estaría limitado a la posibilidad de elaborar un trabajo práctico creativo. Estos dos últimos modelos entonces, limitarían y dificultarían el desarrollo de una buena clase de aula-taller en el ámbito del diseño y las comunicaciones, encontrándonos con un conflicto didáctico.

En el desarrollo y aplicación de los distintos modelos de enseñanza, otra situación de posible conflicto se puede presentar cuando el docente lleva a cabo la tarea de su profesión fuera del ámbito académico y la traslada al aula pero sin herramientas didácticas que faciliten el entendimiento de los conceptos para el estudiante, encontrándose en un a-didactismo imposible de transmitir las enseñanzas de la programación universitaria. Es muy común pensar que el docente puede dar clases simplemente por ser reconocido en su trabajo como diseñador de indumentaria -en este caso-, pero este pensamiento cae abruptamente cuando no es capaz de explicar o vincular la teoría con la práctica en el aula, desarrollando una mala clase, donde el alumno se encuentra con dificultades para entender y aplicar los conceptos al trabajo práctico. Por esta razón se considera imprescindible interiorizarse y capacitarse en una formación educativa, obteniendo herramientas que le posibiliten enmarcar sus conocimientos en la planificación y desarrollo de la clase eligiendo el modelo o enfoque de enseñanza que considere pertinente para la materia y sus alumnos.

En conclusión, se puede decir que combinando diferentes enfoques como son el Terapéutico, el Liberal y el Constructivista, se puede llegar al desarrollo de una buena clase en donde el alumno pueda pensar, analizar y ejecutar los conceptos planteados dentro de la carrera Diseño Textil e Indumentaria como así también en otras disciplinas del diseño y la comunicación. Podrá vincular los aprendizajes obtenidos en materias anteriores y trasladarlos a las asignaturas posteriores para comprender el total de la disciplina y cómo se desarrollará posiblemente su futuro laboral, habiendo experimentado mediante ejercicios de simulación las actividades puntuales de su próxima experiencia profesional.

La importancia de la formación didáctica del docente es para destacar como imprescindible si se quiere transmitir de manera clara y precisa los conocimientos propios obtenidos a lo largo de la carrera profesional, aportándole al alumno una mayor cantidad de herramientas e información que lo ayudarán a complementar los conceptos teóricos y prácticos propuestos por la Facultad y los obtenidos por su cuenta a través de las experiencias de ejercitación.

Referencias bibliográficas:

Astolfi, J. P. (1997). Aprender en la escuela. Santiago de Chile: Dolmen.

Fenstermacher, G. y Soltis, J. (1998). Enfoques de enseñanza (3ª ed.). Buenos Aires: Amorrurtu Editores.
Wigdorovitz de Camilloni, A. R. (2007, agosto). Una buena clase. Revista 12(ntes), 16.

Mastache, A.(2007). Formar personas competentes: Desarrollo de competencias tecnológicas y psicosociales. Buenos Aires - México: Noveduc Libros.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Karina Agadía en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: This academic essay invites us to reflect on the importanceof proper implementation of the various models of teaching academic planning and subsequent development of the class. It tells us how we can get through these approaches different tools that allow us to convey to all students who understand knowledge successfully. It takes as its main example the Fashion Design subject, at all levels, as part of the curriculum of career Textile and Clothing Design and core subject of it, and some academic activities of the School of Design and Communication as examples additional achievements obtainable with students to encourage them in practical exercises and professional. It highlights the importance of the education and training of teachers about the educational tools, beyond the development of their profession.

Keywords: teaching model - teacher training - appare and textile design.

Resumo: O presente ensaio acadêmico convida-nos a refletir sobre a importância da correta aplicação dos diferentes modelos de ensino ao planejamento acadêmico, e seu posterior desenvolvimento da classe. Relata-nos como podemos obter através destes enfoques diferentes ferramentas que nos permitam lhe transmitir ao aluno todos os conhecimentos que compreendem a matéria de maneira exitosa. Toma-se como exemplo principal a matéria Design de Indumentaria, em todos seus níveis, sendo parte do plano de estudos da carreira Design Têxtil e de Moda e matéria principal da mesma, e algumas atividades acadêmicas da Faculdade de Design e Comunicação como exemplos adicionais dos lucros que se podem obter com os alunos para incentivá-los em exercícios práticos e profissionais. Põe em evidência a importância da formação e capacitação do docente em torno das ferramentas didáticas, para além do desenvolvimento de sua profissão.

Palavras chave: modelo de ensino - formação de professores - Design de Moda e Textil.

(*) María Candela Mon: Diseñadora textil y de Indumentaria.


Enseñar a pensar. El desarrollo de una buena clase en base a los distintos modelos de enseñanza y la importancia de la capacitación docente. fue publicado de la página 161 a página164 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIII

ver detalle e índice del libro