1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº62 >
  4. Docente: Laura Banfi

Docente: Laura Banfi

Banfi, Laura [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº62

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº62

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación r nProyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura r nComunicación Oral y Escrita r nPrimer Cuatrimestre 2014 r nProyectos Ganadores r nComunicación Oral y Escrita r nPrimer Cuatrimestre 2014

Año XI, Vol. 62, Septiembre 2014, Buenos Aires, Argentina | 144 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Abstract del docente

Los proyectos jóvenes denominados Una historia de mi familia reúnen una serie de desafíos que aluden a las competencias comunicacionales imprescindibles en la vida de los estudiantes y, a futuro, los profesionales del diseño y la comunicación. Existen una serie de acciones pedagógicas que despliegan las habilidades referidas a la comunicación oral y a la escrita. Desde la perspectiva de lo oral, la codificación en términos de lo no verbal permite una creación de conciencia de la necesaria armonía entre lo que es contenido y acción comunicativa. Para comenzar sus trabajos personales, los estudiantes deben hacer una indagación oral a través de una entrevista a un personaje que les sea eje de su proyecto. Allí, mediante un guión de preguntas y atendiendo a la inteligencia de la re pregunta, los estudiantes deberán dar cuenta de las impresiones, datos y acción comunicativa de su entrevistado. Ponen en juego sus capacidades de escucha, de lectura de cuerpo, y de anticipación en las preguntas que permite crear un diálogo fructífero para sus trabajos de proyecto. Luego, en las siguientes entregas, dentro de la secuencia de aprendizajes que representan los trabajos prácticos, deberán enmarcar la investigación en una búsqueda de contextualización histórica. Para complementar, necesitan crear una línea de tiempo gestada a modo de infografía que visualiza los aspectos claves en la historia a narrar. Esto implica un recorrido bibliográfico para extraer información útil de lo que les da fondo a la historia que necesitan plasmar. Empiezan de este modo a ser constructores de un relato rico y revelador que utiliza distintas herramientas de la oralidad y la escritura. Dentro de este proceso, el trabajo se completa con la elaboración del texto desde lo narrativo de una historia que necesita ser contada en términos y claves de interés para un lector posible. Así es que las normas y convenciones gráficas, tales como la sintaxis y la ortografía, se hacen presente en la secuencia de competencias de la comunicación para dar vida a un texto integrador de lo oral y lo escrito. Por último, dan forma dentro del protocolo del género académico a una investigación mixta donde dan lugar a la creación de un sello personal a través de la historia narrada.

Producción de los estudiantes

Piloteando victorias y decepciones, entre el amor y la 

guerra

Maximiliano Pugliese

Somos parte de una historia y eso nos permite rescatar aciertos victoriosos y sacar de las derrotas y errores, un aprendizaje.

La historia cuenta la vida de un miembro de la familia, Antonio Colussi, aviador, dentro de un contexto de guerra, en un pueblo fronterizo de Italia del Norte. No solo revela las vivencias propias de la guerra, sino las victorias y derrotas en su vida personal. Trabajaré investigando por medio de entrevistas a familiares, grabaciones, páginas de Internet, contexto histórico, social, político y fotográfico. Quiero describir una casona en el norte italiano hacia 1940, es el ovillo desde el cual se desprende el hilo de la historia de Antonio, piloto militar. La guerra lo llevó a combatir contra su propio hermano, ser prisionero, fugarse, refugiarse por años. Con su enfermedad perdió su carrera y su novia. Así afrontó su mayor derrota, la depresión. Se paró de nuevo, formó una familia y murió frente a su casa natal. (Ver trabajo completo en p. 53)

Claudio, un ejemplo de vida

Nicolás Bóveda

La historia que decidí contar habla de mi tío Claudio, hermano de mi mamá. En el año 1998, un día se levantó con una molestia en el ojo derecho. Es ahí cuando su vida hizo un cambio rotundo, fue a visitar a un oftalmólogo y el médico le dijo que era sinusitis, tomaron los recaudos necesarios dándole la medicación correspondiente. Al pasar los días el dolor no cedió entonces fue a ver nuevamente al médico, quien decidió operarlo para limpiar la sinusitis. Llegó el día de la operación, mientras transcurría, los médicos se dieron cuenta de que no era sinusitis sino que era algo mucho más complicado. Luego decidió ir al hospital Italiano a visitar a un especialista en cuello y cabeza, este médico le diagnosticó fibroadenoma, le aconsejó que se operara, pero teniendo en cuenta que iba a ser una operación muy riesgosa y complicada.

El sacrificio

Julieta Chiariglione

Es un relato que cuenta la historia de una mujer llamada Elsa Di Croche, nacida en la Argentina en 1924. Cuenta de sus vivencias, de la llegada de su padre a un país lejano y desconocido, como Argentina, al escaparse de Italia durante la Primera Guerra Mundial. Cómo logró sobrevivir, cómo fue instalarse y formar una familia en la Argentina, la inesperada pérdida de su madre mes después del nacimiento de sus hijos mellizos y la de su marido seis años después, dejándola sola con su padre, a cargo de cuatro hijos varones. Elsa nunca se dio por vencida ni en los momentos más difíciles, siempre le encontró un sentido a su vida y a pesar de lo obstáculos miró únicamente hacia delante. Trabajó para brindarles la mejor educación a sus hijos, a los que nunca les faltó nada. Es un relato emocionante donde se muestra el valor de una mujer y su fuerza frente a todos los problemas que tuvo en su vida.

Una historia donde se refleja el amor a la vida, el esfuerzo y el ímpetu de una señora que nunca se rindió y todavía a sus 90 años sigue dando pelea. Conclusión, esta es una historia, de las tantas en mi familia, dónde el personaje principal luchó para valerse por sí misma y poder sobrevivir a todos sus problemas. Hoy, Elsa a sus 90 años y admirable estado físico y mental sigue siendo esa niña pícara y alegre, espíritu que nunca quiso perder y la mantuvieron de pie aún en los momentos más difíciles.

Después de la tormenta

Tiziana Speranza

Para el trabajo Una historia de mi familia decidí recurrir a la mejor persona que relata historias, mi abuela paterna, Emma Zerboni. El relato que eligió contarme ocurre en 1945 en Turín, Piamonte, la ciudad que comparte la frontera con Francia, al norte de Italia. Esta historia trata del primer viaje que realizaron con su familia luego de que terminara la Segunda Guerra Mundial. Al comienzo de la guerra, la casa de Turín, sufrió un bombardeo y en parte fue incendiada. Por lo tanto, decidieron mudarse al norte de Turín a los pies de los Alpes. En el campo vivieron refugiados unos largos 5 años, donde cultivaban su comida y criaban su ganado y mi abuela Emma soñaba con encontrarse el mar atrás de una colina. En julio de 1945, deciden viajar a Santa Margherita, Genova, donde pasaban sus veranos antes de la guerra. En modo celebratorio, volver al mar significaba renacer. Desde los ojos de una niña de 15 años, las memorias de la vida al finalizar la guerra son conmovedoras y tienen un toque de fantasía. Esta crónica es uno de sus más preciados recuerdos, ya que simboliza el término de una era de opresión y temor. Para definir un contexto histórico abordaré una investigación bibliográfica de las situaciones socioeconómicas en las que se encontraban Italia y los países europeos que participaron en la Segunda Guerra Mundial.

Cruzando fronteras: una aventura en U.S.A.

Johnn Villanueva Muñoz

Narrar esta historia hace aflorar mis más íntimos anhelos de tener un acercamiento nostálgico de las épocas de juventud de mis padres. El suceso en el que haré hincapié en este escrito toma forma en el momento en que mi madre decide emprender un viaje hacia Estados Unidos, en el cual ella decidió dar un respiro a su vida matrimonial para enfocarse en sus estudios y su crecimiento personal. Durante este viaje encuentra la felicidad de hacer uno de sus sueños realidad, de conocer aquella tierra que tanta intriga le generaba. La investigación la llevaré a cabo con la ayuda de diferentes herramientas como la entrevista a familiares y amigos de mi madre. También haré uso de Internet para ahondar sobre la historia del entorno que acompañó el desarrollo de este grato momento en la vida de Luz. Me gustaría hacer énfasis en la valentía de una mujer que se atreve a cambiar su vida, a redescubrirse en la lejanía de todo lo que conocía.

Gran Antonio

Diego Hernandez Cortes

La historia que quiero contar se lleva a cabo en Norte de Santander, Colombia, habla sobre un hombre que al estar bien posicionado en el ámbito del comercio, se ve afectado por la época que vive el país, los conflictos internos con los grupos armados, hacen que el cierre de fronteras sea algo que tarde o temprano va a suceder, y eso lleva a toda una región a caer en desesperación, desabastecimiento y miedo. Gracias a una reunión de los grandes comerciantes de la región, todo empieza a mejorar, ya que el gobierno no les da ningún tipo de solución, tienen que tomar ellos las riendas de este problema, en este momento es en que nuestro protagonista, Antonio, se convierte en uno de los personajes más importante de la región, pues en sus hombros caen las responsabilidades de un montón de personas, pasa por muchas situaciones complicadas al tratar de resolver esto y eso hace que se convierta en una celebridad. Al pasar los años, las cosas empiezan a cambiar, y la reapertura de fronteras se convierte en un hecho, la vida de Antonio vuelve a cambiar y da un giro de 360 grados. Por desgracia Antonio no está preparado para volver a su vida pasada, de hecho, nunca lo va a estar.

Los tuyos, los míos y los nuestros

Indira Beneitez Cayre

Ana nació en 1959 en General Pico, La Pampa. A sus 18 años se trasladó a la ciudad de Santa Rosa a iniciar sus estudios en Historia del Arte. Es allí donde conoce al hermano de su compañera de departamento, Raúl. Después de cinco años de noviazgo y un proyecto laboral juntos, se casaron y tuvieron dos hijos. Cuando Indira tenía ocho años e Hiras cuatro, se terminó el amor de Ana y Raúl, y decidieron separarse. Fue de esos excepcionales divorcios, de mutuo acuerdo, pacífico y sin problemas. Ana se mudó a una quinta en las afueras de la ciudad con sus dos hijos, quienes comprendieron la separación perfectamente, gracias al buen diálogo que mantenían con sus padres. Raúl vendió su parte de la empresa que compartían con Ana y abrió la suya propia. Ana comenzó a abrir su círculo social y a iniciar nuevas actividades. Unos años más tarde, comenzó a jugar golf, donde formó un grupo de amigos, entre ellos, Eduardo. Él hacía un año había enviudado y vivía con sus tres hijos, quienes eran compañeros del colegio de Indira e Hiras. La relación entre Ana y Eduardo se afianzó y él comenzó a visitar la casa de Ana. En esas visitas, Indira e Hiras se preguntaban qué hacía el padre de Tomas, Juana y Josefina en su casa, pero en el fondo ya sabían la respuesta. Seis meses después, Ana reúne a sus dos hijos en el living de su casa y les cuenta muy temerosa, que estaba embarazada de Eduardo y que iban a tener un hermanito. Ellos se quedaron perplejos, pero su madre les explico que ella era feliz con Eduardo y que habían decidido unir las dos familias para recibir a este pequeño integrante. Ahora quedaba lo más difícil: comunicarle este cambio de vida a los tres hijos de Eduardo.

Un país de inmigrantes

María Luz Figueroa

Mi historia trata sobre mi bisabuelo Enrique Ottaviano. Y para narrarla acudí a mi abuela materna, nuera de él. Enrique Ottaviano nació en Italia en 1863, a los 16 años vino hacia Argentina escapándose para no hacer el servicio militar obligatorio impuesto en Italia en esa época. Cuando llegó, vivió en Buenos Aires unas semanas, pero al poco tiempo se traslado hacia la provincia de Córdoba, donde trabajó gran parte de su vida en el ferrocarril, que en ese momento era manejado por los ingleses que estaban en el país. Cuando vuelve a Italia lo capturan para que realice el servicio militar obligatorio, tuvo que quedarse hasta culminar con el. Allí conoce a una mujer y se casa, pero cuando vuelven para Argentina al poco tiempo ella fallece producto de un cáncer. Luego de la primera guerra mundial se entera que la hermana de su difunta mujer también había quedado viuda, por lo que la manda a llamar para casarse nuevamente. Ella viajo hacia Argentina escapando de la guerra con sus dos hijos de su anterior matrimonio Ángel y Ernestina D`Agostino. Ambos se casan en Córdoba y luego tienen dos hijos más, Enrique y Dante Ottaviano. El segundo era mi abuelo, quien falleció hace menos de un año, pero siempre me contaba historias sobre su familia y como vinieron de Europa miles de inmigrantes como ellos que formaron este país.

Matrimonio de novela

Juan David Forero Sánchez

Esta es la historia de mis abuelos, Armira Ávila y Luis Martin Sánchez, relatada por mi abuela. Ella desde pequeña estudiaba en un internado en el cual ella trascurre casi toda su niñez, sitio en donde aprendió variedad de cosas como coser, cocinar y hasta pintar, pero ella realmente vivía en el pueblo de Honda-Tolima donde también vivía mi abuelo, mucho mayor que mi abuela. Ellos comenzaron su romance desde muy temprana edad, la cual se complicaba debido a su diferencia de edad ya que prácticamente él tenía ocho años más que ella, es decir, los padres de ella no permitían el noviazgo, aun así ellos deciden no tomar en cuenta su aprobación, tomando la decisión de fugarse y casarse a escondidas de sus familias, pero no todo sucede tan fácil debido a que debía ser en otro pueblo, con testigos, de tal forma que nada arruinara su improvisado matrimonio. Se les presentan una serie de problemas los cuales no imaginaron pero que soportaron con el fin de poder ser marido y mujer, sin mencionar los problemas que vendrían después de realizado el matrimonio, por parte de las familias de mis abuelos.

Un cuento no tan cuento

Antonela De Stefano

Desde mi niñez siempre me gustaron las historias, cómo las personas se conocían y comenzaban toda una aventura juntos. Al crecer me fui dando cuenta que las historias de amor no son como los cuentos pero siempre que se vivan con intensidad pueden acercarse bastante. Por esa razón decidí contar la historia de mis abuelos; en que lugar comenzó su historia y como siguió a través del tiempo. La misma comenzó en Europa, puntualmente en Italia, allí se vivía un ambiente no muy grato con la segunda guerra mundial, pero pese a las circunstancias en esa época ellos construyeron una vida juntos y decidieron desarraigarse de su país para poder empezar una nueva vida mejor con su familia. No fue fácil para ellos migrar a otro lugar, en el cual no entendían el idioma y debían adaptarse a nuevas costumbres y personas totalmente desconocidas, pero esto les sirvió para juntar fuerzas y luchar por lo que realmente querían. Hoy día ya no están, pero dejaron una huella marcada.

En la sangre de una político distrital

Carlos Martín Tobaldo

Se tiende a exacerbar la personalidad de un hombre si hace política o si es considerado un político de bien, como si esta persona tuvieran un don natural. Lo cierto es que la política otorga poder para quien la sepa usar. Es el testimonio de mi abuelo el que ha abierto en mí el debate sobre el uso de la política en intendencias de poblados del interior. Carmelo Pastore, mi abuelo, peronista de cuna y crítico de mayor, gran lector y protagonista de hechos políticos a nivel distrital. De una mirada clara y poco mediatizada por la elección de su partido. Llegó a ser concejal por el partido peronista en el Distrito de Daireaux. En la actualidad trabaja de forma voluntaria como asesor legal en una ONG del partido. Lo que se intenta contar en este trabajo, es la vida política de quién hizo a su modo, una carrera en este rubro. Una búsqueda interna por las emociones de un hombre que mantuvo su neutralidad para conseguir las promesas que otros no pudieron concretar, y todo en un contexto inexistente para los políticos de alta jerarquía. Su vida dentro del partido, sus comienzos y sus oportunidades de trabajo. Todo ello por la confianza y la lealtad a una forma de gobierno que fue creciendo con él y que fomentó la conciencia ciudadana de quien hoy es mi referente político.

Mi abuelo Héctor, un ejemplo de vida

Camila Haye

Una vida entera dedicada al trabajo y al esfuerzo, desde sus escasos 14 años hasta hoy en día, con sus bien llevados 87, buscando el bienestar de las personas que lo rodean, intentando ser, día a día, una mejor persona. Y nada parece detenerlo. Todas las mañanas se levanta antes que salga el sol, prepara su desayuno rico en fibras y nutrientes y limpia la casa, luego se dedica un momento para él, hacer bicicleta fija y pesas. Ciertos días, cuando el clima lo permite, sube a la terraza a tomar sol, no solo para estar más guapo, sino también para fijar la vitamina D. El resto del día se encarga de chequear los mails, hablar con su familia de Córdoba por Skype y Facebook, organizar sus 12 equipos del Gran DT, y cocinar. Es así como con su espíritu indomable se ganó la admiración de toda su familia, sobre todo de sus nietos, quienes son recibidos con un jugo de naranja recién exprimido cada vez que van a visitarlo. Para abordar esta historia, recurrí en primera instancia a mi abuelo, que es el protagonista de la misma. Cuando llegué a su casa para hacerle la entrevista, me recibió con un montón de fotos y recuerdos, que realmente me fueron de gran ayuda, pero su memoria de elefante le gana a cualquier archivo tangible. Comenzó a narrar su historia sin siquiera darme tiempo a prender el grabador.

Mi abuela aportó su parte dando detalles del momento en que se conocieron, de su casamiento y el nacimiento de sus 2 hijos.

El viajero afortunado

Nicolás Quiroga Artesi

Ésta es la historia de un hombre, cuyo gran placer en la vida siempre fue viajar. Las travesías sobre ruedas, las caminatas en montañas y las aventuras de un mochilero aficionado fueron durante toda su vida, y hasta el día de hoy, su forma de desconectarse de la vida cotidiana y conectarse consigo mismo. El protagonista de esta historia es Carlos, mi padre. Desde su niñez, la geografía y los fenómenos naturales fueron temas dignos de su gran admiración, aunque solo cuando comenzó a trabajar pudo costear los viajes que invadían su mente en los sueños cada noche. Argentina, como mucho saben, presenta hermosos paisajes en la mayoría de sus provincias. Dos de éstos son el Parque Nacional Talampaya, ubicado en el oeste Argentino, en la provincia de La Rioja, y el Valle de Ischigualasto, popularmente conocido como el Valle de la Luna, situado en la provincia de San Juan. Lo que parecía ser unas simples vacaciones en familia, luego de un atareado año en la rutina de la Cuidad de Buenos Aires, resultó ser una aventura inolvidable, no por haber sido de gran lujo o por haber tenido una placentera semana de viaje en una antigua pero confiable camioneta monovolumen, sino por una secuencia de posibles desastres, tales como la obligación de cruzar una zona rocosa bordeando un extenso y profundo barranco, o un agujero en el tanque de combustible que nos dejaba el camino de tierra más desolado, sin la posibilidad de regresar o continuar.

En el rincón del alma

Pavel Quintanilla Pretell

Rincón del alma es una de las traducciones más adecuadas que pude encontrar para la pequeña ciudad que fue testigo de aquel amor del que un día mi vida nació. Mis padres se conocieron desde muy pequeños debido al lazo de sangre que los unía como primos, y fue ya en su juventud que empezaron a atraerse, el uno del otro. Una joven muy dedicada al bien de su hogar, y un empedernido rockero que se hacía cargo de la crianza de sus hermanos menores al lado de su madre viuda, fueron los protagonistas de una historia de amor que pasó por tribulaciones y se antepuso a todo problema admirablemente. Ayacucho, el nombre de aquella pequeña ciudad, guardaba entre su gente muchas leyendas urbanas y sobretodo mucha conservación con respecto al hecho de que dos personas unidas por lazos de sangre se enamoren y quieran vivir juntos; los abuelos míos por parte de madre se veían sumamente influenciados por este concepto creado por sus vecinos, y por el famoso qué dirán.

Viviendo por más de 5 años un amor secreto, mis padres decidieron unirse en matrimonio por el amor que se tenían y porque mi madre estaba en la espera de un bebé. Entonces fue cuando ellos tuvieron que enfrentar todo tipo de calumnias, maltratos y problemas, a tal grado de casi perder la vida, todo por defender el amor genuino que ellos querían construir. Sus vidas nunca se habían visto tan acongojadas y lastimadas que hasta pensaron en escaparse juntos, pero siempre había una oposición inmediata que les impedía lograr su objeto, y fue en el momento en que ya encomendaban todo a Dios y se resignaban, cuando el fruto del vientre de mi madre hizo que el odio de mis abuelos por mi padre se calmaran, hizo que las habladurías cesaran y que después de tantos años de tristeza y lucha se volvieran en felicidad para mis padres. Como dice una de las canciones que mi padre le dedicaba a mi madre, “por el amor que queremos, es el precio que debemos pagar y todos los juegos que debemos jugar”, ellos pagaron el precio y a pesar de todas las dificultades y problemas, pudieron llevar adelante su amor y dejaron un gran legado para todos nosotros, quienes somos su generación, el legado de que se lucha por lo que uno realmente quiere lograr en esta vida, y al final se logrará.

El secreto

Mariano Miño

Mi historia relata la vida de mi madre, una historia que busca dar respuesta a una cuestión ¿Cuál es su secreto? Criarse en el campo, en el interior del país, Corrientes, crecer en pobreza, aprendiendo entre golpes y trapos mojados a comportarse como una dama. No llorar, no reír, no jugar, no bailar, trabajar, obedecer, acatar. Sin hermanos con los que crear recuerdos, un padre indiferente al cual no podía abrazar, mi mamá cosía sus vestidos con retazos de tela, esperando y rezando. Su aferro y deseo por alcanzar un futuro diferente la llevó a ir en contra de todo, en contra de su madre, que entre llantos le repudiaba y le decía que no iba a tener ningún futuro yéndose a la ciudad, pero mi mamá no iba a quedarse para tener el mismo futuro que las demás en el pueblo por ser mujeres estaban obligadas a vivir. Ella guardaba el secreto que aún sigo sin saber cuál es, el secreto de auto superarse a pesar de todo, de seguir luchando, de nunca abandonar la fe y caer en desesperanza, de mantener la frente en alto con optimismo. Su vida, es mi historia, es ese secreto, la clave de tanta fuerza, que es tanta inspiración para mí, que ahora mismo, entre lágrimas cálidas no puedo contener, lo orgulloso que estoy de mi mamá.

Recuerdos y anécdotas de un ayer

Pablo Romeo

Desde el 31 de Agosto de 1994 se suspendió el servicio militar obligatorio en la república Argentina, bajo la presidencia del Dr. Carlos Menem debido a un evento trágico y triste en la historia del país. Si bien es un tema delicado para escribir y puede traer sentimiento encontrados en las personas que lo lean, mi intención no es jugar al abogado del diablo ni nada que se le parezca. La intención de este relato es contar desde las palabras de mi padre lo que era la Colimba por dentro y del impacto que generaba en los jóvenes este periodo. Por supuesto que el periodo en el que transcurrió su servicio militar dista mucho del año 94, sin embargo se acerca más al año 76 en donde también encontramos otro triste suceso.

No es mi intención pintar héroes ni generar descontentos. Más bien testimoniar un deber cívico actualmente fuera de uso y que en lo personal se pueden rescatar buenos episodios y grandes anécdotas.

Patricio

María Luz Corti Mariño

La historia de mi familia que quiero compartir, nos lleva 40 años atrás en el tiempo. Para ese entonces, mi madre, María Fernanda Mariño, era una niña de 9 años quien quería viajar a Paraguay a conocer a la familia de su papá (Fernando Mariño). A su vez, la emoción de mi abuela María Carmen López, siendo docente, se centraba en la satisfacción de conocer nuestro país. Ambas, junto a Patricio, según apodaron al Fiat 600 que las acompaño durante el viaje, recorrieron gran parte del norte de Argentina, Entre Ríos, Santa Fe, Chaco y Formosa hasta llegar a Paraguay, Asunción y de regreso a Buenos Aires, recorrieron el noroeste argentino. Para la investigación de este viaje, cuento con la memoria de mi madre y las historias que me contaba mi abuela en mi infancia y adolescencia. Lamentablemente, finalizando el viaje, el pequeño automóvil se prendió fuego y se perdió el diario de viaje que escribía mi madre, junto con varias fotos. Para esa época, que una mujer joven conduzca y viaje durante más de dos semanas con su hija, era algo ‘alocado y poco común’, por lo que siempre me ha gustado resaltar el carácter libre de mi abuela. Esta es una de las historias con las que crecí y, específicamente, la que me introdujo al fantástico mundo del viajero.


Docente: Laura Banfi fue publicado de la página 11 a página15 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº62

ver detalle e índice del libro