1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº65 >
  4. La serie fotográfica Babel

La serie fotográfica Babel

Belzunce, Germán

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº65

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº65

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XV br r nEscritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2014

Año XI, Vol. 65, Diciembre 2014, Buenos Aires, Argentina | 96 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

En el presente trabajo se llevará a cabo un análisis sintáctico y semántico de la serie fotográfica Babel de Gabriel Valansi, elaborada en 2010. En esta serie fotográfica se muestran escenarios panorámicos urbanos que en realidad están construidos mediante pequeños componentes electrónicos de computadora, creando una analogía entre el avance de la tecnología y el desarrollo de las ciudades y sociedades. La serie transmite sensaciones de soledad gracias a sus paisajes desiertos y oscuros, vinculándola con el avance y desarrollo de la tecnología y modernidad. Esta hipótesis se comprobará por medio del análisis sintáctico y contextual de las imágenes respectivamente, contextualizándolas con toda la serie fotográfica.

Desarrollo

La forma

Observando las imágenes seleccionadas de la serie se puede afirmar que todas estas fotografías están compuestas mediante una misma línea estética y compositiva. La utilización de gamas de colores azulados se respeta en toda la serie, aunque hay casos en la que los colores se utilizan desaturados, perdiendo la predominancia de tonos azules. Además de las tonalidades, otro recurso que se repite en la serie es la captura de las imágenes como si fuesen tomadas desde el aire, dando la sensación de magnitud a las fotografías. Otra característica estética y compositiva de la serie es el empleo del enfoque y desenfoque para destacar ciertos puntos de la imagen. La iluminación en puntos específicos y la subexposición en general de las fotografías terminan de darle una impronta especial a la serie. Además, se pueden reconocer otros elementos que conforman la composición, como la perspectiva, el ritmo, la tensión, la proporción, la distribución de pesos y el movimiento. Las líneas diagonales ayudan a identificar la perspectiva de la imagen donde se detecta un punto de fuga que escapa de la profundidad de campo, como se puede observar en la repetición de estos elementos rectangulares que parecen edificios y que contribuyen a generar un ritmo constante. Esta homogeneidad del ritmo ayuda a que no se cree ninguna tensión importante en la fotografía. Al ser todos elementos parecidos los que componen las fotografías, la distribución de los pesos es pareja en toda la composición. Sin embargo, esto no se cumple en toda la serie absolutamente. La cuarta imagen posee otras características rítmicas, ya que en este caso no está compuesta por elementos iguales que se repiten de forma simétrica. A diferencia de las otras fotografías, ésta se compone de elementos colocados de manera desordenada e irregular, dificultando la posibilidad de identificar un ritmo notable. Otra característica formal que tiene en común la serie fotográfica es el empleo del foco en un punto determinado de la imagen y el fuera de foco en lo restante. Este contraste que genera la dinámica foco-fuera de foco, logra crear un punto en la imagen. Este punto establece un peso destacable dentro de la fotografía, donde el peso fuerte se concentra en la zona enfocada. Para acentuar aun más el peso, la iluminación tiene un papel importante, ya la zona enfocada es acentuada por el punto más luminoso de la fotografía.

Esta distribución destacable del peso logra también un punto de partido para el recorrido visual. El foco y la iluminación generan que el ojo humano visualice automáticamente este punto, dándole inicio a una recorrida visual. Al estar tan concentrado el peso en un punto, el resto del recorrido visual no es un camino fijo, ya que no existen otros puntos destacables en la fotografía que guíen el recorrido. Sin embargo, la visión tiende a trasladarse a los puntos menos desenfocados y sutilmente más iluminados. Las fotografías que forman parte de la serie Babel están planteadas todas como escenarios inertes y sin vida. Por lo tanto se puede afirmar que prevalece la estaticidad en toda la serie, ya que en ella no existe ningún tipo de movimiento dinámico. Esta ausencia de vida que se presenta en los escenarios es también acompañada y enfatizada por la oscuridad, dada gracias a la subexposición, y por desaturación de las fotografías. En algunas, el color toma más presencia predominando colores azulados. Un ejemplo de ello es la cuarta fotografía de las serie, en la que se puede observar la gama de colores por la que transcurre la serie fotográfica, desde un azul llegando a ser intenso, hasta una escala de gris, prácticamente sin presencia de color, pasando por un punto intermedio con colores azules tenues y desaturados.

El contenido

La serie Babel muestra escenarios urbanos que parecen inhabitados o que mantienen la vida humana en sumisión. Estos escenarios panorámicos, que parecen ser capturados desde las alturas, son simplemente motherboards de computadora. Todos estos circuitos y componentes electrónicos simulan ser edificios, casas, fábricas, por su similitud en la forma y en la organización. Estas ciudades construidas mediante componentes electrónicos no son más que una referencia al avance de la tecnología y cómo consume y absorbe la vida de las personas. El empleo de colores azules transmite futuro y tecnología, por lo cual se puede interpretar que Gabriel Valansi le da un sentido apocalíptico a la obra, ya que se muestra un porvenir oscuro, invadido por la tecnología y desolado por la falta de vida. En la fotografía cinco se muestran ejemplos de la utilización de colores azules para hacer referencia al futuro. En estos casos también tienen el lado apocalíptico y destructivo. Asimismo, la serie fue nombrada Babel, que significa según la Real Academia Española “desorden y confusión”. Originalmente Babel es el nombre bíblico en hebreo que se le dio a la ciudad de Babilonia. De acuerdo con el relato bíblico, el nombre de la ciudad derivaría del verbo hebreo balbál (confundir), puesto que allí sería donde Dios confundiera las lenguas de los hombres. En las fotografías analizadas se identifican, por un lado, paisajes urbanos de grandes ciudades y también, en una de ellas, un basural. Sin embargo, luego de ver las imágenes detenidamente se comprende que en realidad estas ciudades son maquetas construidas por plaquetas de componentes electrónicos diminutos. Esta doble identificación logra que la serie en su totalidad conste de un nivel icónico ambiguo. Así como estas maquetas simulan paisajes urbanos también simulan encontrarse en un espacio abierto, a pesar de que las maquetas fueron realizadas, expuestas y fotografiadas en espacios cerrados. En esta serie fotográfica que forma parte de un espacio concreto no se encuentra ningún tipo de personajes. Sin embargo, al tratarse de escenarios urbanos, que normalmente suelen estar concurridos por grandes cantidades de personas, se puede interpretar a la no-presencia de estas como un personaje tácito, ya que esto forma parte importante del sentido de la obra. En las fotografías de esta serie no existe ningún tipo de narración, ya que como se sostuvo anteriormente, son escenarios estáticos que no poseen ningún tipo de relato cronológico. En conjunto, la muestra tampoco muestra una narración, sino que son imágenes, algunas similares, que refuerzan un mismo concepto pero que pueden funcionar como una pieza autómata. Las fotografías que conforman esta serie no se caracterizan por tener instantaneidad, ya que al ser espacios fijos, no hay nada en movimiento que se pueda capturar o genere una influencia en el momento de captura de la imagen. Tampoco representa ningún tipo de duración en el tiempo. La imagen es atemporal, ya que no se puede ubicar un tiempo específico, pero sí se puede interpretar un tiempo simbólico, ya que la tecnología y la paleta de colores fríos y azulados se identifican con el futuro.

El significado

El siguiente capítulo constará de analizar todas las variables y características que dan el significado a la muestra. Para empezar se hablará de los procedimientos de connotación. Estos procedimientos consisten, según Barthes:

En la codificación del análogo fotográfico; de manera que es posible reconocer los procedimientos de connotación; pero esos procedimientos, no tienen nada que ver con las unidades de significación que un posterior análisis de tipo semántico quizá permita llegar a definir un día. (1992, p. 16)

Los procedimientos de connotación son seis: trucaje, pose, objetos, fotogenia, esteticismo, sintaxis. En el caso de esta muestra fotográfica no posee características de algunos de los procedimientos, como la pose y el trucaje. Los objetos, en este caso las piezas de componentes electrónicos, están colocado y organizados de distintas formas para simular ciudades. La fotogenia, que es el embellecimiento de las imágenes mediante técnicas de iluminación, impresión y reproducción, se hace presente específicamente con el tratamiento de la iluminación y el enfoque y desenfoque. Valansi trabajó mucho con el tratamiento de luz en esta muestra, con la intención de crear escenarios sombríos. El último procedimiento de connotación es la sintaxis, que es la secuencia que crea un conjunto de fotos. En este caso, como se explicó anteriormente, no hay una secuencialidad entre foto y foto que cree un mensaje específico. Como toda construcción fotográfica, fue necesario emplear algún tipo de operación retórica como la supresión, la adjunción, la construcción o la sustitución. En este caso, la operación utilizada fue la construcción, ya que se basó en la incorporación de distintos objetos para crear un escenario ficticio.

Éste provoca un distanciamiento en el espectador, produciendo una alotopía, ya que la desolación y el aspecto sombrío de las imágenes genera una disociación de lo que se considera coherente. (Zunzunegui, 1989, p. 37) Con lo descripto y analizado en este ensayo, se han establecido las bases para sustentar y comprender el significado de la serie fotográfica de Gabriel Valansi. Esta obra conceptual es una metáfora que entabla la relación entre el avance precipitado de la tecnología y la deshumanización de las sociedades. La metáfora se define, en la Lectura de la imagen fotográfica, según Mabel López como “la sustitución de la imagen por otra, basándose en un principio de semejanza, en una comparación implícita entre dos términos” (López, 2000, p. 44). Esta comparación de la que habla Mabel López se hace presente en la utilización de componentes de motherborads de computadora que mediante la organización y construcción, se transforman en edificios, fábricas, casas y ciudades enteras. Sin embargo, no es sólo esto lo que le da sentido a la obra, ya que la utilización de recursos de iluminación y el empleo de una paleta de colores transforman estas ciudades en un escenario sombrío y desolador. La subexposición general de las tomas, con puntos precisos de iluminación le brinda a la serie una sensación lúgubre. Las tonalidades azules empleadas crean un espacio futurístico y tecnológico, que ubican a los escenarios en un tiempo futuro e irreal.

Conclusiones

Luego de haber finalizado el análisis completo de la obra de Gabriel Valansi, en sus aspectos formales, contextuales y semánticos, se puede responder a la hipótesis planteada al principio del trabajo. Anteriormente, se sostuvo que la obra transmitía sensaciones de soledad y de un futuro sombrío ante el avance de la tecnología sobre la humanidad. Tras haber analizado la imagen en sus distintas facetas, se puede responder a esta hipótesis de manera afirmativa, y además profundizar en el concepto. Mediante el análisis de todos los elementos compositivos, se pudo comprender con mayor claridad el significado de la obra y de la serie en general. Este mundo robótico y desolado que interpreta Gabriel Valansi, no sólo enfría las relaciones humanas como se mencionó anteriormente, sino que interpreta el fin de una humanidad absorbida por la tecnología y la apatía por el contexto social, demostrando, de alguna manera, que el desarrollo tecnológico no significa necesariamente una evolución para las sociedades y la vida humana, sino que por el contrario, puede ser el desencadenante para terminar con ella.

Bibliografía

Barthes, R. (1992).

Lo obvio y lo obtuso, imágenes, gestos, voces. Barcelona: Paidós Comunicación. López, M. (2000).

Lectura de la imagen fotográfica. Buenos Aires: Proyecto Editorial. Ciudad Universitaria. Filinich, M. I. (1998).

Enunciación. Buenos Aires: Universidad de Buenos Aires. Zunzunegui, S. (1989).

Pensar en la Imagen. Madrid: Cátedra.


La serie fotográfica Babel fue publicado de la página 18 a página20 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº65

ver detalle e índice del libro