1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº65 >
  4. Joel Escalona: la semántica de la cultura mexicana

Joel Escalona: la semántica de la cultura mexicana

Anillo González, Eduardo Andrés

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº65

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº65

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XV br r nEscritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2014

Año XI, Vol. 65, Diciembre 2014, Buenos Aires, Argentina | 96 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

El diseño industrial desde sus inicios ha buscado alejarse del arte y establecerse como la disciplina de la concepción, desarrollo y producción de objetos para todos los ámbitos de la vida. Pese a este intento, durante su historia el diseño ha cambiado y sus objetivos se han modificado dependiendo del lugar y la época en que éste se ha desarrollado. Dentro de estos cambios, uno ha sido el que introdujo el diseño conceptual, que se propone como objetivo generar productos cargados de elementos evocativos, a través de los cuales se transmitan ideas y conceptos, buscando el impacto visual para tentar, provocar y atraer al espectador. En estos casos es donde el diseño suele acercarse a ser un arte de la vida cotidiana. En este ambiente semántico y provocativo es donde tiene su origen el diseño de Joel Escalona, donde juega con los materiales y las morfologías para crear productos vivos, animados y orgánicos, cargados de vida, los cuales inmediatamente capturan al consumidor con su equilibrio entre elegancia y modernismo. Lo interesante en este análisis es estudiar cómo sus productos representan el espíritu latino del ritmo y el baile de una forma estilizada y elegante; y como estos contienen ideas y guardan relación con etapas anteriores de la historia del diseño, las cuales han gestado y dado lugar para que sus maravillosos productos sean tan atractivos en la actualidad.

Desarrollo

Joel Escalona es un diseñador industrial nacido en la Ciudad de México en 1986, y graduado en 2008 en Diseño Industrial por la Universidad Autónoma Metropolitana, Azcapotzalco. En su vida profesional ha realizado desde mobiliario, objetos para el hogar, interiores y piezas de autor, hasta dirección creativa y consultoría para distintas empresas. (Joel Escalona sitio oficial, 2014) Este diseñador muestra una predominancia del aspecto conceptual en sus diseños, en donde lo relevante, o más bien, lo primordial y más intensamente resalto del producto son sus funciones simbólicas. “Es el sector más complejo de las funciones comunicativas del producto y solo en los últimos años de historia de la evolución del diseño ha comenzado a cobrar importancia” (Bürdek, 1994).

Esta forma de diseño se basa en buscar comunicar ideas, sentimientos, conceptos, entre otros, los cuales generan un dialogo con el consumidor, el cual interpreta todos estos elementos y tiene una reacción emocional a partir de ellos. Como menciona Bernhard Bürdek, siguiendo a Gert Selle (1978):

Se trata de que el diseñador emplee un repertorio de signos intangible para el usuario(o el grupo de usuarios) de turno en el proceso proyectual. Esta operación de envío de señales se califica también de codificación y decodificación de informaciones (…).

Los usuarios pueden decodificar el contenido del significado de los productos, en tanto que estos sean parte de un sistema de signos socialmente obligatorio, esto es, de un lenguaje comunicativo del producto.

Ahora bien, teniendo en cuenta esto, se entiende que el diseñador no pueda transmitir cualquier sentimiento o idea a través de su diseño, y en esto se separa del artista, sino que los conceptos y el mensaje que envía el diseñador deben ser legibles y descifrables para el receptor, ya que de otra forma el diseño perdería su sentido.

Es interesante entonces preguntarse: ¿qué hace comprensible, aceptado y descifrable al diseño de Joel Escalona? En realidad, el establecimiento de este tipo de diseño plagado de elementos simbólicos y evocativos ha llevado décadas, teniendo sus primeros indicios con el antidiseño italiano y su crítica al funcionalismo; siendo reformulado y propulsado por el postmodernismo, especialmente en Italia y Alemania, y extendiéndose internacionalmente a finales del siglo XX. Empezando el análisis del diseño conceptual, es preciso iniciar observando el punto de ruptura con el funcionalismo de principio de siglo, donde la tarea que tenía el diseñador era crear soluciones a las necesidades sociales, las cuales debían presentar el máximo grado de funcionalidad. Constituyendo un tabú a las funciones comunicativas y simbólicas de los productos. Con el auge económico de la posguerra, empieza la crítica hacia esta etapa de diseño. Se buscó salir de las formas puras y masculinas, de las formas funcionalistas y racionales, que fueron tildadas de opresoras y limitadoras de la expresión y la psique humana. (Bürdek, 1994) Es así como se empieza a diseñar a partir de lo femenino e irracional, de los colores vivos, los contrastes, las formas orgánicas y libres, de la mano del desarrollo de los nuevos materiales como la posibilidad tecnológica para este nuevo tipo de diseño, tales como los plásticos. Joel Escalona muestra todos esos valores en sus productos, lo femenino de las curvas y de las formas suaves y orgánicas. Esto se hace particularmente evidente en su línea de mesas dancing table, donde la forma acompaña el suave y enérgico movimiento de la falda de una bailarina.

Lo provocativo y atrevido de sus diseños proviene de conectar estéticas propias de su cultura, como las relacionadas con la pasión, el baile y la música, con productos de la vida cotidiana.

Toma los elementos ya existentes y los resignifica en contextos ajenos, propio de diseñadores postmodernistas como Stallinga. Lo latinoamericano, poético y artístico de Escalona es lo que hace que sus diseños sean atractivos, lo disruptivo de sus ideas con las formas tradicionales de los productos. Estos recursos de recontextualización están apoyados conceptualmente en las vanguardias artísticas como el dadaísmo, con exponentes como Marcel Duschamps y sus polémicos readymade. Los readymade, como su nombre lo indica, eran obras de arte realizadas a partir de productos ya hechos, los intervenía y reconceptualizaba en una nueva pieza. Así como empezaban a incorporarse elementos propios de la vida cotidiana en el arte, también el arte, lo idea y personal, y el individualismo propio del artista, empezaba a incorporarse en el diseño industrial. A partir del anti-diseño se generó mucha polémica y discusión sobre el papel del diseñador, pero al lado de todo el desarrollo teórico que existió, la producción material fue muy escasa. Una década después, con lo que llamamos el postmodernismo, se implementa otra forma de aplicar estas ideas. El grupo Memphis, por ejemplo, se propuso sacar finalmente provecho de todas estas ideas. Buscaban, en palabras de Bürdek, “un diseño que recibiera inspiración de contextos culturales diversos, elevara su contenido estético y lo convirtiera en objeto… El contenido semántico de los objetos debía impulsar la comunicación humana”. (Bürdek, 1994) Esto genera un diseño libre de preceptos, donde la imaginación, los elementos simbólicos y la creatividad individual cobraban vida, con formas caprichosas, y cargas estéticas artesanales, incorporando elementos de otros contextos (tal como hacían los readymades) e incorporarlos a los productos de la vida cotidiana y llevarlos a nuevos espacios y situaciones. Estas nuevas concepciones de diseño son las que aparecen marcadas en el proceso de Joel Escalona, un diseñador con amplio uso del simbolismo y la metáfora en sus productos, jugando con las formas rítmicas, orgánicas y fluidas, combinándolas con las formas rígidas platónicas, para lograr productos con un contenido evocativo obvio, atractivo y elegante. Un ejemplo de estos elementos simbólicos es su hermoso y escultural diseño llamado MyDNA. Como se menciona en el libro de diseño internacional Plus DESIGN Beautiful Design for Living:

Este mueble esta inspirado en la estructura del ADN, además de eso tiene un concepto metafórico (MyDNA que significa ADN).

Los libros que te gustan, los CD`s que tienes, las fotos que guardas y todos esos objetos que pones en este librero, definen una parte muy importante de tu identidad personal. (Abellán, 2011)

La idea de llevar lo que eres en el ADN, en la sangre, esa pasión por la tradición y el pasado son propias de la cultura latinoamericana, la expresión de la individualidad y la energía latina es un elemento fundamental en el diseño industrial contemporáneo. Es interesante comparar este tipo de contenido simbólico en los productos, con tal carga conceptual, con el trabajo de diseñadores posmodernistas, tales como los de Droog Design. En particular, con esta inclusión de conceptos que juegan con la vida cotidiana y los avances tecnológicos y en la medicina, recuerda a la famosa cajonera you can`t let down on your memories de Tejo Remy. Pese a tener un objetivo crítico, en el que se buscaba establecer el concepto del diseño como un elemento tan importante como la fabricación, la idea de Remy de incorporar las ideas semánticas de los avances en el estudio de la memoria e incorporarlos en el diseño de productos, fija un precedente para esta clase de producto, donde se busca establecer una conexión entre los objetos y las personas, relacionar al individuo con los productos y hacer de ellos una expresión de su ser. Entonces, en el caso de Remy, la cajonera evoca al sistema de la memoria, en el caso de Escalona busca evocar a la estructura de doble hélice del ADN, y los objetos que ubiques en sus estantes son, en palabras del diseñador, “una parte significativa de tu identidad”. (Ambros, 2014) Ahora bien, que este diseñador encuentre refugio e inspiración en las formas de diseño posmodernistas no es algo azaroso. Como menciona en su entrevista con la revista a!Diseño, cuando empezó a formarse, el primer libro de diseño contemporáneo con que se encontró estaba dedicado al polémico Philippe Starck. En él encontró mucho más que un estilo, sino que vio que un diseñador puede crear todo, desde una cuchara hasta un yate. Ahí pensó, “si alguien más puede hacerlo, yo puedo hacerlo”. (20 grandes del diseño mexicano, 2014) Es en Starck donde muchos de los diseñadores contemporáneos encuentran su camino y teoría de diseño, pese a que no es el más ortodoxo de los diseñadores; ha sabido crear un estilo identificable para diseñar, que se ha vuelto popular en la sociedad actual. La forma humorística y provocativa de mostrar e incorporar elementos externos al contexto de los productos y crear a partir de ello una nueva forma aceptada e intencional del Kitsch, son los rasgos que han hecho de Philippe Starck la figura pública y gran exponente del diseño que es ahora. El kitsch es parte importante de los estilos de diseño, decoración y arquitectura contemporáneos, y Joel Escalona esta muy conectado él. Como escribe Valeriano Bozal:

Son Kitsch los objetos de mal gusto que a pesar de su mal gusto, y muchas veces por él, se muestran como ejemplo de la belleza y buen gusto… El kitsch busca la belleza, escribe Broch, la obra bella, no la obra bien hecha. Ha elegido la estética en lugar de la ética, la obra bella no es sino la repetición agradable de lo que ya esta dado. (Bozal, 1999)

Este movimiento combate los conceptos sobre lo que es el “buen diseño”, de lo equilibrado y minimalista, es una forma de generar lo bello a partir de lo considerado inadecuado y atrevido. Se pueden observar las características de este movimiento en el diseñador mexicano analizado, quien usa elementos ya existentes y de otros escenarios y los presenta en un desequilibrio que constituye una armonía peculiar. La implementación del “mal gusto”, correspondiente a elementos no considerados bellos, por ejemplo un taco o un chancho, se logran equilibrar con una abstracción adecuada y con el uso delicado de los materiales, complementado con la calidad de las terminaciones y el correcto uso del color. El diseñador muestra mucho interés en plasmar los elementos latinos y mexicanos en su diseño, tales como el baile, el vino, la comida, etc. Así, con el plato bailarín o dancing plate, juega con la incorporación del baile y el movimiento con sus productos, tal como explica en su página web:

Acerca del diseño (hablando de “dancing plate”).

Conocido como el baile del Sombrero, el Jarabe Tapatío es enormemente reconocido como baile tradicional de México. La pieza musical, parte del folklor mexicano musical, acompañada de una danza que relata una historia de amor y cortejo. El hombre usa un traje y sombrero de charro. Su compañera usa un vestido típico ranchero. Juntos se envuelven en una coqueta danza que termina con una vuelta escondiendo sus rostros detrás del sombrero y figura un beso. El diseño del Plato Bailarín emula el patrón de las ondulaciones del vestido típico ranchero que gira eufóricamente en el baile. (Joel Escalona sitio oficial, 2014)

Esta forma de recontextualizar roza con lo kitsch, pero logra equilibrarse con la sutileza y el uso fino de los materiales; logra percibirse como una pieza elegante y moderna, cosa que es característica también de Starck, quien busca la ruptura de la rigidez del mueble, la provocación, la diferenciación y creatividad en el diseño.

¿Cómo se logra este equilibrio? El diseñador utiliza materiales de alta calidad y terminaciones lisas y brillantes, con colores puros y nítidos, dejando de lado cualquier tipo de ornamentación y uso de color o textura innecesario, fusiona las estéticas simplistas del minimalismo, que transmiten calidad y actualidad, y las mezcla con lo kitsch y evocativo para llegar a un producto equilibrado, moderno y atractivo. También con su Taco plate involucra elementos de su cultura, como la tortilla del taco, y lo implementa para intervenir la forma tradicional del plato. También destaca el marrano shaker, otro de los elementos con el que Joel Escalona adorna los comedores con su forma desenfada de concebir el diseño. Es un especiero que se llena por la nariz del marrano, usado para condimentar en la mesa, pero también para jugar con él. Este producto muestra muy bien el estilo de este diseñador, donde toma piezas del folklore mexicano y latinoamericano y lo traduce a un lenguaje contemporáneo y global. (Orozco, 2010) Usa como inspiración, aun a veces sin notarlo, su cultura, gustos y pasiones para crear objetos de deseo. La idea de crear objetos de deseo no es nueva para el diseño industrial, de hecho, desde el Streamline y el styling norteamericano, donde se utilizaban elementos que se consideraban atractivos e interesantes para las personas, y se representaban o evocaban en los productos de la vida diaria, tales como planchas, sacapuntas y cámara, es notable la búsqueda del diseñador por incorporar elementos con alta expresividad y atractivos para los consumidores. Escalona menciona que diseña con la idea de crear productos que embellezcan y ayuden a difundir la cultura y el diseño mexicano. La idea de ruptura y de expresividad del artista, buscaba la aceptación y capturar al consumidor con sus formas elegantes, delicadas y sensuales; no es sólo hacer algo diferente, no se trata de una critica o sátira, sino de capturar elementos y situaciones, formas y estéticas que brinden a las personas una sensación agradable, de familiaridad y que logren decodificarlos como parte de su cultura, como objetos que quisieran tener en su entorno, que se entiendan como modernos, bellos, y así ayudar a su cultura y sociedad a crecer a través del diseño. Joel Escalona, en las múltiples entrevistas que ha tenido con distintas revistas y periódicos, no menciona directamente de dónde proviene la inspiración para sus productos, sino que menciona ser selectivo en lo que el artista se inspira para diseñar. Las cosas en las que menciona inspirarse son las cosas “bien hechas”, como lo que se encuentra en un museo, o hasta en la calle o en una tienda, pero no dice nada más allá de eso. (20 grandes del diseño mexicano, 2012) Es destacable que los productos creados por este diseñador están inspirados en sus intereses más allá del diseño, en sus áreas de interés y su cultura como mexicano. Por ejemplo, su diseño de MyDNA está inspirado en su interés por la ciencia, como menciona en su entrevista con a!Diseño:

Originalmente me gustaba más la ciencia, pero hoy creo que hacer diseño es mucho más difícil; en la ciencia sigues métodos y procesos específicos mientras que en la creatividad no hay límites. Diseñar es mi forma de unificar la creatividad con la ciencia, es conocimiento aplicado. (20 grandes del diseño mexicano, 2012)

Otro ejemplo son sus diseños de dancing plate y dancing table, que evidencian su pasión e interés por el baile, particularmente relacionado con la cultura mexicana, con el famoso baile del sombrero. La pasión y la costumbre de regalar rosas, o flores en general, es ampliamente aplicada en los países latinoamericanos, y México no es una excepción. También esto inspiró uno de los diseños de Escalona, la vasija llamada royal vase, respecto a lo cual sostiene que:

Hay quienes dicen que un florero es un cementerio de flores, hay quienes dicen que las flores dan vida a un espacio; será que las flores poéticamente dan su propia vida para reavivar el lugar donde se les pone. Es por eso que este florero como un homenaje a su valentía y generosidad simboliza su noble labor. (Joel Escalona sitio oficial, 2014)

La pasión y el amor son ampliamente promovidos en la sociedad latinoamericana, lo que también funciona como disparador para las creaciones de este diseñador en los casos del anillo de compromiso LOVE y la línea de sillones y sofás con el mismo nombre, donde utiliza la forma figurativa del corazón para generar productos que provocan emociones fuertes en las personas. Y así describe su anillo LOVE: “Sólo, Amor. No hay más palabras.”

Conclusiones

En función del análisis previo se puede observar que, pese a que el diseñador no busca identificarse como un diseñador mexicano, y considera que su diseño no necesita estar arraigado a su cultura, claramente sus productos cuentan otra historia. Sus diseños lucen una calidad y ejecución propia del diseño europeo, pero suelen estar influenciados, aun sin quererlo, por sus tradiciones y su pasado cultural, por la sociedad en la que creció y los intereses que esta misma le engendró. La incorporación de un animal como el marrano, o la tortilla del taco, denotan las tradiciones gastronómicas propias de México. Es su cultura, el ambiente social en el que se desenvuelve, de pasión, de baile, de romanticismo y calor latinoamericano, entre otras cosas, lo que define y propicia su proceso creativo y da lugar a la creación de objetos de diseño de primer nivel, pero con ese elemento latino diferenciador que los hace diferentes e interesantes para el público internacional.

Bibliografía

Abellán, M. (2011).

Plus DESIGN Beautiful Design for Living (1ª ed.).

Barcelona: Editorial MONSA. Ambros, L. M.; Aréchaga, S. (2014, Enero).

Muebles de ciencias. El país Semanal, 64-67. España. Bozal, V. (1999) Historia de las ideas estéticas II. Madrid: Gráficas Rógar SA. Bürdek, B. E. (1991).

Diseño Historia, Teoría Y Práctica Del Diseño Industrial (1ª ed.).

Barcelona: Editorial Gustavo Gili. Orozco, X. (2010, Junio).

Diseñadores iberoamericanos, espacios comunes. México DF. 20 grandes del diseño mexicano (2012, Enero).

En REVISTA a! Diseño México.


Joel Escalona: la semántica de la cultura mexicana fue publicado de la página 23 a página26 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº65

ver detalle e índice del libro