1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº65 >
  4. Doncella de hierro

Doncella de hierro

Merlo, Fernanda

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº65

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº65

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XV br r nEscritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2014

Año XI, Vol. 65, Diciembre 2014, Buenos Aires, Argentina | 96 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

A través del estudio de las diferentes culturas antiguas y medievales, es posible sostener que el rol de la mujer ha sido históricamente de desigualdad, habiendo mujeres que únicamente tenían la tarea de cuidar a sus hijos. En cambio, en otras civilizaciones, poseían poder político, y en el caso de la cultura celta, participaban de la guerra. Hoy en día, estas predisposiciones siguen vigentes, aunque la mujer haya conquistado importantes niveles de igualdad ante los hombres en las sociedades occidentales. Para comprender mejor estos postulados, se analizará el caso de Boudica y Margaret Thatcher, como dos modelos de mujer ideales para evidenciar la existencia de estas tendencias en la antigüedad y la explicación de su vigencia en las sociedades contemporáneas.

Desarrollo

La mujer en la cultura celta

Amiano Marcelino describe a la mujer celta de la siguiente manera:

Cuello hinchado, los dientes rechinantes y blandiendo los enormes brazos cetrinos (…). Una patrulla entera de extranjeros no podría resistir el ataque de un sólo hombre, si este se hiciera acompañar y ayudar por su esposa. Estas mujeres son, generalmente, fortísimas, tienen los ojos azules, y cuando se encolerizan hacen rechinar los dientes, y moviendo los fuertes y blancos brazos comienzan a propinar formidables puñetazos, acompañados de terribles patadas. (2010)

Hasta el siglo XII, se mantiene su independencia y la igualdad el hombre, pero en algunos casos, superioridad. Ejercían distintas profesiones, participaban de la guerra y recibían educación.

Poseían libre elección en el casamiento. La historia de Boudica, reina guerrera de los icenos durante el 61 d.C. es particular a este respecto. Provenía de una familia de aristócratas icenos. Poseía gran inteligencia, alta y de voz áspera. Su esposo Prasutagus, era el rey de los icenos (tribu que habitaba la zona del actual Norfolk al este de Inglaterra). Otorgaba una gran importancia a la independencia durante su reinado. El matrimonio no tenía hijos varones ya que, aunque la realeza pudiera pasar a sus hijas, sin embargo no podía asegurar la independencia formal frente al Imperio Romano; es por esto que nombró al emperador romano coheredero de su reino, junto con sus dos hijas. Este tipo de testamentos eran habituales en la época, pues se conseguía que, al menos durante la vida del rey cliente, se respetara un estatus de semi-independencia. (Scullard, 1982) Luego de la muerte de Prasutagus, su idea de preservar su linaje fue ignorada, y su reino fue tomado por los romanos. Cuando el rey falleció, todos sus súbditos quedaron ligados a esa deuda ya que el rey tenía una gran deuda con los romanos (vivió pidiendo prestado dinero) y Boudica no podía pagar. Protestó amargamente, y después de todos sus esfuerzos fue sacada del palacio y azotada por haber incumplido el pago de la deuda. Los oficiales y soldados romanos violaron a sus hijas. En el año 60 d.C. o 61 d.C., los icenos junto a otras tribus, conspiraron para levantarse contra los romanos, eligiendo a Boudica como líder de las tribus. Entre cien mil y doscientos treinta mil guerreros se unieron y avanzaron hacia la fortaleza romana, la cual fue destruida por este ejército. Más tarde avanzaron a Londinium, donde incendiaron y mataron en masa a la población. Los que se atrevieron a combatir fueron despedazados y sufrieron las muertes más atroces. Boudica y su ejército no dejaron ni a los animales de trabajo a salvo, que una vez usados para conducir a los vencidos a los lugares de sacrificio, eran también degollados. Tras las victorias conseguidas, Boudica y su ejército decidieron permanecer en Verulanium. El ejército romano presentó batalla. Los icenos que esperaban un combate cuerpo a cuerpo, intentaron reorganizarse, pero fueron sorprendidos por la caballería romana. Los romanos obtuvieron la victoria. Boudica, tras esta derrota, para evitar ser capturada, se suicidó.

La mujer política en las sociedades contemporáneas

La mujer es de gran importancia en la sociedad. Está sujeta a la función de maternidad y crianza de los hijos y constituye un eje esencial para la formación de los niños y el sostén del núcleo familiar. En la actualidad, la mujer a nivel mundial, no sólo es madre y esposa, sino que también ocupa un rol laboral. Tanto el hombre como la mujer han tenido que adaptarse a estos cambios, modificando conductas y hábitos que creían naturales. Se desempeña en todo tipo profesiones, en ámbitos públicos y privados, destacando entre ellas la profesión de líder político. Este último punto ha generado un fuerte impacto en la sociedad, ya que aun no se acepta plenamente su que una mujer sea representante de un Estado, ya que este cargo era ocupado generalmente por hombres. Esta naturalización del rol de la mujer provoca muchas veces que sufra discriminación. No obstante, cabe destacar que en la actualidad se reconoce que la mujer desempeña en el interior de la familia y en la sociedad un conjunto de funciones en ocasiones simultáneas: ser hijas, madres, esposas, abuelas y profesionales. También se encuentran afectadas por cambios biológicos propios de la edad y por la responsabilidad derivada de la existencia de hogares extendidos con integrantes de varias. (Revista cubana de Obstetricia y Ginecología, 2008) De acuerdo con María del Carmen Sáenz, docente de la Facultad de Ciencias Empresariales de Chile, la mujer ha cumplido un papel importante como compañera y como profesional, y no sólo a nivel de eje central en la familia. Se encuentra en igualdad de condiciones con el hombre para compartir nuevos obstáculos y responsabilidades, y también cargos que son de alta envergadura. El papel de la mujer es vital en estos cambios. Sin embargo, cabe destacar que aunque la mujer haya adquirido un espacio importante dentro de la sociedad, en algunos casos, sigue siendo víctima del maltrato cotidiano.

El caso de Margaret Thatcher

El hogar y los primeros años de vida en Grantham de Margaret Thatcher jugaron un papel importante en la formación de sus convicciones políticas. Sus padres, Alfred y Beatrice Roberts, eran metodistas. La vida social de la familia tenía lugar en la unida comunidad de la congregación local, que se mantenía unida por fuertes tradiciones de auto-ayuda, trabajos de caridad y confianza personal. (Mascaró Rotger, 2013)

Nació en Grantham, Reino Unido, en el año 1925. Estudió ciencias químicas en la Universidad de Oxford. En 1951, contrajo matrimonio con David Thatcher, quien la introdujo dentro de la política, por lo cual más tarde decidió introducirse en los estudios de los derechos tributarios. Con años ejerciendo un papel político, fue considerada la líder más enérgica del ala derecha del Partido Conservador. Elaboró un programa riguroso para interrumpir la crisis económica británica mediante la reducción de la intervención estatal. Sus postulados principales fueron el liberalismo y el monetarismo estrictos. También tendió a recortar los servicios sociales. En 1979 consiguió que los en ocupar el cargo de primer ministro. En 1892, la Guerra de las Malvinas, que confrontó a Gran Bretaña y a Argentina por la soberanía del archipiélago, duró apenas dos meses, pero se cobró 907 víctimas (649 soldados argentinos y 258 británicos). (Ruíz del Arbol, 2013) El 2 de abril de 1893, los cien infantes británicos que protegían la Isla Soledad, no pudieron contener a los dos mil soldados argentinos que desembarcaron aquel día en el territorio. Pero los británicos no iban a aceptar la afrenta tan fácilmente. El gobierno lanzó una potente ofensiva diplomática y el 3 de abril, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución exigiendo la inmediata retirada dentro de 48 horas a las fuerzas militares argentinas de los tres archipiélagos. El mismo día, Margaret Thatcher anunció que una flota de guerra zarparía hacia el Atlántico sur, además de portaaviones, junto con un buque de asalto anfibio. En las semanas posteriores les siguieron otros buques de guerra, hasta conformar el mayor contingente bélico británico desde la Segunda Guerra Mundial. Las hostilidades comenzaron el 25 de abril con la llegada de la flota a la Isla San Pedro, en las Georgias del Sur, donde capturaron como prisioneros a soldados argentinos. El 14 de junio el general argentino firmó la rendición, la cual fue una derrota humillante para Argentina. La victoria consolidó a Margaret Thatcher y en las elecciones de 1984 logró renovar su mandato.

Conclusiones

Luego de una exhaustiva investigación y lectura acerca de los temas abordados, se puede afirmar que estas mujeres fueron firmes, inteligentes, valientes, al igual que la mayoría de las mujeres de las sociedades del mundo, pero debieron fomentar su valor ya que eran las representantes de sus naciones. Sin embargo, no hubieran recurrido a las guerras si las situaciones hubieran sido distintas. Hoy en día, la mujer además de desempeñarse en las tareas del hogar y sus obligaciones diarias, también tiene una vida profesional. Puede ejercer distintas profesiones, desde maestra hasta líder político de un Estado. Su profesión depende de su forma de crianza y de sus preferencias, es por eso que una mujer que crece dentro de un ámbito que tiene contacto con la política, es posible que en el futuro desarrolle habilidades vinculadas con este ámbito, o bien puede suceder lo contrario. La elección de la profesión depende de cada mujer. La elección de la mujer por la política transgrede la elección de una profesión; es un estilo de vida ya que las sociedades se están acostumbrando al cambio de que las mujeres tengan cargos políticos importantes, y esto a veces tiene repercusiones fuertes. Es decir, por ejemplo, Cristina Kirchner (Presidente de Argentina) cumple con sus tareas laborales, pero cuando su mal desempeño se ve reflejado en el país, la sociedad la culpa por el hecho de ser mujer. El hecho de ser una mujer líder con poder político es todo un talento, ya que deben ser inteligentes pero sobre todo valientes para enfrentar a toda una sociedad que la ataca por su género. “Sin embargo, las mujeres constituyen menos del 10% de los líderes mundiales y sólo en 28 países han alcanzado el 30% de participación política”. (Moreno, 2013) Para la mayoría de las mujeres, es un gran obstáculo combinar el trabajo con el cuidado de los hijos. Hace algunas décadas, en el hogar sólo trabajaba el padre de familia y la mujer se hacía cargo de la crianza y el cuidado de los hijos. En la actualidad, la mujer también trabaja y desempeña incluso cargos más demandantes y agotadores que los hombres, por lo que el cuidado de los hijos se convierte en una tarea más complicada cuando está el trabajo de por medio. La mayoría de las personas hoy en día inmersas en política, no suelen prestar demasiada atención a los asuntos de la familia, en gran parte porque ellos mismos carecen de una vida familiar intensa. A pesar del dilema, se impone encontrar vías adecuadas para lograr compaginar ambas cosas. Las mujeres con poder político son más comprensivas con la sociedad y son capaces de mantener estable los lazos con otros Estados. Percibe con gran sensibilidad la disociación entre poder, justicia y ética la cual está llevando a muchos políticos a sacrificar los valores humanos por afirmar sus posiciones de poder. Las mujeres desean y pueden cambiar algunas decisiones políticas. Tienen una serie de valores precisos, no sólo sed de poder. Es este el motivo por el que la mujer posee algo muy específico que ofrecer a la vida política: la promoción de los valores humanos.

Hacer política a la manera de las mujeres puede significar promover la paz y resolver los conflictos de modo diverso que un hombre, escogiendo cualquier medio menos la guerra, promoviendo así valores a favor de la vida en su significado profundo. Porque transmitimos la vida podemos introducir un cierto realismo, un poco de humildad en el sector público con el fin de poder establecer mejores condiciones de trabajo. (Matlary, Janne, 2008)

En la actualidad, las mujeres madres de familia, esposas, aquellas que tienen que enfrentar la problemática de nuestro mundo, trabajar y sacar adelante la familia son aquellas que representan la mayoría en una sociedad. Mujeres quienes confrontan la lucha diaria y eso las hace comprensivas y cercanas a las demás personas.

Es este un gran reto ya que es necesaria la presencia de mujeres en política, que experimenten en su propia vida la riqueza de los valores éticos y humanos de la familia. Sin embargo es evidente, al menos dada la situación actual, la dificultad de compaginar una carrera política con una rica e intensa vida de familia. No es posible representar de forma real a la mayoría si se permanece distante de los problemas reales de las mujeres de hoy. Una mujer política deberá ser una mujer “para los demás” que, desde el esfuerzo y la entrega a sus deberes cotidianos, muchas veces escondidos, sepa comprender las necesidades e inquietudes reales de las otras personas. La mujer política solamente recurrirá a un conflicto bélico si la situación la obliga, pero tratará de evitarlo a través de diferentes formas.

Bibliografía

Fontodrona, M. (1978).

Los celtas y sus mitos. Barcelona: Bruguera. Giner, C. A.; Sánchez, M. G. y Laparra, M. A. (2002)

Actas del III y IV Seminarios de Estudios sobre la Mujer en la Antigüedad. (Vol 2). Valencia: Sema. Rasaspini Reynolds, R. (1978)

Los celtas: magia, mitos, tradición. Buenos Aires: Continente. Rolleston, T. W (1995)

Los celtas: Mitos y leyendas. Barcelona: Paidos.


Doncella de hierro fue publicado de la página 66 a página68 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº65

ver detalle e índice del libro