1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV >
  4. El alcance de la buena práctica docente más allá de los límites universitarios.

El alcance de la buena práctica docente más allá de los límites universitarios.

García Posse, Ma. Guadalupe

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ISSN: 1668-1673

Año XVI, Vol. 25, Agosto 2015, Buenos Aires, Argentina | 230 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

¿Qué tanto puede llegar a repercutir la buena labor de un docente en la vida de sus estudiantes? Esto va a depender de varios factores, entre ellos el tipo de docente que se elija ser, el nivel de entrega y compromiso del mismo para con el buen ejercicio de la enseñanza, la buena intención del accionar docente pero por sobre todo no hay que dejar de reconocer a los estudiantes como los principales afectados por la práctica de la enseñanza y del aprendizaje.

Palabras clave: vínculo docente/estudiantes – transformación – liberación - enseñanza – incentivo intrínseco – autonomía.

Si bien a los contenidos a enseñar siempre los brinda la institución, la perspectiva para desarrollar la clase es personal y responde al docente, es decir, idealmente cuenta con la libertad de enfocar cómo se va a enseñar lo que hay que enseñar. Según lo que pretenda lograr como resultado de su materia y lo que quiera aportar a sus estudiantes, el docente debería cuestionar, poner a prueba y evaluar permanentemente el desarrollo de sus clases y su desempeño en ellas en función de la relación didáctica docente - contenido – estudiante (acción – reacción).

Se puede coincidir con la frase extraída de la película La Educación Prohibida, más vale una pregunta en el caos que una respuesta en el orden (Doin, G., 2012). Hacerse preguntas constantemente no sólo es útil para organizar, modificar y adaptar, según sea necesario, la práctica de las clases, sino también es altamente recomendado por reconocidos profesionales e investigadores para fomentar la autocrítica y consiguiente crecimiento/maduración profesional. Por sobre todo, este ejercicio resulta de gran ayuda para alimentar y acrecentar el vínculo docente – estudiantes ya que la idea sería identificar errores (de ambos) para corregirlos, aprender a conocer a los segundos, cómo aprenden y cómo enseñarles, averiguar sus necesidades/demandas académicas y darles contención, reconocer qué técnicas/estrategias de enseñanza resultan provechosas y productivas y cuáles no. A continuación se expresan algunas cuestiones generales que un docente puede plantearse a la hora de definir el enfoque que quiera darle a su asignatura a cargo:

¿Qué tipo de docente ser? Considerando que se elija ser un buen docente, éste no debería ser reproductor de un sistema, sino más bien transformador. Es conveniente que esté atento a las oportunidades que el ejercicio le brinde para generar transformación en los estudiantes y que sea capaz de actuar/ejecutar con precisión lo más pronto posible próximo al momento en que esto suceda. Éste último pensamiento se explica con la siguiente afirmación “El mundo no es, el mundo está siendo” (Freire P., 2010), es decir, cada situación de conflicto se presenta como una nueva oportunidad para generar quiebre, por lo tanto es recomendable estar dispuestos y preparados para saber aprovechar la ocasión, no esperar a mañana, y así ayudar a los estudiantes a provocar su propia ruptura cognitiva y posterior construcción del conocimiento. Además debe ofrecer una educación descontextualizada, ya que, el pensar a los estudiantes como “envases vacíos para ser llenados” es un concepto que no está más en vigencia, ha caducado hace tiempo para darle lugar a la búsqueda de liberación de la mente.

Por otro lado, el docente que se compromete con su labor de educador/formador, debe evaluar la producción y no al estudiante. Los rótulos y/o etiquetas que se suelen construir sobre los estudiantes o grupos de clase nunca son buenos aliados, condicionan el juicio del profesor anticipando e incluso influenciando el comportamiento y rendimiento escolar de los mismos. Carina Kaplan desarrolla claramente este punto en las siguientes citas: “Los maestros no reconocen el impacto que ejerce su propio desempeño en los resultados que alcanzan sus alumnos…”. (1992, p. 23).

Encontrar en ellos la única explicación de los éxitos y fracasos de nuestros alumnos es evitar la autoresponsabilización. Los docentes construyen ‘etiquetas’ para los alumnos de su clase y para los grupos que conducen. Esperan quizá diferentes logros de sus alumnos. A veces pueden ser prejuiciosos y esperar de algunos chicos bastante poco. Probablemente comuniquen a los chicos, con formas muy sutiles, sus expectativas, tanto las positivas como las negativas. Necesitamos entonces comprometernos con la desigualdad de los resultados que alcanzan los alumnos. (1992, p. 24).

¿Qué tipo de enseñanza se quiere ofrecer a los estudiantes?

La enseñanza comprensiva implica enseñar al otro a aprender.

Para que haya aprendizaje debe haber ruptura cognitiva, pero ésta siempre es provisoria ya que luego vendrá otro aprendizaje diferente. Por lo tanto hay que enseñar más allá de los contenidos académicos, hay que generar cimientos fuertes y brindar herramientas para el futuro desempeño profesional del estudiante.

Se debe provocar el deseo de aprender incentivando a los estudiantes a confiar en sí mismos, a través de la aceptación de la persona como es, alentándolos a no temer a la equivocación ya que sobre la base del error se aprende, demostrándoles que la puesta en común y el trabajo cooperativo y colaborativo resultan también un gran aporte al proceso de aprendizaje e incluso al enriquecimiento personal.

Como afirma Ken Bain, y para completar la idea de ésta línea de pensamiento, los buenos profesores universitarios deberían garantizar que la educación proporcione a los estudiantes una influencia positiva, sustancial y duradera en sus formas de razonar, actuar y sentir. (Bain, K., 2007). A su vez, permitirles comprobar sus propios razonamientos, quedarse cortos, realimentarse y volver a probar. (Bain, K., 2007).

¿Qué se quiere lograr y/o qué tipo de repercusión se quiere tener en los estudiantes más allá de la vida académica y sus contenidos?

El propósito fundamental es que los estudiantes aprendan a construir sus propios conocimientos como consecuencia de la correcta labor del docente en su rol de facilitador y por las herramientas ofrecidas para que reconozcan su capacidad y definan su rol en la carrera, grupo, trabajo, sociedad.

Partiendo de esa base y superando los límites del marco universitario, se quiere lograr estudiantes independientes y capaces el día de mañana de valerse con autonomía en el medio laboral.

Para concluir, y repasando las preguntas estructurales, se puede asegurar el éxito profesional del docente sobre la formación de los estudiantes siempre que éste sea transformador, facilitando la ruptura cognitiva y construcción propia del conocimiento. Por otro lado, no debe anticiparse a las características personales de sus estudiantes haciendo uso de las etiquetas ya que lo correcto es evaluar el desempeño y no a la persona. Por último, es de real importancia enseñarles a aprender, provocando el deseo de hacerlo, generando cimientos fuertes y confianza en ellos mismos, demostrándoles que equivocarse no es más que una excelente oportunidad para aprender más y mejor.

Referencias bibliográficas

Doin, G. (2012). La educación prohibida. [CD]. Buenos Aires.

Freire, P. (2012). Pedagogía de la autonomía. Sao Paulo: Paz e Terra.

Kaplan C. V. (1992). Buenos y malos alumnos. Descripciones que predicen. Buenos Aires: Aique Didáctica.

Bain K. (2007). Lo que hacen los mejores profesores universitarios. Barcelona: Universitat de Valencia.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Karina Agadía en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: How much impact can reach the good work of a teacher in the lives of students? This will depend on several factors, including the type of teacher you choose to be, the level of dedication and commitment thereof to the proper practice of the teaching, the good intention of the activities of teachers but above all do not leave to recognize students as the most affected by the practice of teaching and learning.

Keywords: teacher-student link - transformation - liberation - teaching - intrinsic incentive – autonomy

Resumo: ¿Que tanto pode chegar a repercutir o bom labor de um docente na vida de seus estudantes? Isto vai depender de vários fatores, entre eles o tipo de docente que se eleja ser, o nível de entrega e compromisso do mesmo para com o bom exercício do ensino, a boa intenção do acionar docente mas por sobretudo não há que deixar de reconhecer aos estudantes como os principais afetados pela prática do ensino e da aprendizagem.

Palavras chave: vínculo docente/estudantes – transformação – liberação - ensino – incentivo intrínseco – autonomia

(*) Ma. Guadalupe García Posse: Diseñadora de Interiores y Equipamiento (Univ. Nac. de Tucumán)


El alcance de la buena práctica docente más allá de los límites universitarios. fue publicado de la página 35 a página37 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ver detalle e índice del libro