1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV >
  4. Enseñanza y aprendizaje en la era digital.

Enseñanza y aprendizaje en la era digital.

Montero, Julián

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ISSN: 1668-1673

Año XVI, Vol. 25, Agosto 2015, Buenos Aires, Argentina | 230 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

El texto aborda la problemática de la enseñanza-aprendizaje en el ámbito universitario a raíz de los nuevos desafíos que se impone como consecuencia de los cambios tecnológicos y culturales. El culto a la velocidad, las múltiples tareas y los resultados inmediatos traen aparejados estudiantes con una gran dificultad por aceptar los procesos de aprendizaje. En consecuencia los profesores se enfrentan a nuevos desafíos.

Palabras clave: aprendizaje significativo - estrategias de enseñanza-aprendizaje – velocidad – clase reflexiva – motivación – capacidad – esfuerzo – comprensión – construcción de conocimiento – constructivismo.

Se pretende abordar la complejidad de los procesos de enseñanza y aprendizaje en el ámbito universitario en relación a los cambios ocurridos en el estilo de vida como consecuencia del desarrollo de los medios de comunicación, las nuevas tecnologías de la información y el nacimiento del mundo virtual. Éste ha influido en la conducta y las expectativas de los estudiantes.

En la actualidad se convive en un mundo sin tiempo, donde lo instantáneo, lo dinámico e interactivo es sinónimo de virtuosismo, de superioridad y de éxito.

Los procesos se han convertido en sinónimo de atraso o demora y surgen a diario productos que ofrecen soluciones mágicas e inmediatas a un sinfín de necesidades humanas. El culto a la velocidad y a lo instantáneo se ha instalado a nivel global, en palabras de Carl Honoré:

El problema estriba en que nuestro amor por la velocidad, nuestra obsesión por hacer más y más en cada vez menos tiempo, ha llegado demasiado lejos. Se ha convertido en una adicción, una especie de idolatría. Aun cuando la velocidad empieza a perjudicarnos, invocamos el evangelio de la acción más rápida ¿Te retrasas en el trabajo? Hazte una conexión más rápida a Internet ¿No tienes tiempo para leer esa novela que te regalaron en navidad? Aprende una técnica de lectura rápida…No obstante, ciertas cosas no pueden o no deberían acelerarse, requieren tiempo, necesitan hacerse lentamente. (Honoré, C., 2004, p. 13).

Esta tendencia se ha instalado también en el ámbito universitario, hace tiempo los estudiantes prefieren carreras más cortas, que realizan en forma paralela con múltiples actividades, trabajo, deportes, teatro, danza y vida social muy activa. Comienzan su vida universitaria pensando en alcanzar el diploma, apresuran el ritmo, cursan asignaturas doble turno, asisten a cursos de verano y promediando su carrera afirman “Ya estoy por recibirme”, una frase que expresa claramente la atemporalidad de sus expectativas con la realidad que viven a diario.

Cuando los alumnos se apuran, toman distancia del objeto de estudio, y establecen un vínculo superficial sin lograr un verdadero vínculo, no logran hacer contacto con su verdadera pasión o motivación y anuda su libido a una fantasía futura. Como consecuencia de esto, los jóvenes buscan estrategias para alcanzar resultados, con un interés meramente extrínseco, en línea con el pensamiento de Bauman (2001) “los jóvenes de hoy prefieren lo resolutivo por sobre lo organizativo”, queda así vedada la posibilidad de postergar la satisfacción o el deseo y, consecuentemente, todo aquello que demore o retrase su camino hasta la meta será tedioso y sin sentido.

Por otra parte, el desarrollo de las tecnologías, como por ejemplo los teléfonos inteligentes y el aumento en la velocidad de transmisión de datos ha sobreexpuesto a los nativos digitales a tantos estímulos visuales e interactivos que es realmente difícil que algo los cautive, les llame la atención o los sorprenda.

En este sentido, se hace difícil involucrar a los estudiantes en el momento de clase, ya que éstos han saciado su curiosidad y se encuentran imaginariamente ubicados en un futuro promisorio.

Se sitúa al aprendizaje en general y al aprendizaje significativo en particular como una de las cosas que requieren tiempo y necesita hacerse lentamente. Entonces se postula que aprender, dominar y apropiarse de los contenidos de una disciplina lleva años de dedicación. Sin embargo la era de la inmediatez y lo instantáneo se potencia con un discurso socialmente instalado que dice “si se tiene talento no es necesario el esfuerzo para alcanzar el éxito” en general y en la formación universitaria en particular.

Nada más alejado de la realidad, Perkins adjudica el fracaso en el proceso de aprendizaje en parte a esta creencia “El éxito del aprendizaje depende de la capacidad más que del esfuerzo”. (Perkins, 1995, p. 45). El autor llegó a esta conclusión después de comparar los resultados del sistema educativo americano que padece de dicho discurso con el japonés que hace culto al esfuerzo y la disciplina. Los estudiantes japoneses superaron ampliamente a los americanos. Consecuentemente las estrategias de enseñanza deben ser reconsideradas, el docente universitario debe hacer lo posible por convertir la motivación extrínseca que traen consigo los estudiantes por una motivación intrínseca, debe poner especial atención en el proceso y procurar que olviden al menos por un momento la meta de llegada.

Se debe transmitir al estudiante confianza en sí mismo y asegurarle que su esfuerzo valdrá la pena. La tarea no es fácil, ya que la continuidad, el ritmo y la velocidad del discurso audiovisual de los medios interactivos se ha interiorizado en todas las actividades sociales y de entretenimiento, como consecuencia los individuos se han vuelto más holgazanes y ansiosos. Cabe preguntarse cómo se puede generar un tiempo y un espacio para la reflexión en el momento de clase, ya que el aprendizaje es un proceso de formación y desarrollo de estructuras cognitivas. El aprendizaje debe ser significativo, es decir que debe relacionar de modo sustancial y no arbitrario los nuevos conceptos con conocimientos ya existentes en el estudiante.

Debido al carácter comprensivo del aprendizaje significativo, la clase reflexiva surge como una estrategia válida para afrontar los desafíos mencionados. La clase reflexiva se toma como una concepción de enseñanza que comprende un proceso de búsqueda y construcción cooperativa. Recupera los saberes previos, que fomenta hábitos de interrogarse, que fomenta el pensamiento al construir analogías, al hacer dialogar a diferentes corrientes de pensamiento, puede ayudar a los estudiantes a ir más allá de la superficie y permitir la apropiación de los conocimientos.

Raymond Nickerson propone cinco principios para fomentar la comprensión “comenzar a enseñar a partir de los conocimientos del estudiante, promover el pensamiento activo, usar representaciones apropiadas, utilizar simulaciones y proveer de entornos de apoyo” (como se cita en Litwin, 2008).

Si se considera los cambios planteados en el ritmo de vida, la clase reflexiva puede encontrarse con una serie de dificultades, entre otras, la dificultad de mantener la concentración, la ansiedad y el aburrimiento de los estudiantes. Entonces es necesario enriquecer la clase reflexiva por medio de la participación de los estudiantes en el debate. Para que el mismo sea constructivo debe ser planificado, debe incluirlos en la planificación y comprometerlos. Se deben plantear y respetar pautas de participación y no perder de vista el tema en cuestión, es decir, qué comentarios son pertinentes y aportan a la construcción de conocimiento.

Esto supone una tarea previa, un entrenamiento y una actitud positiva por parte de todos los miembros del grupo clase.

Se debe apelar a la motivación intrínseca del estudiante, dado que la participación y el compromiso resultan indispensables para el éxito de la estrategia.

Es decir que a las tareas del rol docente, de organizar los contenidos de una manera amena, actual e interesante además se le suma la de preparar al grupo clase para debatir e intercambiar miradas sobre el contenido de la clase a fin de ofrecer a cada estudiante todas las condiciones para su aprendizaje. Tal como afirma Perkins en su teoría “la gente aprende más cuando tiene una oportunidad razonable y una motivación para hacerlo”. (Perkins, 1995, p. 52).

Se puede advertir que las características de la clase reflexiva no se corresponden con el modelo de éxito instantáneo instalado en estos tiempos, como consecuencia de esto la tarea docente se ha vuelto más compleja. Reconocer que el conocimiento se construye y no puede ser transferido, es abandonar la seguridad del modelo conductista que asegura resultados para enfrentar la incertidumbre del modelo constructivista.

Se propone entonces la construcción de conocimientos en clases reflexivas, pausadas, con marchas y con tramarchas que comprometan a los estudiantes con el presente, con la posibilidad de disfrutar del proceso de aprendizaje, con un contacto profundo y verdadero.

Referencias bibliográficas:

Bauman, Z. (2002). Modernidad liquida. (1° ed.) Ciudad: Fondo de la cultura económica.

Honoré, C. (2006). Elogio de la lentitud: un movimiento mundial desafía el culto a la velocidad. (1° ed.) Buenos Aires: Del nuevo extremo.

Litwin, E. (2008). Las configuraciones didácticas: una nueva agenda para la enseñanza superior. (1° ed.). Buenos Aires: Paidós.

Perkins, D. (1995). La escuela inteligente. Barcelona: Gedisa.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Karina Agadía en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: The text addresses the issue of teaching and learning in the university as a result of the new challenges imposed as a result of technological and cultural changes. The cult of speed, multitasking and students bring with immediate results with great difficulty to accept the learning process. Consequently, teachers face new challenges.

Keywords: meaningful learning - teaching and learning strategies - speed - class reflexive - motivation - capacity - effort - understanding - building knowledge – constructivism.

Resumo: O texto aborda a problemática do ensino-aprendizagem no âmbito universitário a raiz dos novos desafios que se impõe como consequência das mudanças tecnológicas e culturais. O culto à velocidade, as múltiplas tarefas e os resultados imediatos trazem aparejados estudantes com uma grande dificuldade por aceitar os processos de aprendizagem. Em consequência os professores enfrentam-se a novos desafios.

Palavras chave: aprendizagem significativa - estratégias de ensino-aprendizagem – velocidade – sala de Aula reflexiva – motivação – capacidade – esforço – compreensão – vonstrução de conhecimento – construtivismo.

(*) Julián Montero: Licenciado en Comercialización (U.A.D.E.)


Enseñanza y aprendizaje en la era digital. fue publicado de la página 37 a página39 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ver detalle e índice del libro