1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV >
  4. Tecnología Autodidacta. La escuela gratuita donde todos están matriculados.

Tecnología Autodidacta. La escuela gratuita donde todos están matriculados.

Peña, Adriel

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ISSN: 1668-1673

Año XVI, Vol. 25, Agosto 2015, Buenos Aires, Argentina | 230 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

El futuro de la humanidad no está visto al margen del desarrollo tecnológico que configura modos, formas y estrategias para la enseñanza y el aprendizaje. Los sistemas educativos, vuelcan sus miradas en establecer y potenciar la integración masiva y efectiva de las nuevas tecnologías en la formación de los estudiantes del mañana, donde los mismos deberán desplegarse con éxito en la sociedad. Pero estos estudiantes, distan mucho de seguir la vieja tradición de alumno que aprende mediante un maestro que enseña. Consideran que aprender contenidos con la tecnología resulta placentero, y mas aun, si es focalizado en intereses personales.

Palabras clave: autodidacta – andamiaje – TIC - proceso de enseñanza-aprendizaje – educación - dispositivos electrónicos.

Las organizaciones más capaces de enfrentar el futuro

no creen en sí mismas por lo que son, no se sienten fuertes

por las estructuras que tienen,

sino por su capacidad de hacerse con otras más adecuadas

cuando sea necesario. (Joaquín Gairín)

Es un lugar común decir que actualmente se atraviesa un proceso de profundos cambios a partir de las nuevas tecnologías y sostener cuál será el papel central que tendrán el conocimiento y la información en las próximas generaciones. Aun así, cuesta mucho imaginar cómo será la educación dentro de los próximos diez o veinte años más, y esta duda sin respuesta, es la que lleva a pensar en aspectos muy interesantes.

¿Será posible que el futuro se base en una educación autodidacta, en donde la inquietud por aprender actúe como motor impulsor de la información? Es difícil pensar hoy en día en alumnos que aprendan sin maestros o asignaturas que los guíe, pero pensar en una educación basada en inquietudes personales, y donde el maestro sólo actúe como guía o ayudante en la formación, sería un modelo con muchas probabilidades de éxito.

Generalmente, se identifica como autodidacta a una persona que haya sabido apropiarse del saber de los libros independientemente de los espacios formales. Con la diferencia de que esos libros leídos, carecieron de recomendación previa por parte de un docente. Pero, en algún punto, se debió hacer una investigación profunda de qué libros son más o menos interesantes para leer, y más de una vez haber tropezado con títulos imposibles de conseguir.

De forma contraria, surgiría la inevitable pregunta: ¿Qué enseñan los docentes? ¿Son los alumnos autodidactas aunque asistan a clases donde se les dice qué aprender? Es posible que sí, ya que un docente que usa los mismos métodos de enseñanza, con un mismo programa, y por qué no, mismos libros, descubra que algunos alumnos aprenden y otros no. Entra en juego el interés puesto de cada alumno, la capacidad de abstraer los contenidos, trabajarlos, ajustarlos y ponerlos en práctica en su propia vida. En este punto, todo resultaría autodidactismo, pero qué pasa cuando el contenido es elegido por el alumno mismo, fuera de una institución educativa y usando los medios tecnológicos como fuente de información.

Ser autodidacta en la era de las nuevas tecnologías, es tomar un camino del que no se sabe si tiene un final, ni mucho menos cuántos obstáculos se cruzarán en él. Aunque se le dedique mucho tiempo a la investigación siempre habrá cosas nuevas que aprender, y por ello, resulta fundamental adquirir los conocimientos y las ventajas que estas nuevas tecnologías ofrecen, no sólo para los estudiantes sino también para la institución educativa. “La introducción de computadoras en la enseñanza abrió posibilidades para instituciones privadas porque las universidades públicas, caracterizadas por la falta endémica de recursos, no podían adquirir equipamiento”. (Bonsiepe, 2004).

Para no detenerse en el simple análisis de si son buenas o malas las TIC en el proceso educativo, no se evita el planteamiento de por qué y para qué el uso de las mismas. Es lógico suponer que las TIC pueden ser un instrumento muy importante en el proceso de enseñanza- aprendizaje. Su utilización permite seleccionar herramientas diversas y usarlas con fines pedagógicos: enseñar con TIC y a través de las TIC, o utilizar la tecnología como un medio para mejorar el aprendizaje y la producción, entre otras. No se trata de transmitir contenidos predeterminados ni lo último en novedad tecnológica, sino de enseñar a aprender, de construir un conocimiento, o varios conocimientos, a lo largo de la vida profesional que el estudiante desee. Las TIC favorecen las buenas prácticas de enseñanza, como la integración de conceptos, el andamiaje, la transferencia, y a su vez sustentan la propuesta pedagógica. Las tecnologías en la educación permiten generar situaciones de alerta epistemológica, reforzando que las TIC son más que una herramienta para la enseñanza y el aprendizaje debido al residuo cognitivo, los cuales cambian el reconocido triángulo didáctico, donde se representa la relación alumno-docente-conocimiento, incluyendo en este último a la tecnología.

Nuevamente la tecnología aparece como un potente recurso en el andamiaje, haciendo que la interacción sea más organizada, aportando los elementos necesarios para reconstruir saberes, y eliminando elementos que poco interés tienen en la construcción de dicho andamiaje.

Hay que entender que andamiaje educativo, refiere al proceso de controlar los elementos de la tarea que están lejos de las capacidades del estudiante, de manera que pueda concentrarse en dominar los que puede captar con mayor rapidez. Se trata de una analogía con los andamios empleados en la construcción, pues, al igual que estos tiene funciones esenciales: brindar apoyo, servir como herramienta, ampliar el alcance del sujeto que de otro modo sería imposible, y usarse selectivamente cuando sea necesario. En una situación de aprendizaje, al principio el docente (o el tutor) hace la mayor parte del trabajo, pero después, comparte la responsabilidad con el estudiante. Conforme el estudiante se vuelve más diestro, el profesor va retirando el andamiaje para que se desenvuelva independientemente. La clave es asegurarse de que el andamiaje mantenga al estudiante en el camino correcto, camino que se irá modificando en tanto este desarrolle sus capacidades. Se incita al estudiante a que aprenda dentro de ciertos límites de dicho camino. La colaboración entre compañeros refleja la idea de la actividad colectiva. Cuando los compañeros trabajan juntos es posible utilizar en forma pedagógica las interacciones sociales compartidas. La investigación muestra que los grupos cooperativos son más eficaces cuando cada estudiante tiene asignadas sus responsabilidades y todos deben llevar un mismo nivel competente antes de que cualquiera puede avanzar. “Las nuevas tecnologías tienen una importante potencialidad porque permiten acumular enormes cantidades de información, brindan la posibilidad de transmitir dicha información en forma colectiva e inmediata y permiten superar los límites físicos y espaciales para la comunicación y el aprendizaje”. (Tedesco, 1995).

Todos los cambios acarreados por la inclusión tecnológica, producen nuevos conceptos respecto a la forma de acceder a la información y el lugar tomado por las actividades colectivas, lo que da lugar a un nuevo carácter dinámico atribuido al proceso de formación académico. No es errado afirmar que las instituciones educativas ya no deben limitarse a transmitir conocimientos, sino más bien, deben enseñar a buscarlos. Pero la enseñanza de búsqueda, no se basa en un buen uso de Internet, sino que estas instituciones en todo sus estratos, deben impulsar la búsqueda personal del conocimiento, desarrollando en los estudiantes habilidades para seleccionar, procesar y construir la información a fin de que puedan aplicarla como conocimiento, proceso que deberá extenderse a lo largo de la vida.

Es preciso que los docentes conozcan las nuevas herramientas tecnológicas y sus posibilidades, sobre todo en un campo en el que a menudo los alumnos se manejan con soltura. El docente ya no es un orador, ahora es un asesor, un orientador, un mediador que debe ser capaz de conocer la capacidad de sus alumnos, de evaluar los recursos y los materiales existentes, y en lo posible, de crear los suyos propios.

En contrapunto, los alumnos se adaptan a una nueva forma de entender la enseñanza y el aprendizaje. Gracias a la utilización continua y eficaz de la tecnología en los procesos educativos, tienen la oportunidad de adquirir nuevas capacidades que actualicen su formación. Ellos mismos trabajan en una comunidad de aprendizaje, dando lugar a un nuevo concepto de andamiaje generado por productos de “conocimientos a construir”, conocimientos y habilidades propias y compartidas.

La era de la tiza y el tablero de cemento se quedaron atrás. El acrílico y los marcadores de olor fuerte, también. Los libros costosos, pesados y poco interactivos, están pasando a un segundo plano y ahora el objetivo es lograr un masivo acceso en Internet y por esta vía, la entrada al mundo de la web. Los estudiantes de hoy en día son capaces de aprender mucho sin que un profesor les enseñe nada, con sólo tener acceso a la tecnología, la misma que ahora los rodea, pero mucho tiene que ver la curiosidad que esta tecnología despierte en ellos. La función de las herramientas digitales, por ejemplo, crean el andamiaje necesario para que los alumnos las utilicen con metodologías adecuadas, logrando una construcción de conocimiento adecuada a las necesidades de los demás alumnos en cuestión, tanto de manera natural como de manera colectiva.

Referencias bibliográficas

Bonsiepe, G. (2004). Proyectar hoy. Diseño, Globalización y Autonomía. La Plata: Nodal.

Litwin, E. (2004). Tecnologías educativas en tiempos de Internet. Buenos Aires: Ed. Amorrortu.

Martín Laborda, R. (2005). Las nuevas tecnologías en la educación. Madrid: Fundación Auna.

Tedesco, J. C. (2000). La educación y las nuevas tecnologías de la información. En: Educación a distancia: calidad, equidad y desarrollo (IV Jornadas de Educación a Distancia MERCOSUR/SUL). Buenos Aires.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Tecnología Educativa a cargo de la profesora Natalia Lescano en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: The future of humanity is not seen outside the technological development that set modes, forms and strategies for teaching and learning. Educational systems turn their eyes to establish and enhance effective mass integration of new technologies in the training of students of tomorrow, where the same shall be deployed successfully in society. But these students are far from following the old tradition of student learning through a teacher who teaches. They believe that learning with technology content is pleasurable, and further, if focused on personal interests.

Keywords: Autodidact - scaffolding - ICT - teaching-learning - education - electronic devices

Resumo: O futuro da humanidade não esta visto à margem do desenvolvimento tecnológico que configura modos, formas e estratégias para o ensino e a aprendizagem. Os sistemas educativos, viram suas miradas em estabelecer e potenciar a integração em massa e efetiva das novas tecnologias na formação dos estudantes do manhã, onde os mesmos deverão ser despregado com sucesso na sociedade. Mas estes estudantes, distan muito de seguir a velha tradição de aluno que aprende mediante um maestro que ensina. Consideram que aprender conteúdos com a tecnologia resulta placentero, e mas ainda, se é focalizado em interesses pessoais.

Palavras chave: Autodidata – Arcabouço – TIC - Processo de ensino-aprendizagem – Educação - Dispositivos eletrônicos.

(*) Adriel Peña: Diseñador Gráfico (UBA).


Tecnología Autodidacta. La escuela gratuita donde todos están matriculados. fue publicado de la página 47 a página49 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ver detalle e índice del libro