1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV >
  4. Todos para uno, uno para todos. El trabajo grupal y su evaluación.

Todos para uno, uno para todos. El trabajo grupal y su evaluación.

Carchio, Adriana Laura [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ISSN: 1668-1673

Año XVI, Vol. 25, Agosto 2015, Buenos Aires, Argentina | 230 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

El diseño en la práctica profesional se desarrolla cada vez más en grupos multidisciplinarios de trabajo. Aún sin tener estructura empresarial, el cliente se transforma en el primer generador de feedback respecto al trabajo que requiere. En el ámbito académico los estudiantes reciben de los docentes y en oportunidades de sus compañeros, una devolución de sus diseños. Desde hace varios años se debate sobre los beneficios de utilizar el proyecto como método de enseñanza en asignaturas proyectuales. El proyecto como método en la enseñanza de diseño, promueve el trabajo cooperativo en grupo, la motivación por los temas de interés de los estudiantes, estimula la creatividad, mantiene relación con las competencias, ayuda a organizar y planificar las etapas en la concreción de un trabajo, y los entrena en prácticas más reales.

El proyecto trabajado en grupo se constituye en una herramienta de aprendizaje colaborativo, y plantea la necesidad de abordar la evaluación del grupo y la de sus integrantes, en forma particular. Considera la diversidad e individualidad, permite un mayor conocimiento del estudiante, sus motivaciones e intereses, distintos aprendizajes y diferentes ritmos.

El reflexionar a cerca de la evaluación del trabajo en grupo, la diversidad de sus integrantes, hace que el docente pueda ajustar sus contenidos y adaptar instrumentos de evaluación que permitan conocerlos y evaluarlos como grupo e individualmente.

Palabras clave: evaluación formativa – proyecto – grupo – enseñanza - aprendizaje significativo.

Acerca de los proyectos grupales de diseño

El trabajo del diseñador, a menudo, es muy metodológico, implica tener cierta rigurosidad en las etapas del proceso de diseño, los tiempos, los plazos y las instancias de verificación, de negociación con el cliente, de gestación de un proyecto y su viabilidad, para pasar a la etapa de realización. Frecuentemente, el diseñador se autoevalúa o es evaluado por sus asistentes o colegas relacionados a su trabajo.

Como todo proceso creativo, va creciendo y tomando forma, en pos de un objetivo pautado. El proyecto se consolida poco a poco en un proceso interactivo, multidisciplinario y de interacción con colegas y profesionales relacionados a la práctica. Pero el proyecto no sólo es un método de trabajo profesional, sino también una estrategia de enseñanza, un plan de acción, o un conjunto de decisiones, un instrumento que toma el docente, respecto a la organización de los materiales y a las actividades que se proponen a los estudiantes para llegar al objetivo. Si el proyecto es trabajado en grupo, integra además de la incorporación de las temáticas programadas, una instancia de aprendizaje profundo, donde los estudiantes observan, evalúan, aceptan, negocian y confrontan distintas perspectivas. Esto motiva sus inquietudes, la confianza en sí mismos y la capacidad de interactuar, por lo cual la evaluación del docente incluye también el proceso de elaboración del trabajo y no se centra sólo en sus resultados, además de generar instancias de autoevaluación y feedback dentro del mismo grupo.

La asignatura Diseño e Imagen de Marcas corresponde al bloque de materias de primer año de la carrera de Diseño Gráfico, asignadas para al segundo cuatrimestre de cursada, y es troncal dentro de la carrera. Frecuentemente, estudiantes de otras carreras afines la eligen como materia electiva, en el marco del plan de estudios de carreras como Licenciatura en Publicidad, Dirección de Arte, Diseño de Indumentaria y Textil y Diseño Industrial. Esta condición agrega diversidad en los saberes previos de los estudiantes que componen el primer y segundo cuatrimestre, estando los primeros más avanzados en sus carreras, o insertos ya en el ámbito laboral, con otra experiencia vivencial de la asignatura. Además de tener saberes específicos de diseño más amplios, manejo de herramientas tecnológicas, poseen mayor nivel de información y abordaje en la lectura de autores relacionados a las disciplinas.

La riqueza de la dinámica grupal dentro de asignaturas proyectuales, como Diseño e Imagen de Marcas, permitirá para el estudiante tomar roles dentro de un equipo de trabajo, aceptar pautas, tiempos y buscar el acuerdo democráticamente, para alcanzar un objetivo común.

El trabajo en grupo: motivación, organización y aprendizaje

Un proyecto pedagógico puede ser estructurado para que los estudiantes puedan abordarlo en equipo de pares. A su vez, este proyecto puede abarcar todos los contenidos de la planificación de la asignatura integrándolos en una práctica.

Será necesario plantear qué herramientas útiles de evaluación podrán ser utilizadas para evaluar, al mismo tiempo, el funcionamiento del equipo, la producción lograda por el grupo y a cada uno de sus integrantes en su propio proceso de crecimiento en la asignatura, a la vez de reflexionar acerca de la importancia de la interacción de los estudiantes en un grupo sin perder de vista sus individualidades.

La evaluación del trabajo en grupo transformada en una herramienta de conocimiento, de retroalimentación. El acceso al conocimiento propio dentro de un sistema, y entendido como la construcción de autonomía dentro de la práctica profesional. Al respecto, Camilloni (2010) se refiere al trabajo en grupo como una modalidad de enseñanza que promueve el aprendizaje activo centrado en el estudiante y que le brinda múltiples oportunidades de confrontar sus ideas con los otros miembros del grupo. El estudiante evalúa, acepta e intercambia argumentos y perspectivas, exponiendo también sus ideas a juicio del resto del equipo. La evaluación del trabajo en equipo no se limitará al resultado final, sino que estará presente en todo el transcurso del proceso de elaboración del proyecto. Entre los muchos aspectos que destaca Camilloni (2010), convendrá evaluar grupalmente la comprensión y cumplimiento de la consigna, planificación del proyecto, participación de los integrantes y la capacidad de recibir feedback y autoevaluarse. La evaluación individual, en cambio, requerirá criterios específicos a cada miembro del grupo, como la asistencia a las reuniones, la cantidad y calidad de aportes al proyecto, el tiempo dedicado, la capacidad de motivar a los demás, de reconocer los errores, y la buena disposición a corregirlos. El cumplimiento del rol que toma cada integrante y la coordinación y dirección del grupo, son factores de evaluación muy importantes para el proyecto grupal.

La evaluación formativa, como la caracteriza Anijovich (2010), es aquella en la cual los docentes comunican claramente los objetivos, expectativas, ofrecen retroalimentación en sus estrategias de enseñanza, y los alumnos también ofrecen retroalimentación a sus pares. Los docentes estimulan y promueven procesos de reflexión sobre los trabajos, y construyen niveles de calidad de sus producciones.

Los estudiantes identifican sus fortalezas y debilidades, los docentes recogen la información de sus observaciones y a partir de ella ajustan la enseñanza. Tanto el estudiante como el docente son conscientes del impacto emocional de la retroalimentación en la autoestima de todos y cada uno. De éste modo el docente podrá decidir cómo encarar la enseñanza, disponer arreglos necesarios a su planificación original y, junto a los estudiantes, tomar decisiones basándose en las evidencias de aprendizaje (o de obstáculos) recolectadas a lo largo del cuatrimestre. Para la asignatura Diseño e Imagen de Marcas, se ha desarrollado un trabajo práctico final, un proyecto de diseño planteado como trabajo grupal, que se realiza en un plazo de un mes, con diferentes etapas de chequeo y ajuste. La consigna es elegir una ONG, re-diseñar su marca y su imagen de marca. La primera etapa es de investigación y relevamiento, la siguiente es de propuesta conceptual y gráfica, y la última de implementación de la imagen desarrollada en un sistema visual, que se plasmará en el Manual de Marca. Corresponde resaltar que la entrega de una memoria descriptiva por grupo es también parte de la consigna del trabajo. Al respecto, a lo largo de dos ciclos lectivos, se han podido recopilar evidencias muy positivas al respecto. Dicha memoria descriptiva consiste en que los estudiantes incluyan, dentro del proyecto en grupo, un informe escrito individual, una reflexión personal de su propio proceso, de su experiencia como parte de un grupo de trabajo y como estudiante de diseño y futuro profesional. En el campo empírico, las devoluciones por parte de los estudiantes, una vez finalizados los proyectos son sumamente positivas y de gran motivación. Aquí algunos ejemplos:

Lo mejor de éste trabajo fue aprender a trabajar en grupo, y como una lluvia de ideas de todo, nos llevó a nuestra presentación final, le agradezco a la profesora por éste maravilloso proyecto que me hizo crecer como persona. (B.N., estudiante UP 2011).

El manual corporativo de la ONG me ayudó a emprender mi carrera de una manera más profesional, he conocido cómo se va desarrollando una marca y todo lo que esto implica. Me gustó trabajar en grupo y me sirvió para conocer nuevas ideas y conceptos y otros estilos de trabajo. (F.F., estudiante UP 2011).

Este trabajo me pareció muy interesante, ya que tuvimos que poner en práctica todos los conocimientos que adquirimos hasta el momento., me gustó realizarlo en equipo porque sentí que se podía hacer por partes y de forma ordenada. (V.B., estudiante UP 2012)

Trabajar en equipos también brinda una amplia variedad de visiones y opiniones que, a largo plazo, mejora la calidad del trabajo.” (C.L., estudiante UP 2012).

El trabajar en conjunto para crear, planificar y realizar una idea que será expuesta, fue muy positivo ya que cada uno pudo aprender, debatir y consultar con los integrantes así como también experimentar algo muy similar a lo que sería trabajar en una agencia. (S.A., estudiante UP 2012).

Litwin opina que “la buena enseñanza, es el desarrollo de prácticas sin historia ni futuro, ni exitosas desde el punto de vista del objetivo, sino desde las acciones y actividades propuestas en el aula, como disparadores de otras acciones de los estudiantes”. (1997, p. 95). Algunos autores, al referirse al aprendizaje por proyectos, destacan que aumenta la autoestima de los estudiantes, que se enorgullecen de lograr trabajos de valor fuera de las aulas y significativos para sus comunidades. En el proyecto realizado en grupo a nivel social, intervienen procesos relacionados a la convivencia, la responsabilidad compartida, la cooperación e, individualmente, la disposición para trabajar en equipo.

Todos para uno, uno para todos – La evaluación del trabajo grupal.

“Ninguna didáctica debería ignorar la heterogeneidad de los que aprenden” afirma Perrenoud (2008, p. 122) parafraseando a Schneuwly, dedicando algunas apreciaciones sobre el tratamiento de las diferencias. Nin gún grupo es homogéneo en la adquisición de los contenidos de una asignatura dentro de un cuatrimestre y, a su vez, los estudiantes son herederos de culturas familiares, diferentes contextos sociales y situaciones económicas diversas. No todos tienen el mismo desarrollo de la comunicación como instrumento propio y de interacción con los demás, ni los unen las mismas motivaciones de aprender uno u otro contenido, dependiendo de sus personalidades y maneras de ser diferentes.

Así como en la práctica profesional, un trabajo es resuelto por varios diseñadores de maneras distintas, lo mismo sucede con los estudiantes y su aprendizaje: no existen postulados para resolver cuestiones de aprendizaje de manera única y absoluta. La pluralidad de los estudiantes es lo que habrá que observar con especial atención, en el marco de una evaluación de trabajo grupal. La estrategia del currículum por proyecto les permitirá desarrollar y desplegar otras capacidades y saberes propios, como la capacidad de organización, de resolver y sortear obstáculos, de administrar tiempos y recursos. El proyecto realizado en grupo además aporta la convivencia, la retroalimentación entre pares, el feedback, el acuerdo, la motivación y la aceptación de un rol, un lugar dentro del grupo heterogéneo.

“Todos para uno, uno para todos”, como aquellos mosqueteros de la novela de Alexandre Dumas (1844), símbolo de la unión del equipo, de fidelidad y apoyo incondicional, con diferentes habilidades individuales y funcionando dentro de un engranaje común. El equipo será evaluado desde objetivos generales de cumplimientos grupales respecto a la consigna del proyecto y desde individualidades a partir de instrumentos específicos de evaluación dentro del proceso de realización del proyecto grupal.

Esa herramienta o instrumento de evaluación contemplará su evolución individual de aprendizaje, a lo largo del cuatrimestre en que está inserta la materia Diseño e Imagen de Marcas, y su participación responsable y nivel de compromiso con el proyecto grupal. Una herramienta que permita ver el todo, no sólo el resultado sino también el proceso, e integre la instancia de evaluación como aprendizaje significativo para el estudiante.

Referencias bibliográficas

Anijovich, R. (2010). La retroalimentación en la evaluación. En Anijovich, R. (Comp.) (2012). La Evaluación Significativa. Buenos Aires: Paidós.

Camilloni, A. (2010). La evaluación de trabajos elaborados en grupo. En Camilloni, A (Comp.) (2012). La Evaluación Significativa. Buenos Aires: Paidós.

Katzkowicz, R. (2010). Diversidad y evaluación, en Katzkowicz, R. (Comp.) (2012). La Evaluación Significativa. Buenos Aires: Paidós.

Litwin, E. (1997). El campo de la didáctica: la búsqueda de una nueva agenda. La buena enseñanza. En Corrientes didácticas contemporáneas. Buenos Aires: Paidós.

Mottier Lopez, L. (2010). Evaluación formativa de los aprendizajes. Compromiso del alumno en la evaluación y la regulación de su aprendizaje. En Mottier Lopez, L. (Comp.) (2012). La Evaluación Significativa. Buenos Aires: Paidós.

Palou de Maté, M. (2010). La evaluación de los aprendizajes en el debate didáctico contemporáneo. Buenos Aires: Paidós. Perrenoud, P. (2008). La evaluación de los alumnos. De la producción de la excelencia a la regulación de los aprendizajes. Entre dos lógicas. Buenos Aires. Colihue.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Evaluación a cargo del profesor Matías Panaccio en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: The design in professional practice develops increasingly multidisciplinary working groups. Even without corporate structure, the client becomes the first generator of feedback regarding the work you require. In the academic field students receive from teachers and fellow opportunities, a refund of their designs. For several years, benefits of using the project as a teaching method in subjects of design are debated. The project as a teaching method in the design, promotes cooperative group work, motivation for the topics of student interest, stimulates creativity, maintains relationships with the skills, helps to organize and plan the steps in the realization of a work, and trains in real practices.

The project worked in a group is a collaborative learning tool, and a need to address the evaluation of the group and its members, in a particular way. It considers the diversity and individuality; it allows a better understanding of the student, their motivations and interests, different learning and different rhythms.

Reflecting about the assessment of group work, the diversity of its members, makes the teacher can adjust your content and adapt assessment tools that allow to know and evaluate them as a group and individually.

Key words: formative evaluation - project - group - teaching - learning significant.

Resumo: O design na prática profissional desenvolve-se a cada vez mais em grupos multidisciplinares de trabalho. Ainda sem ter estrutura empresarial, o cliente se transforma no primeiro gerador de feedback com respeito ao trabalho que requer. No âmbito acadêmico os estudantes recebem dos docentes e em oportunidades de seus colegas, uma devolução de seus projetos. Desde faz vários anos se debate sobre os benefícios de utilizar o projeto como método de ensino em matérias projectuales. O projeto como método no ensino de design, promove o trabalho cooperativo em grupo, a motivação pelos temas de interesse dos estudantes, estimula a criatividade, mantém relação com as concorrências, ajuda a organizar e planificar as etapas na concreção de um trabalho, e treina-os em práticas mais reais. O projeto trabalhado em grupo constitui-se em uma ferramenta de aprendizagem colaborativo, e propõe a necessidade de abordar a avaliação do grupo e a de seus integrantes, em forma particular. Considera a diversidade e individualidade, permite um maior conhecimento do estudante, suas motivações e interesses, diferentes aprendizagens e diferentes ritmos. O reflexionar a perto de a avaliação do trabalho em grupo, a diversidade de seus integrantes, faz que o docente possa adaptar seus conteú- dos e adaptar instrumentos de avaliação que permitam os conhecer e os avaliar como grupo e individualmente.

Palavras chave: avaliação formativa – projeto – grupo – ensino - aprendizagem significativa.

(*) Adriana Laura Carchio: Diseñadora Gráfica (UBA, 1993). Profesora de la Universidad de Palermo en el Departamento de Diseño Visual de la Facultad de Diseño y Comunicación. 


Todos para uno, uno para todos. El trabajo grupal y su evaluación. fue publicado de la página 55 a página58 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ver detalle e índice del libro