1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV >
  4. La moldería sin hilo.

La moldería sin hilo.

Bevilacqua, M. Fernanda

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ISSN: 1668-1673

Año XVI, Vol. 25, Agosto 2015, Buenos Aires, Argentina | 230 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

En el presente ensayo se analizan las ventajas de poseer algunos saberes previos antes de aprender moldería, con el objetivo de que se reflexione sobre la legitimación de esos saberes relativos al procedimiento de la costura y se incorporen formalmente antes de cursar dicha asignatura. Se mencionan algunos aspectos importantes para desarrollarse como diseñador, tal es el caso del conocimiento de las fibras y de los textiles, y lo más importante la valoración del oficio de la costura.

Palabras clave: moldería – diseño - indumentaria – costura – corte - confección – textil.

Argentina hoy se ha convertido en un mercado emergente, con una vuelta a la compra nacional. Eso significa para el mercado de la indumentaria un regreso al oficio del diseño y la confección de prendas, calzados y accesorios.

Para que un diseño pueda materializarse debe atravesar un proceso constructivo comúnmente llamado moldería, el cual se rige por una serie de pasos sistemáticos que van desde el traslado de los diseños a un plano bidimensional, mejor conocido como papel de molde, el desglose por piezas separadas de las diferentes áreas del cuerpo humano a vestir, pasando luego por el tizado sobre la tela, el corte y el ensamblaje de las partes mediante la unión de todas las piezas en un orden predeterminado dando como resultado un modelo de prenda que se corresponda con el diseño propuesto, momento en el cual estas partes formarán una prenda tridimensional.

La importancia de la moldería es esencial porque es el esqueleto, es como el plano de una casa para un arquitecto.

Para Ausubel (1983), un aprendizaje es significativo cuando los contenidos son relacionados de modo no arbitrario y sustancial con lo que el alumno ya sabe. Esto quiere decir que en el proceso educativo, es importante considerar lo que el individuo ya sabe, de tal manera que establezca una relación con aquello que debe aprender.

Entonces, ¿cuán importante es la moldería? ¿Qué es necesario saber para aprender moldería?

Para entender esto hay que definir: ¿Qué es la moldería? Son piezas que van a conformar una prenda, primero en papel y después en tela, unidas estas piezas entre sí pasan a conformar la prenda. La moldería es fundamental en el armado de una prenda porque define comodidad, estética, es lo que hace a la diferencia, es decir que la hace distinta a otras, ya que en el diseño de la moldería se puede jugar de infinitas formas y es difícil que una prenda sea igual a la otra.

Para lograr comprender las cualidades y características de la moldería textil es necesario en primera instancia conocer cuáles son los elementos que serán manipulados a lo largo del proceso de trazado de moldes ya que existe una gran variedad de textiles y este textil es el que va a definir con qué moldería se va a trabajar, entonces es importante tener conocimientos previos como por ejemplo las características de los textiles, su composición. El saber sobre el manejo de las telas es muy útil, porque si no se tiene idea de su composición, de la caída, del espesor, de la trama o del peso de una tela, no se va a poder hacer una correcta elección de los materiales y los diseños no van a quedar como se quiere, sin estos saberes previos no se podría identificar qué moldería sería la más adecuada para cada tipo de tela. Como afirma Ontoria (1992) “Las nuevas ideas sólo pueden aprenderse y retenerse útilmente si se refieren a conceptos o proposiciones ya disponibles, que proporcionen anclas conceptuales”.

Es importante que un diseñador sepa coser. Cuando este oficio se enseña se valoriza muy poco la costura, siendo una parte fundamental del armado de un diseño, aunque nunca se concrete el hecho de coser, es necesario saber cuál es su procedimiento, porque esto es lo que facilita el desarrollo de la moldería y luego obviamente el armado de las partes. Hay una gran diferencia entre un diseñador que sabe coser y otro que no. Cuando se habla con un diseñador que no sabe coser, se pueden apreciar maravillosas ideas pero de las cuales no tiene suficiente idea de cómo llevarlas a cabo, ni el tiempo que le insume, ni costos entre otras cosas, porque al no conocer el proceso de armado de las piezas es mucho más difícil bajarlo a la moldería y solamente sabiendo de costura se pueden dar sugerencias, corregir errores y trabajar en equipo.

Como afirma Anahí Mastache (2009):

Una persona es competente cuando es capaz de realizar las tareas requeridas por su profesión o trabajo de manera adecuada según los estándares propios del mismo. Una persona competente es alguien que posee no sólo los conocimientos y destrezas técnicas, sino también las capacidades prácticas o psicosociales requeridas por la situación.

Además para formar personas competentes tanto en el área laboral como profesional se requieren instancias de formación que permitan ejercitarse en el hacer. Las capacidades no se enseñan, se construyen y se desarrollan a través de la práctica, para alcanzar objetivos, resolver problemas propios del ámbito profesional. Entonces se deben brindar actividades para el desarrollo puntual de alguna capacidad y situaciones que exijan un cambio de habilidades, destrezas y conocimientos.

En este sentido, Schon (1992) sostiene “El conocimiento en la práctica se ejercita en los ámbitos institucionales propios de la profesión, y se ve impedido o facilitado por su tronco común de conocimiento profesional y por su sistema de valores”.

Lo que hacen en general los diseñadores es dibujar su diseño y entregárselo a la costurera o modista, ella realiza los moldes a su manera cambiando cosas en el proyecto que seguramente el diseñador no tuvo en cuenta porque no tiene los conocimientos de costura. Como dice Vero Ivaldi (2010): “Pienso en el molde cuando estoy dibujando un figurín y ya sé si una moldería va a funcionar o va a hacer algún defecto”.

Un diseñador que sabe coser, ve un figurín y sabe cuánta tela va a llevar la prenda, puede dar fecha de entrega, cuánto tiempo de producción lleva, qué máquinas se necesitan, cuántos talles se pueden hacer sin que se de forme la prenda y lo más importante es que puede bajar esa idea rápidamente a la moldería. Porque cuando se tiene conocimiento sobre el armado de cada pieza desde un saber hacer de la costura, entonces ya se sabe que es posible realizarlo sin tener que modificar el diseño.

Como afirma la diseñadora Leanne Marshall (2012):

Aprendan a coser bien, porque esa es la clave. Eso me hizo una diseñadora más fuerte de quienes sólo saben dibujar y dan sus creaciones a otra persona para que los cosa. No tengo duda de que si cosen y mantienen la práctica serán muy exitosos.

Referencias bibliográficas:

Ausubel-Novak-Hanesian (1983). Psicología Educativa: Un punto de vista cognoscitivo. 2° Edición.

Hollen, N., Langford, J y Saddler, A. (2001). Introducción a los textiles. México: Ed. Limusa.

Ivaldi, V. (2010).Volver a las fuentes. Revista Tendencias. 44-48.
Mastache, A. (2009). Formas personas competentes. Buenos Aires: Ed. Novedades Educativas.

Marshall, L. (2012). Deben aprender a coser bien. Revista La Nación Viva. Recuperado de http://www. nacion.com/2012-03-04/Entretenimiento/Leanne- Marshall---Deben-aprender-a-coser-bien-.aspx

Ontoria, A., y otros (1992). Los Mapas Conceptuales, una técnica para aprender. Madrid: Nancea.

Saltzman, A (2004). El cuerpo diseñado: Sobre la forma en el proyecto de la vestimenta. Buenos Aires: Editorial Paidós. Schön, D. (1992). En la formación de profesionales reflexivos. Hacia el diseño de la enseñanza y el aprendizaje de las profesiones. Buenos Aires: Editorial Paidós.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Silvia Meza en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: In this paper the advantages of owning some prior knowledge before learning pattern making discusses, with the aim of reflecting on the legitimacy of such procedural knowledge of sewing and formally incorporated before placing that subject. It describes some important aspects to develop as a designer, as in the case of knowledge of fibers and textiles, and most importantly the assessment of dressmaking.

Key words: pattern - design - clothing - sewing - cutting - clothing – textiles

Resumo: No presente ensaio analisam-se as vantagens de possuir alguns conhecimentos prévios dantes de aprender moldería, com o objetivo de refletir sobre a legitimidade desses saberes relativos ao procedimento da costura e se incorporem formalmente dantes de cursar dita matéria. Mencionam-se alguns aspectos importantes para desenvolver-se como designer, tal é o caso do conhecimento das fibras e dos têxteis, e o mais importante a valoração do oficio da costura.

Palavras chave: moldería - design - indumentaria – costura – corte - confecção – têxtil.

(*) M. Fernanda Bevilacqua: Diseñadora de Indumentaria.


La moldería sin hilo. fue publicado de la página 67 a página69 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ver detalle e índice del libro