1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV >
  4. Formar profesionales adolescentes.

Formar profesionales adolescentes.

Zahalsky, Sonia

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ISSN: 1668-1673

Año XVI, Vol. 25, Agosto 2015, Buenos Aires, Argentina | 230 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Los cambios en la sociedad postmoderna son inminentes. El estilo de vida de la sociedad ha cambiado y en consecuencia, todas las etapas se han modificado. El período de la adolescencia pareciera no tener fin. Instruir a nivel universitario a adolescentes en su formación profesional es una tarea por lo menos desafiante con características especiales que hay que tener en cuenta.

Palabras clave: posmodernidad – adolescencia – enseñanza situada – programación – negociación - pensamiento crítico – capacitación continua. 

Introducción
Es una realidad propuesta por diferentes autores como Casullo, Follari o Wellmer entre otros, que en estos tiempos postmodernos los cambios son inminentes. La expectativa de vida se extiende gracias a los avances de la ciencia, la medicina y la toma de conciencia de lograr y mantener un estilo de vida sano y equilibrado.

La juventud manda. Mantener un estilo de vida joven está a la orden del día. Esto se lo ve en la forma de vestir, en el estilo de vida que lleva una persona adulta, sus costumbres. El mundo de las apariencias está justificado. En esta misma línea, el período de la adolescencia se ha extendido. Por lo que la independencia económica y emocional llega en un tiempo posterior a la preparación profesional.

¿Cómo es la enseñanza de parte del docente universitario para la preparación de estos futuros profesionales? El presente ensayo pretende dar una mirada interpretativa al tema desde la didáctica tomando en cuenta los aspectos sociales que esta involucra.

Desarrollo

Se puede observar que actualmente existen muchos profesionales graduados en las universidades que son o tienen las características y rasgos del típico adolescente adulto. Son pocos los adolescentes que se capacitan por vocación, más bien hay una evaluación costo-beneficio. Según William Daros (2009), “Cada vez parece interesar menos la búsqueda del saber por el saber, propio de las pedagogías idealistas”.

¿Qué define a un adolescente adulto? Este adolescente maduro, goza de las libertades que su mayoría de edad le otorga. Es un período caracterizado por la toma de decisiones. Sin embargo, su estructura emocional y psicológica se encuentra aún endeble para canalizar sus vivencias.
Es una etapa de reajustes a nivel fisiológico, cognitivo, emocional y social que tienden a ser resueltos adaptativamente, de ahí que se hayan de planificar e implementar intervenciones psicosociales con objeto de reducir algunos indicios de estrés e inestabilidad socioafectiva, cierto grado de vulnerabilidad y escasa eficacia interpersonal, así como a un nivel más organizacional y sociocomunitario. (Moral Jiménez y Sirvent Ruiz, 2010, p.38).

Como supuesto cultural, ya vencido, la adolescencia terminaba con la salida del hijo/a de la casa frente al matrimonio o a la independencia económica con el ingreso al mundo laboral. Situados en un nuevo paradigma que contempla la prolongación del tiempo de estudios, la dificultad que implica conseguir un empleo y la falta de metas y objetivos claros junto a la escasa identificación ideológica, es difícil ponerle un final al período de la adolescencia. A este período con estas características, el Dr. Gerardo Castillo (1997) lo denomina la “cautividad en la adolescencia”.

La visión psicosociológica de la adolescencia pone peso en los factores externos que rodean al adolescente. Estos factores, como expone Nicolás Casullo (1999) al hablar de la ruptura entre el modernismo y el postmodernismo, tienen lugar en una escena de crisis y replanteo continuo y constante en lo que se refiere a lo cultural, lo estético, lo ideológico, lo sociológico, lo científico y lo político. Se entiende que un verdadero cambio externo existe.

Sin embargo, Vincent Marques (1982), propone que las cosas siempre pueden ser distintas y que no existe ningún factor biológico que condicione las costumbres del ser humano. El autor cree que las circunstancias sociales van marcando la forma de sentir necesidades y cómo canalizarlas y satisfacerlas. Con esto se determina que la adolescencia tardía es un hecho social.

Teniendo un panorama más claro de los cambios a los que se enfrentan los adolescentes hoy en día, y cómo estos cambios repercuten en su identidad, es preciso permitirse observar cuál es la formación que se les brinda en las Universidades para lanzarlos al mundo como profesionales adolescentes.

Procurar una enseñanza situada ayudará al docente a comprender cuál es el contexto sociopolítico cultural que ingresó en su aula por medios de los estudiantes. Estos no son seres vacíos que se presentan ante un docente esperando ser saciados de conocimiento que aplicarán al finalizar la clase. Ver y comprender al estudiante con toda su historia, inquietudes, necesidades y canalizar esa información volcándola en una planificación situada: “con un docente y unos alumnos particulares, en un momento histórico y en un espacio social determinado” (Agadia, 2012) favorecerá la enseñanza comprensiva logrando el tan ansiado pensamiento crítico en los estudiantes. Agadía propone al docente universitario formarse, descubrir y conocer la abundancia del mundo que lo rodea y encontrar toda la riqueza que se tiene dentro, articulándola para intervenir en el proceso de aprendizaje del estudiante.

Desde este sentido, es necesario lograr una enseñanza comprensiva que favorezca “el desarrollo de los procesos reflexivos, el reconocimiento de analogías y contradicciones y permanentemente recurrir al nivel de análisis epistemológicos”. (Litwin, 1997). Es decir permitirle al alumno que construya conocimiento a partir de su propia experiencia, pudiendo tener un conflicto cognitivo que lo lleve de la manera más propicia al pensamiento crítico.

Litwin deja en claro que es menester del docente resignificar los mensajes emitidos por su grupo de alumnos manejando el marco comunicacional a través de la formulación de preguntas y la explicación que favorezca la enseñanza comprensiva y por ende el pensamiento crítico y reflexivo. La característica de este pensamiento que lleva al aprendizaje, implica una acción situada y distribuida. Aclara que en la suma de todas las experiencias y los conocimientos compartidos por los estudiantes, erróneos o correctos, legitimados por una institución o no, en el espacio de debate y reflexión ofrecido por el docente y en la conducción asistida de éste a lograr los objetivos de la programación, es que se logra la construcción de conocimiento. (1997).

Todo docente universitario debe tener una hoja de ruta de su cursada antes de comenzar la misma. Este documento presentado ante la institución académica, no es otra cosa que la programación. Los propósitos que plantee deben ser claros y concisos. Los objetivos que lo secuencian deben ser seleccionados de acuerdo a las características que se observan en la currícula. Todo este planteo escrito debe ser entendido como una hipótesis de trabajo, ya que se debe tener en cuenta en todo momento las necesidades que plantean los adolescentes frente a los temas que los inquietan y que hacen a la formación de su estructura académica y personal.
La negociación entre el docente y el estudiante debe estar presente en forma implícita y explícita: implícita ya que el docente debe negociar significados, y explícita, ya que se está frente a futuros profesionales con rasgos adolescentes que están en busca de una identificación con la vida adulta. Por lo cual valorar sus conocimientos los ubica en una posición diferente con respecto a los planteos y las ofertas del docente.

La aplicación de estas herramientas, pueden resolver gran parte del conflicto que muchas veces surgen en el aula. Llegar al aprendizaje significativo que propone Ausubel teniendo en cuenta el proceso de desarrollo del individuo y las características socioambientales y culturales que lo atraviesa, ubica al docente en un plano distinto con respecto a la situación del estudiante. (Ontoria, 2001, p.16).

Desde esta perspectiva, es relevante la capacitación permanente del profesor, no solamente perfeccionarse en su área académica, sino como ser integral, manejando aspectos tan variados como los técnicos, psicológicos, de liderazgo y resolución de conflictos, de negociación, ampliar su campo reflexivo y tener cubiertos sus aspectos emocionales.

Es todo un desafío para el docente universitario interpelar a estos jóvenes, nacidos en plena democracia, viviendo y experimentando la libertad desde la cuna, colmados de información, sobreestimulados, abarrotados de imágenes y sonidos, cuyo lugar de encuentro y recorrido es el mundo y sus límites son puestos por ellos mismos, y atreverse a formarlos como personas con un sentido crítico para interpretar la realidad, preparados académicamente y comprendidos emocionalmente, como adolescentes adultos que buscan encontrar su lugar en el mundo para ofrecer su mayor diferencial: ellos mismos.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Silvia Meza en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: The changes in postmodern society are imminent. The society lifestyle has changed and consequently, all stages have been modified. The period of adolescence seems to be endless. Instruct college-level vocational training adolescents is a challenging task for at least special features that must be taken into account.

Key words: postmodernism - adolescence - teaching situated - programming - negotiation - critical thinking - continuous training.

Resumo: As mudanças na sociedade postmoderna são iminentes. O estilo de vida da sociedade tem mudado e em consequência, todas as etapas se modificaram. O período da adolescência parecesse não ter fim. Instruir a nível universitário a adolescentes em sua formação profissional é uma tarefa pelo menos desafiante com características especiais que há que ter em conta.

Palavras chave: posmodernidad – adolescencia – ensino situado – programação – negociação - pensamento crítico – capacitação contínua.

(*) Sonia Zahalsky: Licenciada en Relaciones Públicas (UP).


Formar profesionales adolescentes. fue publicado de la página 74 a página76 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ver detalle e índice del libro