1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV >
  4. La tecnología está transformando la forma de aprender. El futuro está en las aulas, hoy.

La tecnología está transformando la forma de aprender. El futuro está en las aulas, hoy.

Aguer, Diego

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ISSN: 1668-1673

Año XVI, Vol. 25, Agosto 2015, Buenos Aires, Argentina | 230 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Se propone un análisis de la transformación que están produciendo el uso de las nuevas tecnologías en el aula universitaria, desde los estudiantes, el rol del docente y el vínculo entre ambos. Se estudian las distintas influencias del uso pertinente de las tecnologías desde la programación curricular y su planificación adecuada en un marco pedagógico. También se evidencia el uso integrado de las mismas en el aula taller y sus beneficios para la función educativa.
Se detallan distintos factores que modifican el aprendizaje y las relaciones entre los estudiantes y docentes como la motivación, pertenencia y el afecto en la institución educativa. También se vincula el interés hacia las nuevas tecnologías y su enfoque desde el aula-taller en pos de un trabajo netamente colaborativo que parte desde una concepción de trabajo en grupo. Por último, se concluye con el imprescindible rol del docente como regulador de las decisiones del aula y la utilización con adecuación pedagógica de las nuevas tecnologías de la información.

Palabras clave: dispositivos tecnológicos – universidad – aula taller – programación adecuada – competencias – profesionales – motivación – tecnología.

La sociedad actual impone cambios que se reflejan en todos los ámbitos de nuestras vidas. Es así que esto cada día adquiere más importancia, porque para ser activo en el nuevo espacio social se requieren nuevos conocimientos y destrezas que habrán de ser aprendidos en los procesos educativos.

Las nuevas tecnologías de la información y de las comunicaciones están transformando la sociedad, y en particular los procesos educativos. El constante avance de las tecnologías de la información transforma a la educación, delimitando qué y cómo aprenderemos y cómo será el funcionamiento de cada institución. Dicha modificación cambia radicalmente la forma en que se da el trabajo y el desarrollo del ciudadano como así también implica el cambio con las competencias requeridas para que los jóvenes puedan insertarse en la sociedad y lleguen a ser profesionales de éxito.

Definitivamente los distintos dispositivos tecnológicos se han instalado para siempre en las aulas, más allá de cualquier discusión sobre sus ventajas y desventajas, e inevitablemente entrarán en todas las aulas, es sólo cuestión de tiempo y de las posibilidades económicas de todos los sectores.

Pero su inclusión en el área curricular del nivel universitario sin una programación adecuada de las mismas no hará más que convertirlas en distracciones, puesto que para transformarlas en un soporte educacional eficaz se requerirán procesos de complejidad que innoven en cada uno de los aspectos de la institución, incluyendo la organización, la pedagogía y su evaluación, y la capacitación de profesores.

Existe alguna relación más interactiva que involucra al estudiante con el entorno real, que la que le brinda su docente. Los jóvenes necesitan desarrollarse en tiempo y espacio real con personas reales, insertados en contexto social vívido para aprender. Para lograr que esta relación interactiva sea realmente eficiente al utilizar las nuevas tecnologías es necesario que las mismas se contemplen desde una programación adecuada de la enseñanza.

El programa o planificación constituye siempre una representación anticipada de un proceso que puede preverse sólo en parte, la práctica presenta espacios de indeterminación (Schön, 1992), situaciones y problemáticas emergentes que resulta imposible anticipar. Por eso, se trata siempre de una hipótesis de trabajo que expresa las condiciones en las que se desarrollará la tarea ofreciendo una especie de cartografía a la que es posible recurrir para buscar información o para reorientar el proceso. (Cols, 2004, p. 81).

En la inclusión prevista en las distintas planificaciones de las secuencias de actividades de toda índole, a través del uso pertinente de las nuevas tecnologías, hay que tener en cuenta que cada una de ellas debe ameritar ser vehiculizada mediante dicho soporte tecnológico, sino quedará sin efecto su utilización. Esto lleva a crear y planificar las actividades y tareas desde las nuevas tecnologías y no para ellas, previendo las características de cada dispositivo y sus influencias en el aprendizaje de cada individuo. También es muy importante que se dejen espacios a planificar, o se tengan en cuenta posibles cambios de dirección en la planificación a través del uso de estos dispositivos.
Las muestras de cambios o daños al correcto desarrollo individual que suelen producir las tecnologías nuevas sólo se están haciendo visibles mucho tiempo después de su uso masivo como es el caso de los teléfonos móviles, por lo cual, los educadores deben tener la capacidad intuitiva de adelantarse a estos hechos para utilizar sus beneficios, y a la vez prevenir sus posibles daños.

En este contexto, el docente tiene el rol de guiar al estudiante en su proceso de organización de la información que lo rodea, haciendo un uso productivo de ella y construyendo su propio conocimiento. La pregunta que surge es crucial: ¿Pueden los docentes enfrentarse a este desafío?

A estos docentes se les confiere el rol de aprendices, al igual o más que sus estudiantes, y se los obliga a que transformen su visión en relación a los contenidos y la dinámica que desarrollan dentro del aula. Se ven a sí mismos a la vez como docentes y facilitadores del aprendizaje, para lo cual es necesario renunciar a su imagen de antaño regida por la autoridad totalitaria y de poco diálogo en el marco del aula.

Se trata de formar una nueva generación de docentes, quienes afronten la utilización de un medio con el que están en amplia desventaja respecto a sus estudiantes, desarrollando distintas estrategias pertinentes que puedan capacitarlos en distintas áreas.

En las instituciones la problemática más presente es la que parte de la falta de motivación, de sentido de pertenencia y de afecto. La juventud tiene cuestiones que son cada vez más desalentadoras por la carencia de vínculos eficaces y desarrollados entre los jóvenes, padres y profesores. Las preocupaciones de los estudiantes están enfocadas en asuntos familiares más que en los estrictamente de orden intelectual o académico. El abuso de la tecnología genera más intercambios que dan como resultado más distancia en las relaciones interpersonales. El uso adecuado de las nuevas tecnologías puede estimular el desarrollo de los estudiantes, promoviendo en ellos un carácter más responsable e independiente, y de autonomía de control. El mismo adquiere la responsabilidad de generar la información necesaria y de redefinir sus propias metas mediante el manejo autónomo de su propio aprendizaje. Es crucial que para que esto suceda tengan en funcionamiento la motivación por aprender. La universidad entonces cumple una tarea imprescindible, principalmente en los terrenos sociales y afectivos; con el apoyo de pedagogos y docentes como consejeros y guía de esta tarea, y como proveedora del espacio de aprendizaje denominado aula-taller.
Evidenciar las influencias del uso de los dispositivos tecnológicos en el aula-taller es casi inevitable a través de la estrecha relación entre la teoría y la práctica y la cooperación entre individuos.

El aula taller constituye un escenario para aprender haciendo, a partir de la negociación de significados entre el docente y los alumnos sobre los criterios en la elaboración del programa de trabajo y sobre las expectativas de los resultados esperados. Supone un espacio de trabajo cooperativo en torno a descripciones, explicaciones, críticas y orientaciones sobre el abordaje del proceso de producción propuesto por cada estudiante. La teoría, la investigación y la acción son tres dimensiones del proceso de aprendizaje que se produce en el aula taller. (de Vincenzi, 2009, p. 42).

Hoy en día los distintos dispositivos tecnológicos forman parte de esas tres dimensiones: teoría, investigación y acción; de tal manera que el aprendizaje se desarrolla o desarrollará en su totalidad en un medio tecnológico. Es por este motivo que será ventajoso que al incluir en el aula taller la presencia inevitable de estos dispositivos, se distinga con claridad la importancia de la cooperación y colaboración del grupo clase, se le de la verdadera importancia al contacto humano, ya sea virtual o real, en un contexto de aprendizaje y se encuentre la verdadera función de fomentar las relaciones sociales y profesionales de la tecnología actual.

Desde este marco, estos nuevos entornos imponen desafíos que llevan a redefinir el trabajo docente centrado en considerar al mismo como agente activo e irremplazable para la toma de decisiones curriculares, ubicándolo como profesional crítico capaz de dar sentido a su accionar diario incluyendo a las insoslayables nuevas tecnologías.

Referencias bibliográficas

Cols, E. (2004). Ficha de cátedra Didáctica I. Programación de la enseñanza. Buenos Aires: UBA. Facultad de Filosofía y Letras de Buenos Aires.

de Vincenzi, A. (2009). La práctica educativa en el marco del aula taller. Buenos Aires: Revista de Educación y Desarrollo.


Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Karina Agadía en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: It is proposed an analysis of the transformation that the use of new technologies in the university classroom, from students, the teacher’s role and the link between them are producing. The different influences of relevant technologies used from programming and planning appropriate curriculum in a teaching context are studied. It also demonstrates the integrated use of the same in the classroom workshop and its benefits to the educational function.
It details various factors influencing learning and relationships between students and teachers as motivation, belonging and affection in the school. It also links the interest in new technologies and their focus from the classroom-workshop towards a purely collaborative work that starts from a conception of group work. Finally, we conclude with the essential role of the teacher as a regulator of the decisions of the classroom and the use with pedagogical appropriateness of new information technologies.

Keywords: Technological devices - university - classroom workshop - suitable programming - skills - professional - motivation - technology

Resumo: Propõe-se uma análise da transformação que estão produzindo o uso das novas tecnologias na sala de aula universitária, desde os estudantes, o papel do professor e o vínculo entre ambos. Estudam-se as diferentes influências do uso apropriado das tecnologias desde a programação curricular e seu planejamento adequado em um marco pedagógico. Também se evidência o uso integrado das mesmas no sala de aula workshop e seus benefícios para a função educativa. Detalham-se diferentes fatores que modificam a aprendizagem e as relações entre os estudantes e professores como a motivação, pertence e o afeto na instituição educativa. Também se vincula o interesse para as novas tecnologias e seu enfoque desde o sala de aula-workshop em pos de um trabalho netamente colaborativo que começa a partir desde uma concepção de trabalho em grupo. Por último, conclui-se com o imprescindível papel do professor como regulador das decisões da sala de aula e a utilização com adequação pedagógica das novas tecnologias da informação.

Palavras chave: dispositivos tecnológicos – universidade – sala de aula workshop – programação adequada – concorrências – profissionais – motivação – tecnologia.

(*) Diego Aguer: Diseñador Gráfico (UP)


La tecnología está transformando la forma de aprender. El futuro está en las aulas, hoy. fue publicado de la página 101 a página103 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ver detalle e índice del libro