1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV >
  4. La pregunta acerca de las nuevas tecnologías.

La pregunta acerca de las nuevas tecnologías.

Capeans, Hilario

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ISSN: 1668-1673

Año XVI, Vol. 25, Agosto 2015, Buenos Aires, Argentina | 230 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

El debate en torno a la técnica implicó un conjunto de reflexiones y preguntas acerca de su incidencia en la vida social. Estos interrogantes se replicaron en el escenario de las nuevas tecnologías educativas, incluyendo a los docentes y directivos de las instituciones. Como un nuevo paso, es necesario que los estudiantes sean parte de este debate y puedan reflexionar acerca de la técnica y las nuevas tecnologías tanto en su desarrollo académico como profesional.

Palabras clave: técnica – TIC – construcción de conocimiento – docente – estudiante – aprendizaje – enseñanza.

La reflexión en torno a la implicancia de la técnica moderna en la sociedad y en las personas tuvo su primer momento a mediados del siglo XX, de la mano de Heidegger, y prosiguió hasta nuestros días abordando el vertiginoso desarrollo de las tecnologías informáticas y su matriz social. Si podemos quedarnos con una de las conclusiones generales sobre esta cuestión es la que plantea que la técnica no es neutra, es decir, implica una modelación sobre el mundo que habitamos y por ende sobre las personas. A su vez, condiciona y provee concepciones de pensamientos y hasta influye en el lenguaje que utilizamos -o que habitamos-. (Bookchin, 1999).

La tecnología, como conjunto de conocimientos y habilidades sobre la técnica aplicados a la sociedad, no puede quedar ajena a esta consideración. En cualquiera de sus variables, sea informática, industrial, etc., la tecnología tiene una ingerencia profunda en la trama de las sociedades, implica una intervención, una performatividad sobre nuestras prácticas. A su vez, funciona como una mediación en el modo en que nos vinculamos con el mundo y sobre cómo lo concebimos, hasta tal punto que hoy en día resulta poco probable que imaginemos la realización de alguna acción cotidiana, o el cumplimiento de algún objetivo o fin si no es por y a través de una mediación técnica. (Galimberti, U., 2013).
Dirigiendo estas reflexiones hacia la cuestión de la presencia de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la educación, se puede citar a Mariano Palamidessi, quien afirma:

Las TIC no son artificios neutrales. Son tramas de artefactos, técnicas, conocimientos y saberes que se articulan con las prácticas sociales, los conocimientos y los sistemas de orientación e interpretación de las personas y los grupos familiares. En buena medida, la forma en que las tecnologías se imbrican en la producción de prácticas sociales depende de la capacidad que los sujetos, las instituciones y las sociedades tengan para construir y recrear conocimientos y sentidos en torno de sus potencialidades y sus usos. (2006, p. 10).

Pero estas consideraciones no surgieron desde un primer momento sino que devinieron de un constante desarrollo de las nuevas tecnologías educativas, y de un debate en torno a estas. En este marco, el paradigma de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación aplicadas al campo de la educación, fue mutando con el correr de los años.
Proponiendo una esquemática síntesis histórica, se puede considerar, en un primer momento, la irrupción de las herramientas informáticas educativas a través de los incipientes softwares, comúnmente matemáticos, que promovían un tipo de aprendizaje conductista en el estudiante. Estos programas de procesamiento de datos plasmaban una visión tecnicista de la educación en la cual los docentes se presentaban como meros aplicadores y reproductores de las herramientas tecnológicas, y su inclusión en la dinámica áulica no implicaba la consideración del componente didáctico. (Muraro, 2005).

La siguiente etapa se inicia con el desarrollo de nuevos programas informáticos que se basan y favorecen la comunicación entre las personas, funcionando como redes y como reservorio de información. Surge un nuevo paradigma, donde la informática, a través de nuevas herramientas y en conjunto con nuevas técnicas pedagógicas, promueve un aprendizaje constructivista. La tecnología pasa a tener el papel de mediadora en la construcción del conocimiento. (Muraro, 2005).

Este nuevo paradigma, que no erradicó al anterior, propició a su vez el debate sobre la obligatoriedad o no de la presencia de las nuevas tecnologías en el proceso de enseñanza y aprendizaje de los estudiantes. La respuesta fue desechar la obligación, pero esta decisión llevó a la pregunta de cuándo utilizarlas, con qué objetivos, con el fin de desarrollar qué habilidades cognitivas en los estudiantes. Es decir, el docente ya no podía obviar la pregunta sobre las tecnologías educativas, debía ponerlas en cuestión, para saber cuándo utilizarlas y cómo sacar su máximo provecho. Es pertinente aquí, hacer referencia al concepto de inclusión genuina de la tecnología propuesto por Mariana Maggio (2012), que se da cuando el docente utiliza las nuevas tecnologías en sus clases, teniendo en claro el porqué de su inclusión, de qué forma intervienen en el aprendizaje de los estudiantes y en la construcción de conocimiento de la disciplina en cuestión. Esto hace que la inclusión genuina de la tecnología implique una consideración epistemológica al reconocer el complejo entramado de la tecnología en la construcción de conocimiento, y también cultural, ya que reconoce la injerencia cotidiana de las mediaciones tecnológicas en la construcción de la subjetividad de los estudiantes. Para la autora, la inclusión genuina de la tecnología favorece la comprensión genuina de los contenidos de la enseñanza. (Maggio, 2012).

Pero esta concepción que reflexiona acerca de las TIC, acerca de su implicancia en los procesos de aprendizaje de los estudiantes, de su papel de mediador en los procesos de construcción del conocimiento, no fue apropiada para los principales destinatarios de las tecnologías educativas: los estudiantes. Por eso, además de sostener la reflexión y la puesta en cuestión de la utilización de las TIC en el ámbito académico y docente, es necesario incluir en este debate al estudiante como agente principal del proceso educativo, para que se apropie de esta mirada crítica y pueda aplicarla tanto en su formación académica como en su desarrollo profesional.
Se plantea, entonces, la necesidad de una visión crítica, no sólo del docente y la institución académica sino también por parte de los estudiantes respecto al papel de las nuevas tecnologías, tanto educativas como en su dimensión general y cotidiana, en donde estos comprendan qué papel cumplen en su aprendizaje y en su disciplina, qué implica utilizarlas o no en el proceso creativo y de aprendizaje, saber en qué etapa del proceso insertarlas y por qué, saber la habilidades que proporcionan, las que potencian y las que disminuyen.

Por último, esta apuesta implica pensar a la tecnología desde un enfoque crítico del currículo que, además de la formación de los estudiantes en la utilización de las nuevas tecnologías, promueva y provea “herramientas conceptuales para tratar los problemas y analizar los efectos e influencias sociales de la informática”. (Muraro, 2005, p. 51).

Referencias bibliográficas

Bookchin, M. (1999). Ecología de la libertad. Madrid: Colectivo Los Arenalejos.
Galimberti, U. (2013). Psiché y Techné. Recuperado el 18/06/2013 de http://www.revista-artefacto.com.ar/ pdf_notas/93.pdf Maggio, M. (2012). Enriquecer la enseñanza. Buenos Aires: Paidós.

Muraro, S. (2005). Una introducción a la información en el aula. México: Fondo de Cultura Económica.

Palamidessi, M. (2006). La escuela en la sociedad de redes. México: Fondo de Cultura Económica.

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Tecnología Educativa a cargo de la profesora Natalia Lescano en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: The debate about the technique involved a series of reflections and questions about its impact on social life. These questions were replicated in the stage of new educational technologies, including teachers and directors of institutions. As a further step, it is necessary for students to be part of this debate and to reflect on the technique and new technologies both in their academic and professional development.

Keywords: technique - ICT - building knowledge - teacher - student - learning - teaching.

Resumo: O debate em torno da técnica envolveu um conjunto de reflexões e perguntas a respeito de sua incidência na vida social. Estas perguntas replicaram-se no palco das novas tecnologias educativas, incluindo aos professores e diretores das instituições. Como um novo passo, é necessário que os estudantes sejam parte deste debate e possam reflexionar a respeito da técnica e as novas tecnologias tanto em seu desenvolvimento acadêmico como profissional.

Palavras chave: técnica – TIC – construção de conhecimento – professor – estudante – aprendizagem – ensino.

(*) Hilario Capeans: Licenciado en Ciencias de la Comunicación (UBA).


La pregunta acerca de las nuevas tecnologías. fue publicado de la página 121 a página122 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ver detalle e índice del libro