1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV >
  4. Sacar a la luz. Superando obstáculos en la enseñanza de la fotografía.

Sacar a la luz. Superando obstáculos en la enseñanza de la fotografía.

Mendoza, María Soledad [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ISSN: 1668-1673

Año XVI, Vol. 25, Agosto 2015, Buenos Aires, Argentina | 230 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

En este escrito se hace un estudio de algunas de las dificultades emergentes en la enseñanza de la fotografía a partir de la observación de las actuaciones de los estudiantes y docentes en el aula. Se intentará plantear algunas estrategias para favorecer la creación del conocimiento en esta disciplina, orientándolas a la incorporación de conceptos teóricos y el desarrollo de habilidades técnicas.

Palabras clave:

conocimiento – enseñanza – técnica – análisis – vocabulario - intercambio

Todos somos estudiantes, algunos lo son por más tiempo que otros más experimentados. Cuando dejéis de ser estudiantes, puede que dejéis de estar vivos en lo que concierne al sentido de vuestro trabajo. (Paul Strand)

Este texto se plantea reflexionar sobre algunos obstáculos que se interponen en el camino hacia el aprendizaje de la fotografía. A partir del análisis de situaciones áulicas se pueden hacer algunas observaciones sobre ciertas problemáticas que trataremos de resolver.

Las mayores dificultades con las que se puede encontrar un docente a la hora de enseñar fotografía están relacionadas con algunos de los puntos expuestos a continuación.

Existe un rechazo, a priori, hacia el aprendizaje de aspectos específicos del área, centrado básicamente en la dificultad de acceso a los textos técnicos. Esto genera una reacción, que produce como resultado que muy pocos estudiantes lean el manual del equipo fotográfico que utilizan. Los estudiantes desconocen las posibilidades técnicas que éste les ofrece y, sumado esto al demasiado habitual bagaje de preconceptos erróneos, se levanta una pared entre los estudiantes y la adquisición del nuevo conocimiento.

Se observa una dificultad para incorporar conceptos y aplicar correctamente procedimientos y técnicas, derivada de ciertas confusiones que los estudiantes arrastran con respecto al vocabulario técnico, producida muchas veces por la divulgación imprecisa de ciertos términos. En casos extremos, esta dificultad se manifiesta en expresiones tales como: ¿Si le pongo mucha profundidad de foco, me sale quemada, no?

Asimismo, muy frecuentemente se puede reconocer en los estudiantes una dificultad para recordar y sistematizar pasos a seguir en la realización de una tarea dada. Esto tiene relación con algunos modelos de enseñanza con los que los estudiantes se han formado. Si se ha aplicado el aprendizaje memorístico, la incorporación de los conocimientos se produce de manera arbitraria, sin integración en la estructura cognitiva de los estudiantes. Si no se relacionan los nuevos conceptos con la propia experiencia, hechos u objetos, según Novak (1985) se produce una interacción mínima entre la información adquirida y la información ya almacenada. Para resolver estos inconvenientes se hace necesario un enfoque profundo.

El enfoque profundo, como lo define John Biggs, “deriva de la necesidad sentida de abordar la tarea de forma adecuada y significativa, de manera que el estudiante trate de utilizar las actividades cognitivas más apropiadas para desarrollarlas”. (2006, p.35).

A través de actividades diseñadas para favorecer la relación entre conceptos previos y nuevos y el intercambio entre los estudiantes y el docente, se puede construir el conocimiento. El rol del docente como motivador para la creación conjunta del conocimiento es importante, así como también lo es una actitud activa de los estudiantes.

Cuando se utiliza el enfoque profundo para realizar una tarea, los estudiantes tienen sentimientos positivos: interés, sentido de la importancia, sensación de desafío e incluso de euforia. Aprender es un placer. Los estudiantes llegan con preguntas para las que quieren respuestas y, cuando las respuestas son imprevistas, mejor aún. (Biggs, J., 2006, p. 35).

Por el carácter técnico y de orden creativo propio de la fotografía, es necesario destacar la importancia de las prácticas en el aprendizaje de la fotografía y el análisis de los resultados obtenidos.

Los estudiantes no aprenden sobre aspectos técnicos de la fotografía en base a una memorización sistemática de datos tales como números de diafragma de un objetivo, velocidades de obturación de la cámara, o conceptos tales como la relación que debe existir entre ambos, sino por medio de la aplicación de estos conocimientos en las prácticas de toma. Es al momento de enfrentarse a la situación de producir una fotografía, que se hace evidente la dificultad que se les presenta para acceder y relacionar dichos conceptos, que creían ya incorporados, y obtener un resultado exitoso: una foto bien expuesta, una composición interesante, etc.

En algunos casos los estudiantes logran resultados aceptables sin mayores complicaciones, y cuando esto sucede, han encontrado la fórmula para el logro del éxito y tienden a repetirla una y otra vez, sin ser realmente conscientes ni del proceso de creación ni de los recursos utilizados. En otros casos, los estudiantes encuentran dificultad para distinguir cuál ha sido el error cometido.

En la instancia de análisis del trabajo realizado, ya sea en la visualización de la fotografía digital en la pantalla de una computadora o en la práctica dentro del laboratorio, es cuando dichos errores o aciertos se hacen más comprensibles. Cuando el estudiante puede reflexionar sobre el resultado obtenido, ya sea por sus propios medios o con la asistencia del docente, puede determinar en qué momento se cometió el error, o cuál fue la decisión acertada. Por medio del análisis incorpora el conocimiento; a partir de ahí, puede idear otras soluciones. Es lo que Schön denomina como: “reflexión en la acción”. (1992, p.36).

Para ampliar este concepto se podría agregar lo expresado por Ausubel:

Las ideas nuevas sólo pueden aprenderse y retenerse útilmente si se refieren a conceptos o proposiciones ya disponibles, que proporcionan las anclas conceptuales. La potenciación de la estructura cognitiva del alumno (sic) facilita la adquisición y retención de los conocimientos nuevos. Si el nuevo material entra en fuerte conflicto con la estructura cognitiva existente o si no se conecta con ella, la información no puede ser incorporada ni retenida. El alumno debe reflexionar activamente sobre el material nuevo, pensando los enlaces y semejanzas, y reconciliando diferencias o discrepancias con la información existente. (Ontoria, 1997, p. 15).

A diferencia de lo que sucede cuando se aplica el aprendizaje memorístico, agrega Ontoria sobre el aprendizaje significativo, que el mismo “tiene lugar cuando se intenta dar sentido o establecer relaciones entre los nuevos conceptos o nueva información y los conceptos y conocimientos existentes ya en el alumno (sic), o con alguna experiencia anterior”. (1997, p.16).

Coincidiendo con el pensamiento de Gardner (1993), así como todos somos individuos con diferentes configuraciones, habilidades y saberes, accedemos al conocimiento de manera diferente. Los docentes necesitarían ser lo suficientemente hábiles como para encarar un mismo concepto desde diferentes lugares ampliando las posibilidades de cada estudiante de abordarlo según sus propias fortalezas.

Para ello, los docentes deberían recurrir entonces a estrategias didácticas que pongan en acción los saberes adquiridos por los estudiantes durante la cursada, por medio de la incorporación de metodologías de aprendizaje activo, tales como el aprendizaje a partir de problemas, el método de casos, simulaciones, trabajos de laboratorio, etc. Estas metodologías facilitan la incorporación del conocimiento pues suponen la puesta en práctica de conceptos teóricos y el desarrollo de destrezas y habilidades técnicas. (Mastache, 2009).

Otro tema de interés en este análisis se relaciona con el conocimiento de tecnologías de punta. El veloz avance tecnológico supone que los docentes, los estudiantes y finalmente los profesionales en los que ellos devengan, se mantengan al día con las innovaciones propias de sus áreas de trabajo o estudio. Así como también, con otras que pueden ser aplicables aunque no necesariamente estén directamente relacionadas con su asignatura o profesión. Se requiere, además de una constante actualización, un dominio criterioso de la información adquirida. Esto afecta tanto a los planes de estudio como a las metodologías y estrategias aplicadas en el aula.

Para concluir y después del análisis realizado se podría citar lo que A. Mastache expresa de manera muy sintética: “Para formar personas técnicamente competentes no alcanza con transmitir los conocimientos necesarios; más importante que contar con conocimientos actualizados, profundos y pertinentes, es ser capaz de usarlos adecuadamente” (2009, p. 80).

Si analizamos esta afirmación en términos de la enseñanza de una disciplina como la fotografía, en la cual, especialmente en los últimos años, se da un vertiginoso avance en la tecnología, podríamos decir que más allá de las ventajas que éste nos proporcione, no es importante el equipamiento con el que cuente el estudiante sino que pueda aplicar en la práctica universitaria y luego en su desarrollo profesional, las habilidades y conocimientos adquiridos para alcanzar los resultados deseados.

Referencias bibliográficas

Biggs, J. (2006) Calidad del aprendizaje universitario. Madrid: Ed Narcea.

Gardner, H. (1993) La mente no escolarizada. Barcelona: Ed. Paidós.

Camilloni, Alicia R. W. de (1997) Corrientes didácticas contemporáneas. Buenos Aires: Ed. Paidós.

Mastache, A. (2009) Formar personas competentes. Desarrollo de competencias tecnológicas y psicosociales. Buenos Aires: Ediciones Novedades educativas.

Novak, J. (1985) (s. d.) Citado en: Ontoria Peña, A., Ballesteros Pastor, A. (1997) Mapas conceptuales. Una técnica para aprender. Madrid: Ed. Narcea.

Ontoria Peña, A., Ballesteros Pastor, A. (1997) Mapas conceptuales. Una técnica para aprender. Madrid: Ed. Narcea.

Schön, D. (1992) La formación de profesionales reflexivos. Hacia el diseño de la enseñanza y el aprendizaje de las profesiones. Barcelona: Ed. Paidós.

Strand, P. (24 de enero de 2012) Carta a los estudiantes de Fotografía. Disponible en http://blog.juan314. com/2012/01/24/carta-a-los-estudiantes-de-fotografia- letter-to-the-students-of-photography-by-paulstrand- 1923/

Nota: Este trabajo fue desarrollado en la asignatura Introducción a la Didáctica a cargo de la profesora Silvia Meza en el marco del Programa de Capacitación Docente.

Abstract: In this paper we study some of the difficulties in teaching emerging picture from the observation of the actions of students and teachers in the classroom. They try to propose some strategies to promote the creation of knowledge in this discipline, oriented to the integration of theoretical concepts and the development of technical skills.

Keywords: Knowledge - education - technical - analysis - Vocabulary - exchange.

Resumo: Neste artigo faz-se um estudo de algumas das dificuldades emergentes no ensino da fotografia a partir da observação das atuações dos estudantes e docentes na sala de aula. Se tentará propor algumas estratégias para favorecer a criação do conhecimento nesta disciplina, orientando à incorporação de conceitos teóricos e o desenvolvimento das competências técnicas.

Palavras chave: Conhecimento – ensino – técnica – análise – vocabulário – intercâmbio.

(*) María Soledad Mendoza: Fotógrafa Independiente. Profesora en la Universidad de Palermo en el Departamento Audiovisual de la Facultad de Diseño y Comunicación. 


Sacar a la luz. Superando obstáculos en la enseñanza de la fotografía. fue publicado de la página 146 a página148 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXV

ver detalle e índice del libro