1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº19 >
  4. Nuevos perfiles profesionales del diseñador gráfico

Nuevos perfiles profesionales del diseñador gráfico

Camacho Bobadilla, Crystal Esther; Martínez Espinoza, Claudia Érika; Ubaldo Mendívil Gastélum et al., Carlos

Actas de Diseño Nº19

Actas de Diseño Nº19

ISSN: 1850-2032

X Encuentro Latinoamericano de Diseño “Diseño en Palermo” VI Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño

Año X, Vol. 19, Julio 2015, Buenos Aires, Argentina | 256 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Las competencias de aprendizaje se denominan comoun sistema de conocimientos, habilidades, actitudes yvalores necesarios para realizar una actividad específicay claramente delimitada (ITSON, 2002). Partiendo de estadefinición se puede afirmar que actualmente el procesode enseñanza-aprendizaje no proviene solo de la aprobaciónde un currículo basado en objetivos cognitivos, sinode la aplicación de conocimientos en ambientes reales.Anteriormente al término de competencia, el procesode enseñanza-aprendizaje se centraba más o en algunoscasos únicamente al aspecto cognitivo, es decir, lo importanteera que el estudiante aprendiera un concepto y arealizar cierta tarea, pero no se podía evaluar si era competenteo no, debido a que no se tenía establecido cómodeterminar las habilidades, actitudes y mucho menos losvalores que debía poseer el estudiante para saber si estabao no capacitado. Ruiz-Tagle, (2007) argumenta que la grandiferencia de este enfoque, con respecto al tradicional, esque la competencia no proviene solamente de la aprobaciónde un currículo basado en objetivos cognitivos, sinode la aplicación de conocimientos en ambientes reales.Una competencia busca plasmar la capacidad de transferiry aplicar habilidades, conocimientos y destrezas anuevas situaciones y ambientes, con esto se logra formarindividuos con formación pertinente al contexto real, enel cual todos en algún determinado momento deberánestar demostrando que son aptos para desempeñar unaactividad. Esto hace que surja la siguiente interrogante:¿Qué es lo que realmente impulsa a las instituciones educativasa emprender un proceso de actualización en susmapas curriculares? La respuestas es, ofrecer programasacordes al contexto.A partir de los nuevos enfoques para administrar unprograma educativo, como lo es el enfoque por competencias,se exige que en las escuelas se genere una relaciónefectiva entre la educación con el mundo laboral, estocon el fin de satisfacer lo que el contexto requiere.Específicamente, las instituciones de educación superiordeben generar a lo largo de su existencia estrategias paratener mejores resultados en los procesos de aprendizaje.Lopera, (2010) menciona que las universidades, comoinstituciones de educación superior tienen tres funcionesfundamentales: producir, conservar y difundir elconocimiento. Y deben hacerse consientes de la complementariedadentre la investigación formativa y ladocencia como eje de un modelo pedagógico coherentecon el desarrollo educativo de la disciplina que tiende ala construcción de la modernidad, pero sobre todo de lapertinencia de los contenidos curriculares.Para ello, es necesario que desde el aula el profesor seaun guía que mediante el uso de distintas metodologíasactivas e investigadoras, participe interactivamentecon el alumno en su proceso de aprendizaje. Camacho,González, Madrid, Marchena y Martínez, (2009) señalanque estos procesos deben impactar en la formación delos estudiantes, pero sobre todo que las universidadesmantengan la currícula actualizada acorde a los requerimientosdel entorno laboral moderno, esto a través de unproceso de reflexión-acción, de un análisis en diferentesfuentes de información acerca de los requerimientos delentorno laboral y las tendencias en la oferta de trabajo conuna visión global; lo cual se puede lograr si la formaciónacadémica universitaria es de calidad. En este sentidovale la pena mencionar que el término de calidad se vaa entender dependiendo de la postura y el propósitode quien reflexiona sobre ella, así como del sujeto o elcontexto sobre el cual se considere.El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación(INEE) afirma que, un sistema educativo puedeconsiderarse de buena calidad si cubre las siguientescondiciones: 1) eficacia (interna y externa): la cual hacereferencia a la medida en que se logran los propósitoseducativos; traduciéndose en indicadores de rendimientoo de éxito; 2) eficiencia y suficiencia: entendida como lamanera correcta en que se utilizan los recursos disponibles(humanos, materiales, económicos, administracióndel tiempo); 3) equidad: referida al logro de los propósitospor el mayor número posible de personas, tomando encuenta las desigualdades de origen (individual, familiar,escolar, estatal, regional) para adaptar la metodología oprocesos a cada situación ofreciendo las adaptaciones oapoyos requeridos para los propósitos planteados.Por otro lado se encuentra la dimensión número 4)pertinencia y relevancia: considerada como la forma enque los resultados corresponden con las expectativas ynecesidades sociales y del ámbito académico, es decir,la estrecha relación que debe existir entre lo que los estudiantesdeben aprender y lo que la sociedad demandade las profesiones; y por último el 5) impacto: que serefiere a cuando los aprendizajes que desempeñan losestudiantes tienen una vigencia temporal de largo plazo.En el caso particular de los programas educativos endiseño gráfico; son las figuras encargadas de diseñar,administrar y evaluar la currícula quienes tienen laresponsabilidad de analizar las nuevas tendencias delperfil profesional que debe poseer un diseñador gráfico.La intención primordial de esa búsqueda y de ese análisises alinear el perfil de egreso de los futuros diseñadoresgráficos a las exigencias del entorno.Actualmente las organizaciones valoran en el diseñadorgráfico la creatividad para construir propuestas que solucionenproblemas de comunicación visual, pero porsu formación y condición de comunicador que utilizacódigos y por dominar las nuevas tecnologías de la comunicación,está llamado a captar y a desarrollar oportunidadesde trabajo más allá del proceso creativo solamente.El diseñador no debe ser sólo un ejecutante de técnicasy métodos, sino que pueda ser un activo partícipe de losprocesos de cambio cultural en las organizaciones; unprofesional capaz de enfrentar situaciones de contextosdiversos, comprendiendo cada problemática y actuandopara resolver con sus proyectos de diseño las distintasvariables económicas, culturales, de mercado y otras queel propio entorno contiene.Zapata, (2006) apunta que el diseño gráfico como disciplinaestá condicionado a la capacidad de superar la barreraprofesional y a considerar la producción como objetivoúltimo de la acción proyectual. Esta reflexión, nos invitaa repensar cuáles son las competencias profesionales quedebe dominar un diseñador gráfico, no sólo aquellas queson y serán por siempre indispensables; como lo son lacreatividad, apreciación estética, capacidad de análisisy de abstracción así como la capacidad de resolver problemasde comunciación visual.Consentino y García, (2008) piensan que la tendenciapara el diseñador gráfico debe ser a través de una formaciónintegral que permita la relación e interacción conotras áreas (multidisciplinariedad) y/o estándares de lamodificación, aún cuando se pueda tener un área de especializacióne integrar disciplinas que tradicionalmentese encuentran compartimentadas para generar nuevosperfiles profesionales.La economía actual y las realidades sociales y culturales,hacen que el diseño gráfico abandone el planomeramente creativo situándolo en un nuevo estatus. Unprofesional del diseño debe comprender que para serpertinente al entorno laboral no debe capacitarse soloen el aspecto técnico-instrumental; por ello la relevanciaque en los programas de cursos de las licenciaturas endiseño gráfico se implementen, como recurso didáctico,proyectos formativos integradores que permitan laorientación y guía del docente al alumno, pero ademásestimulen la participación activa del estudiante en elproceso de aprendizaje, es decir, que el diseño curriculargenerado desde las universidades no busque un trabajoy aprendizaje estático, sino enmarcar el aprendizaje yformación superior con actividad continua, innovadorae investigativa, donde se evidencie la transversalidad delos saberes, con el propósito de contribuir a la formaciónintegral de un profesional.Hipogrosso, (2006) señala que en las aulas es necesariopensar en proyectos de diseño que pongan en juegovariables económicas, políticas, culturales, históricas yempresariales. Lo cual significa que el diseñador debeconocer el entorno en el cual desempeña la profesiónmás allá del proceso de diseño para expandir su perfilprofesional hacía la generación de ventas, de empleos ycontribuir a elevar las utilidades de las empresas que contratensu servicio, esto a través del diseño de proyectosgráficos; permitiendo con ello además generar una culturay respeto hacía el ejercicio profesional del diseño gráfico.Ariza, Silvia y Valadez (2009) proponen como elementofundamental para definir el perfil del diseñador gráficodentro de las universidades, lo que ellos llaman: estudiosdel diseño; en los cuales se traten de integrar la historia,teoría y crítica del diseño gráfico así como los aspectosadministrativos y económicos que conllevan la prácticade esta disciplina.Frascara, (2000) agrega que el diseñador gráfico debeser partícipe de equipos multidisciplinarios dedicadosa mejorar el bienestar de la gente, apoyándose en granmedida en las competencias de otras disciplinas. En relacióna esto Giard (2006) propone que, en la educación deldiseño se pueden incluir los siguientes puntos: proyectosde diseño, casos de estudio, reportes de los estudiantes,emprendedurismo y vinculación con las empresas.Todo esto demuestra que los programas educativos endiseño gráfico deben considerar la inclusión en los camposde acción que permitan al futuro diseñador no solodominar la parte técnica y práctica del diseño, aspectosque por supuesto son fundamentales pero igualmenteimportantes son los conceptos y métodos de áreas comosociología, psicología, ciencias de la educación, economía,administración y marketing; sin descuidar la éticaprofesional y los valores democráticos de la sociedad.Se sugiere para lograr ese nivel de dominio-técnico ypráctico- incluir en los programas de curso, proyectosintegradores multidisciplinarios, en los cuales se considerenlas competencias específicas y genéricas que elestudiante de diseño gráfico debe poseer de acuerdo alperfil de egreso, siendo reconocidas y evaluadas a travésde productos que vayan evidenciando tanto los saber conocer,hacer y el ser. Tomando en cuenta que al desarrollarel proyecto el estudiante tendrá la oportunidad de realizaruna integración de competencias y así ganar seguridaden el desempeño de los alumnos en escenarios reales.Sánchez y Aguilera, (2010) mencionan que debido a laglobalización de las economías y su constante movimientose impuso la necesidad de controlar y elevar la calidadde la producción y de los productos. Este fenómeno tambiénse ha extendido hacia la educación, ya que las institucioneseducativas forman recursos humanos, lo cualobliga a la reflexionar sobre el proceso de aprendizaje,los contendidos y métodos de enseñanza. De ahí, precisamentees que se debe lograr que maestros y alumnosparticipen en una manera más comprometida durante elproceso de enseñanza aprendizaje, puntualizando en eldesarrollo de las competencias laborales donde no sólo esimportante el aprendizaje formal, sino también el derivadode la experiencia en situaciones concretas de trabajo.Entre la sociedad y la universidad, se deben dar lascondiciones óptimas para que los estudiantes puedanrealizar prácticas profesionales en escenarios actuales,ya sea en el sector público, privado o social, pero ademásde ello que en esos escenarios se trabaje bajo ambientesmultidisciplinarios; esto con el fin de que el estudiantefuturoprofesional del diseño gráfico-logre trascenderla barrera de solo trabajar para crear y aporte valor enotros ámbitos, poniendo en práctica lo que sabe de otrasáreas como puede ser: mercadotecnia, comunicación ymedios masivos, administración, costos y presupuestos,ventas; entre otros.La enseñanza del diseño debe asumir su importanteactuación como responsable de crear contenidos curricularesapegados a las necesidades que el entorno requierede un profesional del diseño, por ello como se mencionóen líneas anteriores, es necesario que exista una verdaderavinculación entre los sectores productivos paraestar al tanto de que se está exigiendo de los egresados.Sánchez y Aguilera, (s.f.) apuntan que la sociedad señalaconstantemente de lo que se enseña en las institucioneseducativas, sobre todo en el ámbito del diseño gráfico,no es lo que se requiere en el ámbito laboral actual, y queno existe congruencias con las necesidades sociales y laformación de los estudiantes.El camino hacia la transformación y la mejora de lasestructuras de aprendizaje para alumnos y docentessiempre implica un reto, pero gracias a las acciones demejorar es como se logra avanzar hacia el aseguramientode la calidad educativa.Con lo anterior se puede concluir que es relevante que lasinstituciones de educación superior conozcan las necesidadesy tendencias de los profesionales del diseño gráfico,esto significa plantear perfiles de egreso coherentes alas exigencias del contexto real, siendo necesario crearestrategias de aprendizaje para incorporar cada una de lascompetencias necesarias mediante proyectos formativosintegradores y multidisciplinares que permitan verificarla calidad de lo que se está enseñando y a su vez evaluarlo que el estudiante está aprendiendo.Referencias bibliográficas

Aguilera, J. & Sánchez, M. (2010). La enseñanza del diseño gráfico enbase a las competencias profesionales. Documento presentado en elIV Encuentro Latinoamericano de Diseño, Buenos Aires, Argentina.Ariza, A., Silvia, V. & Valadez, C. (2009). Contenidos formativos deldiseño en la actualidad. Documento presentado en el IV EncuentroLatinoamericano de Diseño 2009, Buenos Aires, Argentina.Camacho, C., González, M., Madrid, O., Marchena, M. & Martínez, C.(2009). Resultados de Innovación Educativa. El Enfoque de CompetenciasProfesionales (Eds.), Rediseño Curricular del ProgramaEducativo de Licenciado en Diseño Gráfico del Instituto Tecnológicode Sonora. (1era ed., pp. 89-97). México: ITSONFrascara, J. (2000). Diseño gráfico para la gente. Comunicaciones demasa y cambio social. Argentina: Ediciones Infinito.Giard, J. (2006). Delta Knowledge: Its Place and Significance in DesignEducation. EUA: Arizona State University.Hipogrosso, E. (2006). El rol de los sistemas educativos en la implantaciónde los procesos de diseño. Documento presentado en el IEncuentro Latinoamericano de Diseño, Buenos Aires, Argentina.ITSON (2002). Evaluación del aprendizaje bajo el enfoque por competencias.Cd. Obregón, Sonora: Tapia, C.Lopera, M. (2010). Modelo de Operativización de las líneas deinvestigación en diseño, como dinamizadoras de la investigaciónformativa desde los proyectos de aula. Documento presentado en elV Encuentro Latinoamericano de Diseño, Buenos Aires, Argentina.

Abstract:

Currently working and social requirements, demanddifferent skills to graphic designer. It is not enough to be creative;hence that universities should be clear in what the workplace requiresto a graphic designer.The new professional profiles tend to apply multidisciplinaryworking skills; Additional to the domain of technical and practicalitems that are basic in design, so that universities must provide forthe future professional what is necessary to be relevant to the laborand social environment.

Key words:

Graphic Designer - Professional profile - School of design- Multidisciplinary - Work environment.

Resumo:

Atualmente as exigências de trabalho e sociais, demandamdiferentes concorrências ao designer gráfico. Já não é suficiente sercriativo; daí que as universidades devem ter claro ¿Que exige o campode trabalho a um designer gráfico?.Os novos perfis profissionais tendem a solicitar concorrências detrabalho multidiciplinar; adicionais ao domínio dos rubros técnicospráticosque são básicos no designer, de maneira tal que nas universidadesdeve ser provisto ao futuro trabalhador profesional donecessário para ser apropriado ao meio de trabalho e social.

Palavras chave:

Designer gráfico - Perfil profissional - Escola dedesign - multidisciplinar - Meio de trabalho.(*) Crystal Esther Camacho Bobadilla. Profesora Investigadora deTiempo Completo adscrita al Dpto. De Computación y Diseño delInstituto Tecnológico de Sonora (2010) México. Lic. en Diseño Gráfico.Universidad del Valle de Atemajac (2002). Mtra. en Educación. InstitutoTecnológico de Sonora (2010). Miembro del Cuerpo Académico:Comunicación y Diseño. Claudia Erika Martínez Espinoza. ProfesoraInvestigadora de Tiempo Completo adscrita al Dpto. De Computacióny Diseño del Instituto Tecnológico de Sonora (2008), México. Lic.en Diseño Gráfico. Universidad del Valle de Atemajac. Mtra. enAdministración con especialidad en Mercadotecnia. Tecnológico deMonterrey. Miembro del Cuerpo Académico: Comunicación y Diseño.Carlos Ubaldo Mendivil Gastelum. Profesor Investigador de TiempoCompleto adscrito al Dpto. De Computación y Diseño del InstitutoTecnológico de Sonora, (2011) México. Lic. en diseño gráfico por elInstituto Tecnológico de Sonora (2007). Mtro. en Administración enel Instituto Tecnológico de Sonora (2010). Profesor investigador delInstituto Tecnológico de Sonora y miembro del Cuerpo académico deDiseño y Comunicación. Enrique Vidal Méndez. Profesor Investigadorade Tiempo Completo adscrito al Dpto. De Computación y Diseñodel Instituto Tecnológico de Sonora. México. Lic. en Artes Visuales.Universidad de Guadalajara. Mtro. en Estética y Arte. UniversidadAutónoma de Puebla.


Nuevos perfiles profesionales del diseñador gráfico fue publicado de la página 150 a página153 en Actas de Diseño Nº19

ver detalle e índice del libro