1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68 >
  4. Análisis de la película Matrix

Análisis de la película Matrix

Majnemer, Matías; Sparks, Mariana; Avollio, Belén

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68

ISSN: 1668-5229

Ensayos Contemporáneos. Edición XIV Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2014. Ensayos sobre la Imagen. Edición XVI Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2014

Año XII, Vol. 68, Julio 2015, Buenos Aires, Argentina | 134 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

El presente ensayo se desarrollará en torno al análisis de la película Matrix (1999) dirigida por Andy y Lana Wachowski y diversas teorías históricas y filosóficas planteadas por autores seleccionados para dicho fin.

A través del análisis de este film, es posible advertir similitudes con cuestionamientos filosóficos y culturales dado que, a pesar de mostrar hechos fuera del alcance de la imaginación, la trama se vincula en forma notoria con cuestiones estudiadas por distintos autores que plantean teorías que pueden verse retratadas de forma implícita en esta película.

Los tres vectores utilizados como ejes de la investigación son realidad o ficción analizados desde Descartes y Berger y Luckmann; influencia de la mayoría según Guy Debord y, concepción de la libertad por Erich Fromm, entre otros. Estos diferentes lineamientos serán utilizados en forma complementaria para analizar la película en cuestión.

En este thriller de acción desarrollado en el futuro, coexisten dos realidades: una que consiste en la vida cotidiana, denominada Matrix y otra de trasfondo, representada por los habitantes de Zion. El significado de Matrix o matriz según la Real Academia Española es la “figura de la madre universal o el molde que sirve para fundir ciertos objetos. Sinónimo de útero”.

Este concepto representa uno de los vectores utilizados a lo largo de este ensayo.

Desarrollo

¿Realidad o ficción?

La pregunta problema a plantearse es ¿cómo se distingue la realidad de los sueños? En su discurso del método, el autor intenta resolver el problema poniendo en duda todo lo que conoce “considerando que todos los pensamientos que nos vienen estando despiertos pueden también ocurrir durante el sueño, sin que ninguno entonces sea verdadero, resolví fingir que todas las cosas que habían entrado en mi espíritu no eran más verdaderas que las ilusiones de mis sueños”.

En la película también se plantea esta duda entre la realidad y la ficción en la que podemos ver representado al autor en la figura de Neo o Mr. Anderson, a quien le atormenta la misma sensación. (Bonicalzi, 1990) Neo está buscando la verdad acerca de algo llamado “Matrix” de lo cual solo ha oído hablar en voz baja y sin mucha seguridad. Al presentarse Morfeo con Trinity y el resto de su tripulación le plantea una disyuntiva que le genera una gran incertidumbre. “¿Neo, alguna vez has tenido un sueño que pareciera realidad? ¿Qué tal si no pudieras despertar de ese sueño Neo? ¿Cómo sabrías la diferencia entre esos sueños y la realidad?” Según Berger y Luckmann (1996) la realidad se construye socialmente. Son fenómenos externos a los sujetos y el conocimiento es la información de las características de esos fenómenos. Realidad y conocimiento se relacionan a partir del proceso en que un cuerpo de conocimiento sobre un fenómeno determinado queda establecido socialmente como realidad.

Objetos diferentes aparecen ante la conciencia como pilar esencial de las diferentes esferas de la realidad. La conciencia es capaz de moverse en diferentes esferas de realidad; así, la conciencia del mundo consiste en realidades múltiples. Cuando se pasa de una realidad a otra se experimenta en esa transición un impacto. Entre las múltiples realidades existe una que se presenta como la realidad dominante, la suprema realidad.

Esta es la realidad de la vida cotidiana y es planteada como una realidad estructurada, que está constituida por un orden de objetos que han sido designados antes que Neo apareciera.

Uno de los conceptos más citados de Descartes es su famoso dualismo que explica a través de la oposición entre el alma y el spirit o mente. Sostiene que no está en su cuerpo “como un piloto en su navío, sino tan estrechamente unido y confundido y mezclado con él” formando un todo. Con esto busca explicar que mente y cuerpo dependen el uno del otro (Bonicalzi, 1990).

A esto hace referencia el personaje de Morfeo quien en la trama sostiene que el cuerpo no puede vivir sin la mente.

La representación más gráfica es la escena donde Morfeo le enseña técnicas de lucha a Neo y luego de que este se frustrara tras varios intentos fallidos le dice que libere su mente y le hace una señal desafiándolo a que pruebe una vez más.

Otro famoso personaje con el que se puede trazar un paralelismo es el Príncipe Sigmundo de la obra La vida es un sueño de Calderón de la Barca (1953), donde el personaje es sometido a un sueño profundo en el que cree que sus actuaciones antes y después del sueño nunca fueron realizadas, por lo que su percepción de la realidad se ve afectada pero a diferencia de Neo que despierta luego de vivir desde que tiene noción de ser en la Matrix, Sigmundo es inducido mediante la utilización de un narcótico en ese sueño para modificar su realidad.

Tanto en Matrix como en el Estado moderno, las teorías de globalización tan cambiantes y opuestas entre sí, responden a una noción social. A partir de las relaciones y diferencias en el control de las conductas del sujeto y a pesar de los esfuerzos de algunos por evitarlo, el mundo posee identidades que han sido impuestas mucho antes de la conformación de la sociedad moderna. Por ejemplo la implementación del dinero (en su momento el oro y previo a eso la sal), el imaginario colectivo lo admite de tal forma, por lo que es considerado una realidad y aunque exista una oposición por parte de unos pocos, son conceptos ya asimilados y de frecuente uso en el mundo actual.

Según se puede apreciar en las reflexiones de los distintos autores que se han abordado a lo largo de este primer vector, se puede observar que la concepción de realidad o realidades es la decisión social de avalar una de las mismas como verdad y también es un tópico presente a lo largo de toda la película, aunque con mayor énfasis en el comienzo cuando se plantea la salida de Neo de la Matrix para confirmar que toda su vida fue un sueño.

La libertad

Como se menciona anteriormente, otro de los ejes de este ensayo gira en torno a la concepción de la libertad en la película.

El ser humano es capaz de discernir diferentes tipos de libertades, o por lo menos, atribuirle a esta palabra múltiples significados. Libertad de acción, de pensamiento, de expresión.

Libertad física o mental. Una sola palabra que engloba muchas definiciones.

Como ya se expuso, Matrix no es una película que haya sido creada por la mera necesidad de entretenimiento sino que, se puede inferir, buscó llevar al espectador a la reflexión. Es por esto que no se puede hablar de un solo tipo de libertad o la sola falta de esta. Y es por esto mismo que no se puede seleccionar una sola escena para analizar bajo este vector, ya que toda la película postula este tema como central.

Matrix muestra continuamente un conflicto entre una concepción que postula que el hombre y todo lo que lo rodea está predeterminado, y el concepto de libertad. Este determinismo sostiene que el hombre tiene un destino prefijado del cual no puede escapar y hacia el cual conducen todas sus decisiones y acciones. Existen muchos autores que se oponen a este pensamiento, mientras que otros lo toman y le dan su impronta. Por su parte, Erich Fromm, sostiene en su libro El miedo a la libertad (2008) que existen tres formas de escapar a la libertad: el autoritarismo, la destructividad y la conformidad autómata. Sin duda, dos de estos tres escapes describen de manera casi perfecta el tema de la película, el cuestionamiento en torno al cual gira.

El concepto de autoritarismo como forma de evasión de la libertad responde al hecho de que los hombres, según Fromm, buscan evitar la realidad fusionándose con otros, convirtiéndose en parte de un sistema, un todo mayor. Sin embargo, no necesariamente el hombre debe someterse y ser complaciente con los demás para que se considere que le escapa a la libertad. Fromm sostiene que también aquella persona que tiene el poder, el autoritario, deja de ser libre, al menos, mentalmente.

La destructividad, si bien no podría explicar del todo lo que postula la película sobre el concepto de libertad, merece una breve explicación. Es la destrucción por parte del autoritario, de todo aquello o aquel que tenga la capacidad de dañarlo.

La tercera vía es la de la conformidad autómata. Dado dicho tipo de determinismo, el hombre se movería y actuaría camuflándose con el resto de la sociedad. Es decir, que se encontraría en la disyuntiva de elegir actuar como quiere o hacer lo que hace el resto. Finalmente va a optar por seguir los pasos de la mayoría.

Este tipo de determinismo es el que puede explicar la película.

Como se menciona previamente, no existe una escena en particular, sino que todo el film está destinado a resolver este conflicto. El conflicto del personaje principal, Neo, entre luchar por rescatar al resto de las ataduras del sistema y arriesgarse a que no quieran ser rescatados. Esta problemática ejerce gran presión en dicho personaje, por lo que puede ser explicado a través de la tercer vía de evasión de la libertad. Una evasión inconsciente sin duda, pero que, según Fromm, va a actuar de manera determinante en la mente del ser humano (Fromm, 2008).

A pesar de la existencia de diversos opositores a esta teoría, existe otra que, si bien maneja otro plano, comparte ciertas características y es pasible de explicar el problema de la libertad o falta de ella en la película.

Esta teoría es la que postula las diferentes estructuras de dominación estatal sobre la cual se explayan diversos autores, siendo Weber el más importante. La misma, la de los tipos puros de dominación legítima, sostiene que los hombres o la sociedad obedece por distintas razones o motivaciones a diversas relaciones sociales de dominación. Si bien la intención de Weber era la de mostrar las formas de dominación de la sociedad desde el punto de vista de la relación entre los ciudadanos y el Estado o las instituciones, es posible explicar la película desde este punto de vista, ya que, a pesar de que sea otro plano, es indudable que se ejerce una dominación de la sociedad. Las formas cambian, pero el fondo es similar.

Esta teoría explicita que existen tres tipos de dominación, a saber, la tradicional, la legal o racional y la carismática. La primera responde a que el hombre obedece debido a que las órdenes que recibe son de tiempo inmemorial, le vienen dadas, las toma como costumbre. La segunda, legal o racional, sostiene que la obediencia se debe a un estatuto establecido racionalmente; mientras que la tercera, la carismática, es un tipo de dominación en la que se le atribuyen a un individuo cualidades sobrenaturales que hacen que sea elegido como jefe o guía. Weber busca ir más allá con el tema, y sugiere un cuarto tipo de dominación a la cual denomina “hierocrática”.

Dicha dominación está sustentada en la coacción psíquica. Evidentemente en la película Matrix existe una dominación de la sociedad que puede ser explicada si se transpola esta teoría al plano de la realidad implantada. Es decir que existe una dominación de la sociedad, pero que va más allá del carisma o de las costumbres. Pasa por el control mental para crear o facilitar la dominación. Por la implantación de una realidad que va a funcionar como limbo, estado en el que se puede controlar al ser humano sin necesidad de utilizar las herramientas que menciona Weber y que citan muchos otros autores (Portantiero, 1993).

Sin embargo, el análisis de Matrix puede hacerse no sólo desde una base filosófica sino también literaria. No es anormal encontrar en un arte referencias a otro arte. En este caso, se puede observar que la película postula el tema de la libertad como ya se ha postulado en ciertas obras literarias, por ejemplo, en La invención de Morel, de Adolfo Bioy Casares (1940).

Dicha obra narra en primera persona la historia de un condenado a cadena perpetua que se escapa y busca refugio en una isla. En la misma, aparentemente desierta, puede observar a ciertas personas que repiten acciones y diálogos y que parecen no verlo. Este suceso extraño lo lleva a investigar y descubre que lo que en realidad ve es la proyección de imágenes en movimiento de personas que repiten las acciones, sentimientos y diálogos de una sola semana en el tiempo.

Esto esta notoriamente relacionado con la película en cuestión, y si bien no se puede asumir que sus productores se hayan basaron en la novela mencionada, es posible encontrar un punto en común. La pregunta más clara es: el espíritu de la persona, ¿se puede replicar en otra realidad? ¿Está el ser humano condenado a vivir eternamente en un recuerdo subjetivo? Desde este ensayo se sostiene que es probable que así sea.

Influencia de la mayoría

El último vector elegido es el análisis sobre la influencia de la mayoría, la cual puede verse reflejada en toda la trama de la película. Es posible observar cómo se anula el poder de la decisión individual para tornarse en un voto más de la decisión colectiva, según los intereses de la mayoría.

Dentro de este planteamiento, aparecen cuestiones como el conformismo y la incertidumbre. Ante el hecho de tener que tomar una decisión, muchas personas se enfrentan a la incertidumbre de qué rumbo tomar, tener el poder de razonamiento y la valentía para embarcarse en su propia convicción o dejarse anular y seguir el camino más convocado, el de muchos.

Al seguir este último, se encuentra el beneficio de la aprobación, incrementando la aceptación e influencia social, y evitando tener discusiones y discrepancias con el resto. También se ahorra tiempo y energía basando nuestra elección en pautas o normativas sociales. Ahora bien, en el sendero opuesto, los efectos negativos pueden conducir a la degradación de la autoestima personal, produciendo una discrepancia y malestar que puede ser soportado a corto plazo, pero que con el tiempo se verá reflejado en un cambio de actitud.

Caer en el conformismo lleva a la repulsión de la mayoría, ya que muchos esperan una actitud confrontadora y discrepante, con decisiones únicas y creativas, adaptando las situaciones a la propia forma de pensar. En este sentido, el experimento de Asch (1951) fue desarrollado para demostrar el poder de la conformidad en los grupos con el objetivo de estudiar las condiciones que inducen a los individuos a permanecer independientes o a someterse a las presiones del grupo cuando estas son contrarias a la realidad. El resultado obtenido fue que los participantes se dejaron llevar por la opción errónea para eludir la presión que les provocaba el hecho de discrepar con la decisión del resto, aún sabiendo que no era la alternativa correcta.

Según la Real Academia Española, se define influencia, a la acción y efecto de influir; persona con poder o autoridad con cuya intervención se puede obtener una ventaja, favor o beneficio.

En este punto es donde podría comenzarse a pensar sobre el poder que se le otorga consciente o inconscientemente a la otra persona para que pueda modificar las propias elecciones, y así pensar en el límite entre el derecho individual y el derecho del otro, en la forma en que ese otro actúa para obtener nuestro apoyo, y por consiguiente en el grado de coerción que se aplique.

Noelle Neumann, en su libro La Espiral del silencio (1977), aborda la opinión pública como una forma de control social en la que los individuos adaptan su comportamiento a las actitudes predominantes sobre lo que es aceptable o no, teorizando sobre la posibilidad de aislamiento del individuo que exprese una ideología diferente. Así, la espiral del silencio parte del supuesto básico de que toda persona le teme al aislamiento, por eso, al momento de expresar sus opiniones, primero trata de identificar el resto de las ideas, para así sumarse a la mayoría. En este punto, el rol fundamental lo tienen los medios de comunicación como fuente de información para definir el clima de opinión, el cual se define por decantar las tendencias hacia una determinada opción. Este se ve representado en opiniones y votos. Según la autora alemana, el clima de opinión funciona como un fenómeno de contagio, dado que la opción mayoritaria se expande rápidamente por toda la sociedad.

Estos formadores de información y por consiguiente de opinión, pueden verse reflejados en Matrix y en lo que Louis Althusser (1969) denomina aparatos ideológicos de Estado.

Sin lugar a dudas, este film puede ser objeto de un profundo análisis sobre la libertad del individuo, los límites, sus actitudes y los medios de información que lo forman como ser racional.

Conclusiones

Al analizar la película Matrix, es muy variada la interpretación que puede realizarse ya que desde una visión simple se puede conjeturar que su intención es meramente la de entretener, pero al profundizar sobre el desarrollo de la historia se evidencian diversas críticas al modelo capitalista y a la “prisión” que puede sufrir el ser humano al dejarse llevar por el colectivo llamado sociedad. Las ataduras de un sistema que oprime la libertad y no permite el completo desarrollo del individuo como tal, con sus sentimientos, pensamientos y personalidad moldeadas desde su nacimiento para facilitar su dominación. Es para ese fin que las máquinas han doblegado a la humanidad, haciendo que estos vivan en un estado de somnolencia mientras sueñan y se realiza el control de posibles fallas mediante los agentes liderados por Smith.

Bibliografía

Althusser, L. (1965). Para leer El capital. México: Siglo XXI.

Asch, S. (1974). Fuerzas de grupo en la modificación y distorsión de juicios. En J.R. Torregrosa y E. Crespo. (comps.). Estudios básicos de la psicología social. Barcelona: Hora.

Berger, L. y Luckmann, T. (1966) La construcción Social de la Realidad. Buenos Aires: Amorrortu Ediciones.

Bioy Casares, A. (1940). La invención de Morel. Buenos Aires: Losada.

Calderón de la Barca, P. (1953) La Vida es un sueño. Buenos Aires: Editorial Marcos Sastre. Segunda Edición.

Descartes, R. (1990). Pasión de la Ciencia: Descartes y el nacimiento de la psicología. Milán: Editorial Jaca.

Fromm, E. (2008). El miedo a la libertad. Barcelona: Paidos.

Neumann N. (1977). La Espiral del silencio. Opinión pública: nuestra piel social. Barcelona: Paidos.

Portantiero, J. C. (1993). La sociología clásica. Durkheim y Weber. Buenos Aires: Ceal.


Análisis de la película Matrix fue publicado de la página 20 a página23 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68

ver detalle e índice del libro