1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68 >
  4. Análisis de la película La Ola

Análisis de la película La Ola

March, Alan

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68

ISSN: 1668-5229

Ensayos Contemporáneos. Edición XIV Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2014. Ensayos sobre la Imagen. Edición XVI Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2014

Año XII, Vol. 68, Julio 2015, Buenos Aires, Argentina | 134 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

El siguiente trabajo tiene como objetivo reflexionar acerca de ciertos aspectos involucrados en la película alemana Die Welle (La ola, 2008) que aborda un proyecto estudiantil que tiene como lema la implementación del poder mediante la disciplina, en una clase de autocracia.

Desarrollo

Indudablemente, uno de los temas más representativos que se ve reflejado en esta película es el fascismo, un sistema político, social y económico creado por Benito Mussolini entre el 1918 y 1939 (periodo de entreguerras), que supone al Estado como la unidad suprema. El mismo exigirá la disciplina de las masas frente a la autoridad represiva o coercitiva de sus jefes.

Este orden político se observa en la película analizada, tanto por la situación que se desarrolla como por los antecedentes del mismo país con el régimen totalitario de Adolf Hitler.

Uno de los aspectos más importantes que se pueden destacar de esta comparación, y se podría decir que es la más relevante, es precisamente el uso de la fuerza que efectúa el fascismo para lograr cambios pero que, al mismo tiempo, requiere del apoyo ideológico del pueblo.

Si bien es necesario hacer referencia a la inconformidad que despierta la propuesta en los estudiantes del colegio al principio de la película, cuando comienzan a desarrollar símbolos y lenguajes propios del fascismo para identificarse y, al mismo tiempo, distinguirse del resto de la comunidad estudiantil adaptando uniformes y saludos excluyentes, pasan a convertirse en una organización con un líder con el cual se identifican y respetan, y cuyos rasgos se pueden comparar con la jerarquía fascista de Mussolini.

Por otra parte, la película posee una fuerte relación con lo que Manuel Castells denomina comunidades virtuales, en la medida en que otorga una gran importancia al rol de las nuevas tecnologías en las sociedades actuales. Internet y los nuevos dispositivos digitales como las computadoras, las redes, los teléfonos móviles o smartphones facilitan la interacción entre individuos, permitiendo que los mismos emitan mensajes y reciban los mismos de forma inmediata e instantáneamente.

En esta instancia, se podría sostener que estos nuevos medios o dispositivos que los protagonistas de la película poseían les permitieron organizarse y comunicarse. En la película se ve claramente cómo los jóvenes estudiantes se comunican a través de la red social My Space y envían mensajes de texto en cadena. La película, al ser lanzada en el año 2008, deja de lado nuevas herramientas digitales que se utilizan a diario, como podrían ser las aplicaciones móviles Whatsapp, Facebook o Twitter, que posibilitan una mayor viralización de mensajes, dando como resultado agrupar personas con mismos intereses y objetivos.

Según Castells (2001) la aparición de Internet como un medio de comunicación ha generado una fuerte controversia sobre el surgimiento de nuevos patrones de interacción social. El autor afirma que la formación de comunidades virtuales, basadas principalmente en la comunicación online se ha interpretado como la culminación de un proceso histórico de disociación entre localidad y sociabilidad en la formación de la comunidad.

Castells afirma que la interacción humana limitada geográficamente ha sido reemplazada por un nuevo modelo de comunicación.

Un modelo que deja atrás los límites geográficos y se inserta en nuevas formas de interacción entre individuos.

Nuevas interacciones que permiten mantener en comunicación constante y sin interrupciones a un grupo de personas.

En la película, este grupo de estudiantes se encuentra reunido digitalmente en una red social, compartiendo estados donde todo el mundo puede acceder, sin importar en qué parte del mundo se encuentren. A su vez, con un solo click se puede enviar un mensaje que alcance a decenas de personas en pocos segundos. Este caso se visualiza en la película cuando el profesor de clase manda un mensaje en cadena a sus alumnos para organizar una reunión en la escuela.

La digitalización tiene sus ventajas pero a su vez también tiene sus perjuicios, así es como Castells (2001) en su texto afirma que los críticos de Internet defienden la idea de que su expansión está conduciendo hacia un aislamiento social y una ruptura de la comunicación social y la vida familiar, ya que los individuos se refugian en el anonimato, abandonando la interacción personal en espacios físicos reales. En función de lo que sucede en la película, es posible coincidir con los postulados de los críticos de Internet.

No obstante lo antedicho, en el caso del presente ensayo se desea sostener que Internet es un arma positiva que conduce a la organización, a la propagación de mensajes, ideas y acciones por parte del grupo La Ola. Este grupo a través de Internet se da a conocer y recluta nuevos miembros, creando una comunidad con identidad e imagen propia, sin dejar de lado las normas y conductas que todos deben tener si desean ser miembros de la comunidad.

Las comunidades virtuales son un campo fructífero para estudiar cómo se agrupan los jóvenes en torno a las emociones, tal como ocurre con el grupo La Ola en la película y como desarrollan lenguajes y comunicaciones (tanto similares como opuestas a las que tienen fuera del espacio virtual). En la película los jóvenes del grupo generan un espacio virtual con su propio logo identificatorio, colores representativos e isotipo, gestando gradualmente la personalidad del grupo en cuestión. Fuera de esta comunidad virtual, los jóvenes de la película crean un saludo con el cual se identifican. Según Castells (2001) “las comunidades virtuales son diferentes de las comunidades del mundo físico, pero no necesariamente menos intensas, o menos efectivas en unir y movilizar” (p. 68).

Esta reflexión de Castells puede ser analizada desde la perspectiva de la película. Una de las jóvenes es excluida de la comunidad La Ola por no cumplir con las normas y conductas que el grupo impone hacia los miembros que la componen.

Los participantes tienen un comportamiento online y otro offline. Esto se puede apreciar nuevamente en la película cuando los alumnos utilizan su comunidad digital para realizar propaganda y reclutar nuevos miembros, mientras que en el mundo físico los miembros respetan rangos, uniformes, conductas y disciplinas. En ambas situaciones el grupo se mantiene dinámico. Todos los miembros pasan a ser el todo para uno. De esta forma el movimiento del grupal genera beneficios comunes a todos los miembros y si alguien no respeta la jerarquía es marginado.

Por otro lado, Castells (2001) hace hincapié en el lado negativo que genera dicha digitalización en la sociedad. Introduce el término individualismo como red que constituye un modelo social, no una colección de individuos aislados. Los individuos construyen sus redes, online y offline sobre la base de sus intereses, valores, afinidades y proyectos. Debido a la flexibilidad y el poder de comunicación de Internet, la interacción online juega un papel cada vez más importante en la organización social en su conjunto. Cuando se estabilizan en la práctica, las redes online pueden construir comunidades virtuales, como se mencionó anteriormente.

Para concluir con dicha idea, los conceptos y teorías que plantea Castells fundamentan la importancia de dichas comunidades virtuales a lo largo de la película. Son instrumentos o herramientas que se utilizan a diario en las sociedades para unir, organizar y crear grupos con intereses comunes. Gracias a ellos la dinámica grupal se potencia y sus intenciones se masifican a lo largo de la red digital.

Si se analiza la película La Ola (2008) desde otro punto vista, como por ejemplo desde el que propone el texto El mundo frente a la globalización de Saborido (2003), desde la revolución industrial se pueden observar cambios que han llegado a ser tan contundentes que permiten, hoy en día, tener acceso a todas las actividades cotidianas.

Tal como se observa en la película, una de las principales protagonistas de esta historia intenta desarmar esta organización y en un principio toma la decisión de hacerse a un lado de este proyecto ya que interfiere con aspectos de su vida totalmente ajenos a un proyecto escolar. Al no conseguir con esta actitud que se termine el proyecto, busca otras alternativas para llevar a cabo su plan, y con el uso de una computadora crea folletos para que las personas no se sometan a este tipo de dictadura, por decirlo de alguna forma, y consigue comunicarse de una forma totalmente anónima.

Es preciso resaltar que si bien existe una manera diferente de hacer las cosas, en este caso ir en contra de algo por la vía anónima pero usando herramientas tecnológicas, el resultado es el mismo; en efecto, lo que cambia es la forma de hacer e implementar la comunicación, es decir, si en el pasado hubiese habido una posibilidad de dar un punto de vista por medio del anonimato, el canal de comunicación hubiese sido más largo e implicaría usar más elementos, como por ejemplo, la investigación de un tercero para saber el lugar donde se arrojarían los folletos.

Por otro lado, la revolución informática sobre la cual reflexiona Saborido (2003) expresa cómo el planeta se va convirtiendo de a poco en un escenario único y bastante sólido en cuanto al ámbito económico y social. Esto se puede observar en varias escenas de la película en las que el profesor, gracias al rol que ejerce, se va convirtiendo en un modelo a seguir. Ahora bien, si en esta relación de poder que se construye por medio de un proyecto y que nadie advierte hasta que se llega a las últimas consecuencias, no hubiese habido un medio tecnológico de comunicación, probablemente la recepción de la idea en la que quería enfatizar el profesor no tendría mayor importancia y no hubiera generado actitudes tan relevantes como las que se ven por parte de los estudiantes. Es decir, a medida de que los canales de información, por medio de la tecnología, se intensifican, el impacto del mensaje es más veloz y directo, mientras que con medios convencionales éste habría perdido credibilidad y las relaciones no serían más que las de unos compañeros de clase que se encuentran en un salón aprendiendo algo que tuvo secuelas importantes en su historia.

Para finalizar, es preciso mencionar la reflexión de Nicolás Casullo sobre el Debate modernidad - posmodernidad. Al analizar los hechos presentados y el desarrollo de la película, y el tiempo en el que ésta trascurre, se evidencian intensificados los aspectos de la sociedad actual. Así los protagonistas enfrentan situaciones complicadas en las cuales se ven involucrados y presionados por los diferentes aspectos sociales y de la vida misma, se sienten solos, incomprendidos, sin motivación, sin ningún ideal por el cual luchar, con unas familias que no les prestan atención, y rodeados de gente en su misma o peor situación, egoístas con ellos mismos, así es que todos terminan convirtiéndose en carne de cañón para la ola.

La modernidad, desde la perspectiva de Casullo, expresa lo que el hombre mismo va creando para su vida; así, si antes vivía de una manera tranquila y armoniosa, accediendo a poca información y conociendo sólo con la cultura que envolvía a cada pueblo. Hoy puede observarse todo lo contrario: mucho ruido, mucha gente, una vida muy a prisa bombardeada de muchísima información a veces inútil.

Un fenómeno de cambio, de transición de valores, visión de vida, instituciones, relaciones humanas, conocimientos la cual comienza al final de la modernidad y en los principios de una nueva cultura. Las crisis expuestas o presentadas que se vieron reflejadas en la actualidad en la sociedad y en la ola en general, nos muestra profundas mutaciones en todos los planos. Aparición de actores sociales colectivos, desaparición de otros, caídas de ciertas programáticas utópicas, ingresos de nuevos horizontes de problemas. Lo cierto es que este tiempo de metamorfosis de escenarios en lo económico, político, social, cultural, tecnológico, necesitará un largo tiempo de teorías y acciones que lo interpreten y lo lleven adelante.

Conclusiones

Para concluir, es posible sostener que esta película podría analizarse desde diversos puntos de vista, adoptando una perspectiva predominantemente social, política o, incluso, psicológica. Es una pieza audiovisual con contenidos altamente sensibles a la interpretación personal de cada público.

En el caso del presente se tomaron los tres autores que integraron en mayor y mejor medida aquellos conceptos, ideas y teorías que se adaptaban a la película en cuestión. El análisis de estos conceptos permite comprender la importancia que posee actualmente la globalización y, a través de ella, el avance de los medios digitales y las nuevas formas de organización social, permitiendo romper con las barreras que antiguamente limitaban a las personas organizarse, comunicarse y por sobre todo relacionarse.

Bibliografía

Castells, M. (2001). La galaxia Internet. Reflexiones sobre Internet, empresas y sociedad. Barcelona: Plaza & Janés.

Montenegro, W. (2006). Introducción a las doctrinas político-económicas. México DF: Fondo de Cultura Económica.

Saborido, J. (2002). Sociedad, Estado, Nación: Una aproximación conceptual. Buenos Aires: Eudeba.

Saborido, J. (2003). El mundo frente a la globalización. Buenos Aires: Eudeba.


Análisis de la película La Ola fue publicado de la página 23 a página25 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68

ver detalle e índice del libro