1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68 >
  4. La utilización de la estética en la obra de Tim Burton en favor de la crítica social

La utilización de la estética en la obra de Tim Burton en favor de la crítica social

Satulovsky, Sofía Iara

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68

ISSN: 1668-5229

Ensayos Contemporáneos. Edición XIV Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2014. Ensayos sobre la Imagen. Edición XVI Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2014

Año XII, Vol. 68, Julio 2015, Buenos Aires, Argentina | 134 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

A lo largo de la filmografía de Tim Burton se puede observar la pericia con la que utiliza las formas y colores para componer los ambientes y exteriorizar el interior de sus personajes.

Este mismo recurso es uno de los que también usa para realizar una crítica a la sociedad y plasmar su opinión sobre el mundo real y el fantástico.

En la gran mayoría de las películas de este director se puede observar una dicotomía en la utilización del color. Por un lado puede ser una paleta oscura, basada principalmente en los colores fríos sumados al negro; por el otro, colores saturados y vibrantes con mucha presencia de los primarios, sobre todo del rojo.

Otra de las posibilidades es la utilización de una paleta de colores pastel y, finalmente, puede recurrir al blanco y negro.

Esta dicotomía suele utilizarse para la diferenciación de dos mundos: el real y el fantástico, la vida y la muerte, la actualidad y los recuerdos, por ejemplo. Los objetivos que parecen buscar esta diferenciación son los de la crítica social y la reivindicación de lo fantástico y oscuro.

Lucía Solaz Frasquet, en su tesis titulada Tim Burton y la construcción del mundo fantástico afirma que: Esta es la concepción que encontramos en el cine de Tim Burton, donde la arquitectura y el decorado son personajes que actúan, que expresan sentimientos y nos hablan de los seres que se mueven en ese espacio. Los decorados y espacios arquitectónicos que vemos en sus películas tienen un significado y una función, están siempre conectados con la narración y con la expresión del alma de sus protagonistas. Forma y contenido están lógicamente interrelacionados. Decíamos que el mundo dividido es uno de los temas recurrentes del director. Burton recurre a la diferenciación entre dos formas de diseño, la oscuridad del expresionismo gótico y la brillantez de los dibujos animados, para ilustrar las diferencias entre dos mundos normalmente opuestos. En la plasmación del contraste entre estos dos mundos, el color y el diseño abandonan su dimensión estética para interpretar un decisivo papel expresivo en la historia. (2003, p. 339)

A lo largo de este ensayo se analizará el uso de la forma y el color a lo largo de seis de las realizaciones de Burton, así como el objetivo de esa utilización. Las obras analizadas serán el cortometraje Vincent (1982), Beetlejuice (1988), El joven manos de tijeras (1990), Charlie y la fábrica de chocolates (2005), El cadáver de la novia (2005) y Alicia en el País de las Maravillas (2010).

Desarrollo

El mundo real y el mundo…¿imaginario?

Tim Burton nos propone un choque entre mundos reales y aquellos que parecen imaginarios o de ensueño. El mundo cotidiano de los personajes principales se choca con uno que vive dentro de ellos en el cortometraje Vincent y, de manera bastante diferente pero igualmente introspectiva, en Alicia en el país de las Maravillas.

• Vincent (1982) Ya desde este primer paso en la carrera profesional de Burton se pueden observar las formas y los contrastes entre dos mundos por los que se conoce a Burton en la actualidad. En esta ocasión, la división es entre el mundo real y el imaginario de Vincent.

Al estar el filme realizado en blanco y negro, en el mundo real se puede observar una luminosidad y claridad que contrastan directamente con la imaginación del protagonista. En esa realidad no hay sombras que cubran las paredes blancas, ni que provoquen un corte en la iluminación constante y pareja de las escenas.

Al contrario, en el mundo imaginado por Vincent la oscuridad le gana el terreno a la luz, la cual sólo se cuela para iluminar pequeños fragmentos y crear grandes sombras alargadas y deformadas. Si en la vida cotidiana del protagonista las formas son clásicas sin alejarse demasiado de la realidad humana (más allá de la exageración clásica de las animaciones de Burton), en la vida de fantasía las formas se retuercen, se enrollan, se alargan, los elementos inanimados cobran vida.

Este cortometraje fue utilizado por Tim Burton como una especie de autorretrato, intentando demostrar que lo que