1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68 >
  4. Las huellas de los pioneros en la producción audiovisual contemporánea

Las huellas de los pioneros en la producción audiovisual contemporánea

Vallejos Yunes, Facundo

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68

ISSN: 1668-5229

Ensayos Contemporáneos. Edición XIV Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2014. Ensayos sobre la Imagen. Edición XVI Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2014

Año XII, Vol. 68, Julio 2015, Buenos Aires, Argentina | 134 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción
El cine primitivo británico fue una corriente muy importante durante el final del siglo XIX y principios del siglo XX. Sus referentes y artistas cinematográficos fueron los pioneros en este nuevo arte que apenas tenía un poco de años de su creación como espectáculo público y pago.
La Escuela de Brighton fue la cuna de varios cineastas que lograron crear productos cinematográficos de muy poca duración pero con características nunca antes vistas y que luego cambiarían el rumbo de la industria.
A partir de estas observaciones, se plantea la siguiente hipótesis: el cine primitivo británico y sus características fueron una de las influencias más importantes en lo que es hoy día el cine de género de aventuras y acción. Para corroborar dicha hipótesis, se tendrán en cuenta como objeto de estudio la saga cinematográfica de Steven Spielberg, Indiana Jones (1981 a 2008) y su película, Jurassic Park (1993).

Desarrollo
El cine en sus comienzos era algo totalmente diferente a lo que conocemos como cine hoy día. Noel Burch (1995) explica que existió un Modelo de Representación Primitivo, que se extendió desde 1895 hasta 1917 aproximadamente. Este modelo posee varias características, como la autarquía del cuadro, en el que cada plano es autónomo e independiente y no posee ninguna relación con el anterior o el siguiente; no existía una noción de montaje narrativo y menos de raccord; el uso de planos se limitaba a planos generales y centrados, simulando el escenario de un teatro, el arte madre del cine.
A raíz de este tipo de encuadre y al no poseer sonido, los actores debían exagerar y gesticular lo mayor posible las acciones que realizaban frente a cámara. Como se mencionó antes, al no haber sonido, el uso de rótulos o intertítulos era necesario para explicar o narrar los hechos que sucedían o para mostrar el dialogo que tenía cada personaje. Otra alternativa a esta situación era la presencia de un narrador en la sala que comentaba lo que iba sucediendo en pantalla.
Por último se puede mencionar la circulación de signos, un método para combatir de alguna manera la piratería y el plagio, ya que la justicia no intervenía en esa época al respecto.
Esto consistía en agregar un símbolo o signo que identificaba como marca de autor del director y que señalaba cuál era la “copia” original. Ejemplos de películas pertenecientes a este modelo pueden ser todas las de los hermanos Lumière, que eran simples tomas de paisajes, encuentros familiares o acciones de la vida cotidiana.
Los primeros años del cine primitivo de Inglaterra

Están dominados fundamentalmente por la Escuela de Brighton. Con esta denominación se conoce a un grupo
de fotógrafos profesionales que en Brighton empezó utilizando algunas películas de escenas familiares tipo
Lumière, películas que luego se convierten en pequeños relatos dramáticos, en los cuales van a utilizar nuevas fórmulas narrativas. (Gutiérrez Espada, 1979, p. 176).

Fue en la ciudad veraniega de Brighton donde un pequeño grupo de pioneros tomó participación activa en la naciente cinematografía inglesa. Sus más destacados representantes fueron A. Esme Collin, George Albert Smith, James Williamson, Alfred Collins y Alfred Darling.
Es a partir de esta corriente que el cine británico empieza a tomar un nuevo rumbo. La misma logró construir algo diferente al documental de los Lumière o el espectáculo montado por Méliès. Dentro de ella, se crearon producciones que constituían verdaderos relatos, tomando como base los aportes técnicos de Méliès.
En comparación al estatismo que poseía el Modelo de Representación Primitivo, estos le dan movilidad al relato al adoptar distintos puntos de vista y trasladándose en diferentes decorados con agilidad y dinamismo que aportaban a la película un sentido expresivo que no existía anteriormente. Este uso de decorados de gran variedad, permite a los actores que empiecen a moverse con más libertad a lo largo y ancho del cuadro.
Entre las características de la Escuela de Brighton se pueden mencionar el uso del primer plano y el plano detalle, algo totalmente diferente al plano general al que se acostumbraba a usar, dando un nuevo toque dramático a lo que se quería transmitir en la imagen. Un ejemplo puede ser la película El Gran Trago (J. Williamson, 1901), en el que el uso ingenioso del primer plano crea una de las imágenes más icónicas del cine naciente; luego Spielbierg usaría el mismo tipo de plano en Jurassic Park (1993) para transmitir un momento dramático.
Otro ejemplo a mencionar puede ser el plano detalle del ojo de la abuela que se ve a través de la lupa en La Lupa de la Abuela (G. A. Smith, 1900) y el mismo plano utilizado para el ojo del velociraptor asomándose en la ventana circular en Jurassic Park.
Otra característica fue el uso de la profundidad de campo y de tomas panorámicas. De a poco, estos pioneros se fueron dando cuenta del aporte estilístico y narrativo que podían brindarles estos dos elementos. Este recurso es utilizado con mucha más regularidad en la actualidad, y eso se puede ver en cualquier película, sin importar el género, ya que muchas veces el juego de la profundidad de campo dirige el foco de la acción a un punto de la imagen, dirigiendo a su vez la mirada del espectador.
Esta escuela se caracterizó por ir más allá de lo que todos hacían, y es por eso que uno de los cambios más importantes que introdujo fue el uso de escenarios en exteriores, recurso utilizado mayoritariamente por James Williamson y George Alberth Smith, originalmente fotógrafos de playa, y posteriormente fotógrafos de noticieros en la ciudad de Brighton. El ejemplo que se puede tomar es el de los planos exteriores que se usan en la película ¡Fuego! (J. Williamson, 1901) y cómo en la película Indiana Jones y el Arca Perdida (S. Spielberg, 1981), el empleo de este tipo de escenarios es mucho más intensivo.
Una de las características más destacadas es el uso del travelling, algo totalmente diferente al estatismo que poseía la cámara en producciones más antiguas. El director George Albert Smith utiliza este tipo de movimiento en el conocido cortometraje El beso en el túnel (1899), en el que sitúa la cámara al frente del tren mostrando la entrada y salida del túnel, algo que paralelamente se podría comparar en la escena de Jurassic Park en la que los jeeps están por atravesar el gran arco de entrada del parque.
Otro gran aporte de los pioneros de esta corriente fue la introducción del género persecución, en el que la cámara ya no se contentaba con seguir sólo al héroe, ahora lo mostraba en una carrera contra un villano. Estas escenas de persecución podían variar, ya que podían ser cómicas, como también dramáticas.
Un ejemplo del uso de este tipo de secuencia se observa en A Daring Daylight Burglary (F. Mottershaw, 1903) en
el que se ve como un grupo de policías persigue por distintos escenarios a varios ladrones hasta capturarlos. Este recurso se ve utilizado mayoritariamente a lo largo de las cuatro películas de Indiana Jones, cómo la persecución climática en el desierto en El Arca Perdida, o la persecución en motocicleta en La Última Cruzada (S. Spielberg, 1989).
Por último, se puede mencionar que el uso de técnicas cinematográficas ayudaba a crear ciertos efectos especiales que asombraban al espectador, y más aún cuando iban acompañados con una buena puesta en escena y vestuario, como es el caso de Papá Noel y los Niños (G. A. Smith, 1898). En este film, el director une las tomas en términos de espacio y tiempo, poniendo la nueva imagen de Papá Noel en el techo, sobre el espacio previamente ocupado por una chimenea y al mismo tiempo mostrando cómo duermen los niños. Este cortometraje es considerado como el primer ejemplo de acción paralela. A comparación con las producciones audiovisuales contemporáneas, estos efectos son precarios, ya que el uso de maquillaje y efectos computados permite crear cosas que antes no se podían hacer, logrando ir más allá de lo que el espectador se pueda imaginar. Un ejemplo actual puede ser los efectos especiales utilizados en las escenas finales de Indiana Jones y el Imperio de la Calavera de Cristal (S. Spielberg, 2008) donde se puede ver, por ejemplo, una nave espacial
emerger de un templo en el medio de una jungla, o los dinosaurios animatrónicos de Jurassic Park.

Conclusiones
En conclusión, se puede afirmar que verdaderamente el cine primitivo británico y –en especial– la Escuela de Brighton, dejaron su huella en las producciones audiovisuales contemporáneas de aventura y acción. Se pudo comprobar que el uso de varias características ajenas al Modelo de Representación Primitivo trajo cambios que continuaron generando una evolución en el cine, hasta llegar a los recursos contemporáneos que utiliza la pantalla grande en la actualidad.

Bibliografía
Bakun, L. Apuntes para una historia del Cine. [El rincón del cinéfilo] de:
http://www.elrincondelcinefilo.com.ar/ap_subseccion.php?pagina=1&id_nota=14&seccion=12
Burch, N. (1995). “¿Un modo de representación primitivo?” en: El tragaluz del infinito. Madrid: Cátedra.
Gutierrez Espada, L. (1979) “Tomo 1: 1836-1926” en Historia de los medios audiovisuales. Madrid: Ediciones Pirámide.
Juárez, I. (2009). La Escuela de Brighton. [Mundo cine mudo] de: http://mundocinemudo.blogspot.com.ar/2009/01/los-primeros-anos-de-lacinematografia.html (05/11/14)
Olmos, E. (2011, 23 de mayo). Escuela de Brighton. [Un vistazo a las escuelas cinematográficas] de: http://escuelascinematograficas.wordpress.com/2011/05/23/escuela-de-brighton/
Spielberg, S. (Director) (1981). Indiana Jones y el Arca Perdida. Hollywood: Paramount Pictures.
Spielberg, S. (Director) (1984). Indiana Jones y el Templo de la Perdición. Hollywood: Paramount Pictures.
Spielberg, S. (Director) (1989). Indiana Jones y la Última Cruzada. Hollywood: Paramount Pictures.
Spielberg, S. (Director) (1993). Jurassic Park. Hollywood: Paramount Pictures.
Spielberg, S. (Director) (2008). Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal. Hollywood: Paramount Pictures.


Las huellas de los pioneros en la producción audiovisual contemporánea fue publicado de la página 86 a página87 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68

ver detalle e índice del libro