1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68 >
  4. La vida de un chamán. Milo Lockett

La vida de un chamán. Milo Lockett

Poltrone, Micaela

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68

ISSN: 1668-5229

Ensayos Contemporáneos. Edición XIV Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2014. Ensayos sobre la Imagen. Edición XVI Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2014

Año XII, Vol. 68, Julio 2015, Buenos Aires, Argentina | 134 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

En el siguiente ensayo se abordarán las nociones de la pintura rupestre datadas en el período prehistórico del Neolítico (5000 AC), enfatizando así sus principales características, el surgimiento de las mismas, donde fueron realizadas y por quienes. Para ello cabe destacar el contexto histórico y sociocultural en las cuales fueron realizadas, por eso mismo es que en un primer lugar se desarrollará el Neolítico como tema introductorio. Es necesario resaltar que ya en el Paleolítico se encontraron pinturas rupestres, sin embargo la mayor diferencia que surge es que en el Paleolítico sólo se representaban animales mientras que en el Neolítico además del retrato de animales, comenzó la representación humana.

Por otra parte, se realizará una reseña al reconocido artista plástico Milo Lockett, quien sin estudios universitarios y sin haber terminado los estudios secundarios logró realizar una gran y exitosa carrera como pintor. Siendo reconocido no sólo en su país natal, Argentina, sino también en diferentes partes del mundo. Su mayor puntapié es hacer del arte algo accesible para toda la comunidad, para ello realiza diferentes tipos de eventos accesibles para todas las personas. Es un artista muy solidario con la población. En sus obras se destaca como característica principal la simplicidad de las formas y el uso de los colores puros.

Desarrollo

En el año 5000 AC surge una nueva época, el Neolítico, situada al final del Paleolítico y la Edad de los metales. Se caracterizó por grandes cambios climáticos, lo que trajo aparejado una mejora en la temperatura entre templada y cálida porque los hielos se retiraron a las altas montañas y los polos. Esto determinó que el hombre comience a abandonar las cuevas para vivir al aire libre, lo que provocó un modo de vida sedentario, siendo no solo importante la caza como modo de alimentación sino que también se dedicó a la agricultura y ganadería. Esto no solo provoca cambios económicos sino que también se producen cambios sociales y culturales.

El número de individuos fue aumentando por lo que se comenzó a construir poblados, lo que desembocó en la jerarquización de la sociedad y en una especialización del trabajo, surgiendo así dos nuevos conceptos: a propiedad y el comercio.

Se notó un notable desarrollo en la fabricación de herramientas, cerámica, tejidos, etc.

La aparición de la agricultura hizo que empiecen a organizarse en un mismo lugar, así es como que comienzan a notar los ciclos de la naturaleza, las estaciones del año, lugar donde sale el sol, ver las estrellas y relacionarlas con los animales surgiendo así el zodíaco.

La espiritualidad también se hizo más compleja, los usos y ritos funerarios determinaron que el hombre de Neolítico comenzaba a separar el alma de cuerpo. Los enterramientos se realizaban en tumbas edificadas o excavadas. Se empezaron a adorar a las fuerzas naturales relacionadas con el cultivo de la tierra (sol, lluvia…) por lo que la religión era animista.

Nace el culto a la diosa-madre, diosa de la fertilidad de la tierra que representa el ciclo vegetal y se relaciona también con la fecundidad. Representada por la figura de una mujer joven o bien como una mujer dando a luz.

Los cambios también se desarrollaron en las manifestaciones artísticas, encontramos por todas pares signos ideográficos, esquemáticos y convencionales que indican más que reproducen el objeto. El arte tiende a fijar la idea, el concepto es decir a crear símbolos en vez de imágenes. Las pinturas rupestres del Neolítico interpretan la figura humana a través de simples formas geométricas.

Se destacaron también tres grandes construcciones arquitectónicas dedicadas al culto religioso. El Menhir, piedra erguida y clavada en el suelo, presencia de lo que luego sería un obelisco.

Eran tallados o intervenidos. Luego estaba el Dolmen, compuesto por uno o varios menhires con un dintel en la parte superior. Funcionan como tumbas, muchos Dólmenes generaban un espacio. Por último, se puede mencionar al Crómlech, era un círculo de Dólmenes, arquitectura de grandes dimensiones. Se construyen para un dios.

Dos claros factores determinan el cambio del Neolítico, uno es el paso de la economía del cazador y recolector a la economía del ganadero y agricultor; el otro es la sustitución de la imagen propia de la magia por el sentimiento animista, es decir que todo en la naturaleza tiene que ver con la vida.

(El hecho clave para la transición del período Paleolítico al Neolítico fue que el hombre, poco a poco comenzó a cambiar su modo de alimentación, ya no toma solamente lo que la naturaleza le brinda. Pasó de capturar y recolectar, a producir. Con la agricultura y ganadería dejó de depender del azar de la naturaleza para su alimentación.) (Hauser, 1978).

Las pinturas del Neolítico se desarrollaron en casi toda la zona levantina (territorio cercano a la costa mediterránea) de la Península Ibérica.

Todo tipo de dibujo prehistórico realizado en rocas y cavernas lleva el nombre de pintura rupestre. Estas manifestaciones tienen una antigüedad que data desde 40.000 mil años.

Aunque los animales siguieron teniendo protagonismo se introdujeron figuras humanas. La fauna aparecía junto con el hombre formando escenas de gran dinamismo, por ejemplo en escenas de combates, danzas guerreras, persecución de animales, recolección de alimentos, domesticación de animales y danzas rituales.

La representación humana adquirió gran importancia. El retrato de los hombres tenía como particularidad ser representados desnudos, muchas veces sujetando el arco y las flechas y en otras ocasiones con adornos en diferentes partes del cuerpo. Mientras que la mujer se representaba con el tronco desnudo y con una larga falda que llegaba hasta las rodillas o los pies. La diferencia entre ambos no solo hacía referencia a la indumentaria sino por la representación de los rasgos sexuales. Pese a que estas representaciones eran de gran importancia, tenían siempre un tamaño pequeño.

La forma más frecuente de representar un animal era la figura en silueta plana, comúnmente representaban a los caprinos, cérvidos, equinos y bóvidos, por lo general aparecen solos, estáticos, en estado de alerta, caídos en una trampa, con el cuerpo lleno de fechas e incluso muertos; rara vez aparece la presencia del hombre como cazador. Eran pintados en un solo color, el cual era obtenido de productos minerales. Se utilizaban puros, sin mezclar. Los colores más utilizados fueron el rojo, el ocre, el negro y el blanco.

No existe una intención realista de representación. Los cuerpos humanos y los animales eran pintados exagerando o adelgazando sus extremidades o su cintura, creando así formas irreales que muestran su interés por captar lo vital e instantáneo. En diferentes ocasiones mostraban el cuerpo entero de perfil exceptuando algunas partes que se colocaban en posición frontal.

Reducen las representaciones a las características esenciales y a las actitudes eliminando el resto de detalles. Son pinturas esquemáticas de marcado carácter simbólico, las figuras sufren un proceso de abstracción. El cambio de estilo que conduce a estas formas de arte completamente abstractas depende de un giro general de la cultura, que quizás representa el cambio más profundo en la historia de la humanidad.

Los artistas pintaban a menudo escenas de gran dinamismo.

En su interés por captar el movimiento, formando composiciones en diagonal.

Comienza también el proceso de racionalización del arte: la sustitución de las imágenes por signos y símbolos, abstracciones y abreviaturas, tipos generales y signos convencionales.

La obra de arte ya no es solo una representación del objeto, sino también una representación conceptual; no es sólo una imagen del recuerdo, sino también una alegoría.

La pintura levantina tenía una finalidad mágico-religiosa. Era de carácter narrativo y la intención de los artistas del neolítico era fijar u acontecimiento, narrar u hecho.

Milo Lockett nació el 1 de diciembre de 1967, en Resistencia, capital de la provincia de Chaco. Tiene un taller enorme en su ciudad natal. Allí fue donde comenzó como pintor y donde formó su identidad pictórica, convirtiéndolo en uno de los artistas más reconocidos en la actualidad.

Su vida como artista comenzó luego de cerrar su fábrica textil tras la crisis del 2001. Allí fue cuando decidió dedicarse por completo a la pintura, aquella pasión que lo acompaña desde pequeño. Milo encuentra sus referencias en las obras de Nigro, Jorge de la Vega, Macció y Deira.

Se lo ha comparado en varias ocasiones con el art brut, ya que este no cuenta con los conocimientos de las academias del arte. Milo no tuvo otro aprendizaje más que su propia práctica, tal cual como lo realizan los niños.

Se caracteriza por obras de fácil lectura, ya que es capaz de entenderla tanto un joven como un intelectual.

“Milo es un adelantado, pero por otro lado tiene una imagen de tan alto impacto la gente se siente atrapada, es tan pregnante que no se olvida”. (Anchorena, 2013) Se caracteriza también por realizar extrañas criaturas como por ejemplo hipopótamos, lagartos, elefantes; ya sean rayados, multicolores o más bien deformes en cierto punto. Además realiza figuras humanas con ojos muy grandes y bocas rojas. Para ello utiliza fuertes colores y contrastantes. Sus figuras son muy simples y en muchas ocasiones están acompañadas de palabras o frases.

A pesar de ser uno de los artistas más reconocidos en nuestro país, de ser reconocido internacionalmente y de haber ganado muchos premios, Milo, no pierde la esencia de hombre solidario y humilde. Nunca se olvida de aquel pueblo que lo hizo artista y siempre está preocupado por las necesidades de los demás. Es por ello que se lo considera un hombre con gran solidaridad. Colabora en muchas actividades benéficas, entre ellas: Estampando Geografía (talleres en pueblos del norte argentino), Unicef (numerosos talleres de pintura al aire libre en diferentes festivales), Gira Interminable (chicos con Síndrome de Down realizan murales en jardines de infantes), Red Solidaria junto a Juan Carr y por último está en sus proyectos construir en Resistencia una Casa Garrahan.

Hago muchas cosas por los necesitados que no tienen prensa. Pero cada vez me van a ver más metido en cuestiones sociales. Quiero dedicar mi vida a ayudar. De hecho, en unos años me quiero retirar, quiero dedicarme a la parte social de lleno. (Lockett, 2014)

Obtuvo una gran cantidad de premios.

Conclusiones

Se puede establecer una clara relación entre los temas abordados anteriormente en el ensayo. La Pintura Rupestre del Neolítico y las obras del exitoso artista Milo Lockett.

Por un lado, en el Neolítico se comenzaron a realizar pinturas rupestres en donde aparecieron como gran innovación la simbolización de la figura humana, además de la continuidad de seguir representando animales como se retrataba en el Paleolítico. Es allí donde se relaciona con las pinturas de Milo Lockett, ya que él expresa en sus obras la simbolización de figuras humanas y de animales.

Otro de los puntos en común es que este artista tiene como particularidad realizar obras con espontaneidad, sin una prolijidad extrema y sin haber pensado con anticipación cómo va a quedar la obra. Siendo esta una de las características más importantes en relación a las pinturas rupestres ya que a ellos no les interesaba ni la prolijidad ni cómo debería quedar terminada.

Por otro lado, otra de las concordancias entre ambos temas es la utilización de colores puros, ya que en la prehistoria las pinturas se realizaban con colores obtenidos de productos minerales y Milo en todas sus obras utiliza colores puros, fuertes y muy contrastantes.

La mayor relación que se encuentra es la simplicidad de las formas y signos realizados ya sea en las pinturas rupestres como en las exitosas obras de Milo Lockett.

Bibliografía

Blanco, V. (2013). Milo Lockett, un artista solidario, Disponible en: http://www.nortecorrientes.com/article/16316/milo-lockett-un-artistasolidario-

Hauser, A. (1978). Historia social de la literatura y el arte, Londres: Routlege & Kegan Paul. Editorial Labor, S.A Calabria 235-239.

López Acosta, C. (2014), Milo Lockett. Disponible en: http://www.24siete.info/nota-171420-cultura-milo_lockett_ya_hice_todo_lo_que_tenia_que_hacer_en_el_arte.html

Tagtachian, Ma. (2014), Arte Urbano. Disponible en: http://www.clarin.com/tema/milo_lockett.html


La vida de un chamán. Milo Lockett fue publicado de la página 119 a página121 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº68

ver detalle e índice del libro