1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII >
  4. La evaluación de procesos creativos

La evaluación de procesos creativos

Aguer, Diego

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII

ISSN: 1668-1673

XXIV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XVII, Vol. 27, Febrero 2016, Buenos Aires, Argentina | 192 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Se propone un estudio del rol de la evaluación en los procesos creativos y su injerencia en los mismos desde distintos puntos de vista. Dentro de los diferentes enfoques, se relacionan los conceptos de pensamiento lógico en contraposición al pensamiento lateral, competencias y retroalimentación y su implicancia en los procesos de creación.

Se analiza el concepto de creatividad, desde su posible concepción, factores que la potencian y características que hacen de ella una habilidad desarrollable por todos los individuos. Específicamente se hace hincapié en desmitificar dicho concepto y afirmar la universalidad de la creatividad como proceso que se aprende y se desarrolla mediante distintos procesos en un determinado contexto.

Asimismo se detallan los conceptos de autorregulación y autoevaluación, respecto a una retroalimentación desde el rol docente, a partir desde una evaluación por competencias en el desarrollo de los procesos creativos, y por último, se plantean posibles escenarios del rol docente en las cuestiones presentadas. Como conclusión, se propone el desafío de repensar la instancia evaluativa, como un nuevo punto de partida para los estudiantes en donde desarrollen un sentido superador.

Palabras clave: evaluación de proceso - creatividad - habilidades -retroalimentación - nivel de enseñanza.

El rol de la evaluación implica hacer notorios los procesos y resultados intangibles de la tarea educativa y utilizarlos al momento de tomar decisiones. Pero también es verdad que comprobar el nivel de enseñanza de un grupo educativo solo es posible mediante la evaluación de sus procesos y los correspondientes resultados, de modo que la misma se transforma en un correcto motor para asignar coherentemente los recursos que demanda dicho grupo a fin de apoyar sus necesidades.

Cada instancia o proceso evaluativo debe percibirse como un período de ayuda, en vez de una amenaza potencial, siendo la evaluación de carácter sistemática y periódica necesaria para conocer el nivel de aprendizaje de los estudiantes, y así establecer un promedio estándar de rendimiento que fije, de manera precisa, qué y de qué manera deberían saber los estudiantes de los cursos en cada asignatura.

Uno de los ejes de mayor injerencia de la evaluación es delimitar distintas referencias para así cotejar resultados.

En este aspecto, la referencia posibilita una valoración integral y global del objeto de estudio en cuestión, al relacionarlo