1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII >
  4. ¿Cómo afrontar la evaluación de un examen final con estudiantes que no conocemos? Aspectos a tener en cuenta para el desarrollo de esta particular ev

¿Cómo afrontar la evaluación de un examen final con estudiantes que no conocemos? Aspectos a tener en cuenta para el desarrollo de esta particular ev

Rothamel, Lucía

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXVII

ISSN: 1668-1673

XXIV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XVII, Vol. 27, Febrero 2016, Buenos Aires, Argentina | 192 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

El escrito tiene como objetivo reflexionar sobre un momento de evaluación particular, el de tomar examen final a estudiantes desconocidos porque se está realizando una suplencia. Abarca conceptos como el conocimiento de la asignatura, la preparación previa para ese tipo de ocasiones, la adaptación de los instrumentos evaluativos, la empatía con los estudiantes, la responsabilidad de informarse cuáles son los criterios de evaluación así como la guía del TP final. También recorre aspectos a tener en cuenta para un desarrollo exitoso de la mesa examinadora: cómo se tendría que tratar a los examinados, qué preguntas pueden funcionar como disparadoras de más preguntas y reflexión por parte de los alumnos, de qué manera puede un alumno aprender en esta instancia, y cuáles son los desafíos para los docentes que atraviesan este momento.

Palabras clave: evaluación de proceso - rol docente - trabajo práctico final - preparación docente - técnica de evaluación.

No existen formas de evaluación que sean absolutamente mejores que otras. Su calidad depende del grado de pertenencia al objeto evaluado, a los sujetos involucrados y a la situación en que se ubiquen. (Celman, 1998).

El presente trabajo ensaya sobre la relación entre la evaluación de procesos y la evaluación final en el ámbito universitario, más precisamente en la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo. El interrogante que pretende contestar es ¿cómo evaluar en un examen final a estudiantes que el docente no conoce? La situación es, de por sí, dilemática. En general, la postura educativa en dicha Facultad es constructivista: los estudiantes aprenden haciendo, y este hecho es observado y evaluado a lo largo de la cursada por parte del docente, y tenido en cuenta para diversas instancias.

Muchas veces, para el momento de evaluación final, el docente ya sabe, ya conoce lo que cada uno de los estudiantes de su clase presentará o defenderá en ese momento.

Generalmente son trabajos presentados durante las últimas clases, que fueron corregidos al menos dos veces. Entonces, se trata de un proceso con el cual el docente está de alguna manera familiarizado, además de que comprende las particularidades de cada estudiante, y sabe si había que mejorar o corregir algo para la instancia final. Este sistema beneficia tanto al docente como al estudiante, puesto que el primero tiene un seguimiento profundo de sus alumnos, y el segundo mínimamente sabe con qué se va a encontrar el día del examen. El tema es cuando el docente titular se ausenta a la mesa examinadora, y ponen un reemplazo ¿Cómo encarar esa ruptura entre la evaluación de procesos y la evaluación final? ¿Qué aspectos son importantes para un desarrollo exitoso de la mesa examinadora? El presente ensayo no pretende generar un instrumento evaluativo que sirva para tomar examen final a estudiantes que el docente no conoce, ya que eso sería imposible por muchos motivos.

Pero sí busca reflexionar sobre ciertos puntos que se deberían tener en cuenta si dicha instancia tocara a quien escribe o a sus colegas en primera persona.