1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº71 >
  4. Arte grotesco y conceptual en contexto de moda

Arte grotesco y conceptual en contexto de moda

Giarrocco, Josefina

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº71

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº71

ISSN: 1668-5229

Ensayos Contemporáneos. Edición XV Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2015 Ensayos sobre la Imagen. Edición XVII Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2015

Año XII, Vol. 71, Noviembre 2015, Buenos Aires, Argentina | 98 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

El siguiente ensayo analiza cómo el arte grotesco y conceptual, en este caso de los hermanos Jake y Dinos Chapman, que en los museos transmite asco y oscuridad, en las pasarelas de Louis Vuitton, se puede ver como algo lujoso y con glamour.

Para esto se analizará la obra e historia de los hermanos Chapman y el concepto de desfile.

En la historia del arte reciente, debido a la inclusión de lo feo y lo grotesco, el concepto de lo bello dejó de ser algo primordial para que una obra sea considerada arte. A pesar que lo feo y lo grotesco estén dentro del ámbito artístico, en el espectador producen efectos de asco y repugnancia, lo que lleva a indagar el concepto de lo abyecto. Unos de los tantos artistas que trabajan con lo feo, lo grotesco y el arte conceptual son los hermanos Chapman. Ellos son artistas que han colaborado en diseños para marcas de lujo como Louis Vuitton y Stella McCarntney y para diseñadores de alta costura como Alexander McQueen.

El siguiente ensayo se centrará en su obra realizada en el año 2013 para la colección menswear otoño/invierno de Louis Vuitton, lo que resulta curioso ya que una marca de lujo como la citada nunca mostraría productos que generen asco ya que éstos no serían vendidos y caería su imagen de marca, hecho que lleva al siguiente interrogante: ¿Lo amenazante e inquietante del arte conceptual y grotesco, en el diseño de indumentaria, a través de una estilización y re-elaboración y gracias a su contexto, puede percibirse glamoroso? Para resolver dicha problemática se analizará cómo influye el contexto del desfile y la indumentaria en ella, ya que las obras de arte de los hermanos Chapman, fuera del ámbito de la moda, pueden despertar cierta repugnancia. También se analizarán los estilos artísticos que emplean al realizar una obra de arte y cómo éstos fueron llevados a los diseños de Louis Vuitton.

Desarrollo

Jake y Dinos Chapman son dos hermanos ingleses nacidos en la década del ‘60. Pertenecen a la generación de los Young British Artists, (Jóvenes Artistas Británicos) quienes surgen en Inglaterra a fines de los años ‘80 sin ningún propósito o manifiesto en común más que una conexión directa a la cultura pop, la moda y la música que los impulsa a juntarse y exponer sus obras. La primera exposición de este grupo tuvo lugar en 1988 y se llamó Freeze. Se celebró en un edificio vacío en el puerto de Londres, lo que impulsó el uso de espacios de exposición alternativos tales como los grandes almacenes.

La exposición, además de ser novedosa por su espacio de exhibición, fue interesante por su naturaleza provocadora que abrió el debate sobre lo que es una obra de arte o lo que puede ser arte. La obra de estos artistas reavivó el arte británico y contribuyó a que el arte contemporáneo fuera accesible a un público más amplio.

Posteriormente, a este grupo se suman los hermanos Chapman, quienes con su serie Tragic Anatomies llegaron a molestar tanto a la audiencia, que muchos de los espectadores presentaron quejas, considerando sus obras de muy mal gusto.

Esto se debe a que en esta obra se muestra al ser humano de tal forma que da rechazo, ya que es algo que además, es fuera de lo común ver a una persona con dos torsos y cabezas, o a una persona cuyos genitales sean otro, y es una imagen que no es agradable de ver.

Los hermanos Chapman presentaron una postura irreverente frente a la sociedad institucionalizada en la que se desenvuelven realizando un arte de lo depravado y lo grotesco, envuelto en una atmósfera irónica que cuestiona los tabúes más conservadores para provocar un acto de reflexión sobre el mundo.

Asimismo, esta actitud de irreverencia se puede relacionar con el dadaísmo. Los dadaístas luchaban contra la sociedad materialista y egoísta de su tiempo, y además, sabían que sucedía lo mismo con el arte, porque dependían del individualismo burgués que producía artistas para que sean asalariados, por lo cual, ellos querían desprender el arte del capitalismo burgués. Se rebelaron contra la burguesía y sus convenciones a través de su labor artística, por lo cual procuraron destruir el concepto de arte establecido realizando obras como nunca se había hecho anteriormente. Pero eso, de alguna manera, era destruirse a ellos mismos, destruir el arte, haciendo obras que no eran obras. Querían empezar de cero, darle al arte un nuevo sentido, un nuevo significado, que era contradictorio con respecto al contexto de la época. “Buscaban provocar el buen gusto burgués a través de objetos paradójicos y anti funcionales, cuestionando así a la institución arte, ellos imponían que cualquiera podía ser un artista, querían demostrar actitudes de ruptura hacia el arte”. (Ades, 1981) Lo anteriormente mencionado también se puede notar en algunas de las obras de los hermanos Chapman, debido a que hacen arte de una manera no convencional como por ejemplo en la obra Tragic Anatomies donde maniquíes acomodados detrás de una vitrina son considerados arte. Además, en sus obras se puede percibir su rechazo hacia la sociedad que los rodea en varios aspectos como el consumismo.

Los Chapman son los artistas británicos de mayor éxito de su generación. Los temas más representados en sus obras son la muerte, el sexo, el nazismo o la infancia siempre tomados desde un punto de vista grotesco que desafía todas las convenciones morales que son parte de la sociedad inglesa a la que pertenecen, que suele mostrarse tan correcta y estructurada.

Utilizan referencias de múltiples artistas como William Blake (simbolista), Auguste Rodin (escultor considerado “el padre de la escultura moderna”), Nicolás Poussin (clasicista) y Francisco Goya (pre-romántico). Muchas de las obras de los Chapman, buscan apropiarse de la iconografía para someterla a un proceso de transfiguración que resulta en la alteración de una relación subconsciente con el objeto, lo que implica que emplean simbolismos que a la vez transforman o los vinculan con otros objetos a partir de la exploración del inconsciente, para convertirlos en surrealistas. De esta manera, están unificando dos vanguardias: el simbolismo y el surrealismo que a la vez se relacionan entre sí.

El simbolismo fue un movimiento que sentía rechazo por la realidad y le daba apertura a un espacio imaginario donde se le daba prioridad a la fantasía, comenzando una búsqueda de lo subjetivo, y se caracterizaba por la utilización de códigos pictóricos clásicos en los que el símbolo desempeñaba un papel esencial. Defienden la idea de no pintar el objeto en sí mismo, para trascender a otros ámbitos a través de la intuición y la contemplación. Los simbolistas consideran que la obra de arte equivale a una emoción provocada por la experiencia y para eso tratan de exteriorizar una idea, de analizar el yo.

Uno de sus artistas protagónicos fue William Blake, en el cual se inspiran los hermanos Chapman. El simbolismo en la obra de los hermanos se observa en la trasmisión de conceptos a través de símbolos que los representen implícitamente, mezclándolos con elementos fantasiosos, probablemente provenientes de los sueños.

Por otro lado, el surrealismo fue un movimiento en el cual el artista debía dejar aflorar su inconsciente. El manifiesto surrealista escrito por su mentor, André Breton, definía al movimiento como un automatismo psíquico puro a través del cual se pretende expresar, tanto de manera verbal como por escrito, el auténtico funcionamiento del pensamiento y libre de cualquier preocupación estética o moral. Los surrealistas también utilizaban los sueños para expresar el inconsciente, es por eso que puede relacionarse con el simbolismo, debido a que ambos utilizan la búsqueda de representar algo que en la realidad es imperceptible, que únicamente se logra a partir del uso de la imaginación y de la exploración del inconsciente.

El surrealismo también es notorio en la obra de los hermanos Chapman, puesto que ellos alteraban objetos pertenecientes a dos realidades distintas a partir de la exploración del subconsciente.

Además, en la obra de los Chapman se observa el concepto de lo abyecto. La representación artística de la fealdad que inspira asco, no puede distinguirse de la sensación que produce el objeto representado en la realidad. Tanto lo representado como la representación producen asco, por lo que esto no podría ser un objeto de complacencia estética. Según Elena Oliveras, dentro de la “fealdad que inspira asco” se encuentra la representación de lo abyecto, que cubre un capítulo importante dentro del arte contemporáneo y que encuentra excelentes ejemplos en la obra de Jake (1966) y Dinos Chapman (1962). En el arte contemporáneo, lo feo parece imponerse ante la belleza clásica y esto puede verse claramente en la obra de ambos artistas.

A su vez, en el arte de los hermanos Chapman está presente el arte conceptual. Este tipo de arte suele renunciar a la obra de arte tradicional. En su lugar, surge un acento en las ideas que no tenía precedentes. Dichas ideas reflexionan dentro, en torno y acerca del arte y de otras cuestiones, plantean una enorme gama de información, temas y preocupaciones difícil de abarcar dentro de un único objeto y que son transmitidas a través de propuestas diversas como escritos, fotografías, documentos, planos, mapas, películas y videos sirviéndose inclusive del propio cuerpo del artista, y sobre todo, por medio del lenguaje mismo. El resultado es un de arte que más allá de la forma que adopte, tiene su existencia más plena y compleja en las mentes de los artistas y por ende, exige al espectador un nuevo tipo de atención y de participación mental.

En este tipo de arte importa ante todo el contenido, hay placer estético y teórico, la belleza no se percibe de entrada, es intelectual, por lo que es fundamental que el público pueda entenderlo, para poder disfrutarlo realmente. La mayoría de las obras de los hermanos Chapman no son comprendidas a simple vista, es necesario poseer ciertos conocimientos teóricos acerca de ellos y de la sociedad contemporánea para poder apreciarlas. Tal es el caso de las obras Disasters of war IV y The Chapman family collection.

Algunas de las obras de este dúo británico muestran su manera de representar lo feo y lo grotesco. En la obra Tragic anatomies se puede observar cómo los artistas representan al cuerpo humano de un modo extraño y grotesco, diferente a la manera en que la gente está acostumbrada a verlo, por lo cual no es sorprendente que genere asco. En la obra I do not recall distincly when it began, but it was two months ago I & II se pueden notar algunos elementos del surrealismo, como los ojos en un ambiente natural y desordenado, como si fuera la recreación de un sueño, que al mismo tiempo producen una sensación de escalofríos y temor.

En la obra Two faced cunted sucede algo similar a Tragic anatomies, ya que nuevamente están representando al cuerpo humano de una manera grotesca, inusual que descoloca. Por otro lado, en la obra Famine se vuelven a mezclar elementos que no corresponden juntos, como por ejemplo los insectos en un ojo, cosa que nuevamente despierta asco. Además, en esta última se puede encontrar el concepto de lo siniestro debido a los siguientes elementos: calaveras, orejas de diablo y la nariz de payaso que son objetos cotidianos, se convierten en algo extraño a raíz de la intervención de los hermanos Chapman, dando lugar a que transmitan repugnancia y hasta temor. También puede afirmarse que esta obra es una crítica el consumismo, representándolo con la marca Mc Donald´s.

Esto se debe a que utiliza una nariz de payaso, la cual podría estar haciendo referencia al payaso Ronald Mc Donald, con la que está aludiendo a que el consumo de este tipo de comida es muy dañino y termina consumiendo el cuerpo de quienes la ingieren. En la obra The Chapman family collection se puede encontrar una referencia a uno de los temas generalmente abordados por los hermanos: la crítica a la sociedad de consumo, cosa que es representada con la comida de Mc Donald´s. Por otro lado, en la obra Disasters of war IV vuelve a aparecer la crítica a la sociedad, pero desde el ámbito bélico, mostrando una desaprobación hacia las guerras y lo que ellas generan en los seres humanos, al mismo tiempo combinando simbolismo con surrealismo con el nazi con cabeza de mosca. Por último, la obra J’appelle un Chat une Chatte muestra elementos que en la realidad nunca podrían estar juntos. Se trata de fragmentos de un rostro humano -nariz, ojos, orejas y boca- que se vuelven parte de una fisonomía felina. En este caso, se pone de manifiesto una reelaboración del collage surrealista.

En el año 2013, los hermanos Chapman estuvieron a cargo del diseño de los textiles para la campaña masculina de la empresa Louis Vuitton, donde mostraron parte de la esencia de su obra en la pasarela internacional. Además, realizaron aportes en colecciones de otros importantes diseñadores internacionales como Alexander McQueen y Stella McCartney.

Al comparar las obras artísticas de los hermanos Chapman con sus diseños textiles realizados para Louis Vuitton, se puede notar una gran diferencia entre en el impacto que causa ver sus obras expuestas en museos con respecto a observarlas incluidas en la indumentaria de una marca prestigiosa como Louis Vuitton. Esto conduce a que rápidamente se relacione este impacto con el contexto de presentación de las mismas y su incidencia en su percepción.

Los diseños realizados para Louis Vuitton se encuentran rodeados por las tipologías de indumentaria, vestidas por modelos profesionales y dentro de un desfile de la semana de la moda, con un nivel de preparación y producción muy alto. Esto permite que los diseños conceptuales, grotescos y con toques surrealistas y simbolistas de los hermanos Chapman se vean descontextualizados con respecto a lo que realmente son, ya que están acompañados por un entorno armónico generado por los modelos, el desfile, la indumentaria, los textiles de alta calidad y los colores que hacen que los diseños dejen de verse grotescos y de transmitir asco. Pasan a ser portadores de lujo y glamour, de manera de incitar el deseo de posesión de los productos y lo visualicen como bellos; los hermanos Chapman podrían haber logrado que sus obras se vieran de tal modo.

El concepto de desfile es una de las grandes causas e influencia por las cuales el arte conceptual de los hermanos Chapman deja de verse grotesco. Según Estel Vilaseca en su libro Desfiles de moda: diseño, organización y desarrollo, un desfile de moda es:

Una performance organizada para dar a conocer la colección de un diseñador. Sus ingredientes básicos son una colección de ropa, un grupo de modelos, un escenario y una audiencia. También es una herramienta de marketing, medio de comunicación o actividad a través de la cual se transmite el leitmotiv de una colección. En conclusión, un desfile de moda es un medio a través del cual el diseñador puede difundir sus ideas, generar conocimiento de marca, conseguir cobertura en los medios y predisposición del público hacia su firma. (Vilaseca, 2010)

A partir del análisis de esta definición, se puede deducir la importancia del desfile como medio de comunicación por parte del diseñador o marca. Por lo cual que es esencial lograr un efecto positivo en la audiencia, principalmente en los clientes leales a la marca y también ante la posibilidad de captar clientes potenciales. Esto significa que la imagen que va a transmitir la marca a través de su desfile o su colección, tiene que ser buena, no sólo por lo económico, sino para llegar a su público, que es la gran meta de todo diseñador, poder transmitir lo que realmente quiere y también ser aceptado y consumido por aquel.

En el caso de la colección de los hermanos Chapman para Louis Vuitton, se puede observar cómo tanto el director creativo de Louis Vuitton como los hermanos Chapman se fusionaron para que la obra de Jake y Dinos luciera adecuada a la imagen de la marca. En este caso, fueron los Chapman los que tuvieron que adaptarse más a Louis Vuitton que el diseñador a ellos, por eso es que su obra se muestra dosificada, dentro de la estética de una marca reconocida a nivel mundial. Esto se vislumbra claramente en la colección realizada para Louis Vuitton. En su diseño se pueden encontrar elementos presentes en obras de los hermanos Chapman, como los ojos.

En las obras I do not recall distinctly when it began, but it was two months ago I & II se puede apreciar en otro contexto dos cuestiones muy presentes en los diseños pero representados de otra manera, que son los ojos, la naturaleza y los animales.

En la obra se observa un escenario mucho más oscuro, dramático y caótico, un ambiente un tanto surreal que tiende a lo tenebroso, la crisis y la oscuridad. En cambio, la indumentaria, en base al protagonismo que se le da al color, sigue teniendo una esencia surrealista y conceptual como se puede ver en el ojo con alas y patas, pero se percibe mucho más ordenado y alegre en un entorno donde resaltan lo vívido y lo onírico. De esta manera, representan aspectos similares pero desde otro punto de vista, y en otro contexto, que es el mundo de la moda y la indumentaria. Lo que transmiten es distinto; al mirar las obras de estos artistas se puede notar un gran rechazo hacia la sociedad consumista y materialista que los rodea, como en la obra The Chapman family collection donde juegan con la imagen de Mc Donalds como gran símbolo del consumismo. También en ellas transmiten miedo, oscuridad, transgresión, asco, el mundo como un lugar amenazante, sin signos de alegría u optimismo. Claramente todo esto no coincide con la imagen de marca de Louis Vuitton que está dirigida a personas sofisticadas de poder adquisitivo alto, quienes ciertamente no están en contra del consumismo y no van a querer ir vestidos con prendas que representen un odio a la sociedad. Por esta razón, los diseños para Louis Vuitton muestran un lado más surrealista que los de los hermanos Chapman, manteniendo elementos empleados en sus obras como los ojos, la naturaleza y los animales.

A esta cuestión del arte conceptual y lo grotesco insertado en el mundo de la indumentaria, como algo glamoroso, se le puede aplicar el proceso inverso respecto del cual habla Freud al abordar el tema de lo siniestro. La teoría freudiana de lo siniestro considera que algo familiar, con el paso del tiempo y la aparición de nuevas incertidumbres, se vuelve extraño y tenebroso. Según Freud, “ lo ominoso pertenece al orden de lo terrorífico, de lo que excita angustia y horror, aunque cabe matizar y dentro de lo angustiante hay que diferenciar lo ominoso”.

Esto se puede encontrar en las obras de los hermanos Chapman; las temáticas que representan en sus obras son familiares y conocidas para nosotros, pero ellos a través de la acción y la modificación de contextos y alteraciones formales que realizan, las convierten en algo extraño, siniestro y tenebroso.

En cambio, en el caso de la versión que los Chapman crean para Louis Vuitton el proceso es inverso. Lo extraño y tenebroso de su arte, a través de una estilización de motivos que pueden considerarse feos o grotescos se convierte en algo familiar y cotidiano por estar en prendas coloridas de una marca que tiene difusión masiva y una gran trayectoria. Así logran la familiazarización con algo que en realidad puede representar lo siniestro.

Conclusiones

A partir del análisis de un corpus de obras de los hermanos Chapman en un entorno artístico y posteriormente dentro del contexto de la marca Louis Vuitton, se indagaron los conceptos de desfile y de lo siniestro para llegar a la conclusión de que lo inquietante y lo grotesco de arte su arte, puede apreciarse como glamoroso en las pasarelas de Louis Vuitton.

Obras como la de estos artistas británicos nunca podrían ser vistas tal como las realizan para los museos en una pasarela de alto nivel. Presentan su estética y esencia, pero se adaptan por medio de una estilización a lo que es una marca de reconocimiento internacional. Podría decirse que hay una fusión entre artistas para poder seguir siendo ellos mismos.

Tanto los hermanos Chapman como los directores creativos de Louis Vuitton se adecúan recíprocamente, para no abandonar su impronta.

En suma, el arte conceptual y lo grotesco de ciertas obras de los Chapman, indudablemente tuvo que dejar de ser inquietante y amenazante para poder ser parte del mundo de la alta costura y poder entrar así a un universo donde priman el lujo, el glamour y la sofisticación.

Bibliografía

AAVV(2004). Historia visual del arte Larousse. Santiago: Larousse.

Deutsche Bank Art Magazine (2008) Welcome to the Human Zoo Jake and Dinos Chapman at the Kestnergesellschaft. Deutsche Bank Art Works. Disponible en: http://db-artmag.de/en/52/feature/the-humanzoo---jake---dinos-chapman/ (23/5/15)

Freud, S. (1919). Sigmund Freud: Obras completas. Londres: The Hogarth Press.

Oliveras, E. (2006). Estética: la cuestión del arte. Buenos Aires: Ariel.

Romero de Torres, J. (2006) Simbolismo. Disponible en: http://www.arteespana.com/simbolismo.htm en Arte España

Stangos, N. (Comp). (1981) Conceptos de arte moderno. Madrid: Alianza.

Tarrida, C. (2005) El concepto de lo siniestro en Freud. En NODVS. Disponible: http://www.scb-icf.net/nodus/contingut/article.php?art=190&pub=4&rev=27&idarea=3

Tate (2007) Jake and Dinos Chapman: When humans walked the earth. What´s on Tate. Disponible en: http://www.tate.org.uk/whats-on/tateliverpool/exhibition/jake-and-dinos-chapman

Turu, P. (2014) Young British Artists - 1980. Cultura Colectiva. Disponible en: 

http://culturacolectiva.com/young-british-artists-1980/

Vilaseca, E. (2010). Desfiles de moda: diseño, organización y desarrollo. Barcelona: Promopress.


Arte grotesco y conceptual en contexto de moda fue publicado de la página 77 a página80 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº71

ver detalle e índice del libro