Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIX >
  4. Disparadores de ideas y experiencias creativas

Disparadores de ideas y experiencias creativas

Baiz, Analía Elizabeth

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIX

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIX

ISSN: 1668-1673

III Congreso de Creatividad, Diseño y Comunicación para Profesores y Autoridades de Nivel Medio. `Interfaces Palermo´

Año XVII, Vol. 29, Noviembre 2016, Buenos Aires, Argentina | 214 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: El presente artículo intenta resaltar la importancia de la actitud de motivar los aspectos creativos individuales y grupales del alumnado, que se encuentran potencialmente inmersos en cada ser humano, y que conforman el universo proyectual a la hora de encarar el desafío cognitivo de presentar una idea innovadora. Acercándolos a un tema específico, novedoso a veces en sus conocimientos de área y experiencias previas, como es el de diseñar un espacio, se narra la experiencia de las clases del taller para la Licenciatura compacta en Diseño que la universidad dicta y cuya matrícula se compone de egresados de diferentes carreras en diseño, provenientes del extranjero. Entendiendo la diversidad cultural y el aporte interdisciplinario, como punto fundamental de partida para el trabajo áulico llegando así a la exitosa resolución del desafío planteado.

Palabras clave: Desafio – diversidad cultural - estrategia de enseñanza - creatividad – motivación.

“Mi solución al problema de desatar la creatividad, es siempre la de establecer un objetivo.” (Akio Morita, 1994)

Si entendemos la creatividad como una capacidad para inventar, crear o generar nuevas ideas y conceptos, o nuevas asociaciones entre ideas y conceptos creativos, deberíamos dar especial importancia al entorno. Esto es, identificar capacidades y recursos de nivel personal y profesional para así entrar en un proceso creativo o cultura creativa que cambie la forma de ver y hacer las cosas. Y en esto se basa el reto sobre el que se realiza el proceso creativo, la generación de oportunidades para resolver desde distintas miradas y con diferentes aportes culturales y profesionales técnicos, entendiendo lo interpersonal e interdisciplinario como un valor a destacar en la conformación de los grupos creativos.
Si rompemos con el pensamiento lógico, exploramos otras rutas de conocimiento, valoramos las ideas, seleccionándolas
y clasificándolas para convertirlas en propuestas creativas valiosas, se comprendería el desarrollo y seguimiento de una propuesta pedagógica donde el encuentro de lo diverso hace posible abordar nuevas aguas de pensamiento y anclar en lugares inesperados llenos de innovación, personalidad y resolución. El grupo que se presenta en el aula en cuestión, es bastante diverso, distintas nacionalidades, profesiones, si bien todas vinculadas al diseño, tienen sus lenguajes y sus formas propias de abordar y expresar los procesos creativos.
Para muchos el diseño espacial es un elemento a tener en cuenta, nuevo en sus perspectivas profesionales individuales. Es así como diseñadores muy objetuales como industriales y de indumentaria se mezclan en los grupos o equipos de estudio formados en el aula, con comunicadores de medios audiovisuales y gráficos, y encaran juntos y en grupo, esta propuesta didáctica con el desafío de comprender el espacio. El proyecto es muy simple: diseño de un evento-muestra interactiva con el público, de presentación de productos de una marca a elección. El objetivoes muy claro: ampliar sus capacidades creativas en términos de diseño, tomando en cuenta ahora sí, el diseño del espacio. Desde medir concretamente el lugar acordado, en este caso Espacio Cabrera, que es un lugar posible como salón de usos múltiples, que nos provee la facultad (tan a mano y tangible), hasta la resolución de una muestra audiovisual, gráfica y de generación de lugares con funciones específicas
para cada marca o empresa seleccionada, haciendo una muestra de productos y experiencias vivenciales con flujos de recorridos, creando con un concepto de diseño la transformación del espacio contenedor en un espacio propio y subjetivo. La presentación final: una muestra audiovisual gráfica de planos y renders con una exposición oral, hacia los compañeros y docente, mostrando conceptos de abordaje resolutivo, y también la realización de la maqueta. Y he aquí para muchos, otro
desafío importante de trabajo académico del lenguaje del diseño. Todos podrá imaginar las caritas de asombro cuando se les propone abordar este proyecto con lo personal e individual y con lo que pueda aportar el otro desde su mirada también personal e individual, seguramente bien distinta, ya que la estrategia es mezclar las disciplinas, desafiándolos a resolver en cooperación y colaboración. Y dándoles desde ya, aquellas herramientas necesarias para su concreción. Es así como el aula se convierte entonces, en un espacio rico en reflexión de contenidos y de propuestas. Esto es un disparador motivacional
más que importante a la hora del compromiso con la tarea final y el ejercicio previo de comprender y acordar con el otro variables para la mejor resolución.
La investigación y la experimentación, la exposición y el debate de las ideas, hacen a la construcción de un espacio de intercambio. Según William Glasser (1999), aprendemos el 10% de lo que leemos, el 20% de lo que oímos, el 30% de lo que vemos, el 50% de lo que vemos y oímos, el 70% de lo que discutimos con otros, el 80% de lo que hacemos y el 95% de lo que transmitimos a otros. Esta experiencia se convierte entonces en enriquecedora para todos, para ellos que vienen a avanzar en conocimientos y para mí, como docente, al explorar nuevas estrategias para analizar los mejores resultados. Al preguntar, escuchar y proponer, es como creo se construye activamente la tarea de diseñar con creatividad. “Enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades para su propia producción o construcción” (Paulo Freire, 2004). Y en este camino
el aula se convierte en un montón de posibilidades ciertas. ¿Qué significa entonces esta tarea?: primero el plantear actividades que representen un desafío acorde a las habilidades y conocimientos previos, luego utilizar preguntas abiertas como disparadores, disipadoras de opciones, ¿qué pasaría si...?, ¿de qué manera…? ¿Por qué no…?. Identificando oportunidades para que tomen sus propias decisiones. Incluyendo lo lúdico y el sentido del humor como ingredientes indispensables del día a día. Evitando juicios y evaluaciones prematuras sobre las ideas expresadas. Respetando los tiempos y condiciones de cada uno y sintonizando sus talentos y aptitudes personales. Como sugerencia motivacional creo conviene siempre tener en cuenta en estas experiencias creativas, la de dar importancia a las opiniones y promover el ambiente y la posibilidad para que las expresen. Ser coherente con la evaluación y autoevaluación, porque de nada sirve el discurso competente si la acción pedagógica es impermeable al cambio.
Sumergirlos en un ambiente que les permita explorar sin sentirse presionados por los resultados que deben obtener y motivar la expresión de las ideas con confianza y apoyo para llevarlas a cabo. Dicen por ahí que la motivación es la fuente más impulsora de inspiración y alimentación del cerebro y es allí donde surgen las ideas más innovadoras, por eso creo importante hacer hincapié en los disparadores, para brindarles propuestas y caminos a explorar. Los investigadores de la creatividad,
señalan que una característica de esta es siempre su carácter trasgresor, lo que mueve a una persona a cambiar la rutina y abrir un nuevo camino. Entonces creo que el ámbito del aula que pretenda desarrollar las capacidades creativas de sus alumnos, debe permitir situaciones que posibiliten los planteamientos rupturistas, asegurándose previamente que sus alumnos hayan adquirido el dominio previo del modelo que pretenden subvertir. Asimismo, asumir la creatividad como parte del aprendizaje y elaborar estrategias eficaces con bases en criterios de comunicación. Los psicólogos tienden a pensar en la creatividad de dos formas: con mayúscula cuando refiere a la sociedad y con minúscula cuando se trata de acontecimientos cotidianos. Pero creo es allí en los pequeños actos personales donde se vislumbran los cambios sociales más importantes, desde aquí para la educación este cambio por un paradigma más creativo en todos los roles y en todas sus áreas, utilizando y
relacionando todos los elementos culturales, la investigación en modelo de pensamiento creativo y basándose en la colaboración para resolver los problemas sociales.
Y en esta última parte me quiero referir a de qué forma evalúo esta experiencia con mis alumnos de la licenciatura, tan diversos ellos culturalmente y tan comprometidos siempre, con el hacer y el saber. Y en realidad, creo que planteo la evaluación como lo hago siempre con todos, en todas mis cátedras, pero aquí con ellos especialmente de manera más abierta hacia la mirada de incorporar otras formas culturales y académicas, traídas de sus lugares de residencia, tan propias y enriquecedoras.
Y es en ese momento donde me planteo la pregunta ¿evaluar para qué? Y me respondo: para calificar, para aprender, para reflexionar, para comprender, para cambiar, para transformar…para crecer. El tiempo y las formas de reflexión y feedback que les dedico y la devolución coherente, respetuosa del saber ver, hacer y también del saber ser, atienden siempre a las voces
creativas que los alumnos traen desde sus disciplinas y desde ellos mismos como sujetos culturales activos.
Cuando digo entonces evaluar para crecer, es crecer también como docente asimilando experiencias creativas como ellos, en este intercambio de conocimiento, de cultura y de oportunidad. Y es así como crezco o como crecemos todos, intercambiando, interactuando, proyectando, creando.

Referencias bibliográficas
Cubeiro, Juan C. (2014) Clase creativa. Madrid: Planeta De Bono, E. (2014) El pensamiento creativo. Madrid: Paidós
Freire, P. (2004) Pedagogía de la autonomía. San Pablo: Paz e Terra
Fustier, M. (1975) Pedagogía de la creatividad. Madrid: Index
Glasser, W. (1999) Teoría de la elección. España: Paidós Ibérica
Morita, A. (1994) Made in Japan. US: HarperCollins
Parre Duque, D. (2003) Educación. Buenos Aires: Norma

Abstract: This article seeks to highlight the importance of attitude to motivate individual and group creative aspects of students who are potentially involved in every human being and that make up the proyectual universe when addressing the cognitive challenge of presenting an innovative idea. Bringing them closer to a specific topic, novel sometimes in their knowledge of the area and previous experiences, such as designing a space, experience class workshop for compact Bachelor of Design college dictates and whose enrollment consists in graduate students of different careers in design and from abroad, understanding cultural diversity and interdisciplinary contribution, as a fundamental starting point for the classroom work reaching in this way to a successful resolution of the challenge.

Keywords: Desafio - cultural diversity - teaching strategy - creativity – motivation

Resumo: O presente artigo tenta realçar a importância da atitude de motivar os aspectos criativos individuais e grupales de
estudantes, que se encontram potencialmente envolvidos em cada ser humano, e que conformam o universo proyectual à
hora de encarar o desafio cognitivo de apresentar uma ideia inovadora. Acercando a um tema específico, inovador às vezes
em seus conhecimentos de área e experiências prévias, como é o de desenhar um espaço, narra-se a experiência das classes
da oficina para a Licenciatura compacta em Design que a universidade dita e cuja matrícula se compõe de graduados de diferentes carreiras em desing, provenientes do estrangeiro. Entendendo a diversidade cultural e o contribua interdisciplinar,
como ponto fundamental de partida para o trabalho de sala de aula chegando assim à exitosa resolução do desafio proposto.

Palavras chave: Desafio - diversidade cultural - estratégia de ensino - criatividade - motivação.

(*)Analía Elizabeth Baiz: Arquitecta (Universidad de Buenos Aires) y Profesora Nivel Medio (Inst. Formación Docente Nº1
Pcia. Bs. As.). Profesora de áreas de diseño en institutos terciarios y universidades. Titular del Estudio López - Baiz Arquitectura y Diseño.


Disparadores de ideas y experiencias creativas fue publicado de la página 49 a página51 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIX

ver detalle e índice del libro