Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIX >
  4. Las tutorías: Empoderamiento y andamiaje

Las tutorías: Empoderamiento y andamiaje

Savazzini, Marisabel [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIX

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIX

ISSN: 1668-1673

III Congreso de Creatividad, Diseño y Comunicación para Profesores y Autoridades de Nivel Medio. `Interfaces Palermo´

Año XVII, Vol. 29, Noviembre 2016, Buenos Aires, Argentina | 214 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: Reflexión acerca del espacio de tutorías, entramando y dialogando desde conceptualizaciones provenientes de la didáctica y de la filosofía con las prácticas reales del aula, así como también producir cierto semblante exploratorio y descriptivo del espacio.

Palabras claves: empoderamiento – tutorías – dialéctica.

Contextualización del Servicio
El Programa de Tutorías de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo es un espacio gratuito que funciona en la Facultad desde el mes de Agosto de 2008 y se creó con el objetivo de atender y contener a los estudiantes que por diferentes motivos no han podido cumplir con el ciclo académico regular.
De este modo en los 6 encuentros, que estructuran el Servicio de Tutorías, los estudiantes, podrán revisar, ajustar, y finalizar sus Proyectos, dando por resultado, la finalización del Trabajo Práctico Final. Está organizado con 4 ciclos anuales, dos por cada uno de los cuatrimestres.
El Servicio cuenta con oferta de diversas asignaturas que se dictan en las carreras afines a la Facultad. La coordinación del espacio está a cargo del Prof. Arq. Carlos Caram.

Características Generales de la Tutoría
Del mismo modo que en los ciclos académicos regulares se trabaja con el Currículum por proyectos, acompañando y fortaleciendo este concepto, ya que los estudiantes deben aplicar en sus trabajos inconclusos una trayectoria procesual que implique la generación de una nueva perspectiva, o acompañar la finalización del proyecto que han emprendido en el ciclo académico regular.

¿Qué perfil debiera tener el docente de Tutoría?
El docente de Tutoría está entrenado en acompañar al grupo y a la individualidad. Deberá contemplar la singularidad y la necesidad individual de cada proceso, sin descuidar la grupalidad que en cada encuentro se construye. Deberá poseer cierta habilidad de Atención Flotante, esto es poder Escuchar (Barthes, 1989) y Observar tanto lo manifiesto como lo latente de cada proceso.

¿Cómo es el clima áulico de la Tutoría?
El clima de las tutorías en general, es silencioso, ya que los estudiantes no se conocen de antemano. Solo es posible cierta trama discursiva grupal, si el docente avezado en estos menesteres logra captar algunos intereses que permitan entramarlos y conectarlos. Si bien la producción y la evaluación continua es absolutamente individual y sobre el documento que llega a Tutorías, con improntas de construcción grupal anterior, el estudiante deberá empoderarse y lograr la culminación de su proyecto sin la asistencia y cooperación de sus compañeros. Es por este motivo, que en algunos casos la
pérdida de la trama grupal, puede suscitar cierto bagaje de ansiedades y bloqueos ante el hecho de trabajar en soledad. Es por eso que reforzar el clima con la generación de ciertas urdimbres grupales, regula los aspectos psicológicos que atentan con las energías que el estudiante tiene que apostar en esta etapa.
Optimizar recursos e insumos didácticos es casi el lema de las tutorías. Un espacio en donde el ajuste de los errores cometidos así como también el realce de las potencialidades y bondades de los proyectos es casi la cuerda constante que suena durante los seis encuentros.
Dialectizar y reproblematizar sus anillados, que en algunos casos vienen en categoría de cosa con destino de no ser tocada, ni deconstruida.

¿Qué marco teórico se ha elegido para sustentar la posición en el ciclo de Tutorías?
La tarea entonces, del docente en Tutorías, es muy fina y delicada en este aspecto. Debe persuadir al estudiante a que pueda torcer su posición. La charla, la conversación, la empatía, son herramientas que colaboran en estas etapas. De este modo la tarea del docente dialoga muy bien con el concepto de andamiaje. (Vygotsky, 1985) que en esta presentación cobra sentido, así como también con la perspectiva teórica que sustenta el empoderamiento. (Freire, 1972).
Casi en filigrana, y en estado de proceso constante la tutoría se va transformando con el correr de los encuentros.
La persuasión, la empatía, la comunicación, la conversación constante son los dispositivos que habilitan y ponen en juego la relación Docente – Estudiante.
En algunas ocasiones, la casuística así lo refleja, hay estudiantes, que no desean cambiar ni una coma de sus documentos. Aquí viene muy bien abrir a la pregunta ética, que le devuelve al estudiante cierta región de cuestión, de problematizar, algo que está cerrado, ocluido.
Se le pregunta al estudiante: ¿Es posible que puedas revisar tu proyecto, a la luz de cómo lo ves en el aquí y ahora? ¿Es posible articularlo con tu carrera? ¿Con tu campo disciplinar?

Las Tutorías un espacio de insight
Por supuesto que algunos desertan, otros eligen repetir el ciclo de tutorías, y otros elijen ejercer la consabida presión que todos los docentes conocemos de que la asignatura “se vence” y la escena más temida es tener que cursarla nuevamente. ¿Cuál es la posición del docente en estos casos? : Favorecer la relación empática, acompañar este momento acompañando y reflexionando junto al estudiante en lo que respecta a sus compromisos, a sus tiempos invertidos, a su confianza. También
se conversa acerca de la eventualidad de tener que repetir el ciclo de Tutorías para completar el proceso, así como también se desdramatiza en relación a la eventualidad de tener que cursar nuevamente la asignatura.
Teniendo en cuenta que esta última posibilidad es casi inexistente, siempre se propende a devolver al estudiante el cuadro de situación en el que él es absoluto protagonista responsable, que los acontecimientos, son una consecuencia de actos producidos por él, y en donde la responsabilidad, tiene que ser una categoría para reflexionar e incluir a la hora de emitir juicios y tomar decisiones.
De todos modos, siempre se intenta con todos los recursos disponibles en la Tutoría, que el estudiante llegue a cumplir y cerrar su proceso.

El proceso enseñanza y aprendizaje. ¿Qué cosa andamiar en Tutorías?
En los ciclos de tutorías es posible que los estudiantes y los docentes experimenten el proceso de enseñanza y aprendizaje. En los cortos tiempos, y en algunos casos acuciantes momentos en donde el proyecto debe terminarse y los momentos de stress suelen rondar tanto al docente como al estudiante, no debemos dejar pasar y en consecuencia permitir que el docente cumpla una de las funciones que todo docente puede y sabe, y es de tener momentos expositivos. En la medida que las diferentes situaciones individuales se van dando, ir hilvanando la urdimbre grupal, con pequeñas pero certeras
intervenciones. Esto es, por ejemplo, exponer nuevos contenidos que se puedan aplicar a los proyectos. Como decíamos anteriormente, conceptos Vygotskianos, dialogan perfectamente con este territorio: El de las Tutorías.
De acuerdo con Vallejo, García y Pérez (1999) consideran que:

El concepto de ZDP es importante para explicar los progresos en la construcción del conocimiento que las personas van realizando a partir de las interacciones con otras personas que poseen mayor experticia y de la ayuda adecuada de los profesores con relación a dichos progresos. El concepto de andamiaje, desde el marco referencial constructivista,
implica la consideración de que no solo la construcción del conocimiento es un proceso, sino también lo es la ayuda pedagógica. Estos progresos se dan en la Zona de Desarrollo Próximo.

Son los mismos autores, quienes en contraposición a este enfoque constructivista alojan a “los test de inteligencia como dispositivos que conducen a enfocar la atención en las habilidades o capacidades ya constituidas y dominadas por el o la aprendiz” (Vallejo, García y Pérez, 1999).
Decimos entonces que en el espacio de Tutorías, es necesario la intervención de la díada docente – estudiante, de la tríada: docente – estudiante – conocimiento, de la incorporación del aprendizaje colaborativo, esto es, la trama con los pares, de la que hablábamos al comienzo.
En las Tutorías se da una situación en la que habitualmente el docente tiene que estar atento a diseñar todo el tiempo y al interior de cada proceso con cada estudiante, un sinnúmero de aspectos. Zabalza Beraza (1999) de la Universidad de Salamanca, nos acerca una serie de competencias para la labor del Docente, entre las cuales, está la Tutoría. El autor enuncia la importancia de estar atentos para implementar diferentes modalidades, ya sea de estimulación, de evaluación, para cada situación particular.

Preocuparse individualmente por los estudiantes, de tal manera que uno sepa el proceso que van siguiendo, el nivel en el que están y dentro de este tipo de cosas, que algunos llaman sensibilidad como una de las competencias de los profesores, la capacidad de empatía; pero que no tienen que quedar en abstracto, sino que esto tiene mucho que ver con la capacidad que tengan de conectar con los estudiantes y de poder trabajar con ellos”. (Zabalza Beraza, 1999).

Así estamos entonces los docentes de Tutorías, andamiando y dialectizando a partir de las diferencias y de las similitudes, haciendo de soporte, de guía, y de compañía para que el estudiante logre autoconfianza y se empodere. Ahora bien, a continuación veremos ciertas cuestiones con el empoderamiento.

El empoderamiento en la Tutoría: ¿Quién se tiene que empoderar y para qué?
Respecto del empoderamiento, podemos decir que partimos del concepto planteado por desde la perspectiva teórica de Paulo Freire. Citado por Labonté, quien nos acerca una buena definición:

“Es concebido como el proceso de concienciación que da cuenta al estudiante de sus capacidades desde lo cual potencia su acción para transformarse y transformar su contexto, esto permite afirmar que el empoderamiento adquiere otras dimensiones que trascienden a lo individual, pasando así de elevar los niveles de confianza, autoestima y capacidad del
sujeto para responder a sus propias necesidades, a otras formas colectivas en el proceso de interacción social, por consiguiente, el empoderamiento necesita orientarse hacia desafiar las estructuras opresoras y hacia nutrir las relaciones que habiliten a la gente para fortalecer el control sobre sus vidas para beneficio de todos” (Labonté, 1994).

Tomando estas conceptualizaciones es que se propone en los encuentros de Tutorías estas condiciones para que los estudiantes logren y obtengan buenos resultados de este ciclo. Transmitir el empoderamiento, vía el andamiaje, sería como una experiencia basculante y dialectizadora de estas dos posiciones. Provocar empoderamiento pero con el sustento de no perderles la pisada, no soltarles la mano: Función de sostén continua y constante, escuchando y observando todo el tiempo.
Por último se presentan a la manera de palabras finales, que lejos de imprimir certezas y verdades cerradas, otorguen la fuerza para continuar pensando, reflexionando sobre nuestra propia práctica, abierta, inconclusa, ética y libertaria.

Ciertas conclusiones inconclusas:
Avanzar sobre una pedagogía liberadora y transformadora, en donde la palabra del docente no sea portadora de un único saber y sentido si no que conlleve la posibilidad de ser palabra transformadora. Abrir a la interrogación, y a la constatación de que la apuesta de la construcción del conocimiento es un proceso de entramado social, es con el otro, par o con el otro docente, en donde se llegan a los resultados esperados. Como decíamos al comienzo el espacio de Tutorías muchas
veces no permite que el estudiante se entrame con el par, pues hay que tratar de que en lo mínimo que se pueda, lograrlo, y estrechar el lazo con el docente que establecerá un vinculo empático para poder juntos llegar a buen puerto.
Podríamos hipotetizar que por las características de este ciclo, sea casi imposible eludir el empoderamiento como posición a la cual si o si los estudiantes tienen que ubicar y transitar. Un docente parado epistemológicamente, ideológicamente en estas conceptualizaciones, andamiando y otorgando empoderamiento, y pudiendo producir en acto acontecimientos que se sostengan en los fundamentos desarrollados, será un docente liberador, propiciador y optimizador de los tiempos reales y
vertiginosos que naturalmente caracterizan al ciclo. No como única condición, pero un docente que adopta esta posición, supone cierta garantía de eficacia. El encuadre de seis encuentros, dinámicos, altamente, impetuosos, con un ritmo altísimo de trabajo, vehementes, y vertiginosos, se sostienen, dinamizan y optimizan con el entramado andamiaje /empoderamiento.
Para finalizar entonces, se propone seguir reflexionando sobre estos aspectos, indagando sobre la práctica real en el aula, articulándola con marcos teóricos que la interpelen y fortifiquen.

Referencias bibliográficas
Barthes, R. (1986). El acto de Escuchar. En Lo obvio y lo obtuso. Buenos Aires: Paidós.
Becco, G. (2001). Vygotsky y teorías sobre el aprendizaje. Conceptos centrales de la perspectiva Vygotskiana.
Recuperado en: http://www.Google.com.ar/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=3&ved=0CCsQFjAC.
Camilloni, A. (1998). Sistemas de calificación y regímenes de promoción. En La evaluación de los aprendizajes en el debate didáctico contemporáneo. Buenos Aires: Paidós Educador.
Cascante, L. (1999). La Zona de desarrollo próximo. III Festival Nacional y Festival Internacional de Matemática.
Recuperado de: Htttp://www.Google.com.ar/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=3&ved=0CCoQFjAC.
Labonté, R. (1994). Health promotion and empowerment reflections on professional practice. Health Education Quarterly, 21, (2): 253-268. 12.
Lucarelli, E., Finkelstein, M., Calvo, P., Del Regno, P., et alt. (2009). Professional Teaching practices in the university learning styles for diferent educational complex in odontological clinics En Profesorado: Revista de curriculum del profesorado. Buenos Aires: UBA.
Pérez, G. (1999). La zona de desarrollo próximo y los problemas de fondo en el estudio del desarrollo humano desde una perspectiva cultural. En: Revista Educación Nueva época. No. 9. Recuperado en: http://www.revistaeducacion.mec.es/re339/re339.pdf.
Vallejo, A., García, B. y Pérez, M. (1999). Aplicación de un procedimiento basado en la zona de desarrollo próximo en la evaluación de dos grupos de niños en tareas. Recuperado en: http://www.quadernsdigitals.net/index.php?accionMenu=hemeroteca.VisualizaArticuloIU.visualiza&articulo_id=3599.
Zabalza, M. (1999) Competencias Docentes. España: Universidad de Santiago de Compostela. Recuperado en: http://red-u.net/redu/documentos/vol10_n2_completo.pdf.

Abstract: Reflection about space tutoring, bayworking and dialoguing from conceptualizations, coming from teaching and
philosophy with actual classroom practice, as well as producing some exploratory and descriptive semblance of space.

Keywords: empowerment - mentoring - dialectical

Resumo: Reflexão a respeito do espaço de tutoriais e dialogando desde conceitualizações provenientes da didática e da filosofia com as práticas reais da sala de aula, bem como também produzir certo semblante exploratório e descritivo do espaço.

Palavras Chave: empoderamento – tutoriais – dialética

(*) Marisabel Savazzini: Musicoterapeuta egresada de la Universidad del Salvador (1986). Licenciada en Musicoterapia
egresada de la Universidad Abierta Interamericana (2005). Es Líder Lúdica en Salud Mental y Docente de la Facultad de Diseño y Comunicación desde el año 2008. Dicta clases regulares y es docente del Ciclo de Tutorías. Ha publicado en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Es miembro fundador de la Asociación Civil Antropología de la Escucha. Es tutora de Tesis y Proyectos de Graduación. Es docente en otras instituciones de nivel terciario y o universitario.


Las tutorías: Empoderamiento y andamiaje fue publicado de la página 186 a página189 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXIX

ver detalle e índice del libro