1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº21 >
  4. El diálogo emergente entre diseño y arte desde las joyas

El diálogo emergente entre diseño y arte desde las joyas

Gigena, Lucia

Actas de Diseño Nº21

Actas de Diseño Nº21

ISSN: 1850-2032

XI Encuentro Latinoamericano de Diseño “Diseño en Palermo” VII Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño Julio 2016, Buenos Aires, Argentina

Año XI, Vol. 21, Julio 2016, Buenos Aires, Argentina | 258 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

El diseñador debe hacer una abstracción del momento, centrarse en el enfoque emotivo que siempre es el disparador, fuente de toda creación. La concepción del diseño la vemos como una profesión enmarcada en metodologías en contrapunto con la libertad en la que transcurre el arte. En el diseño de joyas es primordial la estética de la forma que se escenifica en la estética de la vida, en la que parece adecuarse muy bien la esencia de la obra de arte. De este rico diálogo entre diseño y artesanía devenida del arte o a la inversa demuestra la necesidad de alimentación entre sí de los componentes.

Palabras clave:

Diálogo - Diseño - Joyas - Creación - Estética.

La exigencia que nos proponemos en el campo teórico tiene una tendencia a ser cada vez más conceptual, tratando de buscar la perfección en el método de estudio.

Docentes e instituciones aparecemos siempre enfrascados en una búsqueda continua en la historia, o partimos a la investigación, depuramos la metodología para aplicar en el diseño, al desarrollo de las ciencias que nos dan marco en los procesos educativos. Nos han cuestionado, si estamos en una ciencia, una técnica, una profesión. Desde afuera ha costado aceptar nuestra postura independiente.

Tenemos muchísimos ejemplos de años atrás sobre las discutidas formas de ver y evaluar el diseño.

Según Dorset, K. (1997) alejándonos de las variables de la vida real, tenemos que destacar y abocarnos al Diseño de la experiencia, el Diseño emotivo y finalmente al Diseño de la usabilidad, donde éste último es el más palpable y visible. No podemos olvidar todo lo que vincula a la emotividad del diseñador y que está íntimamente relacionado con la experiencia de todo el proceso en el análisis de las problemáticas surgidas.

De acuerdo a ello, el diseñador debe hacer una abstracción del momento que está viviendo para no sentirse presionado por el entorno. Pero si enfocarse en todo lo probado positivamente, que nos proporciona un respaldo seguro a la hora de seguir trabajando.

Centrarse en el enfoque emotivo que siempre es el disparador del creador, fuente de toda inspiración. Donde dejamos correr las variables de imágenes que se superponen continuamente a nivel del cerebro. Lo emotivo va a dejar ideas concretas que se necesitan para trabajar y van a ser el punto de partida del estudio que se precisa.

A partir de allí es donde aplicamos las técnicas que conocemos para que el producto tenga un sentido usable y desde donde va a surgir el diseño visual.

Analizamos los distintos postulados de las teorías que se exponen desde distintas áreas de otras manifestaciones profesionales. Desde el momento que se ha consolidado el diseño como profesión y a partir de fines del siglo pasado se explora como campo fértil para la investigación en maestría, doctorado y alternativos de estudios superiores.

De alguna manera nos hemos convertido en una controversia entre el diseño científico que pasa por ser muy teórico y el diseño en la búsqueda del producto. Sin duda que el fin no puede perderse. Deteniendo la mirada sobre este punto es que a veces encontramos un quiebre, ya que tanta filosofía y teoría no siempre lleva al producto que como docentes precisamos. El diseño científico es la base de la teoría que como investigadores y formadores necesitamos, debe estar equilibrado de tal manera que permita al educando realizar el proceso y llegar al proyecto en forma positiva.

En el diseño de joyas es primordial la estética de la forma, al ser pequeños los objetos, la resultante del diseño tiene que ser un producto que se escenifica en la estética de la vida, contemplando la empatía que provoca su contemplación. De esta manera el autor del diseño debe sentirse inmerso en un lugar determinado en espacio y tiempo, asumiendo su responsabilidad, siendo consciente de su pertenencia a una sociedad, y como tal, de la imposibilidad de escapar a los innumerables mensajes provenientes de ella.

Como referencia citamos un ejemplo sobre una investigación realizada, para comprobar los efectos del tiempo en la memoria visual e histórica sobre dos artefactos realizados en un mismo período, con la diferencia que uno es obra de arte y el otro es una simple herramienta.

Ambos, producto del intelecto del hombre. Pasados cien años se encuentra en la memoria visual la obra de arte como tal, pero la herramienta fue mejorada y cambiada varias veces.

Un objeto fruto de una experiencia emocional (que es un medio para identificar una obra de arte) difiere de un objeto tipo herramienta por su extensión significativa más allá del uso. Llevados a un marco de tiempo va a perdurar más la producción artística que la herramienta.

Es más fácil reconstruir una época a partir de distintas manifestaciones del arte en objetos diversos que estudiando otros de manual cotidiano. Hacemos esta reflexión considerando la importancia relevante de la forma desde el punto de vista artístico. Distinguimos que los utilitarios desaparecen mucho más que los objetos estéticamente agradables y significativos.

El artista visual hace una elección que pasa a ser parte de los ámbitos cruciales propios, Kubler, G. (1988) definió como una combinación de dos conceptos para construir un modelo “lo múltiple de Kant (la suma de particulares que ofrecen los sentidos antes de que se unifiquen en el entendimiento)” de allí los ámbitos fundamentales de la forma, el significado y el tiempo. Más el conjunto de culturas humanas con sus respectivos rasgos.

En esta definición de Kubler podemos encontrar también la artesanía propia de las diversas culturas, desde la antigüedad hasta nuestros días.

Para el historiador lo importante es capturar las formas del tiempo, para el diseñador de joyas, el arte asociado a las metodologías que trabajamos nos permite capturar el espíritu de la forma que buscamos.

Es factible que las radicales innovaciones artísticas no continúen apareciendo con la misma frecuencia que se sucedieron en el siglo pasado. Hay investigadores y artistas que dicen que las posibilidades de la forma y el significado en la sociedad humana ya se han trazado en su totalidad en un determinado lugar y tiempo o en otro de modo más o menos completo.

Por tanto el hecho es que donde el diseño de una joya que es producto de un estudio valorable linda con el arte en su forma, posiblemente perdure más en la memoria que aquello que solo ha sido un agradable adorno.

En la noción misma de lo estético se encuentra supuesta la tendencia hacia una conciliación de los opuestos por tanto, si la concepción del diseño la vemos como una profesión enmarcada en normativas y metodologías, en contrapunto con la libertad en la que transcurre el arte, hay un momento en que cruzan la frontera que las separa y pueden lograr un diálogo positivo.

En el concepto de la forma se encuentra implícita la referencia a algo objetivo y estable que parece adecuarse muy bien a la esencia de la obra de arte. De esta manera ante el continuo e imparable transcurrir del tiempo, la llamada a la forma, manifiesta la pulsión de superar el carácter caduco, efímero y perecedero de la vida.

La currícula formal nos ha mantenido en un programa bien estudiado y completo que corresponde a nuestras exigencias institucionales. Dentro de ellas siempre se ha contemplado además el aspecto de la ecología en todas las actividades. Lo de hoy no es suficiente para mañana, por lo tanto recurrimos a la investigación, los intercambios.

Observamos en todo momento el resultado final de los estudiantes viendo si el producto que obtienen está de acuerdo con las exigencias del mercado.

En la búsqueda permanente de signos interesantes en la historia de Europa y Asia en lo que tiene que ver con las joyas y sus diseños, hemos logrado establecer como regla general para la enseñanza la fuerte vinculación diseñoarte.

Realizando ese camino de investigación, observamos en la enseñanza de diferentes escuelas de Europa la gran apuesta a los artistas contemporáneos. Nos referimos a grandes diseñadores.