1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº76 >
  4. Gente de bien: actores naturales para enfatizar la desigualdad social

Gente de bien: actores naturales para enfatizar la desigualdad social

Tapias, Sergio

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº76

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº76

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XIX Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2016 Ensayos Contemporáneos. Edición XVII Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2016

Año XIII, Vol. 76, Noviembre 2016, Buenos Aires, Argentina | 108 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción 

El cine en Colombia se encuentra en uno de sus momentos más importantes de su historia. Jóvenes directores como Franco Lolli proponen una mirada sin prejuicios de la realidad económica y socio cultural del país. Este director trabaja combinando actores profesionales con personas comunes, a quienes denomina “actores naturales” quienes recrean elementos de su vida real en la gran pantalla.  En el presente trabajo se llevará a cabo un análisis sobre el largometraje de ficción Gente de bien, ópera prima del director colombiano Franco Lolli. Como hipótesis principal se tomará que a lo largo de la historia de la cinematografía ha existido una gran división en torno a la discusión sobre trabajar o no con actores no profesionales. Por un lado se encuentra el MRI, el cual rechaza el uso de los mismos y, por el otro, corrientes alternativas propias de cinematografías europeas que lo defienden. Directores como Lolli sale de esta dicotomía y propone un cine trabajando con actores profesionales y naturales. 

Desarrollo 

Este film retrata la desigualdad económica que vive la sociedad colombiana actualmente a lo largo de 86 minutos mediante la historia de Eric, un niño de clase social baja que se ve obligado a vivir con su padre debido a la partida de su madre. A su vez aborda un problema frecuente en Latinoamérica: la adopción irregular de niños de escasos recursos por parte de familias en una mejor situación económica. Para reforzar la división de clases Lolli trabaja con actores que pertenecen a las clases sociales que representan.  Luego de los títulos iniciales el film empieza con un plano americano del protagonista jugando futbol con otros niños. Durante toda la primera escena la cámara sigue a Eric. Este conjunto de planos tiene una doble función; por un lado, sirven como planos de establecimiento debido a que ubica al espectador en una zona humilde y marginal de la ciudad de Bogotá y por otro la presentación del protagonista: Eric, un pequeño niño del que se brindan ciertos rasgos que se desarrollarán más adelante. La forma en que juega con sus amigos y su manera de expresarse dan las primeras pistas sobre su personalidad. Esto se logra gracias a la interpretación de Brayan Santamaría, quien recrea una realidad cercana a la que vive. 

En la siguiente escena se muestra al niño alejado de su familia con la única compañía de su perra Lupe. Luego es introducido el personaje de la madre, cuyo nombre se desconoce. Ella es mostrada de espaldas en un plano general y en toda la escena no se muestra su cara. En la escena siguiente se revela su rostro mientras viaja con el pequeño a encontrarse con el progenitor del mismo, este personaje es claramente interpretado por un actor natural, lo que se evidencia en sus diálogos. Luego lo deja al Padre a cargo de su hijo ya que ella se va de la ciudad a un lugar desconocido: un travelling de acompañamiento muestra a la madre de Eric que se aleja y mira hacia atrás con una expresión de tristeza. En este instante la película empieza a abordar una problemática social: el abandono de los menores de edad por parte de uno de sus padres, que es reforzado por el movimiento de cámara.  Pero no todo es gris para el protagonista, pues su padre (Gabriel) quien es presentado en un plano general caminando entre la gente hasta llegar a su hijo, a pesar de causar una impresión de descuido debido a la tardanza en ir a buscar al pequeño, se muestra preocupado por su bienestar. A pesar de sus limitaciones económicas Gabriel le brinda todo el cariño que puede a su hijo.