1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX >
  4. Aproximación al estudio de la revista Exito Gráfico y sus aportes a la conformación disciplinar del diseño gráfico

Aproximación al estudio de la revista Exito Gráfico y sus aportes a la conformación disciplinar del diseño gráfico

Dosio, Patricia Andrea [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX

ISSN: 1668-1673

XXV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación

Año XVIII, Vol. 30, Febrero 2017, Buenos Aires, Argentina | 195 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Este trabajo da a conocer una aproximación al estudio de la publicación Éxito Gráfico, aparecida en 1905 en Buenos Aires, y sus aportes a la conformación disciplinar del diseño gráfico en la Argentina en una etapa previa a la tradicionalmente ubicada en los años cuarenta. 

Impresa en los Talleres de Fessel & Mengen con una cuidada diagramación y estampación, la revista estaba dedicada al fomento de las artes e industrias gráficas nacionales y sudamericanas. A través de su propuesta conceptual y estética la revista mostró su preocupación por la definición de un lugar propio para la gráfica, ponderando aspectos educativos, artísticos, tecnológicos y gremiales de los profesionales del área. 

Palabras clave: Diseño gráfico - revistas - campo disciplinar - Éxito Gráfico - publicaciones periódicas - historia del diseño gráfico

Introducción 

Las publicaciones periódicas constituyen productos culturales que resultan de un proceso de colaboración intelectual, técnico, tecnológico, estético y material. Estos rasgos se encuentran asimismo vinculados a los contextos de producción, a los cambios en las pautas de consumo y la comercialización de los productos, a las estrategias publicitarias y la moda e, incluso, a las prácticas de lectura. 

Dentro de los estudios culturales las investigaciones sobre la historia de las revistas se han incrementado, subrayando diversos aspectos, políticos e ideológicos, comunicacionales y educativos. En nuestro caso, nos interesa aproximarnos a la revista Éxito Gráfico por su contribución a la conformación del campo disciplinar del diseño gráfico en la Argentina, en una etapa previa a la tradicionalmente considerada por la literatura específica como de su génesis, ubicada en los años cuarenta. ¿Cuáles son las características del momento histórico en el que surge la propuesta de editar una revista orientada al estímulo y desarrollo del diseño gráfico local y latinoamericano? En primer lugar, retomamos los planteos de las historias del diseño internacional. Diversos trabajos circunscriben el origen del diseño gráfico a los tiempos de la invención de la imprenta y al desarrollo de las técnicas del grabado. Los objetos gráficos resultantes, al responder a las técnicas de reproducción de los motivos, suelen ser presentados como inicios del diseño. En especial durante el siglo XIX, cuando se extendió su empleo con el desenvolvimiento de la prensa perió- dica y el crecimiento de los índices de alfabetización, de la mano de los sistemas nacionales de escolarización obligatoria. Además, al abaratarse los costos del papel y disponerse de mejores máquinas de impresión, aumentó la circulación de los diarios y esto estimuló el crecimiento de la publicidad, proporcionando a los editores una fuente importante de financiación aparte de la procedente de las ventas o suscripciones. Al mismo tiempo, se incentivó la gráfica de objetivos comerciales que dio como resultado al diseño publicitario. Así, en el primer cuarto del siglo XX, el perfil del diseñador integral comienza a concretarse. Son los años justamente que verán nacer y crecer a la revista Éxito Gráfico. Con posterioridad, en el período de entreguerras se inicia la etapa en la que se formaliza el diseño moderno. 

Otros aspectos a tomar en cuenta a la hora de hablar de la historia del diseño tienen que ver con el momento en que se comienza a diferenciar lo relativo a los oficios, las artes gráficas e industriales, los objetos de uso y adorno cotidiano de lo que se considera el diseño moderno, como así también la distinción entre artistas comerciales o ilustradores y diseñadores gráficos. Al respecto, una cita obligada la constituye William Addison Dwiggins (1880-1956) quien acuñó por primera vez la expresión diseño gráfico en 1922, aunque el término entró en uso prácticamente después de la Segunda Guerra Mundial. En efecto, a partir de entonces se registra un crecimiento de la profesión del diseñador, sobre todo por la incidencia del desarrollo tecnológico, pero fundamentalmente es cuando la actividad del diseño comienza a tomar conciencia de sí misma. 

La cuestión referente a la tecnología y sus avances conforma otro polo de incidencia en la configuración del diseño. La impresión litográfica desde su invención implicó una verdadera revolución, al simplificar las tareas y abaratar los costos. Se emplearon distintas técnicas y procedimientos de imprimir, muchos de ellos utilizados asimismo en la producción artística. A lo largo del siglo XIX se introducen varios cambios en las técnicas de impresión: la prensa accionada por medio del vapor, la prensa de cilindro que emplea un rodillo giratorio que prensa el papel contra un superficie plana, la prensa rotativa donde el papel y la plancha de impresión se montan sobre rodillos, la prensa de doble impresión que imprime doble faz. También vinculada al crecimiento de la prensa periódica, se desarrollan distintas invenciones relativas a la maquinaria de prensar. Una de ellas es la prensa rotativa sobre bobinas continuas de papel que imprime los diarios en rollos en lugar de hacerlo en hojas sueltas. A fines del siglo XIX se generaliza el empleo de la máquina minerva a pedal y la planocilíndrica creada por Hippolyte Marinori. Marinori (1823-1904) fue un constructor mecánico francés que dio su nombre a esta máquina rotativa compuesta de seis marcadores con la cual se podía obtener una tirada de unos 20.000 ejemplares por hora. Creó también una plegadora de periódicos y una rotativa que fue precursora de las máquinas offset. 

Por último debemos tener en cuenta la diferenciación en subdisciplinas que conforman el campo del diseño gráfico. Esto es, la ilustración, el cartel, la edición de libros, la tipografía, los anuncios comerciales. También cabe señalar la relación del área de la gráfica con las vanguardias históricas en las artes visuales y el movimiento moderno en arquitectura. A esto se suma otra cuestión: la no diferenciación o confusión entre la figura del impresor y la del diseñador.

Preludios del Éxito 

El primer número de Éxito Gráfico. Revista mensual sudamericana de Artes Gráficas apareció en septiembre de 1905 bajo la dirección del tipógrafo de adscripción anarquista y origen español Antonio Pellicer (1851- 1916) y la Casa Editorial Curt Berger y Compañía, donde Pellicer había ingresado a trabajar como tipógrafo cuando se estableció en Buenos Aires en 1891. 

Por entonces Pellicer funda una publicación, La Noografía (1898-1899) “revista mensual bonaerense dedicada á la imprenta, á la librería y á las demás artes gráficas”1, que instalaría los términos de noografía y noógrafos para la industria gráfica en el medio local. El significado de la palabra hace referencia a la “descripción del pensamiento”: por un lado, el prefijo noos quiere decir idea o pensamiento; por otro, el sufijo grafía significa descripción. En consecuencia, zoógrafos aglutinaba un universo conformado por los trabajadores del campo de las artes gráficas, como los tipógrafos, los impresores, fotógrafos, litógrafos, dibujantes, encuadernadores, grabadores y periodistas que se desempeñaban en el ramo desde fines del siglo XIX y comienzos del XX. 

Este neologismo ya había sido empleado en España como un concepto apropiado para definir a aquellos trabajadores dedicados a la actividad gráfica. Además, en la Península Ibérica se había formado con antelación a la aparición de la revista argentina la Unión de Noógrafos, una asociación obrera vinculada a la sección española de la Primera Internacional. Hacia 1882 en el seno de esta asociación se decidió la edición de una revista, a la que se llamó El Noógrafo, también dirigida por Antonio Pellicer3. Al parecer, su único número funcionó como un órgano difusor de la unión, reproduciendo extractos de las actas del congreso de los trabajadores, estatutos y un manifiesto. Esta revista fue precedida por el Boletín de la Unión de Noógrafos en 1872 editado con motivo del primer congreso de la unión de obreros gráficos2.

El universo gráfico de la revista 

Impresa en los Talleres de Fessel & Mengen con una cuidada diagramación y estampación, la revista Éxito Gráfico estaba dedicada al fomento de las artes e industrias gráficas nacionales y sudamericanas. En su primer número los editores enunciaron los propósitos de la revista, “hace mucho tiempo que acariciamos la idea de una publicación consagrada al fomento de las artes gráficas en Sud-América, y especialmente en la República Argentina” y expresaron su tenaz convicción acerca del futuro promisorio de la actividad en base a los desarrollos tecnológicos que estaba experimentando el campo de la industria gráfica en Sudamérica, percibido en términos de evolución entre el pasado y el hoy: “de algunos años acá se está operando una verdadera evolución en la producción gráfica sud-americana, que la va colocando honrosamente entre la de los países que gozan fama de ocupar el primer puesto. Es un hecho notorio é indiscutible, que se revela á todos” (Éxito Gráfico, septiembre de 1905, n. 1). 

Sus editores se mostraron insistentes en la necesidad de que se edite sobre estos tópicos revistas técnicas, especialmente aquellas ilustradas, pues “hace falta la publicación técnica como una guía, un consultor, un archivo” de las novedades, inventos, logros, experiencias que favorecieran el avance local de la disciplina. E invitaron a todos los litógrafos, impresores, fotógrafos, grabadores, dibujantes encuadernadores, artistas, “todos los noógrafos” a participar con una contribución escrita de temas artísticos o técnicos en la publicación. El estilo de Éxito Gráfico en cuanto a la tipografía, la redacción, los aspectos literarios, los materiales empleados en su confección y también por su encuadernado, han hecho que fuera ubicada por Estela Maris Fernández (2004) en el marco del movimiento modernista, junto a otras publicaciones nacionales del ramo como Páginas Gráficas o Ecos Gráficos. 

Éxito Gráfico daba comunicación a todas las novedades, eventos, inventos o ensayos que se llevaban a cabo en la industria gráfica internacional. Los textos de sus artículos se intercalaban con ilustraciones o grabados de maquinarias de imprimir, rotativas o las nuevas má- quinas de composición. Al final de cada número eran mencionadas las especificaciones técnicas utilizadas en la confección del ejemplar: los tipos de papel usados, gramaje, tintas, composición, confección e impresión, tanto de sus cubiertas como de sus páginas interiores. Asimismo, como suplemento artístico publicaba litografías, fotograbados de reproducciones y dibujos y fotografías, en papel especial -glacé y Guttenberg- y técnicas diversas, como el bicolor, la tricromía, la autotipia y la citocromía o cuatricomía. Encontramos asimismo numerosas referencias a noógrafos tanto vernáculos como internacionales. Por ejemplo, el ilustrador Atilino Coma, “distinguido noógrafo”, quien en el Círculo Artístico Bonaerense dio una conferencia técnica sobre las nuevas formas de ornamentación del libro (Suplemento de Éxito Gráfico, 1 de febrero de 1906). 

La revista dedicaba también artículos sobre cuestiones gremiales y la enseñanza profesional, a lo que adicionaba como suplemento interno un Boletín Oficial de la Sección Artes Gráficas de la Unión Industrial Argentina, con actas e informes sobre condiciones laborales, reglamentación del trabajo, tarifas, salarios, legislación del sector o información sobre sus asambleas. También desde la publicación se impulsó la creación del Instituto Escuela Argentino de Artes Gráficas. 

La publicación también consagraba espacio a anuncios sobre congresos, conferencias y exposiciones, a la vez que debatía sobre las implicancias de estos espacios. Al respecto, para el crecimiento y el fortalecimiento del sector, los editoriales de la revista sostenían con empeño la importancia de la participación de los gráficos en certámenes y exhibiciones de índole nacional e internacional. En este sentido, cuando fue anunciada la prórroga para concursar en la Exposición Internacional de Almanaques a realizarse en Turín, subrayaron que “nuestros noógrafos” deberían intervenir en el evento “repitiendo nuestros votos para que concurran en ella los noógrafos sudamericanos” (Éxito Gráfico, febrero de 1907, n. 16, p. 14). En un tono aun más insistente, promovió asimismo la concurrencia a la Exposición Universal de 1906 en Milán. En esta muestra, junto a otras áreas productivas del conocimiento, las industrias gráficas nacionales y sudamericanas tendrían la posibilidad de exhibir en un escenario internacional los últimos adelantos en materias primas (tintas, papeles), maquinarias y productos finalizados, esto es, todas las instancias de producción aparte de las piezas o dise- ños resultantes “en el gran Certamen Internacional de la Industria, del Arte y del Saber, figurarán espléndidamente, en su magnífica galería, las Artes Gráficas, desde la materia prima al producto más admirable, desde la hebra vegetal y la pasta de papel hasta las sorprendentes máquinas que todo lo transforman en formas útiles y bellas (Éxito Gráfico, septiembre de 1905, número 1, p.11). Momento de crecimiento y definición de la actividad gráfica que incorporaba el interés por lo nuevo, los rápidos cambios en el gusto y las modas, así como la diversificación dentro del ramo “el desarrollo del comercio, la creciente actividad humana en todos los ramos, la necesidad de la propaganda, cada vez mayor y más extensa, la multiplicación de los medios de publicidad, el refinamiento del gusto, el afán delirante de la novedad, la competencia (Éxito Gráfico, diciembre de 1905, n. 4, p.12.). Otro factor decisivo fue su promoción de concursos, conferencias y exposiciones aparte de transmitir un firme objetivo educacional, tanto de los profesionales del área como del gusto del público. Asimismo, la elección de formas de composición de la imagen apropiadas para la clara transmisión de mensajes específicos y la ponderación de los movimientos de vanguardia fueron constantes preocupaciones a lo largo de sus números. 

La revista tuvo su proyección internacional. En varias publicaciones extranjeras del ramo fue anunciado su lanzamiento como en el órgano oficial de la asociación tipográfica librería italiana de Milán, y reproducidos artículos y notas, como en la Revista Gráfica de Barcelona de la traducción de los principios del estilo moderno del noógrafo belga M. L. Lefebvre. 

Éxito Gráfico se había erigido no solo en órgano impulso de la industria gráfica argentina. A través de sus páginas se distinguían a los buenos productos, se estimulaba el aprendizaje de nuevos métodos de impresión, de nuevos materiales y diseños o tendencias estilísticas y se tendía a incentivar los avances tecnológicos y la adquisición de estas novedades, también requeridas por el crecimiento de la demanda de objetos gráficos. El hecho de exhibir y dar a conocer los trabajos logrados se ponderaba como un objetivo primordial para el crecimiento del área. Además, las exposiciones de esta índole respondían a intereses de tipo comercial. La colocación en los mercados del mundo de los productos gráficos nacionales era percibida como una necesidad primaria que contribuiría no solamente al desarrollo económico y a la atracción de capitales externos para los países partícipes sino también para el crecimiento y la consolidación de los propios productores. Constante era su prédica a favor no solo de la capacitación de los profesionales del medio, sino también de actualización en el conocimiento de sus derechos como trabajadores gráficos, rasgo adicionado al impulso dado a la gráfica nacional toda y a la gráfica sudamericana. 

En este primer acercamiento al estudio de la publicación especializada Éxito Gráfico hemos detectado a través de la revista que en esos años comenzaron a vislumbrarse signos de la convicción por constituir un campo autónomo, distinto del arte plástico como de la faena del impresor. Es así que la autodefinición de la práctica específica como rama de las artes civilizatorias, sumada a la creciente organización gremial, la relevancia dada a la participación en ferias y exposiciones internacionales, el impulso hacia el conocimiento, la investigación y la actualización en las corrientes estilísticas, materiales, tecnología y asuntos laborales o gremiales y la enseñanza y capacitación profesional, aparte de instancias de transferencia del saber específico, forman parte de los rasgos que definen una disciplina: un objeto de estudio, un conjunto de conocimientos especializados sobre ese objeto, un cuerpo de teorías y métodos específicos de abordaje, lenguajes determinados, relaciones interpersonales e institucionales y metas investigativas. Se trataba, en suma, de comenzar a construir desde la revista el campo disciplinar y profesional del diseño.

Notas 

1. La Ilustración Artística. Periódico semanal de literatura, artes y ciencias, 24 de abril de 1899, número 904, tomo XVIII, p.279. 2. Madrid Santos, F. (1989) La prensa anarquista y anarcosindicalista en España desde la I Internacional hasta el final de la Guerra Civil, tomo I, tesis de doctorado, Universidad Central de Barcelona. Versión digital http://www.cedall.org/Documentacio/ IHL/Vol_I_Tom_1.pdf

Referencias bibliográficas 

Devalle, Verónica (2008) “Historia y conceptos en el diseño gráfico. El caso del diseño gráfico en Argentina”, Revista del Centro de Investigación, México: Universidad La Salle, 29 (8) 47-54. 

Fernández, Silvia y Bonsiepe, Gui (coord.) (2008). Historia del diseño en América Latina y el Caribe. San Pablo: Editora Edgard Blücher. 

Fernández, S. M. (2004) Las instituciones gráficas argentinas y sus revistas, infodiversidad, 7, 115-126. 

Livingston, Alan e Isabelle (1992) Dictionary of graphic design and designers, London: Thames and Hudson. 

Madrid Santos, Francisco (1989) La prensa anarquista y anarcosindicalista en España desde la I Internacional hasta el final de la Guerra civil. Josep Termes Ardevol. Universidad Central de Barcelona, Facultad de Geografía e Historia, Departamento de Historia Contemporánea, IHL. Disponible en: http://www.cedall.org/Documentacio/Castella/cedall203410101.htm

Abstract: This paper discloses an approach to the study of Success Graph publication, published in 1905 in Buenos Aires, and their contribution to the creation of graphic design discipline in Argentina in a pre traditionally located in the forties stage. Printed in the workshops Fessel & Mengen with a careful layout and printing, the magazine was dedicated to the promotion of the arts and national and South American printing industry. Through its conceptual and aesthetic proposal the magazine expressed concern about the definition of a proper place for the graphics, considering educational aspects, artistic, technological and trade professionals in the area.. 

Key words: Graphic Design - magazines - disciplinary field - Success Chart - periodicals - History of Graphic Design 

Resumo: Este trabalho descreve uma abordagem ao estudo da publicação Sucesso Gráfico, aparecida em 1905 em Buenos Aires, e seus contribuas à conformação disciplinar do design gráfico na Argentina numa etapa prévia à tradicionalmente localizada nos anos quarenta. Impressa nas Oficinas de Fessel & Mengen com uma cuidada diagramação e serigrafia, a revista estava dedicada à alavancagem das artes e indústrias gráficas nacionais e sudamericanas. Através de sua proposta conceptual e estética a revista mostrou sua preocupação pela definição de um lugar próprio para a gráfica, ponderando aspectos educativos, artísticos, tecnológicos e gremiales dos profissionais da área. 

Palavras chave: Design Gráfico - revistas - campo disciplinar – Sucesso Gráfico – publicações periódicas - história do design gráfico 

(*) Patricia Andrea Dosio. Diploma de Honor de la Licenciatura en Artes (Universidad de Palermo). Posgrado en Educación (FLACSO). Docente de la Universidad de Palermo en el Área de Investigación y Producción en la Facultad de Diseño y Comunicación.


Aproximación al estudio de la revista Exito Gráfico y sus aportes a la conformación disciplinar del diseño gráfico fue publicado de la página 178 a página181 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXX

ver detalle e índice del libro