1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº1 >
  4. Historias, discursos: Apuntes sobre una experiencia

Historias, discursos: Apuntes sobre una experiencia

Russo, Eduardo A. [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº1

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº1

ISSN: 1668-5229

[Trabajos de estudiantes y egresados]

Año II, Vol. 1, Agosto 2004, Buenos Aires, Argentina | 67 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen / Historias, Discursos: apuntes sobre una experiencia

El texto presenta los trabajos producidos por los estudiantes en el marco de las carreras, Licenciatura en Comunicación Audiovisual y Diseño de Imagen y Sonido, como muestra de una actividad investigativa sobre el discurso del cine, la imagen electrónica y los nuevos medios, atendiendo a la historización y análisis del lenguaje audiovisual en sus diversas modalidades. Contra un modelo de historia positivista, los trabajos de análisis intentan reconstruir, mediante el estudio de casos particulares, aspectos ignorados por las historiografías oficiales, atendiendo al estudio de la evolución y transformación de medios y las crisis en el campo de lo audiovisual.

Palabras clave: Historia, discurso, cine, nuevos medios, análisis, arqueología de medios, mutación digital, modelo de crisis, paradigma indiciario.

Summary / Stories, Speeches: notes about an experience

The text shows the works produced by the students in the careers Audiovisual Comunication Licence and Image and Sound Design, as a sample of researching activity about the cinema speech, the electronic image and the new mediums, paying attention to the historical events and the audiovisual language analysis in their different manners. Opposite a model of positivist history, the works of the analysis try to rebuilt, through the study of particular cases, aspects ignored by the official historiographies, attending the study of the evolution and transformation of the mediums, and the crisis in the audiovisual field.

Key words: analysis archeologist of medium, cinema, circumstantial paradigms. Digital mutation crisis model, new mediums, speech,story

Resumo / Histórias, Discursos: notas sobre uma experiência

O texto apresenta os trabalhos produzidos pelos estudantes no marco das cursos Licenciatura en Comunicação Audiovisual e Imagem e Som Desenho, como mostra de uma atividade investigativa sobre o discurso da cinematografia, a imagem eletrónica e os novos médios, atendendo à historização e o análise da lenguagem audio-visual em suas diversas modalidades. Contra um modelo de história positivista, os trabalhos de aná- lise intentam reconstruir, mediante o estudo de casos particulares, aspectos ignorados pelas historiografías oficiais, atendendo ao estudo da evolução e transformação da média e as crises no campo do audio-visual.

Palavras chave: análises, arqueología de meios, História, discurso, cinematografia novos meios, mutação digital, modelo de crise, paradigma indiciario aquel tipo de inspiración que inmejorablemente expresó Jean-Luc Godard en sus célebres lecciones sobre historia del cine dictadas en Montreal a fines de los 70: “Yo tenía una idea… querría volver a contar la historia del cine no sólo de una manera cronológica, sino, más bien, un poco arqueológica, o biológica. Tratar de mostrar cómo se han producido movimientos, igual que se podría contar la historia, en pintura, de cómo se creó la perspectiva, por ejemplo, o en qué fecha se inventó la pintura al óleo, etc. Pues tampoco en el cine se han producido las cosas de cualquier manera. Las han hecho hombres, mujeres que viven en sociedad, en un momento dado, que se expresan y comunican esta expresión, o que expresan su impresión de una forma determinada. Debe de haber capas geológicas, corrimientos de tierras culturales, y para hacer ese trabajo, efectivamente se precisan medios de visión y medios de análisis, no forzosamente muy importantes, pero sí adecuados.”5 Una forma de aproximarse a los discursos audiovisuales —la de Godard, pero también la nuestra y la de nuestros alumnos— altamente determinada por la revolución del video y la disponibilidad en el mercado de la imagen electrónica de materiales que pocos años atrás requerían del trabajo detectivesco en archivos y unas pocas cinematecas. Estudiar la historia del discurso cinematográfico es hoy asunto de lecturas tanto de escritos como de imágenes en una pantalla que convoca a la reflexión mediante la pausa y el escrutinio repetido. Situación que parece redoblarse con el acceso a copias en DVD y a información tanto escrita como audiovisual disponible en internet, de lo que queda ya constancia en varios de los trabajos. Este acceso renovado, esta aceleración y sobreflujo de datos sobre lo audiovisual va curiosamente unida a una crisis de inteligibilidad, que instala al análisis del discurso cinematográfico, televisivo y videográfico en una situación de alto grado de inestabilidad. Para ello, en lugar de considerar al continente de lo audiovisual como un inmenso estanque (tal como tendieron a pensarlo las historiografías clásicas, con un criterio estático en alto grado) será preciso advertirlo como un río de tránsito problemático. Hace unos años señalaba Rick Altman: “La historia del cine (…) no podría concebirse como una historia continua de un fenómeno coherente, pues incluso la noción de cine ha sido constantemente redefinida en el transcurso del siglo. Por el contrario, las crisis múltiples, que dan lugar a definiciones cambiantes sobre el fenómeno del cine, son todas semejantes entre sí.”6 El mismo término “cine” no designa hoy una experiencia similar al de comienzos del siglo pasado. Más aún, a pesar de que seguimos usando el vocablo, tal vez el “ir al cine” dé cuentas de una experiencia que es en el presente considerablemente distinta de la de un par de décadas atrás. Están las salas, también —por ahora— las latas de film, el dispositivo de proyección y amplificación de sonido, pero ha cambiado dramáticamente -por citar sólo un factor, aunque decisivo- esa figura especialmente mutable que es la del espectador con sus prácticas y el sentido que a ellas le atribuye. Ciertos fenómenos de mutación, de contaminación entre medios, de luchas jurisdiccionales y negociaciones provisorias, son parte de lo que es preciso indagar. El estudio de los discursos audiovisuales se asentaría sobre bases ilusorias si diera por hecho la unidad y homogeneidad de un campo de regiones heterogéneas. En última instancia, los trabajos aquí reunidos se hacen eco de ese reclamo de Altman: “Todo modelo historiográfico es como un micrófono que sólo permite captar ciertas frecuencias, un objetivo que persigue la precisión de ciertos registros pero que deja a otros borrosos. Hay que reconocer que los objetivos adoptados por los historiadores del cine han dejado sistemáticamente las crisis de identidad del cine en la más completa indefinición. Es por lo que nos parece necesario ver, escuchar y pensar la historia (del cine) de otra manera, a través de un modelo de crisis.7 Presentar, por otra parte, a estas asignaturas bajo una perspectiva de análisis de los discursos audiovisuales, también hace referencia a la necesaria dimensión transdisciplinaria que el campo requiere. Como afirma Vicente Sánchez-Biosca, luego de pasar revista a la imbricación creciente que en la actualidad se observa entre las dimensiones de la teoría, análisis e investigación histórica en el estudio del cine: “De ahí que se imponga la conveniencia o incluso una nueva articulación entre esa disciplina naciente que es la arqueología del cine (que no se limita a la mera clasificación y restauración de películas), la filología, que daría cuenta de las variantes textuales, con toda la tradición de los aparatos críticos experimentados en el estudio de los textos literarios clásicos y una reflexión histórica que ponga en marcha las nociones de cambio, estatismo, temporalidad, causalidad e influencia (o intertex-tualidad, si el término no hiere la sensibilidad del común de los investigadores).”8 Si hay acuerdo general que la experiencia contemporánea se define y encuentra su misma vitalidad bajo el signo de múltiples crisis, que por otra parte son crecien-temente dinámicas, pensar esa experiencia en perspectiva histórica, analizando sus formas, estructuras y procesos de modo riguroso, permitirá proponer intervenciones precisas, diseñadas por sujetos concientes para la intelección y dispuestos para la necesaria participación creadora en lo audiovisual. En definitiva, tal como lo afirma la cita godardiana dispuesta como exergo en esta presentación, es al cultivo del reconocimiento y el trabajo sobre esas impresiones que inciden, a menudo de modo tan inadvertido como crucial en la busca de la expresión de cada uno —empresa decisiva en la enseñanza universitaria, más allá de las disciplinas, en una formación verdaderamente profesional— aquello a lo que intenta contribuir el esfuerzo reflexivo cuyos resultados quedan reunidos en este cuaderno.

Notas

1 Godard, Jean-Luc (1980). Introducción a una verdadera historia del cine. Madrid: Alphaville, tomo 1.p. 69.

2 Talens, Jenaro y Zunzunegui, Santos (1996). Introducción: Por una verdadera historia del cine. En AA. VV. Historia General del Cine

“De modo que, al principio, uno cree que se expresa, y no se da cuenta de que en esta expresión hay un gran impulso de impresión que no procede de uno; y en mi caso, todo mi trabajo o mi placer de trabajar en el cine ha ido poco a poco consistiendo más bien en tratar de tomar —al menos para mí, lo que no es fácil—, de conquistar mi propia impresión”

Jean-Luc Godard1

Los artículos compilados en este cuaderno provienen de las experiencias didácticas de investigación y escritura realizadas en el marco de la carreras, Licenciatura en Comunicación Audiovisual y Diseño de Imagen y Sonido. En el marco general del plan de estudios de ambas carreras de grado, estas materias ponen al alcance de los estudiantes ciertas perspectivas y metodologías para reflexionar sobre lo audiovisual afinando algunas herramientas conceptuales, válidas tanto para la intelección de obras y contextos de realización o recepción cercanas o distantes —en el vasto territorio global de más un siglo de creaciones audiovi-suales— como para la mejor comprensión de los propios procesos realizativos.

Los escritos aquí reunidos fueron presentados como trabajos prácticos finales de las asignaturas dictadas por los profesores María Elsa Bettendorff, Alberto Farina y quien escribe, Edurado Russo. Son, de ese modo, el resultado de una tarea de transmisión y producción a lo largo de un cuatrimestre, en los que se trabajó visionando, reflexionando, dialogando y escribiendo sobre distintos períodos de la historia de los medios audiovisuales: el cine mudo, el del período clásico y las experiencias de las vanguardias, los cines de la modernidad y diversas modalidades de la pantalla contemporánea, sumado a ellos desarrollos emergentes —más allá del abundante discurso promocional o preventivo, o de la descripción técnica— del estudio de los medios digitales. El resultado de estas incursiones, cuyo abordaje partió del intento de superar las clásicas maniobras de enumeración libresca, las cronologías y linearizaciones propensas a elaborar grandes cuadros y relatos evolutivos, queda demostrado en estas experiencias de escritura, a las que se otorgó la forma de breves artículos académicos. Al provenir de estudiantes cuya perspectiva en la formación universitaria de grado se orienta en modo diverso —algunos tienden más hacia lo realizativo , otros a la investigación y a la escritura— los profesores han considerado en las elecciones temáticas y el núcleo de los trabajos la incidencia de sus inquietudes particulares. Es por allí donde se acentuó la preocupación por los discursos en juego, proponiendo a estas experiencias investigativas un sesgo hacia el análisis de la intervención de sujetos involucrados en la evolución y las revoluciones del lenguaje audiovisual. Aunque no se lo propuso de modo explícito, despuntó en los trabajos cierta opción por el análisis pormenorizado en una estrategia de casos, por enfoques que basan su eficacia en el esclarecimiento del fragmento, antes que en la construcción de grandes cartografías generales. En cierto sentido, en las experiencias que siguen se da a la historia de lo audiovisual un enfoque analítico, mientras por la vía inversa, contextualizando y e instalando los acontecimientos en coordenadas precisas, también se historiza el análisis. En todos los casos se procuró trascender las aproximaciones clásicas, fundadas en lo que siguiendo a Santos Zunzunegui y Jenaro Talens, podría denominarse como historia positivista, esas formulaciones que: “…digan fundamentarse en la observación más o menos directa o reivindiquen que sólo a través de la exhumación de los documentos es posible revivir el pasado, contemplan ese pasado como fijo, formado por acontecimientos que son independientes de la descripción que pueda hacerse de los mismos, y de allí la insistencia en que la tarea del historiador se defina como un ‘ver claro’, un ‘sacar a la luz’ o, para decirlo con las celebérrimas palabras de L. Von Ranke: un ‘mostrar las cosas tal y como sucedieron’.”2

Estudiar los discursos audiovisuales en una iniciativa atenta a la historización y también a la singularidad de cada caso, e incluso tan alerta a la excepción significativa como a la norma general, no será entonces ir a la exhumación de cosas que hablarán objetivamente, por ellas mismas, sino poner en articulación fenómenos, textos y sujetos específicos; algunos involucrados en la producción, circulación y consumo de creaciones audiovisuales dentro de un contexto, otros ocupados en su trabajoso desciframiento, sabedores que la lucha por el sentido es tan prometedora como incierta. En el carácter de ejercicios de microanálisis de casos históricos que insiste en esta compilación, pueden advertirse ecos de esa modalidad epistemológica de trabajo analítico que el historiador Carlo Ginzburg ha denominado como paradigma indiciario, donde: “…a través de la toma en consideración de pequeños casos, o la utilización de documentos tenidos como marginales, se intenta reconstruir fragmentos de unos aconteceres muchas veces sepultados bajo ideologías oficiales.”3

Entre los diversos enfoques que en el ámbito académico se le otorga al estudio histórico del cine, según lo han reseñado Robert C. Allen y Douglas Gomery —a saber: historia económica, historia social, historia tecnológica e historia estética—4, en estos artículos puede advertirse una orientación predominante hacia las “historias estética”, esto es, hacia la consideración de lo audiovisual como modelador de una experiencia sensorio-reflexiva y perteneciente al ámbito de las formas artísticas, y por otra parte, hacia la historia social, que examina el campo en tanto conjunto de instituciones y prácticas sostenidas por amplias poblaciones de usuarios en contextos variables en tanto cultural-mente determinados.

En todos los trabajos de investigación insiste —al igual que en los abordajes propuestos por Allen y Gomery, quienes sin referir a Ginzburg aunque lanzados al trabajo de investigación, también aparecen frecuentemente como propulsores de un abordaje indiciario— el afinamiento de miras hacia los casos particulares. Si bien no se desdeña la organización narrativa de los sucesos, especialmente en términos expositivos, queda constancia de

Vol. I: Orígenes del cine. Madrid :Cátedra. p. 13. 3 ibid. p. 15. 4 Allen, Robert C. y Gomery, Douglas (1996).Teoría y práctica de la historia del cine. Barcelona:Paidós. 5 Godard, Jean-Luc (1980) (op. cit.), p. 25. 6 Altman, Rick ( 1996). Otra forma de pensar la historia del cine. En revista Archivos de la Filmoteca. Nº 22. Valencia: febrero. p. 18 7 ibid. p. 19.

8 Sánchez-Biosca, Vicente. (1998).E n torno a algunos problemas de historiografía del cine. En revista Archivos de la Filmoteca Nº29. Valencia, junio 1998. p.115.


Historias, discursos: Apuntes sobre una experiencia fue publicado de la página 9 a página12 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº1

ver detalle e índice del libro