1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº78 >
  4. Corazón de León: un film clásico con rasgos contemporáneos (Primer premio)

Corazón de León: un film clásico con rasgos contemporáneos (Primer premio)

Guanatey, Luciano Ezequiel

Asignatura: Discurso Audiovisual I

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº78

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº78

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XX Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2016 Ensayos Contemporáneos. Edición XVIII Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2016

Año XIII, Vol. 78, Julio 2017, Buenos Aires, Argentina | 262 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen: El film Corazón de León es un claro ejemplo de cómo una película puede mostrar rasgos de un modelo muy antiguo y consolidado, como es el caso del modelo clásico de Hollywood, pero que, a su vez, está acompañado por la novedad de la manipulación técnica en la postproducción digital, inherente al cine contemporáneo. 

Entre las características correspondientes al cine clásico hollywoodense, el film cuenta con un visionado comprensible, transparencia en la narración, omnisciencia en el espectador, configuraciones espaciales fácilmente reconocibles, estabilidad en sus formas, lógica narrativa y las dos líneas argumentales que son interdependientes y se resuelven llegando al final. Con respecto a los aspectos pertenecientes a la contemporaneidad se reconoce la manipulación digital para modificar la estatura de Francella y la alteración de la estructura de la denegación. 
Por último, es importante destacar que, si bien el film corresponde a un país periférico, no hay crítica al cine clásico de Hollywood, ni innovación alguna; sino que la película respeta de un modo altamente estricto a este modelo de representación.

Palabras clave: clasicismo – postproducción - técnica.

El modelo clásico de Hollywood no desaparece en los años 60 con la aparición de la modernidad cinematográfica, sino que permanece hasta nuestros días; tiene sus variaciones, claro está, pero no sería acertado hablar de su obsolescencia. 
Entre una de sus tantas variaciones se encuentra Corazón de León, un film que, pese a provenir de un país periférico cinematográficamente hablando, como lo es Argentina, se encuentra muy alejado del movimiento conocido como tercer cine, ya que no realiza una crítica contra el modelo clásico de Hollywood, ni innova de modo alguno, sino que, por lo contrario, se adapta casi por completo a los márgenes preestablecidos de este modelo de representación; respeta de un modo elevadamente estricto este pacto preexistente al que Eduardo Russo hace mención en su Diccionario de cine. Pese a lo expuesto, no puede afirmarse con seguridad que esta sea una película exclusivamente clásica, ya que, por su parte, también cuenta con rasgos pertenecientes a la contemporaneidad.

Predominancia de los aspectos clásicos 
El primero de los aspectos propios del clasicismo que puede reconocerse es el hecho de que sea una película ordinaria y de visionado comprensible que cuenta con un ideal de transparencia en la narración, como si el espectador asistiera al relato como testigo presencial y privilegiado de los acontecimientos. Otro de los aspectos es que las configuraciones espaciales se motivan por el realismo y son fácilmente reconocibles: una oficina, un bar, un automóvil o un hogar. Conjuntamente se identifica en el film un respeto de cierta idea de estabilidad en las formas y de predominio de la lógica narrativa en su armado, como en toda película clásica. 
Con respecto a las líneas argumentales, debe mencionarse la coexistencia de dos de ellas: por un lado la que implica la relación entre Ivana y León, y, por el otro, el sufrimiento que León atraviesa debido a las vicisitudes que enfrenta a causa de su baja estatura (la película se encarga de mostrar incómodos momentos a los que León se ve sometido debido a su baja estatura, como la escena en la que un hombre lo lleva por delante en la calle o la escena en el restaurant, donde el par de amigos se burla de él); son dos esferas distintas pero interdependientes, ya que la estatura de León es un escollo constante en el fortalecimiento del vínculo con Ivana. Por otro lado, cabe destacar que la película cuenta con el típico final clásico: la breve celebración de la estabilidad conseguida por los personajes principales y una suerte de justicia poética: el romántico reencuentro de Ivana y León en las playas de Río de Janeiro, el despojo de cualquier prejuicio sobre la estatura de León y la utilización de uno de los recursos más populares, que es el beso final entre los protagonistas. 
Si se pone el foco en los personajes, podrá interpretarse una elevada adaptación al margen de seguridad que el modelo clásico de Hollywood brinda; Ivana y León se constituyen como individuos psicológicamente definidos que luchan por resolver un objetivo específico: salir adelante como pareja. León se erige como el personaje más especificado ya que, efectivamente, es un individuo diferenciado, dotado con una serie coherente de rasgos, conductas evidentes y cualidades que van más allá de su baja estatura, como su exitosa carrera profesional, su buen pasar económico, la amistad que tiene con su hijo y una forma positiva de ver la vida pese a su gran desventaja (aunque llegando al final León explica que, en realidad, sufre mucho a causa de su baja estatura). La narración está construida de forma tal que los personajes y sus conductas producen y reiteran los datos necesarios de la historia constantemente: León es un hombre que tiene que sobrellevar su defecto físico, Ivana es una mujer separada que parece infeliz y su ex marido es un hombre muy insistente y entrometido en la vida de ella. Además, debe remarcarse el hecho de que los personajes ocultan relativamente poco. Por último, también pueden identificarse muchas otras de las características típicas del cine clásico: la importancia en representar no solo la omnisciencia narrativa, sino que también la omnisciencia espacial, la conversión del esquema cognitivo al que llamamos la cámara en un observador invisible ideal, la utilización del montaje con el objetivo de hacer de cada plano el resultado lógico de sus predecesores y reorientar al espectador por medio de entornos repetidos, y las escenas claramente demarcadas: unidad de tiempo, de espacio y de acción. Con respecto al final de la película, si bien las dos líneas causales principales parecen resueltas, algunas cuestiones comparativamente menores quedaron pendientes, como por ejemplo: ¿qué termina sucediendo entre Ivana y su ex?, ¿sigue molestándola o acepta su relación con León? o ¿qué sucede entre la ex pareja de León y su nuevo novio?, si bien son cuestiones secundarias, el espectador no conoce su resolución. Sin embargo, la intención del espectador por acabar la película con un epílogo conduce a olvidar los asuntos menores, por lo que el efecto de conclusión se genera de todos modos.

Presencia de características contemporáneas 
A su vez, el film muestra algunos aspectos del cine contemporáneo, como es el caso de la manipulación de las imágenes gracias a la posproducción digital. Este plusvalor de la imagen, mostrar al personaje encarnado por Guillermo Francella como un hombre de 1,36 mts, que es un resultado de la técnica, genera que la estructura de la denegación, necesaria para toda ficción (“lo sé pero aún así”), quede definitivamente alterada. Como explica Hoberman en El nuevo realismo estos objetos fílmicos creados digitalmente desdibujan la distinción entre ficción montada y verdad documentada. El exceso de perfección en cada una de las imágenes donde tiene participación León trastorna el estatuto mismo de la ficción cinematográfica, suscitando que el espectador tome distancia del relato y se produzca una pérdida de creencia en el cine. Probablemente, otra de las cuestiones que generen esta distancia que el espectador experimenta es el hecho de que el protagonista pertenezca a lo que en Hollywood se conoce como star system (característica indudablemente clásica). El espectador conoce a Guillermo Francella y sabe que esa no es su verdadera estatura, por lo que siente un extrañamiento y termina por tomar distancia. 
Por otra parte, como explica Costa en Saber ver el cine, en el cine contemporáneo se utilizan frecuentemente las posibilidades que la imagen electrónica ofrece, aunque sólo sea en forma de espectaculares atracciones, y Corazón de León, claramente, no escapa de ello, ya que el hecho de mostrar a Guillermo Francella como un hombre de baja estatura funciona a la perfección como un gag visual para esta comedia romántica, imágenes como León manejando su vehículo, dando un salto cada vez que busca sentarse en algún lugar, teniendo un tamaño similar al de su mascota o quedar colgando de la alacena por no alcanzar un objeto, serían imposibles de llevar a cabo sin la ayuda de la posproducción digital. 
Los aspectos ya identificados y analizados permiten comprender que Corazón de León funciona como una película perteneciente al modelo clásico pero que, a su vez, cuenta con ingredientes inherentes a la contemporaneidad, ya que se cuenta una historia típica de cine clásico pero con la particularidad de contar con un gran trabajo de postproducción digital.

Bibliografía 
Bordwell, D. (1996) La narración clásica. (156 – 165). En La narración en el cine de ficción. Barcelona: Paidós. 
Costa, A. (1991) Saber ver el cine. Barcelona: Paidós. 
Choi, D. (2009) La imaginación técnica en el cine contemporáneo: la matriz de lo visible, notas sobre Matrix. (121 – 140). En Transiciones del cine. Buenos Aires: Santiago Arcos editor. 
Elena, A. (1999). Cines periféricos. Barcelona: Paidós. 
Hoberman, J. (2014). El nuevo realismo (31 – 42). En El cine después del cine. Buenos Aires: Paidós. 
Russo, E. (1998) Diccionario de cine. Buenos Aires: Paidós/ Tatanka.


Corazón de León: un film clásico con rasgos contemporáneos (Primer premio) fue publicado de la página 150 a página151 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº78

ver detalle e índice del libro