1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº79 >
  4. Docente: Laura Banfi

Docente: Laura Banfi

Banfi, Laura [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº79

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº79

ISSN: 1668-5229

Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Introducción a la Investigación. Proyectos Ganadores Primer Cuatrimestre 2017 Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita. Proyectos Ganadores Primer

Año XIV, Vol. 79, Octubre 2017, Buenos Aires, Argentina | 182 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Abstract del docente 

El proyecto joven de la materia Comunicación Oral y Escrita se centra en el desarrollo de las habilidades esenciales de la comunicación, aquellas que se relacionan con las de producción y las de interpretación discursiva. Dentro de estas competencias, se asume como importante el reconocimiento de los códigos de la oralidad y de la escritura y el uso de los canales que ofrecen las dos formas de comunicación. Para lograr esto, se busca desplegar y evidenciar estrategias a través de los trabajos prácticos que logran ensamblar lo que el proyecto de la universidad denomina en general Una historia de mi familia. La idea general es fomentar las habilidades presentando, a través de una búsqueda de la propia identidad, un relato que reúna de forma atractiva distintos tipos discursivos que supongan sus protocolos y esquemas correspondientes. Este proyecto se inicia con la búsqueda de material bibliográfico, documentación familiar y personal así como el contacto directo con familiares testigos y protagonistas de la historia que será el eje del trabajo final. Una vez reunido el material, los estudiantes comienzan el proceso de composición textual para lo que necesitan recursos de cohesión, de coherencia y de adecuación al contexto discursivo. En estas instancias, se aplican conocimientos y herramientas visuales y discursivas propias con el uso correspondiente de sus códigos y normas. En el trabajo se pretende la creación y la elaboración de tipos textuales adecuados al género académico. Allí, en torno al relato central que elige el estudiante, se centran descripciones, argumentaciones y explicaciones que dan marco y sustento a esa historia. Es requisito, además, presentar visualmente dispositivos de síntesis verbales y gráficos, lo que significa aplicar algunos conceptos específicos gráficos como el color, la forma a través de la tipografía, la fotografía, etc. Los estudiantes deben hacer una presentación visual con programas digitales que les sirvan para esto, como por ejemplo usando infografías o líneas de tiempo que ordenan la historia que relatan.

En cada clase y siguiendo el modelo de aula-taller se trabajan diferentes ejercicios que permiten una observación atenta a cuestiones de escritura y oralidad para luego, una vez encaminados los alumnos sobre los proyectos particulares, desarrollar los trabajos finales en sus diferentes etapas. 

Producción de los estudiantes

Un pasaje  Muñoz, Rodolfo César 

Mi historia familiar no sería precisamente una buena historia, ni una mala, no tiene un final pero tiene un desenlace, no encontrarán momentos alegres porque es triste, pero quizás, al reescribirla, me permita una vez más sobreponerme y seguir adelante.

Somos cinco mi padre Rodolfo, mecánico de vocación, mi madre Carmen, ama de casa que dedicó su vida a criarnos de la mejor manera que pudo. Todos trabajábamos en el taller mecánico de mi padre, se podría decir que cada hermano se ocupaba de un sector diferente. Yo Rodolfo, soy el mayor, luego me sigue mi hermano Andrés y Carolina. Este relato cuenta cómo mis padres y mis hermanos me traicionaron, cómo confabularon a mis espaldas para lograr destituirme de la empresa familiar y sentenciarme al olvido.

Esto comenzó hace ya tres años, desde aquel día en el que todo se desencadenó. Todavía hoy sigo sin comprender qué sucedió, como si el tiempo del mundo se hubiese detenido y estuviera todo cercado por una larga espera, una espera que no termina. La violencia y los abusos generados por mis padres, seguramente, serán uno de los puntos de partida de esta historia, junto con un entorno deteriorado y carencias en la comunicación.

El Taita Guasú  Damiani, Ana 

La historia de mi familia que elegí contar es la de mi abuelo, particularmente cómo se desligó de sus raíces alemanas. Quiero profundizar en los motivos de ese distanciamiento. Además me parece interesante la influencia que pudo haber tenido en él haber nacido en Misiones, la relación con sus padres y la actitud de ellos hacia mi abuela su primera esposa. Creo que recopilando esta información puedo llegar a averiguar el motivo por el cual nadie en mi familia conoce mucho sobre las costumbres del lugar del que venimos. En la entrevista realizada, hablando sobre por qué no siguió en contacto con la colectividad alemana, especialmente por el comportamiento de sus padres hacia sus suegros dijo que “los alemanes por característica son muy, no súper cerrados, encasillados. Entonces todo lo que se sale de las fronteras de Alemania no sirve. Y especialmente los de sureste, alemanes que se creían alemanes, no, esos son de Baviera. No encontraba motivación para continuar con grupos en los cuales no encontraba afinidad. Había otros alemanes que el club tenía que ser alemán, tenían que ir al Teutonia a remar porque era alemán, para hacer aviación tenían que ir al club el Cóndor porque era alemán”. Y ahí comienza la historia.  (Ver introducción y conclusión del trabajo en p. 115)

Presenciando la verdad  Rivadeneira Riofrío, Daniel 

Rodrigo Rivadeneira Suárez, mi abuelo, era edecán naval del presidente José María Velasco Ibarra y jefe de la Casa Militar de la Presidencia al ser el más antiguo de los tres edecanes (Militar, Naval y Aéreo). Mi abuelo presenció, sentado en la silla a la derecha de Fidel Castro, una reunión entre este y Velasco Ibarra. Hubo mucha especulación acerca de la razón y consecuencia de esta reunión ya que se cuestionan los motivos y la forma en que se llevó a cabo. Mi abuelo, al haber estado presente en el momento y puede desmentir muchos de los rumores, aclara lo que sucedió de verdad en dicha reunión. Ahora, a sus ochenta años de vida, él encuentra una publicación en el diario El Comercio acerca de dicha reunión y, con el conocimiento que tiene de haber estado presente y ser partícipe del momento, él nota errores históricos en el artículo, y con su nivel de lealtad personal hacia el ex-presidente de la república del Ecuador, decide enviar un correo al diario corrigiendo una historia mal interpretada. 

Las mil y una historias by Lola  Orieta, María de los Ángeles  

Tengo como objetivo redactar unas líneas explicando lo que va a ser La historia de mi familia. Voy a contar la historia de mi abuela, un ser espectacular que con 80 años sigue regalando sonrisas y amor por doquier, junto a historias con las que pude construir la mía y saber de donde vengo. Ella nació un 27 de febrero en San Nicolás, a 230 kilómetros de Buenos Aires, y sus padres la llamaron Dolores Ninfa. Se crió en una isla a orillas del Paraná, siempre rodeada de hombres, aprendió a pescar y cazar. Hizo hasta tercer grado pero su inteligencia iba mucho más. En su adolescencia conoció a Horacio Reynoso, un hombre buen mozo que la cautivó con su sonrisa. Se casaron y tuvieron tres hijos: Juan Enrique, Eduardo y Carla Reynoso. Ella supo cuidar de ellos hasta en épocas difíciles. Sus largas charlas siempre eran con mates y puchos, me contaba sus tardes de sol en la isla, sus travesuras, su alergia a las abejas, mencionaba que fue difícil la época de los militares, sabiendo que con dos hijos podía suceder cualquier cosa, pero ella fue fuerte y nada pasó. Pasó el tiempo, los años fueron pasando, y acá está, fuerte como siempre, y con muchas historias para contar como siempre, con puchos y mates de por medio.

Vuelve a florecer el espinillo  Cuestas, Nicolás Oscar

Tiempos difíciles fueron aquellos en los que las personas que hoy en día llegan a los ochenta años de edad debieron formarse económicamente en su juventud. Una juventud con una educación que se cerraba a muy temprana edad, una juventud donde las posibilidades eran escasas. Yo les contaré la historia de mis abuelos, su experiencia de vida. Rodolfo nació en Paraná de la provincia de Entre Ríos. Eran nueve hermanos viviendo en uno de los terrenos más codiciados de la provincia. Un terreno cedido a la familia Cuestas por Justo José de Urquiza, pero no es ese el foco de la historia. Les contaré cómo vivió, cómo creció, cómo se enamoró, cómo luchó para que la vida le ofrezca oportunidades; les contaré sus sueños, sus logros y cómo el orgullo lo llevó a hundirse con la frente muy en alto. Rodolfo trabajó para una empresa llamada Tomsa en Paraná junto a dos de sus hermanos, para mí conocidos como “Tío Negro” y “Tío Pepe”. Cuando una de las sucursales estaba por cerrar en la ciudad de Concepción del Uruguay, ellos tres se aventuraron en una búsqueda desesperada por recaudar el dinero para comprarla. Luego de obtenerla, y pasado mucho tiempo, una gran pelea disolvió esta sociedad de hermanos. Totalmente desunidos, Rodolfo debió aventurarse una vez más, es allí cuando invierte todos sus ahorros en comprar el fondo de comercio de una zapatería en la ciudad de Gualeguaychú. Todo iba de maravillas hasta que la economía dió un gran giro durante la presidencia de Alfonsín. Tapado en deudas, Rodolfo hace todo lo posible para sacar a flote su negocio pero es inútil, nadie compra zapatos.

Un héroe que no conocí  Gallegos Romero, María Gabriela 

Mi historia es sobre mi bisabuelo materno Juan Montalbán. Él era un doctor que comenzó su carrera siendo médico cirujano pero su finalidad nunca fue ganar provecho económico con la medicina y por eso decidió dejar la práctica privada para poder dedicar su tiempo a atender a personas de escasos recursos y dedicarse así a la salud pública. Trabajó durante un tiempo en el Instituto de Higiene de Guayaquil, Ecuador, y fue durante ese periodo que encontró la cura para la paragominiasis, una enfermedad causada por parásitos que infectan los pulmones y otros órganos. Debido a un desacuerdo que tuvo con el directorio dejo el Instituto de Higiene, pero al enterarse de esto, la Organización Mundial de la Salud le envió una carta haciéndolo miembro y contratándolo. Al pertenecer a esta organización lo trasladaban mucho. Su primer traslado fue a México donde permaneció con su familia un par de años, luego lo trasladaron un tiempo a República Dominicana, para luego volver a México; y así fue con algunos destinos. Después de trabajar para la ONU durante algunos años, decidió volver a Guayaquil ya que su siguiente traslado hubiese sido Indonesia y el no consideraba en ese tiempo que era la mejor decisión para su familia. A pesar de haber sido una persona muy entregada a la medicina y al cuidado de otros, el era también era muy dedicado a su familia. Fue esposo y padre de cinco mujeres. Los que lo conocieron lo caracterizaban como una persona muy correcta, honesta, amable, humilde, amorosa con su familia y a la vez muy estricta en el momento de disciplina pero siempre desde un lugar de cariño. Era el Norte de sus hijas, las ayudó a crecer de manera correcta, les enseñó el bien del mal y a saber cómo tratar a las personas siempre de la mejor manera. Fue el mejor ejemplo de esposo, padre, abuelo, amigo, para las personas que lo rodeaban. Falleció debido al cáncer de estómago el día 14 de Mayo de 1979 a los 71 años de edad.

Vacaciones cordobesas, un niño nadador y una pelota  Germano, Juan Martín 

Las vacaciones familiares son algo que en ciertas ocasiones generan momentos inolvidables para las personas, como alegrías y encuentros entre seres queridos. Eso es por lo menos lo que esperamos cada vez que organizamos un viaje. Inimaginable es que en el medio de un viaje familiar, suceda algo que altere los planes que tenían todos en un principio. Inimaginable fue para mi familia y para mí que, luego de varios días descansando en Villa General Belgrano, en Córdoba, un miembro de la familia se tire a una pileta para buscar algo que se le cayó, y eso termine en una cuasi tragedia. Vale aclarar que mi primo, aquel que se tiró de cabeza a la pileta, en ese momento tenía tres años de edad. Una situación que duró aproximadamente cinco segundos estuvo a punto de convertirse en un acto traumático y triste, hasta que mi papá se tiró a la pileta vestido, cual héroe, atrás de mi pequeño primo cuyo único interés era recuperar la pelota que se le había caí- do a la pileta.

Yo te conozco  Sandrone, Verónica

Este resumen sobre La historia de mi familia trata sobre la vida de mi abuelo materno. Indagar y examinar la posición de los de los demás integrantes al referirse al protagonista, dio forma al concepto que tenia sobre él, por no haber tenido la posibilidad de conocer personalmente. Entonces, analizando su vida, su personalidad, sus primeros pasos como adulto responsable, como esposo y padre, y su legado, es que pude advertir el significado de familia y lo que representa, trabajar con mucho empeño para lograr objetivos, comprometerse plenamente con la familia, aprovechar al máximo y buscarle utilidad a las cosas. Pero dándole también importancia a la relación que uno tiene con todos los integrantes políticos, generando y manteniendo el vínculo, fundamental para desarrollar valores determinantes que forman al ser. En este último aspecto él no tenía mucha participación en las reuniones más que por compromiso en ocasiones especiales, aun siendo un grupo familiar reducido, ya que no veía la utilidad al asunto. Pero de todas maneras, así como pude apreciar su rol imprescindible, también pude ver su fallo en este aspecto. Esto me llevó a reflexionar. Así como el empeño que uno pone a objetivos propios debe también considerarlo para las relaciones familiares, siendo este el primer grupo al que uno pertenece y por tanto el más importante, que nos determina y nos forma. 

Bomba de tiempo  Ramírez Herrera, Joan Sebastián 

La familia Ramírez Jiménez está compuesta por una pareja de 30 años de matrimonio y tres hijos; Leonardo el mayor con 44 años, Gustavo y Cesar que son mellizos con 36 años. Lucy Jiménez es una madre quien dejó todos sus sueños de lado para dedicarse a sus tres hijos, ella siempre soñó con tener una hija, pero sus tres intentos por lograr esto fueron negativos, dejándole como resultado tres varones. Desde el nacimiento de Leonardo esta mujer entregó su vida por esta pequeña persona y todo lo que tenía que ver con su crianza. 

Mientras que la llegada de sus dos hijos Gustavo y Cesar se acercaba, confirmó que había nacido para darles una educación llena de valores y una vida con todas las comodidades suficientes para un crecimiento sano y seguro. Gustavo Ramírez, padre de estos tres varones, había tomado la decisión de entregar su vida día a día para brindarle a toda su familia una vida de satisfacciones a cada uno de ellos, obligado a trabajar como una maquina para poder llevar el sustento diario a su casa. Fruto del esfuerzo de Gustavo, esta familia siempre ha podido tener una cama donde dormir y un plato donde comer. Aunque para estas dos personas el roll de crianza era un mundo totalmente nuevo, donde sin ningún libro o ninguna clase de instrucciones lograron sacar a sus tres hijos adelante, dándole la mejor enseñanza mediante comunicación y una educación que posiblemente trataría de limitar las malas compañías y las malas acciones que sus tres hijos podrían encontrar con tan solo salir de casa. Estos tres hombres contaron con la fortuna de tener muchas facilidades en su desarrollo; un excelente colegio, juguetes, escuelas deportivas, etc. Todas estas herramientas ayudarían a lograr el éxito en sus deberes éticos y académicos que cada persona integra tiene o debe tener para no estrellarse contra el mundo exterior.


Docente: Laura Banfi fue publicado de la página 81 a página83 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº79

ver detalle e índice del libro