1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80 >
  4. TecnoArte. El atista Ollie Palmer (Segundo premio)

TecnoArte. El atista Ollie Palmer (Segundo premio)

Pacioni, Candela

Asignatura: Taller de Reflexión Artística I

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XXI Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2017 Ensayos Contemporáneos. Edición XIX Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2017

Año XIV, Vol. 80, Diciembre 2017, Buenos Aires, Argentina | 258 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Este ensayo se centra en la exposición de un probable futuro movimiento de arte contemporáneo denominado TecnoArte. En él se fusionan la tecnología con las obras de los artistas. Especialmente, el escrito se basa en el artista Ollie Palmer quien utiliza la tecnología para crear obras totalmente irracionales y controversiales. Dicho artista puede remitirse a un movimiento anterior denominado dadaísmo debido a la irracionalidad y lo azaroso de su trabajo. Esto puede ser percibido a través de la comparación de sus obras con las de los artistas dadaístas.

Desarrollo 

Una de las cualidades del siglo XXI es el avance de la tecnología. Esto no solo hace referencia al software, sino también a la invención de dispositivos que permiten agilizar y perfeccionar tareas. Por ejemplo: las cámaras, desplazaron por completo a los retratos pintados; o los sensores, que permiten tener mediciones y percepciones de los cambios en la materia más precisos. En la actualidad, diversos artistas optan por utilizar la tecnología en sus obras. Cuando hablamos de avances tecnológicos en el arte, hablamos de: cámaras, software, sensores, luces led, visores 3D, robots, entre otros, fusionados en las obras de los artistas. Algunos de ellos son: Patrick Tresset, Nils Völker, Daniel Rozin y Ollie Palmer.  Patrick Tresset implementó robots en una de sus obras, en la cual quiso demostrar los comportamientos artísticos y expresivos del ser humano. Para ello, construyó un software por el cual los robots (brazos automatizados) sacaban fotos de un modelo vivo y lo dibujaban en un retrato tal como lo haría una persona. Su obra se tituló 5 robots named Paul.  Nils Völker utilizó un robot con el cual registró el movimiento de los ojos de un espectador mientras observaba fotografías de diferentes objetos. Este robot que cuelga del techo sobre una gran pila de papel hace un punto por cada sector donde el espectador detuvo su mirada. El resultado es una imagen de gran formato que exhibe cómo los mismos objetos han sido percibidos de manera diferente. 

En otras palabras, la obra queda terminada cuando todos los puntos quedan trazados. Estos puntos son aquellos donde el espectador se detuvo a mirar la imagen.  Daniel Rozin creó la obra Time Scan Mirror donde el espectador se debe posicionar frente a un espejo que escanea una lí- nea vertical de píxeles. Estos, se copian continuamente hacia los laterales de la imagen. El resultado es una representación de los 30 segundos de todos los movimientos del espectador. La intención es representar los distintos ángulos de la cara del espectador con la razón de demostrar los distintos perfiles de una misma persona.  Ollie Palmer es el artista en el que se centra este trabajo. Utiliza la tecnología en la obra Scriptych donde se adhiere un dispositivo electrónico a dos bailarines y a través del desarrollo de un software específico los movimientos de los bailarines emiten palabras que son pronunciadas en voz alta por parlantes. Por ende el baile continuo de ambos genera un diálogo entre ellos sólo con sus movimientos. Considero al artista Ollie Palmer como futura tendencia en la historia del arte. Sus obras pueden ser consideradas contemporáneas ya que primeramente sus obras son efímeras y dinámicas debido a que son desarrolladas a través de videos o performances, las cuales modifican su estado a cada segundo.  El aspecto efímero puede percibirse en las obras que son de carácter performático, que ocurren en el día de la función, aunque luego quedan perpetuadas a través de videos, la obra en su estado puro sólo permanece en el vivo de la función. 

El dinamismo puede comprobarse en la obra Ant Ballet donde un robot dibuja un camino aleatorio con una sustancia química (llamada feromona). Se colocan las hormigas sobre la superficie en donde se ha arrojado la sustancia y se observa su comportamiento. Estas lentamente comienzan a seguir el rumbo por el cual la sustancia fue dispuesta. La obra terminada es el circuito por el cual caminaron las hormigas representado por segmentos de color verde. Es totalmente un acto dinámico ya que lo que ocurre al principio del experimento es distinto al final del mismo.  Por otro lado, las obras de Ollie Palmer también cumplen con el requisito de que el espectador influya en la obra, interaccione con la misma. Puede verificarse en la obra Nybble donde un grupo de bailarines son ordenados a moverse de una respectiva manera. Cada movimiento que hacen genera un número encripto el cual es emitido a través de parlantes. El público escucha los números y comienza a descifrar la sucesión de cifras las cuales conforman una frase a través de un sistema de código, el cual fue suministrado por el artista a cada uno de los espectadores. Las obras de Ollie Palmer se relacionan con el movimiento dadaísta ya que buscan generar una sensación de irracionalidad al fusionar objetos para generar un concepto o una idea nueva. Esto puede ser contemplado en su obra Scriptych donde fusiona bailarines con la aplicación tecnológica, o en su obra The Ant Ballet donde fusiona hormigas con la sustancia de feromona. A su vez, contempla el azar y lo desestructurado, puede percibirse en ambas obras mencionadas anteriormente. En la primera en la manera en la que los bailarines bailan, y en la segunda en la manera en la que es arrojada la sustancia química.  El dadaísmo surge luego de la primera guerra mundial, cuando los artistas deciden escapar a Suiza (ciudad considerada neutral respecto al conflicto) porque estaban en contra de la violencia y la guerra. El movimiento dadá fue inventado en contra de lo académico y la burguesía, aspectos que consideraban responsables del problema. El movimiento se caracteriza por ser absurdo, irónico, escandaloso y por apelar al humor. Una obra dadaísta se crea a partir de la fusión de dos objetos que al juntarse generan una situación conceptual. Algunos de los artistas más reconocidos del dadaísmo son: Duchamp, Miró, Jean Arp y Man Ray. 

Marcel Duchamp fue quien se destacó por la obra titulada La fuente en la cual utilizó un simple mingitorio. La obra era totalmente irónica ya que no tenía gran desarrollo artístico sino que más bien era escandalosa y generaba humor al fusionar el objeto con el título. Joan Miró construyó Femme una escultura en hierro que representa el cuerpo de una mujer. Se marcan los glúteos y un cuerpo en forma de pera, en el centro hay un hueco el cual representa el útero, las extremidades que sobresalen representan los brazos, el rectángulo superior representa la cabeza la cual tiene una cicatriz y un lunar. Jean Arp creó la obra Collage con cuadrados dispuestos según las leyes de la probabilidad en la cual arrojó papeles cortados de forma cuadrada aunque no perfecta, sobre un lienzo demostrando la aleatoriedad de la obra y lo azaroso que podía ser el resultado. La intención de lo mismo era criticar la noción de estructuración, de trabajo, de obligaciones y de subordinación del pueblo hacia una forma de vivir organizada.  Man Ray fue el autor de la obra El Regalo en la cual incorporó a una plancha de hierro, diversos clavos en la superficie que se utiliza para planchar. De esta manera generó la sensación de lo absurdo ya que el objeto deja de poder ser útil y se convierte en algo peligroso.

Por último, cabe mencionar la obra 86400 creada por Palmer como descendiente del movimiento dadaísta. En esta performance el artista optó por reproducir un video en el cual se trasmiten imágenes aleatorias extraídas del buscador Google las cuales no tienen ninguna relación entre sí: sólo el hecho de ser googleadas por cualquier persona del mundo en ese momento. La obra dura 24 hs. en las cuales se transmiten todas las imágenes googleadas en el transcurso del día. Irracionalidad en su máxima expresión.


TecnoArte. El atista Ollie Palmer (Segundo premio) fue publicado de la página 53 a página55 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80

ver detalle e índice del libro