1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80 >
  4. Identidad, autorrealización, deseo de control y sobrecarga de información (Primer premio)

Identidad, autorrealización, deseo de control y sobrecarga de información (Primer premio)

Frega, Daniela Josefina

Asignatura: Historia y Tendencia del Diseño II

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XXI Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2017 Ensayos Contemporáneos. Edición XIX Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2017

Año XIV, Vol. 80, Diciembre 2017, Buenos Aires, Argentina | 258 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El ser humano se realiza a lo largo de su vida la siguiente pregunta: ¿Quién soy? Esta duda se vincula con la necesidad del individuo de identificarse con algo o con alguien. Cada persona es única y está rodeada por semejantes que a su vez no son idénticos entre si. El filósofo israelí, Martín Buber, sostiene que:

En este mundo cada persona representa algo nuevo, algo que nunca ha existido todavía, algo único y original. Es deber de cada uno el saber... que nunca ha existido en el mundo nadie semejante a él, porque si hubiese existido alguien semejante a él, ya no sería necesaria su existencia. Cada persona en el mundo, es una cosa nueva y está llamada a realizar su peculiaridad. Y eso es, precisamente, lo que cada persona tiene que defender de sí misma

La identidad de una persona puede definirse como el conjunto de los rasgos propios que caracterizan al sujeto frente al resto de los individuos. En otras palabras, es el conjunto de valores, pensamientos, recuerdos y elementos contextuales que conforman el modo de vida, la personalidad, el carácter y la forma de actuar de un individuo.  La identidad es un fenómeno subjetivo con un fuerte componente emocional. Es necesario tener presente que su formación implica un proceso de reconocimiento y apreciación de la propia individualidad. Cada persona la construye y la transforma en un continuo proceso de adaptación al medio y cultura que la rodea. Al desarrollar la identidad se adquiere el sentido de pertenencia a grupos con los que se comparten características comunes, generándose una relación de inclusión-exclusión, es decir, un nosotros (los que pertenecen al grupo) y un ellos (los que no pertenecen al grupo).  Las personas, además de definir su identidad, a lo largo de su vida se cuestionan su propia existencia, deseando transcender y sentirse autorrealizadas mediante sus acciones o su trabajo. Sin embargo, la trascendencia es una necesidad que surge cuando el individuo tiene cubiertas otro tipo de necesidades. Las necesidades pueden clasificarse según la pirámide realizada por Abraham Maslow, gran referente de la corriente humanista de la psicología.

En esta pirámide se organiza de forma jerárquica un conjunto de necesidades humanas. En primer lugar, en la base, se encuentran las necesidades básicas o fisiológicas, es decir, las que el ser humano necesita para su supervivencia y mantener la homeostasis del cuerpo. Estas son respirar, beber agua, alimentarse, dormir, eliminar los desechos corporales, evitar el dolor y mantener la temperatura corporal.  En segundo lugar se hallan las necesidades de seguridad y protección, las que se refieren a sentirse seguro y protegido. Estas surgen cuando las necesidades fisiológicas están satisfechas y son: la seguridad física, de salud, de recursos (casa, dinero, automóvil, etc.) y de vivienda.  En tercer lugar aparecen las necesidades sociales, las que se vinculan a la naturaleza social del ser humano. Estas son la función de relación (amistad, pareja, colegas y familia) y la aceptación social.