1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80 >
  4. Los megalitos: ¿fuente de inspiración para artistas contemporáneos? (Primer premio)

Los megalitos: ¿fuente de inspiración para artistas contemporáneos? (Primer premio)

Villa, Jessica Noemí

Asignatura: Taller de Reflexión Artística II

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XXI Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2017 Ensayos Contemporáneos. Edición XIX Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2017

Año XIV, Vol. 80, Diciembre 2017, Buenos Aires, Argentina | 258 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

El ensayo habla acerca de los monumentos arquitectónicos en piedras que sirvieron para el pasado neolítico como nexo entre el hombre y el mundo de los dioses. Desarrollando los diferentes tipos de megalitos y la función que cumplían dichos monumentos.

Como así también, relacionándolo en primer lugar, con la disciplina que practicaban los ancestros chinos neolíticos, conocida como Feng Shui, que servía como enlace para conectar a las personas y a la naturaleza en un contexto de enormes piedras pesadas; y en segundo lugar como artistas contemporáneos, a desarrollar en este ensayo, le dieron a sus obras le dieron una visión de revalorización e interpretación a estos monumentos llamados megalitos, trasmitiendo ese estado de equilibrio, armonía y conexión, como lo hacían los ancestros del pasado a partir de las cosmovisiones.

Palabras clave: megalitos - piedras - feng shui - artistas - contemporáneos - rituales - neolítico - equilibrio - nexo - naturaleza - cosmovisión.

Introducción 

El periodo neolítico, comprendido entre los años 8000 a.C y 6000 a.C, es conocido como un período revolucionario, debido al cambio de forma de vida de la humanidad en donde el hombre pasa de ser nómade a sedentario y de poseer una economía recolectora a productora.

En este período, el hombre desarrolla los primeros oficios, ya no se habla de mujeres recolectoras y de hombres cazadores, sino de los primeros artesanos, que comienzan a trabajar la cerámica y el tejido de forma precaria. También surgen en este período, los guerreros, líderes sociales y guías espirituales encargados de la religión.

En el paleolítico, la piedra, fue el elemento fundamental y luego en el neolítico su presencia se hace más fuerte. El hombre comienza a trabajarla y a pulirla, generando utensilios más perfeccionados, permitiendo luego de su producción fuera utilizada en la construcción de su propia vivienda. Paralelamente se realizaban las construcciones de monumentos de piedras gigantes más conocidas como megalitos, fueron muy importantes durante este periodo, dado que posibilitaron que los ancestros pudieran utilizarlos como marcaciones, guías, ubicación, templos, tumbas y para realización de rituales.

Desarrollo 

Megalitos (procede de la palabra griega mega= grande y lithos= piedra) expresa a las grandes construcciones o monumentos de piedras de carácter arquitectónico desarrollados en el periodo neolítico y la edad de bronce, cuya finalidad eran: monumentos funerarios, centros religiosos, observatorios astronómicos, templos, símbolos de estatus y terrenos para mercados.

Tipos de megalitos

Sencillo: Menhir

Talayot: son torres de vigilancia o defensiva, monumentos construidos a base de grandes piedras sin cemento.

Taula: santuario construido por dos piedras apiladas en forma de T

Alineamiento: hilera de piedras.

Complejo: Dolmen

Naveta: oficiaba de sepulcro colectivo, constituido por grandes piedras apiladas mediante el uso de la técnica de colocación en seco denominada ciclópea. 

Tholo: construcciones funerarias en forma de planta circular Mixto (menhires y dólmenes)

Cromlechs: monumento de piedras parcialmente enterrado en la superficie formando un anillo que delimita un territorio.

Algunos hallazgos

Stonehenge, Gran Bretaña

Su construcción data del año 5000 a.C, tratándose de un monumento de planta circular conformado por alrededor de 150 piedras de aproximadamente 40 toneladas cada una, siendo una de las estructuras materializadas en piedra más conocidas y mejor conservadas del mundo. A pesar de su importancia, se presume que fue abandonada por sus habitantes 1500 años mas tarde. 

Carnac, Francia 

Más conocido por alineamientos o menhires de Carnac. Emplazado en un campo verde de 4000 rocas ubicadas en fila ocupando una superficie de 40 hectáreas y cuatro kilómetros de longitud. Es de hacer notar que su construcción obedece a la necesidad de contar con un calendario agrícola que les permitiera conocer distintas situaciones meteorológicas a futuro. 

Naveta des Tudons, Menorca  Se trata de una construcción funeraria de la prehistoria menorquina, isla oriental y septentrional de las Islas Baleares, España, utilizada entre los años 1200 y 750 a.C, a modo de tumba colectiva. Actualmente se encuentra restaurado y candidateado por la UNESCO como patrimonio de la humanidad. Los megalitos, como se indica en párrafos precedentes, eran dispuestos de forma circular, en superposición o lineal, según el ritual o marcación realizada sobre ellas. Se desconoce a ciencia cierta el método o proceso mediante el cual el hombre trasladaba y disponía de ellas a pesar de su peso, carga significativa que no impedía una distribución precisa y correcta alineación dentro de un espacio geográfico limitado. 

Se han estudiado diferentes técnicas que pudieron haber utilizadas estos hombres primitivos para la realizar la construcción de estos monumentos, como los animales para cargar las piedras de un lugar a otro, troncos o balsas de maderas que también servían de traslado y especialmente una gran cantidad de hombres dispuestos a ofrecer tiempo y esfuerzo en ello.

Estos enigmáticos monumentos continúan siendo en la actualidad un misterio, manteniéndose allí, firmes y fuertes a través del tiempo, transmitiendo un estado de tranquilidad, equilibrio y armonía en una amalgama que fusiona naturaleza y personas. Piedras viejas y toscas, más bien imponentes, utilizadas en este periodo histórico como nexo entre el hombre y el mundo de los dioses, accediendo a una conexión interna con uno mismo o tal vez como puente para encontrar la paz a través de los sacrificios en un contexto de piedras enormes y pesadas.

Feng Shui 

Los antiguos chinos que habitaron el periodo neolítico, al igual que los primitivos antes mencionados, orientaban cuidadosamente las tumbas según las estrellas. Se decía que el suelo hacia el sur proporcionaba buena vida y que los muertos podían descansar plácidamente. De esta forma, también podían disfrutar de la respiración de la vida cósmica. Originalmente estudiaban a los astros y al clima, incorporando cinco elementos esenciales de esta simbología a saber: fuego, tierra, madera, agua y metal. 

Esta disciplina significa Viento y Agua. Para las personas provenientes de China es una práctica tradicional, cultural y mística. Es su modo de ver la tierra viva en cualquier espacio, sea éste cerrado o abierto y así, de esta forma, vivir en armonía. Cuando cada elemento se encuentra en perfecto orden y equilibrio, se dice que hay un buen feng shui donde gobierna la armonía, reina el amor y la buena suerte, tanto en la vida material como en la espiritual.

El Feng Shui es un arte basado en las culturas milenarias chinas, empleado en la armonización de casas y lugares de trabajo. Mediante su implementación, se logra conocer la ubicación ideal de los elementos que componen una vivienda, como los muebles, las plantas y otros objetos de uso cotidiano.

Esta disciplina estudia y analiza la relación entre el hombre y la naturaleza; antes de que se conociera como tal, en las culturas antiguas tanto de oriente como de occidente, existían rituales fundamentados en una idea de ordenar la vida humana en torno a cosmovisiones.

Estos ancestros leían o veían en las cosmovisiones la relación entre la naturaleza de nuestro planeta y el hombre. Hoy en día, el Feng Shui es utilizado por profesionales de distintos campos con la finalidad de analizar la orientación, decoración y diseño de un espacio determinado. Al igual que las culturas primitivas del pasado neolítico, los ancestros chinos, conocían las energías más sutiles y detalladas de la Tierra, que se han marcado y delimitado por las diferentes estructuras o monumentos megalíticos como los menhires y dólmenes.

Artistas contemporáneos 

Con la idea de que podemos vivir en equilibrio con la naturaleza y uno mismo, algunos artistas tales como: Nancy Holt, Paulina Baca y Roger Andrew, se han inspirado en esta forma de disposición de los megalitos de la prehistoria para la realización de sus obras y esculturas. Tratando de devolverle la divinidad y delicadeza a la madre tierra y recordar a nuestros antepasados con estos magníficos labores.

Cada uno de estos artistas se basó en las líneas, el movimiento y en la forma de cada obra. Utilizó como locación a la naturaleza, trabajando en conjunto con la luz, el viento y el tiempo. No se focalizan en la perfección, más bien en la vida y energía que tienen cada una de sus creaciones artísticas.

Nancy Holt: es una artista perteneciente al movimiento surgido en Estados Unidos a fines de los años 60, conocido como Land Art (Arte de la Tierra o Arte de la construcción de paisajes), que ha basado su obra en el uso de formas cilíndricas, donde a través de ellas se puede apreciar el seguimiento del sol, las estrellas y la Tierra.

La obra más conocida de Holt, llamada Sun Tunnels (Túneles del sol), que está ubicada en la Gran Cuenca del desierto Utah, trata de cuatro tubos de hormigón con pequeñas perforaciones circulares en la parte superior, de cinco metros y medio de largos, por dos metros y setenta centímetros de diámetro, ubicados en forma de X, alineados en dirección de la salida y puesta del sol de verano e invierno, produciendo increíbles efectos luminosos, transformándose en una conexión con el cosmos.

Paulina Baca: es una escultora ecuatoriana, conocida por su obra Laberinto Mimético, obra bautizada por el público como las piedras, conformada por grandes piedras afiladas ubicadas en el Parque Metropolitano Guangüiltagua en Quito, Ecuador. Piedras de grandes dimensionas situadas entre los árboles de dicho bosque, dispuestas de esta forma en memoria a los monumentos megalíticos del pasado. Baca, trata con esta obra, de devolverle a la naturaleza su propio esplendor. 

Roger Andrew: es un destacado artista contemporáneo a tiempo completo, nacido en Australia, cuyas obras son en piedras (geoglifos), que se encuentran por todo el mundo. Una de sus creaciones llamada Time and Space (tiempo y espacio), se encuentra frente al océano en Ibiza, España.

Ubicadas en forma circular (como los cromlechs de la prehistoria), la obra de Andrew, hace alusión a la trayectoria de los planetas. La columna más alta se encuentra en el centro de la circunferencia, mide diez metros y pesa 19 toneladas; y en su relieve se encuentran pequeños fragmentos en oro de 23 quilates para reflejar la luz con la puesta del sol en invierno. Es una visión del tiempo y espacio como una interconexión con la humanidad y el cosmos.

Conclusión 

No se trata de piedras agrupadas, de espacios confinados, o representaciones artísticas, sino de algo mas; se trata de la interpretación, re-interpretación e intervención que las civilizaciones de hoy día, en un línea de tiempo que va del periodo neolítico a la actualidad, dieron a los monumentos prehistó- ricos llamados megalitos, estructuras ciclópeas edificadas a partir de diferentes cosmovisiones que fueron vertebrando al hombre con la tierra, la naturaleza y el mundo de lo espiritual. Por ello, podría decirse, que los megalitos fue la arquitectura fundamental durante este periodo que servía como nexo entre el hombre y el mundo de los dioses. Como así también el Feng Shui, disciplina que fue utilizada por los ancestros chinos del neolítico como conexión energética para conectar a la naturaleza y las personas, transmitiendo un estado de armonía, tranquilidad, orden y equilibrio. Es así que los artistas contemporáneos antes mencionados, realizaron sus obras con la idea de recordar y revalorizar a nuestros antepasados, empleando un estado de equilibrio entre el hombre y la naturaleza, como lo hacían nuestros ancestros del pasado neolítico a través de las cosmovisiones.

Tener la capacidad de una reflexión en un estado crítico; entender el pasado es importante para poder comprender el presente: el arte actual.


Los megalitos: ¿fuente de inspiración para artistas contemporáneos? (Primer premio) fue publicado de la página 81 a página83 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80

ver detalle e índice del libro