1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80 >
  4. Creación colectiva. El teatro hoy (Segundo premio)

Creación colectiva. El teatro hoy (Segundo premio)

Fernández Ibarguren, Araceli

Asignatura: Taller de Reflexión Artística II

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XXI Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2017 Ensayos Contemporáneos. Edición XIX Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2017

Año XIV, Vol. 80, Diciembre 2017, Buenos Aires, Argentina | 258 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

En el siguiente ensayo, se describe la historia del teatro en Grecia y su diferencia con el teatro hoy, tomando como ejemplo La Fura dels Baus. Comprendiendo así que el teatro es un género literario creado para ser representado. El componer estas obras dramáticas, realza al arte en sí mismo. Las artes escénicas tratan todo lo relativo a la escritura, la interpretación, la producción, los vestuarios y los escenarios. El drama tiene origen griego y significa hacer, y se asocia a la idea de acción. Hoy podemos encontrar, cómo en sus comienzos una gran variedad de actividades, desde espectáculos artísticos (danzas, recitados, y piezas musicales), hasta eventos cívicos y religiosos, que fueron creciendo con la creación colectiva de los artistas. En las tragedias griegas, encontrábamos solo actores, un coro y el público. En la actualidad, esta compañía, nombrada anteriormente, funciona como una empresa artística de grandes espectáculos, que integra diversos registros del teatro de texto, el teatro digital, la ópera y el género cinematográfico. Su equipo está integrado por cientos de personas, incluyendo actores, atletas, funambulistas (personas que caminan a lo largo de una cuerda a gran altura), técnicos, diseñadores, gestores y colaboradores, entre otros.

Palabras clave: teatro - equipo - obra - arte - actualidad - funambulistas.

El teatro en sus inicios 

Se puede decir que los orígenes del teatro se encuentran en antiguos ritos de origen prehistórico, donde el ser humano empezó a ser consciente de la importancia de la comunicación para las relaciones sociales. Recordemos que ciertas ceremonias religiosas tenían ya desde su origen cierto componente de escenificación teatral. En los ritos de caza, el hombre primitivo imitaba a animales: del rito se pasó al mito, del brujo al actor, por ejemplo. Pero la historia del teatro nos dice que fue en Atenas, Grecia, entre los siglos V y VI Antes de Cristo donde nació el teatro entendido como arte dramático. Drama tiene origen griego y significa hacer, y se asocia a la idea de acción.  “La tragedia es imitación no de personas, sino de una acción y de una vida, y la felicidad y la infelicidad están en la acción, y el fin es una acción, no una cualidad”. (Aristóteles, 1450a, p. 147) 

Los atenienses celebraban los ritos en honor a Dionisio, dios del vino y de la vegetación. Estos primitivos rituales evolucionaron hacia el teatro, constituyendo uno de los principales logros culturales de los griegos. El primer teatro construido fue dedicado a Dionisio. Se dividía en tres partes la orquesta, el lugar para los espectadores y la escena. Los primeros teatros griegos constaban de dos formas: un espacio circular donde se alzaba la estatua de Dionisio y el hemiciclo para los espectadores. Se accedía a través de dos callejones. Las gradas tenían forma de semicírculo. Cada una de las ciudades y colonias contó con un teatro. Este arte evolucionó de antiguos rituales religiosos (komos); el ritual pasó a mito y, a través de la mímesis (mímica), se añadió la palabra, surgiendo la tragedia. A la vez, el público pasó de participar en el rito a ser un observador de la tragedia, la cual tenía un componente educativo, de transmisión de valores, a la vez que de purgación de los sentimientos catarsis (purificación emocional, corporal, mental y espiritual). Más adelante surgió la comedia, con un primer componente de sátira y crítica política y social, derivando más tarde a temas costumbristas y personajes arquetípicos. Apareció entonces también la mímica y la farsa. Los principales dramaturgos griegos fueron: Esquilo, Sófocles y Eurípides en tragedia, mientras que en comedia destacaron Aristófanes y Menandro. Aquí en Grecia es donde nació el edificio público destinado a la representación. Sus trajes para la actuación, eran sus mismas ropas, pero usaban mascaras que les permitía ver al público y este reconocer a quien se imitaba. Los romanos adoptaron la forma y la disposición de los teatros griegos pero construyeron gradas en los lugares donde no existían colinas. Alrededor del final del siglo II Después de Cristo, el teatro literario entra en declive y es sustituido por otros espectáculos y entretenimientos más populares. La Iglesia cristiana atacó el teatro romano y contribuyó al declive del teatro así como a considerar a las personas que participaban en él como inmorales. Con la caída del Imperio romano en el 476 d.C., el teatro clásico decayó en Occidente y no resurgió hasta 500 años más tarde. Sólo los artistas populares, conocidos como juglares y trovadores, sobrevivieron y proporcionaron un nexo de continuidad.

El teatro hoy 

Según el director de teatro ruso, Anatoli Vassiliev, en el diario Noticias de Navarra, las personas reclaman al teatro como un bien necesario, fundamental dentro de la sociedad, y no solo por su entretenimiento, sino más por su capacidad de reivindicar una serie de ideas y opiniones que reflejan el sentir general. (2016). El teatro ha tenido una gran variedad de estilos, creciendo en paralelo a las corrientes artísticas de vanguardia, a lo largo de todos estos años. Se pone un mayor acento en la dirección artística y en la escenografía, en el carácter visual del teatro y no sólo el literario. Se evoluciona en la técnica de la interpretación, con mayor profundización psicológica y reivindicando el gesto, la acción y el movimiento. Se abandonan las tres unidades clásicas y comienza el teatro experimental, con nuevas formas de hacer teatro y un mayor énfasis en el espectáculo, retornando a lo ancestral, al rito y a las manifestaciones de culturas antiguas o exóticas. Cobra cada vez mayor protagonismo el director teatral, que muchas veces es el artífice de una determinada visión de la puesta en escena. Como ejemplo actual, tomamos la compañía de La Fura dels Baus. 

La Fura dels Baus se inició como grupo de teatro de calle en la localidad catalana de Moyá a fines de los años 1970, haciendo pasacalles y participando en fiestas. La compañía saltó a la fama durante los años 1990, luego de su participación en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, como compañía de teatro experimental. A este evento le siguieron millonarias contrataciones para promocionar reconocidas marcas comerciales. En sus creaciones más personales utilizan lo que ellos mismos denominan el lenguaje furero, esto es, el uso de procesos de creación colectiva a partir de ejercicios de desinhibición actorales, que dan lugar a espectáculos en espacios no convencionales, donde los actores interactúan con el público, la música, el movimiento y una escenografía que recurre a diversos materiales orgánicos, industriales y tecnológicos. Ellos mantienen que: La Fura dels Baus es excentricidad, innovación, adaptación, ritmo, evolución y transgresión. Esa esencia de volver a instalar dos de los aspectos más importantes de todo arte dramático: el espacio y el público. Redefinieron el espacio de este arte dramático, situándolo en espacios no convencionales, sumando el papel activo del público. La inquietud y la necesidad constante de explorar nuevas tendencias artísticas han desarrollado, mediante un proceso de creación colectiva, un lenguaje, un estilo y una estética propia. Lo que hoy en día se denomina lenguaje furero, que han sabido llevar a diferentes géneros artísticos: el arte escénico, la ópera, el cine o el macro espectáculo. La capacidad de unir y adaptar carnalidad y misticismo; naturaleza y artificio; grosería y sofisticación; primitivismo y tecnología, en cada uno de sus espectáculos, ha conseguido el éxito y el prestigio internacional de La Fura dels Baus. En Argentina, podemos encontrar un estilo muy similar en las obras de Fuerza Bruta.

Conclusión 

El teatro a lo largo de los años ha evolucionado y sobre todo en la expresión y el concepto de representación del drama. Podemos encontrar grandes artistas que mantienen la idea original de este arte y también artistas innovadores que cambian rompen con las bases del mismo, creando algo nuevo e interesante. Pero hilando fino podemos decir que los bufones y acróbatas no son novedad, solo que a este tipo de profesionales los acompaña la tecnología y el contexto. Hoy hay espectáculos increíbles que tienen que ser vistos y seguramente como vemos en La Fura dels Baus van a quedar en la historia, ya que marcan un quiebre en este área. “Solo el teatro nos da una palabra de boca en boca, una mirada de ojo a ojo, un gesto de mano en mano, o de cuerpo a cuerpo.” (Vassiliev, 2016)  En Argentina se encuentra el espectáculo de Fuerza Bruta, similar al estilo de La Fura, sobre todo porque se caracteriza por un estilo experimental, la innovación estética y el despliegue escénico en grandes dimensiones. Este tipo de espectáculo se presenta en varias partes del mundo y no se lo puede encasillar en un musical de Broadway ni un concierto de rock, ya que rompe con ese estilo. La idea de este tipo de show es que una vez que ingresas al lugar, hay que dejarse llevar y sentir por lo que sucede en la obra. Sin asientos, los espectadores están inmersos dentro del show, acompañado por la música preparada especialmente para esta obra por Kerpel, compositor musical (co-fundador de Fuerza Bruta), que genera desde los ambientes más sutiles hasta la furia de una murga. 

Estos espectáculos teatrales, son parte de la cultura que se comparte mundialmente, que merecen ser disfrutadas en la actualidad. Es un evento energizante que mezcla ballet, acrobacia y teatro en acción, es una performance que no tiene ubicación en el tiempo, es solo aquí y ahora, que toca sin duda nuestros ante pasados primitivos y nos lleva a sentir una increíble fuerza bruta interna.


Creación colectiva. El teatro hoy (Segundo premio) fue publicado de la página 123 a página124 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80

ver detalle e índice del libro