1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80 >
  4. Las historias son criaturas salvajes. Concepciones románticas y barrocas en A monstercalls (Primer premio)

Las historias son criaturas salvajes. Concepciones románticas y barrocas en A monstercalls (Primer premio)

Orlando, Natalia

Asignatura: Teatro III.

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº80

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XXI Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2017 Ensayos Contemporáneos. Edición XIX Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2017

Año XIV, Vol. 80, Diciembre 2017, Buenos Aires, Argentina | 258 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción 

El presente ensayo se propone demostrar la actualidad de los contenidos y concepciones románticas, mediante el análisis y paralelismo de dichos conceptos en el film A monstercalls. Asimismo, se incorporarán conceptos tanto barrocos como griegos, demostrando que las esferas temáticas que abarca cada período no son necesariamente opuestas, y pueden incorporarse en un mismo producto.

Los conceptos románticos se abordarán desde tres grandes ejes, lo ominoso, lo grotesco y el Id, y cada uno de ellos se detallará en sus distintas acepciones y/o ejemplos. Mientras que del campo barroco y griego se abordarán dos tópicos, uno correspondiente a cada campo temático.

Lo ominoso 

El concepto de lo ominoso, se trabaja desde Freud, y en diversas acepciones de las cuales se trabajarán: lo familiar distanciado, la muerte, y la repetición.

Lo familiar distanciado 

Es quizás la acepción y definición más común al término de lo ominoso. En la película se da a través del tejo, el árbol que tienen plantado en el fondo del jardín la madre y el protagonista. Este objeto familiar, distanciado, se transforma en algo ominoso para el niño, este tejo es el monstruo que lo llama, lo busca y lo visita.

En palabras de Freud: “lo ominoso es aquella variedad de lo terrorífico que se remonta a lo consabido de antiguo, a lo familiar desde hace largo tiempo”. (Freud, 1990, p. 220)

La muerte 

En el romanticismo Freud, plantea un particular miedo hacia la muerte, lo cual produce el efecto de lo ominoso, la incertidumbre hacia el más allá, o la vida posterior, exista o no. Todas estas dudas e incógnitos según Freud producen lo ominoso, y en la película se ve reflejado en la escena en la que Connor (el protagonista) es expuesto por el Tejo (el monstruo) a un acantilado, el abismo mismo. Frente a esta exposición a la muerte y la sensación ominosa que ésta produce, el protagonista confiesa su verdad, una verdad que no había estado dispuesto a confesar en toda la película.

Freud explica que, a pesar de lo ominoso de la muerte se ve camuflado y mezclado con lo espeluznante, el nexo a la muerte es uno de los factores más contundentes que hacen al sentimiento ominoso.

A muchos seres humanos les parece ominoso en grado supremo lo que se relaciona de manera íntima con la muerte […] En verdad habríamos debido empezar nuestra indagación por este ejemplo, quizás elmás rotundo, de lo ominoso, pero no lo hicimos porque aquí lo ominoso está demasiado contaminado con lo espeluznante y en parte tapado por esto último. (Freud, 1990, p. 241)

Repetición 

La repetición, según Freud (que incluso ejemplifica con una anécdota personal), causa en extremo la sensación ominosa en el sujeto que la experimenta. En el film la repetición se da en las visitas del tejo. Todas las noches, a la misma hora, a las 12.07 el tejo visita a Connor, todos los días el protagonista sabe que él va a estar allí a esa misma hora.

Si bien este factor no es considerado ominoso por todos los teóricos, es Freud quien mediante su teoría lo valida. 

El factor de la repetición de lo igual como fuente del sentimiento ominoso acaso no sea aceptado por todas las personas. Según mis observaciones, bajo ciertas condiciones y en combinación con determinadas circunstancias se produce inequívocamente un sentimiento de esa índole, que, además, recuerda al desvalimiento de muchos estados oníricos. (Freud, 1990, p. 236)

Lo grotesco 

Lo grotesco, según Kayser, tiene que ver principalmente con la fusión entre lo animal o vegetal y lo humano, los límites se difuminan y las formas se fusionan, dando como resultado seres grotescos. En la película lo grotesco se ve, al igual que lo ominoso, de tres formas distintas. Encabezo esta sección con dos citas del primer capítulo del estudio de lo grotesco de Kayser, que servirán de fundamentación para todos los ejemplos dados a continuación.

“La transición de cuerpos humanos a formas de animaesy plantas e igualmente la destrucción juguetona de la simetría y el más pronunciado desequilibrio de las proporciones”. (Kayser, 1964, p. 19)

Refiriéndose a lo grotesco:

Juego alegre y lo fantástico libre de preocupación, sino que se refería al mismo tiempo a un aspecto angustioso y siniestro en vista de un mundo en que se hallaban suspendidas las ordenaciones de nuestra realidad, […] clara separación de los dominios reserados a lo instrumental, lo vegetal, lo animal y o humano; a la estática, la simetría y el orden natural de las proporciones. (Kayser, 1964, p. 19)

Difuminación de lo animal, vegetal, humano 

Tejo antropomorfo. No hace falta más para darnos cuenta que estamos frente a una imagen grotesca, un árbol con características y funcionalidades humanas, tales como caminar, hablar, etc. La fusión entre lo natural y lo humano en su máximo esplendor.

Alteración de las proporciones 

Según Kayser, la exageración disminución de las proporciones, es algo que resulta en una imagen grotesca. En el film se ve la exageración de las proporciones en este tejo humanizado. Hay una estilización del personaje, de las proporciones, que dan como resultado un ser extremadamente alto, y cuyas ramas se ven prolongadas y estilizadas hasta perderse en la nada.

Melancolía romántica: Naturaleza vs. Hombre 

La melancolía respecto a la naturaleza y el hombre, la relación existente entre ambos, es un tema recurrente en el romanticismo, particularmente en la pintura.  En este tipo de pinturas se mostraba una naturaleza hostil y turbulenta, desolada. Generalmente se presenta la figura humana de espaldas, y en una escala ínfima respecto a la inmensidad del paisaje natural que lo rodea. Así mismo, Innumerables son las pinturas románticas de ruina que han sido tomadas por la naturaleza. Es un tema recurrente ya que en el período romántico se tenía nostalgia hacia la vida y el período gótico, de modo que lo recuperan a través de estas pinturas, que terminan por generar escenarios grotescos, por su fusión entre la creación humana y lo natural, y melancólicos.  Se plasma en el film mediante una de las visitas del tejo. A estas alturas del film Connor se ha mudado a la casa de su abuela. El hecho de que la escena acontezca en la casa de su abuela agrega un plus romántico a la estética ya que desde la escenografía y la ambientación todo tiene un halo vintage. En la escena el tejo se adentra n a casa y podemos ver como poco a poco tímidas ramas comienzan a crecer dentro del living, cómo estas van creciendo y comienzan a agrietar paredes, como siguen creciendo e invaden la casa. Escena semejante a las ruinas tomadas por la naturaleza que han pintado los románticos hasta el cansancio.

El Id 

El id, la fuerza que se apodera del ser y lo lleva a hacer cosas impensadas, y/o contradictorias a sus ideales y convicciones. El id se ve en Connor en dos oportunidades.

Ejemplo 1: escuela 

En el colegio, Connor era receptor de bullying por parte de un grupo de compañeros, especialmente de un niño en especí- fico. Cuando este niño le dice que lo dejaría en paz porque simplemente le daba pena y pensaba que Connor sólo quería atención, el id se apodera de Connor, y vemos en una espectacular escena como Connor, furioso, con la imagen del tejo detrás, corre desesperadamente hacia su compañero y lo golpea. El id se apodera de tal manera de Connor que el otro niño queda internado en el hospital. Es evidente por cómo se plantea el personaje de Connor, que ese que atacó a su compañero no es él, no puede ser obra del mismo niño flacucho y ojeroso que se nos presentó hasta el momento. De hecho, él mismo niega haber hecho tal cosa cuando es entrevistado por la directora del colegio.

Ejemplo 2: casa de la abuela 

A continuación de la escena relatada para ejemplificar Melancolía. Naturaleza vs Hombre, en la que el tejo se adentra en la casa de la abuela de Connor, se da la segunda apoderación del id. El tejo le relata a Connor otra de sus historias. Hasta el momento en las historias Connor intervenía incitado por el tejo, pero las consecuencias de su intervención parecían sólo afectar en este mundo paralelo de la historia. En esta oportunidad Connor es incitado por el tejo a descargarse, a destruir, a demoler la casa del personaje ficticio del cura. El id se apodera de Connor que comienza a destrozar todo cuanto hay a su alrededor. Cuando Connor se despierta de esta posesión del id, se da cuenta que el tejo se ha ido, y que lo que en realidad a destrozado es el living de su abuela, incluyendo el preciado reloj de pie, reliquia familiar.

Connor como personaje barroco 

Uno de los principales conceptos barrocos es la elipsis, y su doble centro. La existencia de dos polos igualmente preponderantes, igualmente relevantes. Generalmente uno de estos centros es visible y el otro oculto, por eso el barroco suele definirse desde conceptos tales como la joya y el engarce, el brillo y lo opaco. Dos agentes que no existirían el uno sin el otro.